Tribet

Hall of Very Good: Leroy Butler

Mie 8 Jul, 2020 - 17:21hs
El S Leroy Butler festejando una intercepción en el Lambeau Field. Foto: packers.com

Desde el año 2002 la Professional Football Researchers Association (PRFA), honra a los jugadores que no han conseguido aun ser tomados en cuenta para calzarse la chaqueta dorada en Canton, Ohio. La NFL está llena de historias y son varios los casos, uno de ellos Leroy Butler, que han tenido carreras muy productivas, pero que por ahora no han logrado alcanzar el sueño de todo jugador de football americano, es decir formar parte del Hall of Fame.

Su carrera

En el draft de 1990 y con el pick 48 global, correspondiente a la segunda ronda, los Packers ponían sus esperanzas en el graduado de Florida State, para que sea el S titular de su defensiva. Butler no los decepcionaría, tras sus 11 años de carrera (1990-2001) con Green Bay, su único equipo, Butler se consagró como uno de los mejores en su posición. Además, se condecoró campeón del Super Bowl XXXI, en la era Favre-Holmgren. Conformó cuatro veces el primer equipo All Pro (1992, 1993, 1997, 1998), y en los mismos años fue seleccionado otras cuatro veces al Pro Bowl.

Desmenuzando aun más los números de Butler, nos damos una idea de su productividad y talento en la liga. Registró 953 tackleadas, 38 intercepciones y 12 recuperaciones de fumbles, sumando además 20.5 capturas. Fue el líder de la franquicia en intercepciones en cinco temporadas diferentes, y si todas estas estadísticas no son suficientes, también se convirtió en el primer defensor en la historia de la NFL en registrar en su carrera mínimo 20 sacks y 20 intercepciones.

En 2001 tras una lesión fea, con un omoplato roto, marcó el fin de su ilustre carrera. Butler en la actualidad sigue muy cercano al equipo en el que jugo toda su carrera, algo nada común en los tiempos actuales de la NFL, y se identifica como un fanático cheesehead más.

El Lambeau Leap

En la semana 17 de la temporada regular de 1993, los Packers enfrentaron a los Raiders en el Lambeau Field. Tras un balón suelto que Leroy Butler lo retorno hasta la end zone rival, el profundo salto hacia las gradas del estadio y celebró su anotación con el público cheesehead.

De esta manera nacería el Lambeau Leap. Toda tradición tiene un inicio y Butler marcó una el comienzo de una de las más lindas costumbres para los fanáticos y jugadores que asisten al Lambeau Field.

Coqueteando con el Hall of Fame

Son varios años en los cuales el nombre del safety integra la lista de los jugadores finalistas para ser seccionados al Hall of Fame, sin embargo, Butler no ha podido imprimir su nombre en el grupo final de seleccionados. La última clase elegida al Salón de la Fama la conformó Steve Atwater el S de los Broncos ganándole el puesto a Butler.

No cabe duda, más tempano que tarde un busto de Leroy reposará en las vidrieras de Canton, pero por ahora, la consagración sigue esperando para uno de los mejores jugadores de los Packers y de la NFL en la década de los 90.  


Mauricio Jiménez

Mauricio Jiménez

Colaborador, analista y redactor. Antes participé en NFL Vavel y como invitado en los podcast Frozen Tundra y GoPackGoMx. En 1996, con apenas 10 años y por pura casualidad, sintonicé el Super Bowl XXXI. Los Green Bay Packers levantando el trofeo Vince Lombardi de la mano de Reggie White, Brett Favre y Mike Holmgren contra unos New England Patriots encabezados por Drew Bledsoe. A partir de ese momento, nunca más quise alejarme del football americano y es todo un privilegio para mí contribuir en la cobertura en español de este hermoso deporte.


Tribet