Tribet

Power Rankings: Semana 3

Mie 30 Set, 2020 - 23:01hs

Transcurridas las primeras tres semanas de la NFL, el ranking, casi en su totalidad, continúa fluctuando. Sin embargo, los primeros diez parecen sentirse cómodos y mantener cierto nivel que los coloca por encima del resto de la liga. En No Huddle te contamos cómo se desempeñaron los equipos para ganarse cada una de sus posiciones.

Friendly reminder: No odiamos a tu equipo. Sólo queremos hacerte enojar.

Los Chiefs son realmente de otro mundo. Dominaron a Baltimore a gusto y placer en la primera mitad. Se confiaron y dejaron que los Ravens se acercaran a una anotación de diferencia antes de sellar definitivamente el partido. Mahomes deja al menos una fantasía por partido y sigue consiguiendo números y récords abultados. Y la defensa hizo un gran trabajo al contener a la fuerte ofensiva de Greg Roman. Kansas City pudo haber conseguido un resultado clave para el sembrado de postemporada.

Ravens no estuvo a la altura del cotejo. Tanto la defensiva como la ofensiva lucieron mal. Lamar no tuvo el nivel de semanas anteriores y sus receptores le soltaron varios envíos. La defensiva por su parte, fue expuesta por Mahomes. No lograron ejercer presión sobre el QB y cuando le das tiempo a Patrick, vas a pagar. Borrón y cuenta nueva. Aún queda mucho por delante para estos Ravens y en las próximas semanas tiene rivales accesibles para ponerse de nuevo en la contienda.

¿Ya mencionamos que Aaron Rodgers está jugando a nivel MVP? Por si quedan dudas, lo volvemos a repetir: “Aaron Rodgers está jugando a nivel MVP”. Aún sin disponer de grandes receptores, A-Rod continúa demostrando que es de lo mejor de la liga. Allen Lazard se posiciona como el WR #2 y Davante Adams está cerca de regresar. LaFleur tiene un plan de juego ofensivo muy equilibrado y la defensa aparece cuando debe hacerlo. Los Packers serán peligrosos.

Si hoy terminara la temporada Russel Wilson probablemente sería elegido como el MVP habiendo llevado al equipo a tres victorias en igual cantidad de partidos. Seattle dejó de ser el equipo duro por tierra y le están permitiendo a su mariscal atacar más por aire, quien lo está haciendo con gran eficiencia. La defensa sigue siendo un punto a mejorar, pero con victorias es más fácil poder trabajar en la semana.

Josh Allen sigue volando alto y jugando en su mejor versión desde que llegó a la NFL. Buffalo ya no es una defensiva dura que complementa al ataque, sino que se convirtió en un equipo completo que sabe muy bien a lo que juega. Deberán aprender a cerrar los partidos, ya que los Dolphins y los Rams casi le dan vuelta el marcador en el último cuarto, aunque siempre lograron recuperarse.

No fue el mejor partido de los Titans, pero se llevaron la victoria. Ryan Tannehill fue poco efectivo en campo rival y terminó el partido sin tirar un solo pase de anotación, lo que terminó forzando a Gostkowski a patear y acertar 6 goles de campo. Derrick Henry volvió a ser un corredor de más de 100 yardas y dos anotaciones luego de un inicio de temporada un poco más lento de lo esperado. En defensa deberán encontrar respuesta al ataque terrestre, ya que cedieron más de 200 yardas por esa vía y son la cuarta peor defensiva de la liga en ese rubro.

Un equipo que llegaba cargado de lesiones y donde los titulares no estuvieron dentro del campo de juego. Nick Mullens, el mariscal suplente, fue muy eficiente apoyado en el ataque terrestre y un esquema de Shanahan que favorece a mariscales “de sistema”. La victoria es importante para no perder pisada a la marca ganadora de Seattle y permanecer competitivos el resto de la temporada, ahora a recuperar lesionados.

Dura derrota, aunque esperable, frente a unos Packers que demuestran semana a semana que son candidatos serios en la NFC. Sin embargo, preocupa que esta ofensiva sea tan dependiente de Alvin Kamara, quien tuvo dos anotaciones y casi la mitad de las yardas conseguidas por la ofensiva. Drew Brees tuvo un partido estadísticamente bueno, pero sigue sin animarse a lanzar en vertical. La defensa, por su parte, fue dominada por Aaron Rodgers, quien dicho sea de paso, jugaba sin su mejor receptor. Y aún seguimos sin entender por qué le dieron la pelota a Taysom Hill, después de frenar a los Packers en cuarto down, y con la necesidad de anotar puntos urgentes. Ese error le permitió a Green Bay reaccionar y, eventualmente, ganar el partido.

Pittsburgh continúa invicto. Los de Tomlin volvieron a ganar y se alzan en lo alto de su división. Si bien aún queda mucho football por delante, es importante sacar ventaja en la división. Big Ben repartió el balón entre siete receptores distintos y el rival no tuvo respuesta. Incluso JuJu se burló en las redes de lo sólo que lo dejaron en su TD. La defensiva continúa ejerciendo presión y generando capturas. No será sencillo lanzar cómodo frente a esta unidad.

Sólida victoria para unos Patriots más vivos que nunca. La defensiva mantuvo presión constante contra Carr, frenó a Josh Jacobs y neutralizó por completo a Darren Waller, a la vez que ganó la batalla de turnovers, con tres fumbles y un touchdown defensivo. Cam tuvo un partido regular, aunque todavía está aprendiendo el frondoso y complicado playbook de Josh McDaniels. Y ni hablemos del potentísimo ataque terrestre, liderado por un Sony Michel inspirado y un Rex Burkhead multidimensional, que llegó a las 250 yardas. Convincente actuación, aunque en la próxima fecha se viene el equipo campeón.

Victoria sin muchas complicaciones para el equipo de Bruce Arians. Tom Brady tuvo una actuación vintage, con 298 yardas y tres pases de touchdown. La defensa no tuvo ningún problema para limitar al ataque de Denver a apenas 10 puntos, y consiguió dos intercepciones de parte de Jeff Driskel y su reemplazante, Brett Rypien. Sin embargo, sufrieron una baja sensible con la lesión de Chris Godwin, quien se perderá al menos el próximo partido con un tirón en el tendón de la corva. 

Otra mala actuación de Dallas, que a diferencia de la semana anterior, no logró salir con la victoria: Dos PATs errados (uno desviado por el defensivo); una devolución de kickoff perdida y recuperada en la yarda uno. Luego del muff, Elliott se quedó corto y eso provocó un safety; dos INT (una en última jugada del partido) lanzadas por Prescott y un fumble en la propia yarda cinco. Como si esto no fuera poco, la secundaria permitió cinco TD y cometió demasiados castigos. Éste no es un equipo que esté a la altura de los contendientes.

Pobre actuación de los Cards. Kyler Murray lució incómodo y errático (3 INT). Mérito para la defensiva rival. Aún así, Arizona tuvo chances de quedarse con el partido hasta minutos antes del final y no logró ejecutar de manera correcta. Este equipo necesita que su QB esté encendido para ganar. La defensiva permitió algunas jugadas grandes y no pudo detener a Stafford sobre el final. En una división en la que nadie regala nada y todos los equipos son tan competitivos y fuertes, perder contra Detroit de local quizás pese demasiado en Diciembre. 

Primera derrota para el equipo de Los Ángeles. El punto para rescatar es que no entregaron el partido en ningún momento a pesar de que la diferencia llegó a ser de 25, incluso revirtieron el resultado, pero lo perdieron en el final. Los Rams no pueden darse el lujo de comenzar los partidos tan lentos, o esas derrotas le serán caras al final del camino.

Phillip Rivers cumplió con su parte haciendo un partido regular, pero sin errores, y la secundaria se aprovechó de un Sam Darnold dormido, y provocó dos pick six, además de un safety: 16 de los 36 puntos fueron anotados por la defensa. Este equipo va a necesitar de todos sus integrantes rindiendo al máximo si quiere competir dentro de la AFC Sur.

Cleveland consiguió una contundente victoria. La ofensiva parece haber encontrado el ritmo con Chubb y Hunt, quienes siguen poniendo grandes números desde el backfield y alineados como receptores. Si Mayfield tiene tiempo para lanzar, puede ser muy peligroso. La defensiva tuvo cinco recuperaciones de balón y nunca dejaron lanzar cómodo a Haskins. Los Browns deberán mantener este nivel ante equipos mejores armados si pretenden ser protagonistas.

La historia de Nick Foles se sigue agigantando. Luego de tres cuartos y medio muy flojos de Mitchell Trubisky, Matt Nagy decidió mandar a Foles al emparrillado y éste lo retribuyó lanzando tres TD y consiguiendo la victoria viniendo de atrás, lo cual parecía impensado debido al marcador y el tiempo disponible. La ofensiva lució muchísimo mejor con el MVP del Super Bowl LII al mando. Es momento de que la defensiva se haga presente. Por otra parta, Nagy incluso confirmó al ex Jaguars como QB titular para la siguiente semana. La era Trubisky parece haber llegado a su final en Chicago. 

Los Vikings se encuentran en caída libre. Es la primera vez que inician con récord de 0-3 bajo el mando de Mike Zimmer, quien deberá exigir más de sus dirigidos si pretende pelear en la división. Kirk Cousins está errante y la defensiva extraña a sus playmakers. El resultado dirá que perdieron por un punto pero en Minnesota la sensación es bastante más decepcionante.

Luego de una gran victoria en casa, recibieron una paliza en Foxborough. Los Raiders no encontraron respuesta para un juego terrestre que resultó determinante en esta derrota. Esto fue producto de pobres tackleos y malos ángulos sobre el corredor. Además, a nivel ofensivo, Jacobs prácticamente no fue factor y cuando Gruden no puede establecer el ataque terrestre, queda expuesto el bajo nivel de los receptores. La defensiva parece haber perdido a su mejor CB por algunas semanas después de enterarse que padece una lesión en su pulgar.

Otra derrota amarga para los Chargers, que no estuvieron efectivos pese a generar más de 400 yardas ofensivas. Herbert tuvo una ligera regresión, aunque estuvo en posición de conseguir una victoria que, finalmente, no se dio. Keenan Allen (13 recepciones, 132 yardas, TD) y Austin Ekeler (143 yardas combinadas, TD) tuvieron grandes actuaciones. Sin embargo, la defensa sigue acumulando bajas entre sus titulares: ahora Chris Harris Jr. se perderá de cuatro a seis partidos. A este equipo solo le falta ser más eficiente para ganar.

Los Eagles esquivaron su tercera derrota al hilo, pero aún causa incredulidad el hecho de que ni siquiera quisieran jugársela para ganar el partido en la última jugada de tiempo extra. Carson Wentz sigue teniendo problemas, pero se las arregló para empatar el partido cuando parecía que Cincinnati se lo llevaba en tiempo regular. El equipo de Philadelphia sigue pareciéndose más a un hospital que a un equipo: Dallas Goedert se fracturó el tobillo, Avonte Maddox estará fuera un tiempo, y DeSean Jackson también está lesionado.

Sabíamos que era un inicio de calendario complicado para los de Houston y lo confirmaron con tres derrotas consecutivas. Este equipo depende exclusivamente de tener un Deshaun Watson encendido que les permita estar en partido, pero eso parece mucho pedir dado que las armas ofensivas escasean en los Texans.

La primera victoria llega en momento oportuno. La ofensiva se lució en la primera mitad habiendo generado tres anotaciones en las primeras tres posesiones. La defensiva apareció en la segunda mitad forzando y recuperando un fumble dentro de la yarda 10 de Jacksonville. Cerró el partido con una intercepción, y trambién logró generar presión con cuatro sacks. Deberá capitalizar y construir sobre este mejor rendimiento si quiere competir en la AFC Este.

Las lesiones le siguen jugando una mala pasada a Vic Fangio y los Broncos. Un equipo que previo a la primera semana estaba armado para pelear en su conferencia, hoy flaquea por todos lados. Acumulan otra lesión más, en este caso la de Jurrel Casey, a quien perderán para el resto de la temporada. Semana corta y oportunidad para sumar una victoria ante un rival débil o bien, en caso de perder, momento de redefinir los objetivos.

Los Bengals fueron protagonistas del primer empate de esta temporada. Estuvieron cerca de ganar el partido e incluso de perderlo de no ser por un castigo a los ST de los Eagles. Zac Taylor deberá pensar cuidadosamente las jugadas de la ofensiva porque no puede permitir que continúen pegándole de esa manera a su QB (ocho sacks). Burrow necesita protección. El futuro de la franquicia está en juego.

Los Falcons ya se están metiendo peligrosamente en terrenos que solo los Browns y los Jets conocen con regularidad: ahora son uno de los hazmerreír de la liga. Tenían el partido controlado, hasta que en el último cuarto colapsaron por completo y le permitieron 188 yardas y tres anotaciones a un Nick Foles que venía desde la banca. Son el primer equipo en la historia en perder múltiples juegos con 16 puntos de ventaja entrando al último cuarto en una temporada. Por el lado positivo, el ataque terrestre mejora semana a semana, y ya Matt Ryan, de partido mediocre, no necesitaría tener que llevar con tanta carga. La defensa es mala. Quinn ya debería haber sido despedido, y aún sobrevive.

Luego de dos duras derrotas para comenzar el año, los Lions lograron hacer pie frente al equipo sensación, Arizona Cardinals. La defensa finalmente dio el paso adelante para ser dominante y consiguieron tres intercepciones que en definitiva torcieron el rumbo del partido. Adrian Peterson sigue siendo eterno y Kenny Golladay dio nuevas y mejores opciones en ataque a Matthew Stafford que no cometió errores en el partido. 

Primera victoria para Matt Rhule como HC. La defensa se dobló pero no se rompió, y limitó a los Chargers a apenas 16 puntos. Los Panthers lograron ganar con un esquema ofensivo bastante conservador. Teddy Bridgewater tuvo números muy eficientes, y Mike Davis (91 yardas combinadas y un touchdown) pudo suplir aceptablemente los números que semana a semana brindaba Christian McCaffrey. Carolina ahora tiene la dura tarea de enfrentarse a Arizona, quien viene de ser sorpresivamente vencido por Detroit.

Baño de realidad para el equipo de la Florida que fue dominado por los Miami Dolphins a lo largo de todo el juego. Minshew pudo ser controlado y falló en las situaciones más importantes. En defensa buscaron las situaciones uno a uno contra el novato Henderson que no tuvo un buen partido. Jacksonville es un equipo que perdió mucho talento y sufrirá en el resto de la temporada.

Fue sorpresivo ver como Washington le peleó de igual a igual a los Browns durante tres cuartos. Dontrelle Inman se convirtió en una referencia relevante con sus dos anotaciones aéreas, y Terry McLaurin dio otra performance sólida. Sin embargo, Cleveland mostró todo su peso ofensivo en el último cuarto y marcó 17 puntos sin respuesta. Dwayne Haskins lanzó tres intercepciones: debe mejorar en ese aspecto si no quiere perjudicar a su equipo. En defensa, Matt Ioannidis puede llegar a perderse el año, y su compañero Chase Young tiene una lesión de ingle que ya lo deja afuera del siguiente partido contra los Ravens.

Los Giants van de mal en peor. La defensa, que había tenido actuaciones relativamente regulares contra los Steelers y los Bears, no ofreció resistencia alguna frente a unos Niners que marcaron 420 yardas y 36 puntos. Previsiblemente el ataque terrestre iba a necesitar tiempo: Devonta Freeman había llegado al equipo hacía unos pocos días, y por eso su participación fue prácticamente nula. Sin embargo, Daniel Jones sigue sin despegar y se hace difícil cuando apenas tiene dos touchdowns (y cuatro intercepciones) en tres juegos. Joe Judge debe meter mano en el equipo si quiere tener alguna aspiración, incluso en la división más mediocre de la liga.

Hoy es difícil imaginar un peor inicio de temporada. Cuando la defensiva rival anota 16 puntos y la ofensiva propia sólo siete puntos se tienen que prender todas las señales de alarma. Sam Darnold no encuentra el rumbo y quizás sea hora de que el gerente general se empiece a preguntar si quiere cambiar de head coach, o si quiere el primer pick del draft de 2021.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Cristian Saban

Cristian Saban

Cruzo el charco digitalmente hablando. Español, de Cádiz. Informático y diseñador gráfico autodidacta. De los Bears, no sé aún por qué. Ilusionando y agradecido de pertenecer a la familia de No Huddle.


Tribet