Power Rankings: Semana 14

17 de Diciembre de 2020

La temporada va llegando a su fin. Los equipos empiezan a sentir el peso de una temporada que no tuvo partidos de pretemporada y atrevasada por completo por la pandemia del COVID-19. A tres semanas del final, les dejamos los Power Rankings de la semana 14 de la NFL.

Friendly reminder: No odiamos a tu equipo. Solo queremos hacerte enojar.

Victoria de oro para los Chiefs, que triunfaron sobre un duro candidato a playoffs como Miami y consiguieron no solo la corona de la AFC Oeste, sino que también se posicionaron como el primer sembrado en la Conferencia Americana tras la derrota de Pittsburgh frente a Buffalo. Patrick Mahomes (24/34, 393 yardas, dos touchdowns y tres intercepciones) no tuvo su mejor partido, pero su peso ofensivo fue suficiente para doblegar a la defensa de los Dolphins y conseguir 30 puntos sin respuesta (en donde también sumaron los equipos especiales, con un despeje devuelto para touchdown, y un safety conseguido por la defensa). También hay que destacar nuevamente el nivel excepcional de Tyreek Hill (cuatro toques, 111 yardas, touchdown) y Travis Kelce (ocho recepciones, 136 yardas, touchdown). Los Chiefs están obligados a ganar lo que queda para mantenerse a salvo de los Steelers y los Bills, sus perseguidores inmediatos, y ahora les tocará jugar contra Nueva Orleans.

Gran victoria, y como condimento agregado, frente a un rival divisional. El equipo de LaFleur viajó a Detroit casi convencidos de que iban a llevarse el triunfo sin transpirar demasiado pero el partido indicó otra cosa. Lo cierto es que tuvieron que trabajar y mucho este partido pero para fortuna de los de Green Bay, se hicieron con el triunfo. A nivel defensivo todos conocemos el poderío de A-Rod y Davante Adams pero quien se mantuvo “callado” fue Aaron Jones que tuvo una tarde discreta. En general, cuando éste no lidera el camino, a los Packers les cuesta un poco más. Claro está que luego Rodgers hace de las suyas y enfila nuevamente el partido. Sin embargo, el problema pasó fundamentalmente del lado defensivo en donde permitieron 24 puntos de una ofensiva que asusta poco. Los Packers son un gran equipo pero para llegar lejos en playoffs necesitarán mejores actuaciones defensivas.

Tras una primera mitad preocupante, Josh Allen encaminó el ataque y terminó pasando por arriba a Pittsburgh. Algunos indicaban este como el duelo entre los equipos con mejores chances para enfrentar a Kansas City en play-off, y tras un inicio poco decoroso, con una intercepción, un fumble, y pocos primeros y diez, Buffalo salió mejor parado. Steffon Diggs volvió a mostrar que valió ese pick de primera ronda y es la mejor arma ofensiva para un Josh Allen que tiene altos y bajos, pero que los primeros superan a los segundos por escándalo. La defensa controló bien a un Big Ben que volvió a estar deslucido, y terminó con dos intercepciones y un pick six incluido. Con el este de la americana casi asegurado, solo resta mantener esperar algún tropiezo de los Chiefs, o recuperarse para llegar de la mejor manera a la ronda de wild-card.

En Pittsburgh crece la preocupación luego del segundo partido perdido en fila. La ofensiva no logra establecer el juego terrestre y lanzar tanto el balón, a la larga, puede generar problemas. En el partido de SNF, el abuso del juego aéreo provocó que Big Ben tenga dos INT, una de ellas devuelta para TD. La defensa perdió a Devin Bush y a Bud Dupree para el resto de la temporada y empieza a sentir su ausencia. Los ajustes no llegan desde los laterales y la sensación de que nadie podía vencerlos que había hasta hace un par de semanas, hoy parece bastante lejana y utópica. Este equipo puede perder con cualquiera y no son buenas noticias con los playoffs a la vuelta de la esquina.

Fea derrota para los Saints, que perdieron una racha de nueve victorias consecutivas y el primer sembrado de la Nacional ante los Packers. Cuesta creer que al equipo se lo dejara en cero durante más de 30 minutos. Nueva Orleans pudo reaccionar en la segunda mitad, gracias a Taysom Hill (28/38, 291 yardas, dos touchdowns e intercepción), Alvin Kamara (18 toques, 94 yardas, touchdown) y Michael Thomas (ocho recepciones, 84 yardas) y la historia hubiera sido distinta si Wil Lutz acertaba aquél gol de campo en los últimos minutos del partido. La defensa tuvo uno de sus peores partidos, al permitirle por lo menos 100 yardas a Jalen Hurts y a Miles Sanders (los Saints cedieron en total 246 yardas por tierra), cuando llevaban 50 partidos sin corredores rivales de 100 yardas. En la siguiente fecha, los de Sean Payton recibirán a los Chiefs, los actuales punteros en la AFC, en un duelo que promete ser de los mejores del año.

Victoria contundente frente a los Patriots que no borra la derrota en el Super Bowl, pero que ayuda a sacar la espina. Los Pats ya no son el equipo que eran, aunque siempre pueden dar la sorpresa, y venían de hacerlo justamente en el SoFi stadium frente a los Chargers, pero McVay impidió que Belichick saliera ganador en esta oportunidad. Una defensa que supo aguantar las embestidas por tierra de New England y se hizo fuerte dentro de la zona roja propia, y que se dio el gusto además de sumar de a 6 puntos. El ataque fue inconsistente de a ratos, pero Cam Akers se puso el equipo al hombro y consiguió casi 200 yardas desde el scrimmage. Jets en el corto, aunque en el radar ya asoma el partido frente a Seahawks en dos semanas, donde posiblemente se determine el ganador de la división.

Cómoda victoria como local frente a los débiles Jets para no perderle pisada a Los Angeles en la carrera por la Oeste. En la previa los Jets de local parecían una victoria asegurada, pero los Hawks aprendieron la lección vs los Giants, y empezaron rápido para evitar cualquier tipo de sorpresas. El ataque terrestre funcionó bien y eso le fue dando tiempo y tranquilidad a Russel dentro de la bolsa, lo que le permite desarmar las defensas a gusto propio. Del lado defensivo pudieron detener a Sam Darnold y compañía, que sólo sumaron 3 puntos en todo el partido, siendo posiblemente una de las peores ofensivas de la liga. Se viene una visita de riesgo ante la defensa de Washington, y luego el partido a todo o nada frente a los Rams como local.

Los Titans salieron de su visita a Jacksonville sin sorpresas aunque con los Colts pisándole los talones. Derrick Henry con más de doscientas, leyó bien, doscientas yardas y dos anotaciones, Tannehill lanzando desde play action y con menos de 25 pases intentados y sin errores, AJ Brown y nuevamente un partido de altísimo vuelo, este es el manual de Vrabel ejecutado a la perfección en ofensiva. En defensa dejaron sin herramientas a Mike Glennon con una intercepción incluida, y cuando Minshew ingresó tampoco pudo cambiar la historia del encuentro. Titans sabe que no todos los partidos le van a salir a pedido, pero si logra mantener esta consistencia en ataque nuevamente será un dolor de cabeza para cualquier oponente en instancia de playoff.

Enorme victoria a domicilio. El equipo de Baltimore protagonizó, quizás, el mejor partido de toda la temporada y logró llevarse la victoria a casa. Después de muchas idas y venidas, lograron la ventaja definitiva con apenas 30 segundos en el reloj del partido. Aquellos neutrales que miramos el partido disfrutamos una excelente producción de football por ambos equipos pero sobre todo por parte de Lamar Jackson, que volvió a lucir como aquel MVP de la temporada 2019. Si bien en un momento preocupó a su equipo y los aficionados, volvió en el momento justo (literalmente) y condujo a los Ravens a la victoria. A medida que van recuperando jugadores, los de Harbaugh recuperan su nivel. Este envión anímico puede ser clave de cara a los playoffs.

Los dirigidos por Stefanski protagonizaron uno de los mejores partidos de toda la temporada este último MNF. Lamentablemente para ellos, no lograron hacerse con el triunfo pero el balance es más que positivo. Siempre lo decimos, nunca es bueno perder pero este equipo de Cleveland está muy lejos del que supo ser temporadas anteriores y creanme, eso es algo muy bueno. Baker Mayfield tuvo un gran partido y supo administrar muy bien el balón. Solo se le puede reprochar aquella INT que puso a Baltimore en posición de anotar, y que ahora, vemos como la jugada que cambió el rumbo del partido. Hay cosas para mejorar pero muchas más para construir desde la actuación realizada. Los Browns son de verdad.

Los Bucs consiguieron un triunfo necesario contra un equipo que estaba en alza. Y el resultado final no lo indica, pero podría haber terminado con un marcador cerrado de no ser por los tres goles de campo y un punto extra errados por Dan Bailey. Tom Brady (15/23, 196 yardas, dos touchdowns) tuvo una performance eficiente y el juego terrestre también fue productivo, con 107 yardas y otra anotación. La defensa, por su parte, consiguió seis capturas, y contuvo tanto a Adam Thielen (tres recepciones, 39 yardas) como a Justin Jefferson (cuatro recepciones, 39 yardas). Tampa Bay se encuentra sólidamente afirmado en la clasificación a playoffs, y ahora visitará a Atlanta con la posibilidad de consolidarse aún más.

Los Colts se llevaron un duelo clave de cara a playoff en su visita a los Raiders, y de paso no le pierden pisada a los Titans. Fue todo a pedido de los Colts que de a poco fueron doblegando a la franquicia de Las Vegas basados en la efectividad por tierra de Taylor, la eficiencia de Rivers que está cometiendo cada vez menos errores detrás de una línea que cada día luce mejor, y una defensa que no sólo consiguió tres cambios de posesión, sino que también consiguió sumar de a 6 puntos. Nota aparte para Rivers que se dio el gusto de volver a jugar con los Raiders, tras su larga rivalidad estando en Chargers. Los Colts parecen llegar en su mejor momento a los play-off, y eso es un signo de alarma para cualquiera que tenga que enfrentarlos.

Tener un diferencial de tres a favor en intercambios de balón y aun así no poder ganar debe ser una señal de alerta. La defensa sigue siendo dominante y consiguió arruinarle a Mahomes la vuelta al Hard Rock Stadium, habiéndolo interceptado en tres oportunidades, y cediendo solamente 24 puntos, los otros nueve vendrían por una devolución de despeje por parte de los equipos especiales, y por un safety conseguido por la defensa. A pesar de ello, el ataque de los Dolphins estuvo desaparecido en el segundo y tercer cuarto, donde no pudieron sumar puntos, y la remontada del final quedó corta. Con el título divisional cada vez más lejos, el partido vs Patriots será fundamental para mantener las chances vivas de volver a playoff.

Contundente victoria a domicilio. Los Cards fueron a la gran manzana con un sólo objetivo y lograron conseguirlo. Con el resultado puesto de Rams y la inminente victoria de Seahawks, tenían que ganar sí o sí. Del otro lado estaban los Giants que venían en alza pero que no tuvieron respuesta frente a una gran producción defensiva de los de Arizona. Del lado ofensivo, Kliff Kingsbury involucró mucho más a DeAndre Hopkins y eso se notó. El WR terminó con más de 100 yardas por aire y fue factor clave en la victoria. Kenyan Drake tuvo una buena tarde y abrió el juego para la ofensiva. Los Cardinals tienen poco margen de error si quieren colarse de lleno en los playoffs.

Costosa derrota para los de Zimmer. Aquellos que vimos el partido sabemos que Minnesota estuvo mucho más cerca de lo que indica el marcador. Si bien Brady y los Bucs movieron el balón casi a gusto, Dan Bailey se adjudicó tres FG y un PAT errados. En la suma, esto dejaría a los Vikings a solo dos puntos de Tampa Bay y sobre el final del partido con chances de ganarlo. De todas formas, Kirk Cousins deberá mejorar su producción para darle más chances de ganar a su equipo. Lo de Bailey es inaceptable, sí, pero Cousins debe convertir esas terceras oportunidades y convertir de a seis puntos. Se empieza a complicar las chances de playoffs para este joven equipo que entusiasma hacia el futuro.

Esta derrota del último fin de semana no hace más que acentuar la bipolaridad de este equipo. Por semanas nos hicieron creer que estaban listos para pelear y encaminarse a los playoffs y la realidad muestra que aún le falta muchísimo a este equipo. El talento está ahí pero aún no está listo. La derrota fue aplastante pero por sobre todo justa. Los Raiders no hicieron nada para llevarse el partido. Como si esto fuera poco, es una semana corta y este jueves enfrentan a unos Chargers que vienen agrandados. Como agravante, varios defensivos titulares no serán de la partida por diferentes lesiones. Se empieza a complicar la ilusión de los playoffs y quizás sea momento de empezar a trabajar de cara a la próxima temporada.

Como decimos lo malo, hay que reconocer lo bueno. Chicago ganó un gran partido liderado por la producción de su defensiva que fue demasiado para los Texans. La victoria fue aplastante y este equipo lo necesitaba. La defensiva provocó siete sacks, un fumble y un safety. Deshaun Watson jamás tuvo tiempo en el backfield. Hacía ya varias semanas que no veíamos a esta unidad con este nivel. Del lado ofensivo, Trubisky jugó un enorme partido. Se notó que fue ganando confianza con el correr del partido y tuvo, por lo general, un pocket limpio que le permitió repartir de gran manera el balón. Por otra parte, si queremos hilar fino, este triunfo quizás terminó siendo contraproducente para los Bears de cara al draft.

Dura derrota para New England, que prácticamente depende de un milagro (o de varios) para clasificar a playoffs. Los Rams consiguieron una ventaja de 17 puntos en apenas poco más de un cuarto y el ataque de los Patriots no pudo establecerse en ningún momento del partido. La defensa pudo limitar a Jared Goff (16/25, 137 yardas, touchdown e intercepción; touchdown terrestre), pero fue despedazada por el novato Cam Akers, quien consiguió 171 yardas por tierra. En ese último tramo, el equipo de Bill Belichick se enfrentará únicamente a rivales divisionales. Primero les toca jugar contra los Dolphins, que vienen de perder ante Kansas City.

Otro triunfo importante para el equipo de Ron Rivera, que se mantiene en la cima de la NFC Este. La defensa de Washington consiguió 14 de los 23 puntos del equipo, gracias a un fumble devuelto para anotación de Chase Young y un pick six de Kamren Curl. Y esos puntos fueron necesarios, porque el equipo perdió a Alex Smith (8/19, 57 yardas, intercepción) durante el juego, en donde al ataque le costó horrores mover la pelota de manera efectiva. La próxima semana, el equipo sin nombre tendrá otro difícil desafío por delante cuando reciba a los Seahawks.

Poco y nada para un ataque que se encontró con una de las líneas defensivas más dominantes en la actualidad de la liga. Nick Mullens sabíamos que no era la respuesta, y poco pudo hacer para cambiar la impresión que vino dejando en las últimas semanas, una intercepción y un fumble que Washington recuperaría para sumar seis puntos, la buena noticia es que Aiyuk es un receptor espectacular que suma de a 100 yardas por partido como si fuera nada. En defensa consiguieron un partido relativamente sólido, aunque el rival llegaba sin RB titular y Alex Smith se lesionaría a mitad del partido. Tiempo de empezar a pensar en la temporada baja y la mejor forma de renovar a este equipo que estuvo fuertemente impactado por las lesiones.

Los Giants perdieron su racha de cuatro victorias al hilo a manos de los Cardinals. El ataque se vio sofocado por la buena defensa de Arizona, que consiguió ocho capturas y tres fumbles recuperados. Daniel Jones (11/21, 127 yardas), de regreso tras una lesión, no estuvo en su mejor nivel. La defensa resistió lo mejor que pudo, pero sucumbió ante el buen juego de Kyler Murray (24/35, 244 yardas, touchdown; 13 acarreos, 47 yardas), Kenyan Drake (23 acarreos, 80 yardas, touchdown) y DeAndre Hopkins (nueve recepciones, 132 yardas). Por la derrota, Washington es ahora el nuevo puntero de la división, y a los Giants ahora les toca enfrentarse a Cleveland, que seguramente buscará dejar atrás la derrota frente a Baltimore.

Los Panthers perdieron un partido increíble contra Denver. Acá la culpa no es de la ofensiva, que marcó 27 puntos pese a no contar con D.J. Moore, quien fue puesto en la lista de COVID. El problema pasó por la defensa, que le permitió cuatro touchdowns a Drew Lock, uno de los peores mariscales de la liga (quien tuvo la mejor actuación de su carrera, al igual que el novato K.J. Hamler). Tampoco ayudó que Diontae Spencer tuviera una devolución de despeje de 83 yardas para touchdown. Carolina matemáticamente está aún con vida, pero ahora les tocará enfrentarse a Green Bay, y nuevamente estarán sin Christian McCaffrey, que todavía no se recupera de las lesiones.

Enorme victoria del equipo de Denver. Sufrida más de la cuenta pero victoria al fin. De una vez por todas vimos la producción que esperábamos por parte de Drew Lock que se mostró intratable frente a una defensiva jóven como la de Carolina. El jóven QB conectó pases con ocho WR diferentes para 280 yardas y cuatro TD. Una tarde implacable. La defensiva jugó un buen partido pero sobre el final, permitió la mayor cantidad de puntos. Entendible dada la ventaja que tenía hasta el momento pero algo a corregir de cara a los próximos partidos. Estas son el tipo de actuaciones que asegurarán el trabajo de Vic Fangio a futuro. Luego de la actuación de Lock, se prevee una temporada baja de mucho análisis por parte de Elway y compañía.

Ver al rival divisional coronarse en tu casa, al mismo tiempo que te deja virtualmente sin posibilidades de playoff no es una situación que muchos quisieran atravesar. Lions se encuentra pensando en la próxima temporada tras el mal paso de Patricia como entrenador en jefe de la franquicia. La buena noticia es que pareciera haber algunas piezas jóvenes y de gran nivel sobre las cuales seguir trabajando, y que podrían eventualmente no hacer tan larga ni tediosa una reconstrucción. La máxima pregunta hoy debe estar puesta en la situación de Stafford, y la conveniencia o no de mantenerlo como el mariscal titular, una pregunta que ya surgía en el draft de este 2020.

Esta victoria de los Chargers es una pequeña muestra de su temporada. El equipo de Anthony Lynn consiguió alzarse con una victoria en la última jugada del partido, tras remontar un déficit de siete puntos en la segunda mitad. Sin embargo, su actuación fue inconsistente, y el error grosero en ataque al finalizar la primera mitad es algo insólito en un equipo profesional. Sin embargo, la defensa, que muchas veces decepcionó, esta vez dio la nota, con tres intercepciones contra Matt Ryan. La última de ellas fue clave para que Michael Badgley anotara el gol ganador. Al equipo de Los Ángeles ahora le toca enfrentarse el jueves por la noche a Las Vegas en un encuentro divisional que promete ser reñido.

Derrota contundente en la visita a Chicago y donde una vez más pudimos ver que JJ Watt y Deshaun Watson son los dos últimos baluartes de una franquicia amenazada. Nadie quisiera estar en los pies de este mariscal que pareciera no tener herramientas para trabajar con una línea ofensiva que en un buen día es regular, y un cuerpo de receptores que no está a la altura. Texans deberá ponerse rápidamente a tono para no seguir desperdiciando los mejores años de un mariscal que por talento se encuentra dentro de los cinco mejores. Con oportunidad de playoff matemáticamente fuera de las posibilidades, solo quedará prepararse institucionalmente de la mejor manera para la próxima temporada baja.

¡Ganó Philadelphia! Sensacional triunfo del equipo de Doug Pederson sobre los Saints, que apenas en la segunda mitad pudieron empezar a anotar puntos, pero fue demasiado tarde. La defensa estuvo a la altura y consiguió cinco capturas y dos turnovers contra Taysom Hill. En el lado ofensivo, Jalen Hurts fue titular por primera vez y tuvo una gran performance, con 167 yardas y un touchdown por aire, y otras 106 yardas por tierra. A su vez, Miles Sanders (18 acarreos, 115 yardas, dos touchdowns) volvió a encontrar la zona de anotación por primera vez desde la semana 5. Con esta victoria, los Eagles no pierden pisada frente a Washington, líder de la división, pero ahora le toca otro duro desafío al tener que medirse frente a Arizona.

En un partido totalmente deslucido, los Falcons se llevaron la derrota y quedaron eliminados de la postemporada. Los únicos puntos positivos en ataque fueron Calvin Ridley (ocho recepciones, 124 yardas, touchdown) y Russell Gage (cinco recepciones, 82 yardas; pase de touchdown de 39 yardas, justamente para Ridley). Matt Ryan (21/32, 224, touchdown y tres intercepciones) tuvo otra pobre actuación, y sus dos errores en series consecutivas echaron por la borda un desempeño aceptable de la defensa. El equipo de Raheem Morris ahora deberá medirse frente a Tampa Bay, que busca asegurarse definitivamente un lugar en playoffs.

Luego de tres semanas sin conocer la victoria, finalmente llegó. Y lo hizo en un partido en el que se esperaba que llegara. Del otro lado había un rival aún más flojo que los propios Cowboys. De todas maneras, la temporada nos ha demostrado que ningún equipo es sencillo y pese a la calidad del rival, el triunfo se valora y mucho. La defensa se hizo grande en el partido y provocó tres fumbles apenas en el primer cuarto, con uno de ellos devuelto para TD. De allí en adelante, el partido se inclinó a favor de Dallas y lo manejó sin problemas. A pesar de tener chances matemáticas de clasificar a playoffs, estas últimas tres semanas servirán, fundamentalmente, de prueba para McCarthy y su staff como también para los propios jugadores. Sobre todo para aquellos que finalizan su contrato y pueden encontrarse buscando trabajo en la próxima agencia libre.

Una nueva derrota que acentúa cada vez más los problemas de este equipo. La temporada se está haciendo interminable para los de Cincinnati. En la posición de QB no hay respuesta, se cometen demasiados errores sobre la seguridad del balón y desde los laterales no realizan los ajustes a tiempo. Esta semana les tocó enfrentar a un equipo de Dallas que venía de capa caída y no sólo no supieron aprovechar las debilidades del rival, sino que además permitieron que creciera sobre las mismas. Sigue habiendo mucho por corregir. Si bien parece una repetición, cada vez estamos más convencidos que el trabajo que tienen que realizar en la agencia libre y el draft, debe ser casi perfecto para que los Bengals tengan ilusiones la próxima temporada.

Nueva derrota para Jacksonville, esta vez en duelo divisional, que ni siquiera tiene el consuelo del primer pick global del draft. Quizás el único aliciente para esta franquicia es que tendrán la oportunidad de quedarse con Justin Fields, un gran prospecto y sólo disponible en el puesto dos por la presencia de Lawrence. La vuelta de Mishew podía dar una tracción o ánimo adicional al equipo, y aunque tuvo algunas jugadas interesantes, no fueron suficientes como para cambiar el rumbo del partido, y mucho menos la visión de la franquicia en cuanto a que no tiene al futuro mariscal franquicia en el ex Washington State.

Una derrota más y la oportunidad de escapar al “perfecto” 0-16 parece cada vez más difícil. Es cierto que los Jets llegarán con buen espacio salarial y una batería de elecciones en las primeras rondas que lo hacen interesante, pero este equipo no está a un mariscal de campo de dar vuelta la página, hay aspectos institucionales y en los entrenadores que deberán ser revisados. Darnold ya pareciera tener un pie fuera de la franquicia, y lo grave es que su valor relativo con estas últimas actuaciones es cada vez menor.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Cristian Saban

Cristian Saban

Cruzo el charco digitalmente hablando. Español, de Cádiz. Informático y diseñador gráfico autodidacta. De los Bears, no sé aún por qué. Ilusionando y agradecido de pertenecer a la familia de No Huddle.