Tribet

El incierto futuro de Josh Rosen

Sab 30 May, 2020 - 12:57hs

Josh Rosen no pudo afianzarse en Miami. Foto: Wilfredo Lee-Associated Press

Durante esta semana, algunas fuentes comenzaron a indicar que Miami estaría recibiendo llamadas para preguntar por Josh Rosen. La llegada de Tua Tagovailoa con la quinta selección del draft, sumada a la presencia del veterano de muy buen fin de temporada Ryan Fitzpatrick, dejaron al ex Arizona como el tercer mariscal del equipo.

Las noticias también indican que los Dolphins no tendrían ningún apuro en intercambiarlo, ya que tienen al jugador en un contrato barato y podría convertirse en el suplente de Tua en 2021. Además, hoy Rosen tiene poco valor, y si en algunos choques de pretemporada Miami puede hacerlo llegar a jugar y que muestre un buen potencial, entonces su precio podría mejorar. Incluso no podría descartarse algún trade a mitad de temporada en caso de lesión. Esto es meramente una especulación, pero no creo que Grier y compañía estén dispuestos a dejar ir al QB por menos de una cuarta ronda. Los posibles interesados podrían ser equipos como los Lions, Steelers o Colts, todas franquicias con mariscales titulares veteranos, por ende, con riesgos de lesión, por lo que empezarían a pensar en desarrollar a alguien detrás de ellos para que pueda tomar las riendas en el corto o mediano plazo.

Rosen fue seleccionado desde la universidad de UCLA por los Cardinals, con la décima selección del draft de 2018, por detrás de Baker Mayfield, Sam Darnold y Josh Allen, y por delante del actual MVP, Lamar Jackson. Luego de una temporada con más bajos que altos y un récord de 3-13, Arizona tuvo la primera selección global y el nuevo head coach, Kliff Kingsbury, decidió apostar por Kyler Murray. Pero ahí apareció Miami, que en el segundo día, y luego de un trade down en la segunda ronda, enviaría el pick 62 y una quinta ronda de 2020 por el mariscal, ya sin lugar en Phoenix.

Rosen llegó a los Dolphins y debió enfrentar la competencia del veteranísimo Fitzpatrick en un equipo totalmente desarmado. La realidad es que luego de los entrenamientos del verano, Brian Flores se decidiría por el ex Harvard para comenzar la temporada. Luego de dos derrotas contundentes, el joven proyecto de California encontraría la titularidad frente a los Chargers, los Cowboys y los Redskins, pero sus actuaciones estuvieron muy por debajo de lo esperado, por lo que Fitz recobraría el puesto de QB1 que luego mantuvo por el resto del año.

Josh Rosen no es un mal jugador, pero tuvo el infortunio de tener mucha inestabilidad a lo largo de su carrera. Sólo un hecho: tuvo más de cuatro coordinadores ofensivos en seis años como jugador. Esto, inevitablemente, generó que algunos aspectos de su juego no estuvieran todo lo desarrollados que uno querría, sobre todo lo que refiere a determinar las protecciones e identificar al Mike linebacker. Todo esto estuvo agravado por el complejo plan ofensivo que el coordinador Chad O’Shea intentó instaurar, similar al que tenía en New England, sin éxito en un grupo tan joven. Luego de la finalización de la temporada, los Dolphins contratarían a Chan Gailey, quien implantaría una ofensiva abierta y más simple, que además debería favorecer las virtudes de Tagovailoa.

A continuación mostramos una jugada en la que Josh no identifica la cobertura post-snap para ver cuáles eran las vulnerabilidades de la defensiva, y para peor, deja su vista fijada en el jugador al que va a lanzar, forzando la intercepción.

Además, algunos lanzamientos tardíos en los que expone la salud de sus receptores.

Finalmente, una última jugada donde se exhibe cómo Rosen necesita ver al jugador solo para lanzar el ovoide.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet