Tribet

Doug Pederson, despedido de los Eagles

11 de Enero de 2021
El ahora exentrenador de Philadelphia, Doug Pederson. / Foto: Elizabeth Robertson - The Philadelphia Inquirer

Finalmente, los rumores se hicieron realidad: Doug Pederson ya no es más el HC de los Eagles. Después de terminar una caótica temporada con marca de 4-11-1, el ahora exentrenador se reunió la semana pasada con el dueño de Philadelphia, Jeffrey Lurie, para exponer sus planes para el futuro inmediato, y se pensaba que habría otra reunión entre los dos en el transcurso de esta semana. Originalmente la idea era que el HC regresara en el 2021.

Lo que trascendió del encuentro, que duró varias horas, fue que Lurie no estaba convencido de que Pederson podría arreglar los problemas del equipo, particularmente en el lado ofensivo. Además, el dueño tampoco vio con mucho agrado el plan del entrenador de ascender a Press Taylor, actual coordinador de juego aéreo y entrenador de mariscales, al puesto de coordinador ofensivo. Tampoco parecía que hubiera un candidato para suplir la ausencia de Jim Schwartz, el coordinador defensivo, quien decidió retirarse como entrenador hace unos pocos días. Así las cosas, Lurie prefirió ir en una dirección diferente y despidió a Pederson. Pero además, Ian Rapoport reveló que el HC estaba cansado de seguir ordenes, aparentemente tanto de Lurie como del GM, Howie Roseman.

Pederson llegó a los Eagles en la temporada de 2016, como reemplazo de Chip Kelly. Su primera decisión fuerte fue draftear a Carson Wentz con la segunda selección global de ese año y ponerlo a jugar de inmediato, mientras enviaba al titular Sam Bradford en intercambio a Minnesota. El momento de gloria llegó en 2017, cuando Pederson guió a Philadelphia a su primer triunfo en el Super Bowl, contra New England Patriots por 41 a 33. Hacia el final de la temporada, Wentz, uno de los candidatos al MVP, se rompió los ligamentos. Ante esa situación, fue Nick Foles quien se encargó de tomar las riendas de la ofensiva en los partidos restantes y la postemporada.

Tras subsiguientes apariciones en playoffs en 2018, donde vencerían a los Bears en la ronda de comodines antes de perder frente a los Saints en la ronda divisional, y 2019, donde fueron eliminados por Seattle en la ronda de comodines, el equipo colapsó en 2020. Los Eagles se vieron constantemente afectados por las lesiones, tanto en ataque como en defensa. Además, Wentz, quien no volvió a tener una performance igual a la de 2017, tuvo una seria regresión que causó que Pederson lo reemplazara como titular por el novato Jalen Hurts.  

Fue esta decisión la que rompió el vínculo entre el HC y el mariscal, a tal punto que Wentz planeaba pedir ser intercambiado a otra franquicia. Pederson negaba que hubiera problemas entre ellos y confiaba en que podría arreglar la situación. Tampoco ayudó el hecho de que el entrenador decidiera sacar a Hurts del último partido contra Washington (quien terminó ganando la división) para poner a Nate Sudfeld en su reemplazo. Philadelphia ya estaba eliminado de playoffs a esa altura, pero esta movida no cayó bien entre algunos de sus jugadores, y no se sabía si ello habría provocado otra ruptura, esta vez con el vestuario. Todas estas situaciones terminaron desgastando rápidamente a Pederson y desembocaron en su salida del equipo.

En cinco temporadas, Pederson consiguió una marca de 42 victorias, 36 derrotas y un empate. Llegó tres veces a postemporada, donde obtuvo cuatro triunfos y dos derrotas, además del mencionado Super Bowl LII, que rompió con una sequía de 57 años sin títulos para los Eagles. A tan solo tres años de esta hazaña, Pederson seguramente podrá volver prontamente al ruedo en una franquicia que necesite de sus servicios. En particular, los Jets asoman como un posible candidato: su GM, Joe Douglas, coincidió con Pederson en el equipo hasta que se marchó en 2019 a Nueva York.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet