Tribet

Fantasy Waivers: Semana 12

Mar 24 Nov, 2020 - 13:33hs
Dobbins e Ingram no jugarán ante Pittsburgh y Edwards será el RB1 en Baltimore. Foto: CBS Sports.

Pasó otra semana de ese pequeño mundo llamado Nyheim Hines y pasó otra semana de ver por qué hay que evaluar las tendencias a la hora de trabajar en los waivers, en lugar de limitarse a pedir lo que rindió la fecha pasada. El RB de los Colts dio apenas 4.60 en un backfield dominado por los 22 acarreos de Jonathan Taylor, quien parecía desvanecerse por completo. En definitiva, no se puede confiar en nadie en Indianapolis. Tampoco se puede confiar en los Jets, pero eso ya lo sabíamos. También hay que aceptar que a veces, por más investigación que uno haga, las cosas salen mal, como le salieron a Salvon Ahmed y a todos los Dolphins en general en un matchup que parecía perfecto contra Denver. Por eso es importante resaltar que los waivers siempre tienen algo de azar y que pegarla con un jugador que tomaste libre es tan valioso como difícil de predecir. Encima, entramos en las fechas finales de la temporada regular. A partir de ahora, con casi todas las byes fuera del camino (quedan Tampa Bay y Carolina en la semana 13 nomás), ya no es negocio ir a buscar a ese WR marginal que da un puñadito todas las fechas. Ahora hay que ir por todo, sea el título o el lugar en playoffs. Hasta hay ligas, como nuestra Superliga, en los que la consolation también define mucho. Acá vamos a buscar a esos jugadores: los que te pueden dar gran valor sea en una fecha o más y los que muestran gran potencial de cara al final de la temporada.

Aclaración: para que un jugador sea elegible para agregar, debe estar en un roster en no más del 40% de las ligas de Yahoo (es decir, libre en al menos un 60%). El porcentaje exacto de cada jugador se exhibe al lado del nombre. Los análisis están basados en ligas con puntajes estándar, a menos que en el texto se aclare lo contrario.

Shut up and take my money!

Derek Carr - QB, LV (36%): Sea la lesión de Burrow o la baja producción de algún otro QB como Stafford, Carr se acomoda como alternativa para quien esté complicado en la posición. La fama del mariscal de los Raiders era de buscar pases cortos, pero empiezo a dudar de si no era mayor reflejo del sistema de Las Vegas (y Oakland en años anteriores) en lugar de una tendencia propia. Contra los Chiefs, Carr soltó el brazo y se lo vio muy bien, pese a la intercepción del final buscando una remontada desesperada. Los próximos dos partidos son ante Atlanta y los Jets. Después se pone más complicado con los Colts en la 14, pero si peleás por un lugar en playoffs, Derek puede darte una mano.

Gus Edwards - RB, BAL (28%): Es la estrella de la semana apenas unos días después de que JK Dobbins finalmente dominara el backfield de los Ravens. Es que pese al control del rookie, que marginó a Edwards y a Ingram a un rol absolutamente menor, Baltimore se vio obligado a poner al novato y a Ingram en la lista de Covid. Ante esta situación y en una semana corta, Edwards será el titular indiscutido. Los Steelers son un rival duro y probablemente sea solo para una semana, pero el volumen que manejará el RB es difícil de ignorar salvo que tengas un grupo de RB de élite.

Nelson Agholor - WR, LV (19%): La inconsistencia está, no te voy a mentir. El ex Eagles mete buenos números semana de por medio y esa es una tendencia en la que no se puede confiar. Sin embargo, cuando Carr está obligado a lanzar pases, como sucedió contra Kansas City, quedó claro que su blanco preferido es Agholor. Tuvo nueve targets, lo cual es un dato de por sí positivo, pero además mostró buen nivel, con 88 yardas y una linda anotación. A menos que estés desesperado por un titular, es un jugador para sumar y aguantar en el banco. Si sostiene el ritmo, puede ser un nombre importante en los playoffs.

Denzel Mims - WR, NYJ (5%): Es difícil confiar en los Jets en líneas generales. Sin embargo, en caso de que Joe Flacco continúe como quarterback, tanto el valor de Perriman como el de Mims suben, por la tendencia del ex Baltimore de revolear la pelota como si no hubiese mañana. Perriman ya demostró incluso en las buenas que tiene poco volumen y depende sí o sí de jugadas grandes, pero Mims tuvo ocho targets en cada uno de sus últimos dos juegos. Es cuestión de que conecte con el mariscal para que dé buenos dividendos. Difícil de confiar de titular, pero interesante para guardar y ver adónde lleva esto. 

It's a trap!

Chris Herndon - TE, NYJ (13%): La semana pasada fue una semana particularmente buena para los TE en general, pero no hizo más que reforzar la idea de que, atrás de Travis Kelce y en menor medida de Waller y Mark Andrews, todo en este puesto es azar. Herndon anotó, pero lleva varias temporadas siendo uno de los fiascos en materia Fantasy y también en football real. Confiar en él, a esta altura, es tropezar con la misma piedra por enésima vez.

Frank Gore - RB, NYJ (10%): Dale. Basta. En serio. Cuando parecía que La'Mical Perine le agarraba la mano al backfield de los Jets, el rookie sufrió una lesión y vuelve el turno de Frank Gore. No sabemos cuánto tiempo estará out el novato, pero el viejo querido Gore tiene un techo bajo, pese al TD que anotó contra los Chargers. Más allá de que sea el fetiche de Adam Gase, quien parece haber retomado la función de elegir las jugadas en la ofensiva de New York, Gore tiene un techo de alrededor de 60 yardas y las anotaciones son esporádicas. Nada que te pueda salvar en la recta final.

Benny Snell - RB, PIT (5%): Algo anda mal con Conner, pero poco tiene que ver con Snell. Sí, el suplente le robó un TD, pero la realidad es que ese backfield sigue teniendo un volumen concentrado en el RB titular, en una ofensiva que gira alrededor de los pases de Big Ben a Claypool, Diontae y JuJu, más algún aporte de Ebron. Conner todavía es un jugador para poner de titular, pero Snell (7 acarreos, 15 yardas) no tiene ni el nivel ni la cantidad de toques para justificar ni siquiera un lugar en un roster.

Damiere Byrd - WR, NE (2%): Jakobi Meyers venía enrachado, con números muy buenos en sus últimos partidos y una interesante conexión con Cam Newton. Así que, por supuesto, contra Houston tuvo nada más que tres targets y produjo miseria en Fantasy. En su lugar, Byrd tuvo siete targets, con 132 yardas y un TD en lo que fue el mejor partido de su carrera. En definitiva, estamos hablando de una ofensiva con armas muy pobres, en las que cualquier destello parece ser algo ocasional, sin indicios de que se pueda sostener. Como muchos jugadores en esta sección, en la desesperación puede ser viable, pero en equipos mínimamente armados tiene poco que aportar.

#Soltar

Joe Mixon - RB, CIN: Cuesta aceptarlo, en especial por el capital que se invirtió por él en el draft. La realidad es que sabemos que no contaremos con Mixon los próximos dos partidos y que tampoco tenemos garantía de que vaya a volver. Quizás te podés aferrar a la idea de que sí va a regresar, pero ahí hay que evaluar contexto. ¿Cuánto puede dar en una ofensiva que tiene a Ryan Finley de QB? El mariscal de segundo año ya demostró en 2019 que no está a la altura y, detrás de una línea ofensiva cuanto menos dudosa, Mixon en un hipotético retorno deberá enfrentar a defensivas que priorizarán frenarlo a él. Si tenés un lugar libre en IR, podés guardarlo, aunque no te va a aportar nada. Si no lo tenés, podés soltarlo sin miedo, aunque con tristeza.

La'Mical Perine - RB, NYJ: Era una de las pocas historias que podía ilusionar en los Jets. El rookie, sin brillar en la ofensiva de un Adam Gase que no hace brillar a nadie, se mostraba como un flex aceptable y reforzó la idea con su anotación ante Los Angeles. Sin embargo, sufrió una lesión cuya extensión todavía no está confirmada. Incluso si es uno o dos partidos, no me parece rentable esperar a una pieza del ataque de los Jets. Probablemente tengas que salir a buscar alternativas entre los waivers y, a la hora de liberar un lugar, difícilmente haya alguien más descartable a esta altura que Perine.

#Guardar

Tyler Boyd - WR, CIN: Como expliqué en el contexto de Mixon, es poco probable que la ofensiva de los Bengals dé señales de vida con Finley al mando. Sin embargo, las rutas cortas de Boyd pueden ser la posibilidad más viable para que el QB complete algunos pases y hasta logre un TD. En este momento, casi todos los jugadores de Cincinnati son descartables, pero a Boyd se lo puede aguantar un poco más por este motivo. El año pasado, tuvo un partido aceptable y dos malos en sus tres juegos con Finley. Al menos, es posible esperar a ver si puede repetir aquella producción ante Pittsburgh de 2019 (47 yardas y un TD).

Jamison Crowder - WR, NYJ: Todo dependerá de la salud de Sam Darnold. El ex Washington es sin dudas el receptor favorito del egresado de USC. En los partidos que jugó con Darnold (que no fueron muchos por las lesiones del propio Crowder), siempre tuvo 10 o más targets y 10 o más puntos en Fantasy. Si no vuelve Sam, el panorama es más complicado. Flacco revolea el balón para todos lados sin ton ni son, pero pocas veces busca el tipo de rutas cortas que corre Crowder. Esto favorece a Perriman, a Mims y, sobre todo, a las defensivas rivales. Si tenemos confirmación de que el titular no vuelve más, the Crow será automáticamente descartable.


Francisco Freidenberg

Francisco Freidenberg

Dicen que sé de fantasy, pero es mentira, porque nadie sabe de fantasy. Nosotros no lo jugamos, él juega con nosotros. Empecé a mirar NFL cuando Gramatica trajo la gloria a nuestra tierra. Me subí al caballo patriota y no me bajé más. Mi camino lo ilumina Julian Edelman.


Tribet