Tribet

Premios Antonio Brown: Semana 5

Mie 14 Oct, 2020 - 18:00hs
Ni los Oscars ni los Martín Fierro. Antonio Brown es la cara de estos premios que realmente dan para todo./Imagen: Associated Press.

Jornada a jornada, la NFL nos regala ganadores y perdedores, héroes y villanos, el cielo y el infierno. Es por esto que, en No Huddle, pensamos que cada semana merecíamos premiar el esfuerzo y la dedicación que le pusieron tanto los jugadores como los equipos para sobresalir. Para lo bueno y para lo malo. No discriminamos.

¿Cuáles son estos premios?

"Se puso la 10": Jugadores con rendimientos individuales destacados.

"Correte que están jugando": Jugadores (o unidades) con rendimientos para el olvido. 

"Football Champagne": Si tu equipo está en esta categoría, alegrate porque vienen bien. Tiene bebida alcohólica, no Gatorei.

"Estamos en la B": Rememorando al simpático Tano Pasman, estos son los equipos que se arrastraron por el campo.

"Parece de College": Partidos que fueron intensos hasta el final o que también tuvieron un ganador inesperado (el famoso "upset").

Sin más preámbulos, aquí están, estos son los premios de la semana.

Derek Carr, QB, Las Vegas Raiders: 22/31, 71% de efectividad de pases completos, 350 yardas, tres touchdowns y una intercepción. 

El mariscal de Las Vegas Raiders mostró su mejor versión para vencer a los Chiefs de una manera sorprendente. Fueron 347 yardas por aire y tres touchdowns en 22 pases completos sobre 31 intentos. Si bien sufrió la primera intercepción de la temporada, supo manejar una ofensiva que salió victoriosa de un golpe por golpe con el actual campeón.

Chase Claypool, WR, Pittsburgh Steelers: siete recepciones, tres acarreos, 116 yardas totales y cuatro touchdowns. 

El novato receptor de Pittsburgh, elegido en segunda ronda del último draft, tuvo su partido soñado. Atrapó siete pases para tres anotaciones y 110 yardas por aire, más un touchdown por tierra. Una actuación colosal que hace ver a los invictos Steelers como serios candidatos en la Conferencia Americana. Big Ben está feliz.

Ryan Fitzpatrick, QB, Miami Dolphins: 22/28, 78.6% de efectividad de pases completos, 350 yardas y tres touchdowns.

La mejor versión de Fitzmagic merece al menos su nominación en estos premios. Tercer juego en la temporada sin entregas de balón, esta vez con 350 yardas y tres pases de anotación. Una victoria imponente ante un verdadero contendiente como San Francisco. Con este nivel parece que, por ahora, deberemos esperar para ver a Tua Tagovailoa en la NFL.

Ganador de la semana: Chase Claypool.

AJ Green - WR - Cincinnati Bengals

Hay que decirlo. Los Bengals no perdieron en su visita a Baltimore sólo por culpa del veterano receptor, pero la imagen que dejó Green en este último partido no es nada bonita: en su ÚNICO target, ni se esforzó por bajar el envío de Joe Burrow que terminó en intercepción de Marcus Peters. Luego de eso, al WR se lo vio indignado en la sideline y, al parecer, pidiendo que lo dejen irse.

Michael Badgley - K - Los Angeles Chargers

Justin Herbert hizo todo lo posible para que los Chargers ganaran su partido de lunes por la noche: cuatro touchdowns, cero intercepciones y un último drive en el que el novato pareció manejar a su equipo como si jugara hace 15 años en la liga. Dejó a su pateador con la posibilidad de ganar sobre la hora con un gol de campo de 50 yardas, en el domo de New Orleans. Pero Badgley, quien ya había fallado un punto extra, erró y el encuentro fue a un alargue en el que terminarían perdiendo.

Jimmy Garoppolo - QB - San Francisco 49ers

Fue una tarde para el olvido del último campeón de la NFC. Pero fue mucho más para su mariscal, que regresaba al campo luego de su lesión frente a los Jets tres semanas atrás. Los 49ers pensaron que con la vuelta de Jimmy G, los problemas podían quedar tapados. Pero no fue así: el QB tuvo siete pases completos de 17 y dos intercepciones, para terminar siendo reemplazado por CJ Beathard en la segunda mitad. ¿Su passer rating? 15,7.

Philip Rivers - QB - Indianapolis Colts

Los Colts llegaron a Cleveland con la esperanza de mantener su racha de tres victorias consecutivas, solo que Rivers se levantó con el pie izquierdo y su equipo tuvo una tarde para el olvido. El ex Chargers tuvo dos intercepciones (un pick six), cero anotaciones e Indianapolis se fue con una derrota del estadio de los Browns.

Stephen Hauschka - K - Jacksonville Jaguars

Jacksonville tuvo dos veces la chance de irse empatando al descanso en su visita a Houston. En ambas, el resultado fue el mismo: su pateador, que fue contratado esta semana por la franquicia para suplir las bajas en ese puesto, falló el gol de campo. El primero tras un buen drive que llevó a Jaguars a la zona roja, y el segundo, tras una intercepción en el drive siguiente a Deshaun Watson. Fue derrota para los Jaguars, que seguramente tendrán en su kicker una buena parte de su justificación.

Ganador de la semana: Jimmy Garoppolo.

Arizona Cardinals

Los Cardinals volvieron a ganar y, como lo habían hecho en las primeras dos semanas, volvieron a jugar de manera sólida en todas las facetas. Es cierto que vencer a los Jets en la economía actual del equipo no es un mérito muy grande por sí solo, pero cuando nos adentramos en el desarrollo y los números, vemos que dominaron de arriba a abajo, de defensa a ataque, o como quieran llamarlo. A pesar de no forzar ninguna pérdida de balón a los Jets, el equipo de la gran manzana logró sólamente 285 yardas (contra las 496 de Arizona) y tuvieron que despejar en seis de los 11 drives del equipo, es decir, más del 50% de las veces. En ataque sólo necesitaron a un Murray discreto y a un Hopkins que sigue dando razones para creer que es el mejor receptor de 2020. 

Baltimore Ravens

Al igual que con Arizona, Baltimore se destacó por su defensa, porque el ataque fue regular como mucho y Lamar nunca estuvo en sintonía. Menos mal que tienen una de las defensas más aterradoras de la liga. Joe Burrow tuvo su peor partido como profesional, y fue todo gracias a las presiones de los Ravens, que no paraban de mandar blitz con los linebackers y de engañar al rookie con las coberturas que le mostraban pre-snap.  En total lograron siete capturas, tres balones sueltos forzados, dos recuperados y devueltos para touchdown, y una intercepción del mejor en el negocio de los robos de balón a mariscales: Marcus Peters. La palabra dominante queda corta con esta performance, que demostró lo que puede hacer esta defensiva en todo su esplendor. 

Miami Dolphins

Ahora si tenemos un equipo que brilló en el costado ofensivo. Los Dolphins lograron una de las sorpresas de la semana y destruyeron a unos 49ers ya no tan diezmados como en semanas anteriores. Ryan se puso la capa de superhéroe y se convirtió en Fitzmagic otra vez: 22/28, 350 yardas y tres touchdowns. San Francisco no parecía preparado para el agresivo plan de juego de Miami, que pagó sus dividendos. Como frutilla del postre, la defensa anuló el juego aéreo rival e hizo quedar muy mal parado a Jimmy G, quien tuvo que ser reemplazado por sus dos intercepciones y flojo rendimiento. El récord de 2-3 de estos Dolphins es mucho más placentero para sus fans que el 2-3 de los 49ers, de eso podemos estar seguros. 

Las Vegas Raiders

Llegamos a la gran sorpresa de la semana. Los Raiders son cosa seria y lo demostraron el domingo con su contundente victoria ante Kansas. El equipo jugó un partido brillante de donde se lo mire, y lo hizo ante unos Chiefs que venían con un invicto de once juegos, más precisamente desde la semana 13 de la temporada pasada. En ataque, la línea protegió a Derek Carr de gran manera y permitió solo una captura. El QB se animó por primera vez en el año a lanzar profundo y los resultados fueron descollantes. Quemó por completo a la secundaria de KC con bombas para Hunter Renfrow (una recepción de 42 yardas), Nelson Agholor (dos recepciones, una de 59 yardas para TD) y para el rookie Henry Ruggs, quien tuvo un partido al mejor estilo Randy Moss: dos recepciones, 118 yardas y una anotación de 72 que puso punto final a una tarde soñada para el equipo de Jon Gruden. 

Ganador de la semana: Las Vegas Raiders. 

New York Jets (0-5)

Los Jets serán abonados a la sección, y más aún mientras sigan siendo comandados por Adam Gase. Otra vez volvieron a ser masacrados por un rival, en este caso por los Arizona Cardinals que les metieron 30 puntos. Ya es la cuarta vez en cinco fechas que a los Jets les convierten 30 puntos o más. Con un récord de 0-5, parece que van directos al primer pick del draft 2021.

New York Giants (0-5)

Los Giants no quieren ser menos que sus hermanos de ciudad y volvieron a perder para quedar con un récord negativo de 0-5. Si bien son mucho más competitivos que los Jets, no pueden lograr una consistencia mantenida durante los partidos. Cayeron 37-34 ante Cowboys, aun cuando Dallas se quedó sin su quarterback títular Dak Prescott para el final del encuentro.

Minnesota Vikings (1-4)

Los Vikings tranquilamente podrían tener un récord positivo y ser de los equipos contendientes en la NFL. Perdieron por solo un punto contra Seattle, algo que ya les había pasado en la derrota 31-30 ante Titans de Semana 3. Los detalles y el mal manejo de juego de Kirk Cousins les está costando la temporada y si no se despiertan podría ser demasiado tarde.

Washington Football Team (1-4)

La gran noticia en Washington este fin de semana fue la vuelta de Alex Smith al campo de juego. El quarterback veterano, que casi pierde su pierna, ingresó en la derrota 30-10 ante los Rams y se lo vió muy bien. Pero sacando eso, en Washington es todo un descontrol. Haskins en la cuerda floja ante un posible trade, Kyle Allen lesionado, un equipo que no engrana y que podría estar quemando buenos jóvenes talentos con su sistema. 

Ganador de la semana: New York Jets. 

Las Vegas Raiders 40 vs Kansas City Chiefs 32

Los Raiders llegaban de punto a la casa de unos Chiefs que parece que este año volverán a arrasar con todo. La historia no arrancó bien para Las Vegas, que en un momento del segundo cuarto estuvo 21-10 abajo. Con el partido empatado en 24, recién en el último cuarto se marcó la diferencia que luego sería definitiva, con Josh Jacobs como bandera (anotó dos touchdowns en ese período). Kansas City quedó a solo una anotación de empatar, pero un QB sneak en 4ta y 1 terminó de sepultar las chances de ganar de Mahomes y compañía. 

New York Giants 34 vs Dallas Cowboys 37

De tan malo, salió bueno. Parecía que los Giants empezaban sorprendiendo a los Cowboys, que con un TD y un pick six a Dak Prescott pintaba que estaban para el cachetazo. Pero otra vez Dallas tuvo que remontar y llegó al entretiempo ganando 24-20. En una segunda mitad plagada de errores y una lesión horrible de Prescott (a quien le deseamos una pronta recuperación), Andy Dalton terminó por conducir el último drive de unos Cowboys que pudieron dedicarle la victoria a su mariscal titular gracias a un field goal de Zuerlein cuando expiraba el tiempo regular.

Minnesota Vikings 26 vs Seattle Seahawks 27

Domingo por la noche. Seattle. Parecía que Vikings borraba a los Seahawks en la primera mitad, pero Russell Wilson se encontró con Metcalf en el tercer cuarto y, de golpe, el equipo local estuvo arriba. Minnesota volvió a tener el partido de cara tras anotar dos touchdowns e interceptar al mariscal en el último cuarto. Según ESPN, los Vikings llegaron a tener el 96% de probabilidades de ganar. Ese momento fue una 4ta y 1 en la yarda nueve de Seattle. Mike Zimmer optó por buscar la conversión en vez de patear el gol de campo que hubiera puesto una diferencia de ocho puntos con menos de dos minutos en el último cuarto. Mattison no consiguió el yardaje necesario y le dejó una chance a los dirigidos por Pete Carroll. Y respondieron: Russell Wilson encontró a DK Metcalf nuevamente en la zona de anotación, en 4ta y gol y con 20 segundos restantes. Victoria y delirio para la franquicia del estado de Washington, que tiene récord de 5-0.

Los Angeles Chargers 27 vs New Orleans Saints 30

Primer partido de primetime para el mariscal novato Justin Herbert, en la siempre dura New Orleans. Parecía que la primera mitad iba a ser consagratoria para el QB, que tuvo tres pases de anotación. Pero Drew Brees reaccionó a tiempo para poner en partido a unos Saints muy irregulares y empataron el encuentro en el último cuarto. Otro touchdown del exmariscal de Oregon puso la victoria al alcance de los angelinos, pero Taysom Hill y el palo (que le negó un FG sobre la chicharra al pateador de los Chargers) terminaron mandando el encuentro a tiempo suplementario. Allí, Will Lutz anotó tres puntos para el equipo local, que en el drive siguiente pudo detener por muy poco a su rival en 4ta y 7, y se terminó llevando la victoria agónica.

Ganador de la semana: Minnesota Vikings vs Seattle Seahawks.

Estos ganadores suman puntos para que al final de la temporada se haga un conteo y haya un equipo o jugador victorioso por sección, la deseamos suerte a todos los participantes, y que gane el mejor (o peor).


Martín Wizenberg

Martín Wizenberg

Comencé con el football en la temporada 2010/11, viendo a Aaron Rodgers y sus Packers dominar y enamorarme. Me quedé por la técnica individual y la inteligencia del deporte. En No Huddle escribo notas y participo en podcasts sobre la NFL y un poco de College. Brindo mi análisis exhaustivo sobre el juego, sus jugadores y el funcionamiento dentro de los partidos.


Gonzalo Fabbri

Gonzalo Fabbri

Empecé a conocer el fútbol americano en el año 2015, en un partido de jueves por la noche entre Packers y Lions que terminó con un hail mary de Rodgers. No entendía nada del deporte, pero igual terminé gritando en la cocina a la 1 de la mañana. Soy redactor de la web, seguidor de los Houston Texans y tertuliano en Desde el Pocket y Redshirt Podcast.


Leonardo Larruse

Leonardo Larruse

Empecé a seguir la NFL allá por 1989, y por el encanto que tiene la ciudad de Seattle de inmediato me convertí en fanático de los Seahawks. Escribo crónicas periodísticas y participo de los podcasts. Me obsesiona la estrategia que domina al football americano tanto dentro como fuera del campo de juego. Creo que la NFL representa al deporte del futuro en su combinación exacta de fuerza, habilidad e inteligencia.


Alain Álvarez

Alain Álvarez

El SuperBowl XLII me hizo amar este deporte, y a los Patriots. Periodista en construcción y Belichista de la primera hora. Redactor con una misión: que no se le diga rugby al football americano. Amante de los QBs veteranos.


Tribet