Tribet

Lesiones y récords de la Semana 15

21 de Diciembre de 2020
El mariscal de Arizona, Kyler Murray, en acción. Gracias a su soberbia actuación, los Cardinals vencieron a los Eagles en un partido cerrado e intenso. / Foto: Mark J. Rebilas - USA TODAY Sports

A falta del MNF (Pittsburgh-Cincinnati), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos trajo esta semana 15.

Lesiones

  1. El liniero ofensivo de Cleveland, Chris Hubbard, se rompió los ligamentos y se dislocó la rótula en la primera mitad del enfrentamiento ante los Giants. Hubbard se someterá a cirugía y se perderá lo que queda del año.
  2. El corredor de los Chiefs, Clyde Edwards-Helaire, sufrió una lesión que al principio parecía grave. Sin embargo, una revisión con rayos X resultó negativa. Andy Reid confirmó que se trataba de una lesión en el tobillo y en la cadera, y que esperarían a los resultados de una resonancia. La expectativa del equipo es que se perderá lo que queda de la temporada regular, con vistas a un posible regreso en postemporada. En ese mismo partido, su compañero, Emmanuel Smith, también tuvo que abandonar el juego, con una dolencia en el isquiotibial.
  3. Por el lado de los Saints, el safety, Marcus Williams, se esguinzó el tobillo y debió salir de la cancha. Ian Rapoport informó que se sometería a más revisiones, pero que no se trataría de algo serio. Su compañero, Tre’Quan Smith (tobillo), también fue baja.
  4. El cornerback de los Patriots y actual Jugador Defensivo del Año, Stephon Gilmore, sufrió un desgarro parcial de su cuádriceps contra Miami. La lesión originalmente parecía más grave a primera vista. Gilmore se someterá a cirugía y estará afuera por el resto de la temporada. También resultaron lesionados sus compañeros Ja’Whaun Bentley (brazo), John Simon (isquiotibial) y David Andrews (muslo)
  5. El cotejo entre Dallas y San Francisco terminó con muchos jugadores afectados: por el lado de los Cowboys, Xavier Woods (pecho), Michael Gallup (cadera) y Leighton Vander Esch (tobillo) debieron abandonar el campo. En el caso de los Niners, idéntica suerte sufrieron Jimmie Ward (conmoción), Dion Jordan (rodilla), Raheem Mostert (tobillo) y Nick Mullens (codo).
  6. Cordarrelle Patterson tuvo muchísima suerte y evitó una lesión seria a su rodilla, sufrida durante el partido contra Minnesota. Patterson tiene aún chances de volver a la acción la próxima semana contra los Jaguars, pero los Bears, que todavía luchan por conseguir un lugar en los playoffs, estarán atentos a ver cómo progresa su recuperación.

Récords

Carrera por el MVP

  1. Aaron Rodgers no tuvo una actuación muy brillante contra Carolina, de esas que siempre nos suele brindar semana a semana. Sin embargo, no fue necesario para él. En un duelo de pocos puntos, hizo lo suficiente (20/29, 145 yardas, touchdown; 26 yardas terrestres, touchdown) para que su equipo ganara. Y es más, Rodgers alcanzó el umbral de los 40 touchdowns. Es el mariscal que más temporadas de al menos 40 pases de anotación tiene en la historia (también consiguió la marca en 2011 y 2016).
  2. Patrick Mahomes fue un poco más eficiente: con sus 291 yardas combinadas (254 por aire, 37 por tierra) y tres touchdowns, ayudó a los Chiefs a vencer a los Saints en lo que tranquilamente podría haber sido un anticipo del Super Bowl 55. Contando playoffs, los Chiefs ahora están 22-1 en sus últimos 23 juegos. Todos los equipos que consiguieron esta marca (Dolphins del 72-73, Bears del 85-86, Niners del 89-90, Patriots del 2003-04 y del 2006-07, y los Colts del 2008-09) llegaron a por lo menos un Super Bowl, y solo los Dolphins y los Patriots (en 2003-04) ganaron dos anillos consecutivos. Los Chiefs podrían sumárseles si siguen ganando hasta febrero…
  3. Quien sí brilló fue otro jugador que hasta hace poco picaba en punta. Kyler Murray ayudó a los Cardinals a vencer a Philadelphia con una brillante performance individual (406 yardas, tres touchdowns, aunque con intercepción, y 29 yardas por tierra y otra anotación). Murray se convirtió en el primer jugador en la historia en tener nueve juegos con un pase de touchdown y una anotación por tierra en una temporada. Además, Murray igualó a Cam Newton como los únicos jugadores en tener una temporada de al menos 25 pases de touchdown y 10 anotaciones por tierra. Cuando Cam consiguió esta marca, en 2015, fue nombrado MVP. Murray lo tendrá complicado esta temporada, pero al menos se gana la portada de esta semana.
  4. Es maravilloso lo que Derrick Henry viene haciendo hasta el momento: se acaba de convertir en el cuarto corredor en la historia con temporadas consecutivas de al menos 1500 yardas y 15 touchdowns, sumándose a Terrell Davis (1997-98), Shaun Alexander (2004-05) y Larry Johnson (2005-06). Davis y Alexander consiguieron el MVP en 1998 y 2005, respectivamente. Henry quizás no gane el MVP, pero al menos está sumando porotos para ser el Jugador Ofensivo del Año, otra categoría importante.

El rincón de los novatos

  1. Justin Herbert tuvo una brillante actuación (22/32, 281 yardas, dos touchdowns; 14 yardas terrestres, touchdown) para ganarle a los Raiders en el TNF. A falta de dos juegos, Herbert ya empató la marca de más pases de touchdown para un mariscal novato en una temporada, con 27 (marca que también consiguió Baker Mayfield, aunque en apenas 13 partidos), y buscará romperla cuando los Chargers reciban a los Broncos en la próxima fecha. 
  2. Es imposible no estar gratamente sorprendido por lo que hizo Jalen Hurts contra Arizona. El mariscal se midió frente a uno de los mejores equipos en ataque de la liga y les jugó de igual a igual. Hurts consiguió 401 yardas (338 por aire y 63 por tierra) y cuatro touchdowns combinados (tres por aire, el restante por tierra). Hurts es el primer mariscal de Philadelphia con tres touchdowns por aire y otro por tierra desde Michael Vick, en 2010. Y, con esta soberbia actuación, se ganó la titularidad por otra semana.
  3. Si este no fuera un mundo en donde los mariscales tuvieran tanta importancia, la pelea por el novato ofensivo del año estaría dividida entre Justin Jefferson y James Robinson. Los últimos cinco novatos en conseguir al menos 1400 yardas de scrimmage y 10 touchdowns fueron Zeke Elliott (2016), Alvin Kamara y Kareem Hunt (2017) y Saquon Barkley (2018). Robinson se les acaba de sumar… y encima siendo el único jugador sin ser drafteado. Por el lado de Jefferson, acaba de romper el récord de franquicia de recepciones para un novato (tiene 73, a falta de dos partidos por jugarse), marca que ostentaba el legendario Randy Moss (con 69).

Otros récords notables

  1. Antes hablamos de los novatos… ahora pasemos a hablar un poco de los veteranos. Tuvimos la oportunidad de ver como dos de los jugadores más grandes (en todo sentido) y respetados de la liga anotaron para sus equipos: Larry Fitzgerald y Frank Gore. Fitzgerald ayer se hizo presente con tres recepciones, 35 yardas y una anotación, asegurándose que la racha de 255 partidos con al menos una recepción siga vigente (actualmente, el récord lo tiene Jerry Rice, con 274). Además, extendió también su marca de temporadas consecutivas con al menos un touchdown a 17 (también por detrás de las 20 de Rice) Gore, por su parte, ayudó a los Jets a ganar un partidazo frente a los Rams (de lo que hablaremos más adelante) con un touchdown y una conversión clave sobre el final. Además, superó a Lorenzo Neal y es el corredor con más apariciones en la historia (240 partidos). Ambos jugadores hicieron una hazaña: nunca antes un corredor de 37 años y un receptor de 37 años habían anotado en una misma semana. #Respect
  2. Esta es una ocurrencia rarísima, un signo del año que estamos viviendo, y que ya estamos por cerrar. Esta semana anotaron touchdown tanto Antonio Brown como Dez Bryant, jugadores que, al iniciar la temporada, estaban ambos sin equipo. En el caso de Bryant, fue su primera entrada en la zona de anotación desde hacía 1106 días (la última vez fue el 10 de diciembre de 2017, cuando el receptor ayudó a los Cowboys a vencer a los Giants por 30 a 10). Lo insólito es que Brown y Bryant terminarán con más recepciones de touchdown (una para cada uno, al menos por ahora) que Michael Thomas (cero), quien fue puesto en IR con la expectativa de que se recupere para los playoffs. Me imagino que esto no le hará gracia a todos aquellos jugadores de Fantasy que lo draftearon.
  3. ¡Los Jets ganaron! No, no es ningún error, vayan y vean los resultados. El equipo de Adam Gase finalmente rompió ese maldito cero en la columna de victorias, y lo hicieron con una victoria espectacular frente a los Rams de Sean McVay. Y lo hicieron a lo grande: son el primer equipo en la historia en conseguir su primera victoria de visitante. Además, consiguieron el triunfo pese a que, en Las Vegas, los Rams eran favoritos por 17 puntos. (y en el Super Bowl III, los Baltimore Colts eran favoritos por 18 antes de que Joe Namath dijera presente). Wow.

El pozo de la vergüenza

  1. Y finalmente pasó… los Patriots no clasificaron a postemporada. Tras otra mala actuación ofensiva, New England cayó ante los Dolphins y selló su suerte, rompiendo una marca de 11 temporadas consecutivas (2009-19) con aparición en playoffs, la marca más larga en la historia. Pero eso no es todo: al equipo de Bill Belichick se le acabó la racha de temporadas con récord positivo. Hasta el momento llevaba 19 (2001-19), la segunda racha más larga en la historia. La primera quedará en manos de los Cowboys de Tom Landry, en 20 temporadas (1966-1985).
  2. Jacksonville sumó una nueva derrota, y también continúa alargando una triste marca: los Jaguars permitieron al menos 24 puntos en sus últimos 13 juegos. Es la racha más larga para un equipo dentro de una temporada en toda la historia. Pero, como no hay mal que por bien no venga (o eso dicen al menos), los Jags están ahora al frente en la carrera por el pick número uno en el draft del año que viene y por la posibilidad de draftear a Trevor Lawrence. ¿Significará esto el fin de la Minshewmanía?
  3. ¿Los Falcons y “desperdiciaron otra ventaja de doble dígito” en una misma oración? Eso ya se ha visto antes… Atlanta iba ganando 17-0 al medio tiempo, pero del otro lado estaba Tom Brady, y apareció el síndrome del Super Bowl 51 en toda su gloria: los Bucs se terminaron llevando el partido por 31-27. Los Falcons ya perdieron tres partidos esta temporada en donde tenían una ventaja de al menos 14 puntos al medio tiempo, un logro también conseguido por los Chargers. Yikes.
  4. Los Rams se merecen estar esta semana en el pozo de la vergüenza, y no es para menos: solo tres equipos con un récord de 0-13 consiguieron su primera victoria contra un equipo con marca ganadora. Los Raiders lo hicieron primero, al vencer a los Patriots (9-3-1) en 1962. Los siguieron los Colts del 2011, que vencieron a los Titans (7-6). Y ahora los Jets se sumaron a esa selecta lista al ganarle al equipo de Los Ángeles (9-4). Créanme que McVay no la debe estar pasando muy bien que digamos.

NFC Least

Después de una racha de victorias más que improbables ante pesos pesados, los equipos de esta división volvieron a la realidad. Washington (6-8), que todavía sigue puntero, le complicó la vida a Seattle, pero terminó perdiendo por 20-15. Philadelphia (4-9-1) hizo absolutamente todo lo posible, pero no pudieron empatar sobre el final y cayeron frente a Arizona por 33 a 26. Y los Giants (5-9) no pudieron con Cleveland, que ganó 20-6. Los únicos que aprovecharon fueron los Cowboys (5-9), que se pusieron a solo un juego de Washington y, de paso, eliminaron a los Niners de la postemporada. Además, los cuatro equipos ya aseguraron que, quien salga campeón de la división, lo hará sin récord positivo. La NFC Este, señores…

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet