Tribet

Necesidades de cara al Draft 2020: Washington Redskins

Mie 15 Abr, 2020 - 14:21hs
Foto: NBC Sports
QB1 y WR1 de Washington/Foto: NBC Sports

Luego de una pésima temporada en la que terminaron 3-13, los Redskins buscan volver a tener un año exitoso y estuvieron muy activos en la agencia libre. Contrataron nueve jugadores en total, entre ellos Kendall Fuller, el ex Chiefs que tuvo una gran campaña con el campeón y se dirige a la capital para ser, presuntamente, el esquinero 1 de la franquicia. La otra gran incorporación fue en el costado ofensivo, donde firmaron al Guard Wes Schweitzer, de Atlanta, quien va a servir para suplantar a un Ereck Flowers que se dirige a Florida para jugar en los Dolphins.

El cuerpo de receptores necesita una clara mejora: WR

Terry McLaurin tuvo la mejor temporada que un receptor de primer año puede tener en un equipo con el récord de Washington: el rookie proveniente de Ohio State consiguió 919 yardas por aire y siete anotaciones, pero por más bueno que sea, este grupo necesita más armas por aire, teniendo en cuenta que su mariscal, Dwayne Haskins, entrará a su segundo año como profesional con siete partidos jugados y mucho que probar.

Haskins tendrá que mostrar que puede ser un QB franquicia, y para eso los Redskins se deberán encargar de darle todas las herramientas posibles, tanto en opciones de pase, como en protección. Si bien el resto de los receptores no tuvieron una mala temporada y mostraron cosas muy prometedoras, el tener un verdadero WR2 facilitaría mucho la tarea de McLaurin y de su compañero de college, Haskins.

Por suerte para Washington, este draft está plagado de receptores talentosos y podrán usar su tercera ronda o hasta una cuarta para encontrar ese jugador que complemente la ofensiva. Recordemos que los Redskins no poseen pick de segunda ronda y que con su segunda elección global, lo más probable es que elijan al DE Chase Young de Ohio State, salvo una catástrofe.

Cubrir receptores es más difícil sin tu mejor cornerback: CB

Antes de comenzar la temporada baja, estaba claro que el equipo debía rodear de mejores compañeros a Terry McLaurin y al esquinero Quinton Dunbar. Firmaron a Kendall Fuller, el CB del actual campeón Kansas City, y parecía que esa zona ya estaba cubierta, pero ahora se vuelve a abrir un gran hueco debido a que el mencionado Dunbar fue traspasado a Seattle luego de pedirlo por su descontento con el rumbo de la franquicia. Washington recibió una quinta ronda por el esquinero estrella, que fue el segundo corner mejor rankeado de la liga, según Pro Football Focus.

Con la ida de Dunbar, el equipo necesitará apostar uno o más picks en esta posición. Fuller tiene 25 años y es capaz de ser el CB1 del equipo, pero eso no debería satisfacer a los Redskins que siguen con poca profundidad en la posición. El draft tiene buenos esquineros en las rondas intermedias, que pueden ser grandes contribuyentes en una secundaria que se rejuveneció con la salida del veterano de floja temporada, Josh Norman.

A.J. Terrell de Clemson, Damon Arnette de Ohio State o Troy Pride Jr de Notre Dame son nombres que pueden llegar a aparecer en el segundo día para Washington. No pueden irse del draft sin haber elegido al menos a un CB, una de las posiciones claves de hoy en día.

Proteger a Haskins es prioridad: OL

Los Redskins reforzaron esta área en agencia libre e igualmente sigue siendo una de las principales necesidades. Y sí, otra vez de la ofensiva, porque su rendimiento en 2019 fue pésimo. La línea sufrió la pérdida de Trent Williams, quien busca salir de la franquicia vía intercambio, y se vio cómo el único que pudo mantener una constancia y buen nivel a lo largo de la temporada fue Brandon Scherff, el guardia derecho estrella, que solo permitió un sack.

En los tackles es donde reside el mayor problema. Los titulares Donald Penn y Morgan Moses no mostraron la calidad necesaria para ser considerados en el futuro como titulares, lo que llevó a Washington a contratar a Cornelius Lucas, el tackle de Chicago, que se suma para darle profundidad al equipo en esta posición.

Si no fuera por la existencia de Chase Young, lo más probable sería que los Redskins seleccionasen con el pick global N° 2 a uno de los cuatro tackles de primera ronda para ser el reemplazante de Trent Williams. Pero como Young existe, la posición será reforzada más adelante y deberán usar dos o tres elecciones en mejorar al grupo y darle mayor protección a un Haskins que con el pocket limpio, demostró que puede ser preciso.

Foto: Getty Images
Chase Young, EDGE de Ohio State/Foto: Getty Images

En síntesis, Redskins encara una reconstrucción con un mariscal joven y prometedor. Deben rodearlo a él y mejorar la defensa para competir en una división que es pareja por sus bajos rendimientos.


Martín Wizenberg

Martín Wizenberg

Comencé con el football en la temporada 2010/11, viendo a Aaron Rodgers y sus Packers dominar y enamorarme. Me quedé por la técnica individual y la inteligencia del deporte. En No Huddle escribo notas y participo en podcasts sobre la NFL y un poco de College. Brindo mi análisis exhaustivo sobre el juego, sus jugadores y el funcionamiento dentro de los partidos.


Tribet