Necesidades de cara al Draft 2021: Philadelphia Eagles

20 de Abril de 2021
Después de varias malas decisiones, este draft será clave para el GM Howie Roseman. (Foto: USA Today)

Entramos en el mes de abril y se acerca una de las fechas clave en el calendario de la NFL: el draft. En No Huddle vamos a analizar las necesidades primarias que tendrán cada una de las franquicias de cara al jueves 29. En este caso, Philadelphia Eagles.

Philly viene de una de sus peores temporadas en la memoria reciente y el cuestionado GM Howie Roseman tiene mucho trabajo por delante para reconstruir un equipo que está lleno de huecos por todos lados. Por esta razón es que a muchos les sorprendió el movimiento de bajar de la selección seis a la doce en el próximo draft.

Mientras tanto, queda la duda de si el puesto de QB es una necesidad. Por lo poco que ha demostrado Jalen Hurts hasta ahora, la respuesta es sí, pero los últimos movimientos indican que los Eagles no buscarán un mariscal en el draft a pesar de haber intentado subir al número tres por Zack Wilson.

Añadir talento para Hurts: WR

Si algo quedó claro el año pasado es que el cuerpo de receptores es uno de los peores de la NFL. El rookie Jalen Reagor decepcionó, DeSean Jackson y Alshon Jeffery tuvieron otra campaña llena de lesiones y hoy no están en el equipo, y el resto son jugadores que no serían titulares en casi ninguna franquicia.

Por eso es que con el sexto pick los Eagles estaban en una posición muy buena para elegir alguno de los tres receptores importantes de esta clase como Ja'Marr Chase, DeVonta Smith y Jaylen Waddle, pero ahora con la selección 12 queda esperar a que alguno de ellos caiga hasta ese lugar y, si no sucede, elegir a alguno en la segunda ronda de entre nombres interesantes como lo son Rondale Moore (Purdue), Kadarius Toney (Florida), Terrance Marshall (LSU) o Tylan Wallace (Oklahoma State), aunque es probable que todos ellos sean seleccionados antes del pick 38.

Encontrarle un compañero a Slay: CB

El movimiento más fuerte del año pasado, detrás de la renovación de Wentz que salió un poco mal, fue tradear por uno de los mejores esquineros de la liga como Darius Slay.

El año del ex Detroit fue bastante bueno en líneas generales, pero aun así la defensa contra el pase de los Eagles empeoró debido al pésimo nivel de sus compañeros, sobre todo por la ausencia de un CB2 de nivel aceptable.

Por esto mismo, en el draft se deberá priorizar encontrarle un compañero a Slay y todos los cañones parecen apuntar a esto con la selección 12. El que esté disponible entre Patrick Surtain II o Jaycee Horn, puede incluso hasta llegar a ser Caleb Farley, tiene todos los papeles para ser elegido y continuar su carrera en Philadelphia.

Buscar un comodín: LB

Durante la última campaña, los Eagles fueron uno de los peores cuerpos de linebackers en la liga, sobre todo cuando estuvo en el campo el no muy querido Nate Gerry, hoy en San Francisco.

A pesar de esto, la aparición de Alex Singleton fue una de las pocas cosas positivas que tuvo el último curso en Philadelphia. Si bien Singleton es un gran tackleador, tiene problemas cubriendo el pase, por eso es necesario encontrar alguien que pueda ser un comodín, cumplidor tanto contra el acarreo como contra el juego aéreo.

Otra opción en la primera ronda puede ser Micah Parsons (Penn State), pero es más probable que aprovechen una de sus dos selecciones de tercera (la propia y la del traspaso de Wentz a Indianápolis) para apuntar a un apoyador como puede ser Jabril Cox (LSU) o Baron Browing (Ohio State).

Son muchas las opciones que tienen los Eagles para encarar este draft lleno de talentos, pero hay muchas dudas sobre quién toma las decisiones. Howie Roseman ha sido uno de los peores GMs en el último tiempo a la hora de evaluar talento. No hay que irse muy lejos para ver cuando decidieron seleccionar a JJ Arcega-Whiteside en vez de a DK Metcalf, o cuando elegieron a Hurts en la segunda ronda, en vez de aportar talento a posiciones más necesarias después de pagarle tanto a Carson Wentz.

Quizás con la ayuda del nuevo entrenador Nick Sirianni, las cosas comiencen a cambiar, pero la presión es cada vez más grande sobre la gerencia general del equipo.


Ramón Arce

Ramón Arce

Más de la mitad de mi vida siguiendo la NFL, gracias a Martín Gramática y al Backyard Football de GameBoy. De Philadelphia como Brian Dawkins y Brandon Graham. Una vez que le agarré la costumbre a escribir y analizar, nunca lo pude dejar, pero lo que más me apasiona es explicar y hablar de football.