Tribet

Y un día volvió el college...

Dom 30 Ago, 2020 - 15:14hs
Austin Peay y Central Arkansas inauguraron la temporada 2020 del football de la NCAA. Foto: Getty Images.

Luego del último Super Bowl, en el que los Chiefs derrotaron a los 49ers, nadie hubiese imaginado que llegaría la temporada baja más atípica de la historia del deporte, tanto para el football colegial como para el profesional, y todo a causa de la pandemia que aún golpea en todo el globo. Las franquicias de la NFL, a base de grandes presupuestos, pudieron encontrar la forma de seguir, pero todavía quedaban dudas sobre la disputa de partidos a nivel universitario, más todavía luego de las postergaciones del Big 10 y Pac 12. Sin embargo, muchas ligas han decidido avanzar con la temporada, y ayer tuvimos la posibilidad de volver a ver football en vivo.

El sábado por la noche se enfrentaron, en un duelo interdivisional, los Bears de Central Arkansas y los Governors de Austin Peay, dos equipos que compiten en la FCS (conocida como División I-AA, categoría por detrás del FBS). Recordemos que todos los años, desde 2017, se disputa en Montgomery, Alabama, el FCS Kick-off Classic que da apertura formal a la temporada colegial y que es televisado por ESPN. Ambos programas venían de cerrar muy buenos años, en los que se habían consagrado como co-campeones de sus respectivas ligas: los Bears de la Southland League y los Governors de la Ohio Valley League. Esta sería una buena prueba para ver dónde se encontraba cada uno en sus aspiraciones de repetir la performance del último año.

Está claro que este partido cobró más relevancia de la normal por el símbolo de volver a ver football en vivo, en lugar de lo que se jugaba en el campo o la presencia de algún gran prospecto con aspiraciones de declararse al draft de la NFL. Sin embargo, el duelo no defraudó. Apenas en la primera jugada, los Governors corrieron el balón por 75 yardas para tomar el liderazgo. A partir de allí vimos un juego con varios errores (carreras con opción en donde el envío del mariscal nunca llegó al WR, jugadas de equipos especiales mal ejecutadas) pero también con varios aciertos y algunas recepciones espectaculares.

En un partido con resultado cambiante, Central Arkansas resultaría ganador por 24-17 luego de un conseguir touchdown con sólo 40 segundos en el reloj. Austin Peay iría por el milagro y lanzarían el último pase desde la yarda 30 en busca del empate, sin embargo la jugada terminaría con intercepción y victoria para los Bears.

Sabemos que todo pende de un hilo y que un brote de COVID en algún partido o universidad podría cancelar una temporada de football que aún está muy frágil, pero esta es una primera señal de que puede haber una vuelta a la nueva normalidad. Está claro que los juegos serán distintos sin gente en las tribunas o aplicando el distanciamiento social (ayer había sólo 2.000 personas viendo el partido cuando históricamente fueron partidos con casi 15.000 aficionados), con árbitros y coaches utilizando tapabocas y sin la previa característica de cada uno de los partidos, pero es parte del costo que habrá que asumir para poder tener una temporada.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet