Tribet

Coaching tree: Mike Shanahan, Gary Kubiak

Mie 17 Jun, 2020 - 15:23hs
Primero Shanahan y después Kubiak, dos piezas importantísimas en la historia de los Denver Borncos. Fuente: AP Photo

Continuando con nuestra sección de los coaching tree, analizamos las carreras de dos entrenadores que estuvieron bajo el ala de George Seifert en los deslumbrantes San Francisco 49ers, y que perduraron la tradición de la west coast offense implementada por Bill Walsh en los años '80. Se trata de Mike Shanahan y Gary Kubiak, dos HC que aún hoy tienen influencia hasta nuestros días, ya sea aconsejando o dejando su linaje en la liga.

Mike Shanahan

Su intento por convertirse en jugador profesional fue abruptamente interrumpido en 1972, cuando en un entrenamiento su corazón dejó de latir durante 30 segundos tras un golpe que arruinó su riñon. Luego de este suceso, empezó una carrera rápidamente exitosa desde los sidelines.

Tras algunos años como coordinador ofensivo en el fútbol universitario (en Eastern Illinois, su universidad, en Minnesota en 1979, y de 1980 a 1983 en los Florida Gators), se unió al staff de Dan Reeves en los Denver Broncos a partir de 1984. En ese equipo comenzaba también la era de un joven John Elway. Su etiqueta de  gran mente ofensiva, siendo el coordinador ofensivo en Mile High, lo catapultó a su primer empleo como head coach en la NFL.

En 1988, por entonces Los Angeles Raiders posaron sus ojos en él y lo contrataron para reemplazar a Tom Flores, entrenador de larga data y muy exitoso en la franquicia californiana. Pero la primera experiencia no fue nada feliz para Mike Shanahan, tras un récord de 8-12 en una temporada, y una pésima relación con el dueño Al Davis, los Raiders prescindieron rápidamente de sus servicios. Los Broncos lo recontrataron como entrenador de mariscales primero y coordinador ofensivo luego hasta 1991.

Sería a partir de 1992, año en el que George Seifert lo contrató como su coordinador ofensivo en los San Francisco 49ers, cuando su carrera como entrenador dio el salto de calidad. Durante esos años tuvo a su cargo el desarrollo de un Steve Young que sucedería al ya exitoso Joe Montana. El saldo fue de dos títulos divisionales (perdiendo ambas veces el juego de conferencia frente a los Dallas Cowboys) y una victoria en el Super Bowl XXIX con un Young en el pináculo de su carrera.

Este éxito permitió que nuevamente los Denver Broncos confiaran en su capacidad, pero ahora para ser el nuevo entrenador en jefe. Tenía la ardua tarea de ayudar a John Elway a alzarse con al menos un Super Bowl en el final de su carrera. Cumplió con creces: se convirtió en uno de los seis entrenadores en ganar dos trofeos Vince Lombardi consecutivamente. Lo hizo en los Super Bowl XXXII y XXXIII. Además entre 1996 y 1998 obtuvo 46 victorias y solamente 10 derrotas, imponiendo el récord de victorias en un lapso de tres años. En ese mismo tramo, los Broncos se mantuvieron invictos jugando como local. En ese equipo logró implementar una combinación entre la west coast offense y un sólido juego terrestre. Esta modificación permitió que jugadores como Terrell Davis (ganador del MVP en 1998) fueran tan importantes en su esquema como el veterano Elway.

Elway, Shanahan y el trofeo Vince Lombardi./Fuente: Mile High Sports

Tras esos exitosos años, tomó también el cargo de vice presidente ejecutivo de la franquicia. En el año 2005 logró convertirse en el entrenador con más victorias en los Broncos, superando a Dan Reeves, el mismo que le abrió las puertas en la NFL. No obstante esta historia de fidelidad llegó a su fin en el año 2008, tras casi una década de resultados irregulares y fracasando al obtener sólo una victoria en tres partidos para competir por una plaza de playoffs en su última temporada.

Su última experiencia como head coach la tuvo en los Washington Redskins a partir del año 2009, equipo con el que tuvo un triste paso de cuatro años en los que en tres de ellos su equipo terminó último en la NFC Este. En el año 2013 fue despedido por Dan Snyder, poniendo el punto final a su carrera en la NFL.

Gary Kubiak

La carrera como jugadpr de Kubiak fue menos violenta. Sin embargo, sus nueve años en la NFL se redujeron a una dura tarea: secundar a John Elway como su reemplazante en caso de que este no pudiera estar. Sus cinco partidos como titular dan cuenta de una carrera en la que vivió a la sombra de su principal competidor.

Su fidelidad con la franqucia de Denver le permitió coincidir con Shanahan en varias oportunidades, y esto le permitió convertirse en su mano derecha. Una vez retirado y tras un breve paso de dos años como entrenador de corredores en Texas A&M, en 1994 se convirtió en el entrenador de quarterbacks de unos San Francisco 49ers que ya contaban hace un par de años con Shanahan como coordinador ofensivo del mítico George Seifert. En esa temporada ayudó ni más ni menos que a Steve Young, a alzarse con el Super Bowl XXIX reciviendo su segundo galardón de MVP.

Ese éxito hizo que Shanahan se lo llevara como su coordinador ofensivo en los Denver Broncos donde alcanzarían dos ediciones del Super Bowl (XXXII y XXXIII), con un esquema ofensivo que incluyó a Terrell Davis como el caballito de batalla en el juego por tierra.

Ese matrimonio finalizó en 2005, cuando Kubiak optó por tomar el cargo de entrenador en jefe en los Houston Texans. Una franquicia que llevaba tres años de existencia, pero que no encontraba su lugar en la máxima competencia del deporte. En 2007 y 2008, el equipo terminó con un récord de 8-8 convirtiéndose en las primeras temporadas donde el la franquicia no tuvo récord perdedor. Sin embargo, su equipo mejoraría luego de esa temporada y en 2009 le dio a Houston su primera temporada ganadora, quedando fuera de playoffs por el criterio de desempate con los New York Jets. En 2011, logró su objetivo y consiguió meter a la franquicia por primera vez en playoffs, donde ganó su primer partido frente a los Cincinnati Bengals, pero perdió en el juego divisional frente a los New England Patriots. Repitió la fórmula al año siguiente, con el mismo final. Su paso por Houston llegó a su fin tras una temporada de 2-11, en la cual también enfrentó un serio problema de salud.

Un breve pero exitoso paso como coordinador ofensivo de John Harbaugh en los Baltimore Ravens le retribuyó a las franquicias de la NFL la confianza de que podía ser algo más que un entrenador de equipos irregulares.

Es por esto que los Denver Broncos volvieron a posar sus ojos sobre él y lo designaron como nuevo head coach en el año 2015, con la carrera de Peyton Manning llegando a su fin. El éxito llegó de inmediato y los Broncos terminarían con récord de 12-4 en temporada regular y ganaron el Super Bowl 50 a los Carolina Panthers. Si bien ese éxito se debió en buena parte al rendimiento de la defensa y a una ofensiva orientada al juego terrestre, algo que Kubiak supo imprimir a su estilo de juego, lo cierto es que el retiro de Peyton Manning hirió seriamente la moral de la franquicia.

Elway como GM, Peyton Manning com QB y Kubiak como HC, la otra fórmula del triunfo en Denver./Fuente: USA Today

Al no poder reemplazar a Manning (primero fue Brock Osweiler que se lesionó y luego lo hizo Paxton Lynch), el equipo terminó con récord de 9-7 y no pudo acceder a la postemporada, además que perdió por primera vez en cinco años seguidos el título de la AFC Oeste a manos de los Kansas City Chiefs, cetro que hasta el día de hoy la franquicia no pudo recuperar. Kubiak dejó de ser entrenador en jefe tras esta temporada, pero asumió algunos cargos administrativos hasta 2018.

Hoy Kubiak integra el staff de Mike Zimmer en los Minesotta Vikings, oficiando de head coach asistente y siendo el consejero ofensivo. Con él, en el equipo técnico, la franquicia pasó de ser la ofensiva terrestre número 30 a la sexta mejor en una sola temporada,  teniendo al mismo jugador, Dalvin Cook, como corredor.


Gonzalo Fabbri

Gonzalo Fabbri

Empecé a conocer el fútbol americano en el año 2015, en un partido de jueves por la noche entre Packers y Lions que terminó con un hail mary de Rodgers. No entendía nada del deporte, pero igual terminé gritando en la cocina a la 1 de la mañana. Soy redactor de la web, seguidor de los Houston Texans y tertuliano en Desde el Pocket y Redshirt Podcast.


Tribet