Tribet

Team Building: La línea de protección

Jue 14 May, 2020 - 21:56hs
Los Jets fueron uno de los equipos que más inviriteron en la línea ofensiva esta temporada baja / Fuente: JetsWire - USA Today

Hay una posición poco glamorosa en el juego, una que nadie suele notar hasta que comete un error, y es la de la línea ofensiva (OL por sus siglas en inglés). Es cierto que hay divergencias dentro de esta unidad que típicamente está conformada por cinco jugadores, y son los tackles del lado ciego (si el mariscal es diestro, su lado ciego es el izquierdo) quienes pueden firmar muy buenos contratos, pero siendo honestos, difícilmente salgamos a comprarnos sus jerseys o recordemos alguna jugada impresionante.

Sin embargo, es la OL en buena medida responsable del éxito de los mariscales, ya sea dándoles mayor tiempo para lanzar, o para que lo hagan sin presión. Son los linieros además los responsables del éxito o fracaso de los que acarrean el ovoide, ellos viven de los espacios que se generan frente a ellos, y como se imaginan, depende de los cinco gigantes que tienen al frente.

Tal es su importancia, que cuando miramos la calificación de PFF sobre la calidad de la línea, encontraremos que de los mejores diez equipos en este rubro, ocho accedieron a playoff, ¿coincidencia?, difícil. Los equipos de la NFL lo saben, y es por ello que de las primeras 18 selecciones del último draft, cinco fueron tackles ofensivos.

Un poco de metodología, prometo que es poco

En esta nota vamos a analizar cómo invirtieron los 32 equipos en esta offseason, y cómo mejoraron o empeoraron respecto de la última temporada. El punto de partida será (i) el promedio de puntaje que obtuvieron los equipos en protección de pase y bloqueo para la carrera, luego (ii) buscamos todos los movimientos de temporada baja, incluyendo los rookies de las primeras tres rondas del draft, identificando su puntaje individual, y (iii) finalmente agregamos o sustraemos los puntajes de los movimientos al promedio inicial y ¡Eureka!, tenemos el puntaje de la próxima temporada.

Sabemos que esta metodología no es perfecta y seguramente haya distintas ópticas para hacerlo, pero esto intenta ser sólo uno de los posibles abordajes de una manera sistémica. La fuente para todos estos puntajes es PFF. Aclaración metodológica, si a tu equipo le va mal, es porque estoy sesgado y los odio. Ahora que nos sacamos eso de encima, vayamos a lo interesante.

Qué hizo quién

El punto de partida indica que, de los diez mejores equipos en puntaje de OL, ocho accedieron a playoff, y entre ellos podemos encontrar a los dos finalistas de cada una de las conferencias. La otra cara de la moneda, de los diez peores sólo dos accedieron a playoff (Minnesota y Seattle). A continuación, un gráfico para que puedan ver equipo por equipo. Sólo para tener de referencia, los Dolphins cedieron presión en pase 301 veces (49 capturas, 70 golpes al mariscal, y 182 apuros o “hurries”), y los Ravens cedieron presión sólo 127 veces.

Cuando analizamos la temporada baja vamos a encontrar equipos que fueron muy activos, como los Jets, que firmaron 3 jugadores en agencia libre (George Fant, Connor McGovern y Greg Van Roten) y utilizaron su primer pick en Mekhi Becton, el tackle de Lousville. Cuando vemos el punto de partida esto no podría tener más sentido. Los Jets habían sido el segundo peor equipo, tienen un mariscal todavía en desarrollo que necesita protección para prosperar, y necesitan además recuperar la inversión que hicieron en Le'Veon Bell hace ya más de un año.

Algunos equipos ya sólidos no realizaron movimientos en esta temporada baja, tales son el caso de los Colts o los Cowboys. Y otros perdieron valor, como los Redskins, quienes finalmente movieron a Trent Williams, dejaron ir un buen jugador en Ereck Flowers (a quien habían corrido a la posición de guardia), incorporaron a Wes Schweitzer y no hicieron movimientos en los primeros dos días del draft. Finalmente, están los equipos que quieren una trayectoria consistente al éxito y que siguen invirtiendo a pesar de ya tener solidez en la posición, el ejemplo posiblemente sean los Ravens, que seleccionaron a Tyre Phillips. A continuación cómo cambió cada equipo.

A priori pareciera que los Dolphins tendrán una gran línea, y si bien es cierto que buena parte de su temporada baja se dedicaron a reforzar la posición (en agencia libre firmaron a Flowers y Ted Karras, y en los dos primeros días del draft seleccionaron a Austin Jackson y Robert Hunt), el punto de partida era impresionantemente malo. Del otro lado del mostrador están los Bengals, que dejaron ir a John Miller y Cordy Glenn y no trajeron nuevos jugadores (Es cierto, Jonah Williams no pudo jugar la última temporada y es prácticamente un jugador nuevo, pero ya dijimos que ninguna metodología es perfecta).

Esta nota no pretende cubrir la identidad de las líneas y quizás revisitemos el tema en el futuro (equipos que corren a lo ancho del campo necesitan linieros más atléticos, mientras que equipos que corren entre los tackles necesitan linieros más pesados y fuertes), pero pareciera que esta posición es un ingrediente clave en el éxito de las franquicias, y que no todas se mueven en la misma dirección. Les dejo el resultado post temporada baja en base a esta metodología para que se ilusionen (o no) con lo que está por venir.

Ahora ya saben, cuando estén viendo un partido, denle un poco de crédito a los linieros, que están haciendo el trabajo sucio para que el juego se luzca.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet