Tribet

Lo mejor, lo peor y la sorpresa: AFC

Vie 8 Ene, 2021 - 16:36hs
Colts festeja, y Jacksonville espera por el primer pick. / Foto: USA Sports Today

Se ha cerrado un nuevo año de competición en la NFL y llegó el momento de repasar cómo le ha ido a cada una de las franquicias en esta accidentada temporada.

En primer turno, la Conferencia Americana tiene en su poder a la primera selección global del próximo draft con los Jaguars y al campeón defensor del título, los Chiefs. Pero todas las franquicias valen su repaso, y los redactores de No Huddle analizaron lo mejor, la peor y la sorpresa de cada uno de los equipos que quedaron fuera de playoffs en la AFC.

Cincinnati Bengals

Por Iván Lerro
Cincinnati tuvo una temporada decepcionante. / Foto: USA Today Sports
LO BUENO:

Si podemos rescatar algo de esta temporada, debemos ponerle nombre y apellido: Joseph Lee Burrow. El QB de primer año, mientras estuvo en cancha, demostró que los Bengals tomaron la decisión correcta al elegirlo en el pasado draft. Fue creciendo con el correr de los partidos e ilusiona a los fans en Cincinnati. Lamentablemente, la temporada terminó antes para él debido a una grave lesión en su rodilla. Deberá recuperarse por completo y, si la gerencia y el HC hacen bien las cosas en la off season, puede que lo veamos brillar aún más. 

LO MALO:

Había mucha esperanza depositada en Zac Taylor de cara a su segunda temporada, sobre todo por la elección de Joey Burrow con la primera selección global del último draft. Sin embargo, se notó la falta de talento en la OL y a lo largo y ancho de toda la defensiva. Da la sensación que a Cincinnati aún le falta demasiado para competir. Más cuando en su división tiene rivales tan duros. 

LA SORPRESA:

Lo más sorprendente fue que no dejaron de pelear en ningún momento. Perder al QB1 es un golpe difícil de recibir, y aún más complicado de levantarse posterior al mismo. Sin embargo, por momentos mostraron buen football e incluso ganaron un par de partidos. Esta actitud es fundamental de cara a la próxima temporada, sobre todo para la continuidad de Taylor al frente del equipo.

Jacksonville Jaguars

Por Gonzalo Fabbri
Jacksonville será pick 1. / Foto: USA Today Sports
LO BUENO:

Tendrán el pick 1 del próximo draft, y eso implica que seguramente elegirán a Trevor Lawrence, quien será coacheado por un nuevo entrenador tras la salida de Doug Marrone como Head Coach del equipo. Para los Jaguars, será barajar y dar de nuevo tras una década de rotundos fracasos. Si logran que Lawrence encuentre la química necesaria y se pueda poner el equipo al hombro, podrían tener un futuro un poco más propicio con un plantel muy joven.

LO MALO:

No hace falta ahondar demasiado en el análisis teniendo un equipo que ganó sólo un partido en la primera semana y luego perdió los 15 restantes. Ni Gardner Minshew, ni Jake Luton, ni Mike Glennon fueron respuestas eficientes a los problemas en el puesto de mariscal. En defensa, las buenas intenciones se apagaron a medida que fueron perdiendo piezas jóvenes, como su pick de primera ronda, CJ Henderson.

LA SORPRESA:

James Robinson, un UDFA a principio de temporada, se ha convertido en el quinto corredor con más yardas de la temporada regular. Impensado por donde se lo mire, pero una de las noticias más gratas para un Jacksonville que seguramente tenga un quarterback rookie la temporada que viene y va a necesitar de un corredor sólido para acoplarse al sistema. Robinson puede serlo.

Houston Texans

Por Gonzalo Fabbri
JJ Watt y Deshaun Watson. Presente y ¿futuro? en Houston. / Foto: Houston Texans
LO BUENO:

Watson encontró la química con sus receptores, y el final de la temporada podría verse como un renacer de la ofensiva de cara a la próxima temporada. El mariscal de campo de Houston se convirtió en el jugador que más yardas de pase registró en la temporada regular. En defensa, y a falta de saber lo que pasará con JJ Watt, no hay mucho para destacar salvo por Zach Cunningham quien, silenciosamente, se convirtió en el jugador con más tackles de la liga con 159.

LO MALO:

Houston tuvo una temporada para el olvido, eso no es noticia. Desde los primeros partidos, y con el despido luego de la cuarta fecha de quien a principio de temporada era su entrenador en jefe, pudimos confirmar que el destino de los Texans estaba porfiado. Una defensiva que nunca estuvo a la altura de lo que Deshaun Watson pudo darles fue una de las causas principales de esta implosión.

LA SORPRESA:

En esta sección, podríamos destacar el resurgir de una ofensiva que a mitad de temporada parecía no tener rumbo. La producción dependía de lo que Watson pudiera hacer. En las últimas jornadas, David Johnson tuvo un mejor aporte y Brandin Cooks ha dado lo que se esperaba de él a principio de temporada. Pese a la importante baja de Will Fuller por suspensión surgieron nombres interesantes como los de Keke Coutee y Chad Hansen, que tuvieron actuaciones destacadas cuando el equipo los necesitó. Hay material.

New England Patriots

Por Nicolás Pérez
Se espera que Cam Newton no vuelva con New England el próximo año. / Foto: Patriots
LO BUENO:

Pese a sufrir varias bajas de peso, la defensa siguió siendo uno de los puntos fuertes a lo largo de la temporada, lo que explica por qué, en general, los Patriots se mantuvieran competitivos aún en derrotas. También hay que darle crédito al establo de corredores que, en muchas ocasiones, era lo único que sostenía al equipo en ofensiva y ayudó a generar uno de los juegos terrestres más potentes de la liga. En particular, Damien Harris rindió muy bien y posiblemente sea el líder de la rotación a partir de la próxima temporada.

LO MALO: 

Cam Newton vino a New England con la intención de revivir su carrera, mientras que Bill Belichick hacía una apuesta arriesgada que podía ser exitosa. Sin embargo, su plan fracasó. Luego de un inicio positivo, Newton contrajo coronavirus y en su regreso nunca fue el mismo. Su bajo nivel a lo largo de la temporada es una de las razones por las que el ataque aéreo fue uno de los peores de la liga.

LA SORPRESA:

Mientras piensa cómo armar el roster de cara al 2021, Belichick debe estar contento con el rendimiento de algunos novatos. Michael Onwenu ha sido uno de los mejores jugadores de la clase del 2020, a la vez que tanto Kyle Dugger como Josh Uche han tenido buenos destellos pese al tiempo de juego limitado. Todos ellos se perfilan como piezas muy importantes para el equipo mirando hacia el futuro.

New York Jets

Por Mariano Sinito
New York cerró de buena manera la temporada. / Foto: USA Sports Today
LO BUENO:

En el caso de los Jets, podemos señalar lo "menos malo" en lugar de lo bueno, debido a lo bajo que ha sido el desempeño de esta franquicia en 2020. En cuanto a los jugadores, la línea defensiva despertó al final de la temporada y jugó decentemente. A nivel organizacional, lo mejor de todo es la destitución de Adam Gase, un líder negativo que hizo mucho daño en todos los niveles de la franquicia. A barajar y repartir de nuevo, el dinero está, y el capital de Draft también, no es imposible.

LO MALO:

Los Jets fueron malos en todo. Hasta para hacer un tank como la gente y terminar con la primera elección del Draft. Una organización sin rumbo, líderes, entrenador, y con una base de fanáticos que ha caído en la apatía. Este equipo fue un cascarón de lo que una vez significó en la NFL el nombre de los Jets. Un rejunte de rechazos y jugadores de potencial dudoso haciéndose pasar por un equipo profesional. Una vergüenza de temporada.

LA SORPRESA:

Lo más sorprendente de este equipo es que no perdió los 16 partidos. Arruinaron de manera insólita la posibilidad de conseguir el talento generacional de Trevor Lawrence, teniendo la suerte de enfrentar algunos equipos al final de la temporada que decidieron emparejar su rendimiento hacia abajo. Esas dos victorias inesperadas ante Rams y Browns fueron tragicómicas, aún cuando algunos pocos rendimientos individuales mejoraron y mostraron un camino viable para el futuro.

Miami Dolphins

Por Alejo Vidal
Tua Tagovailoa mostró algunos flashes estos partidos. / Foto: Miami Dolphins
LO BUENO:

Haber llegado a la semana 17 con chances concretas de playoffs y terminar con un récord de 10-6 en el segundo año tras la reconstrucción es sin dudas un logro para la franquicia. Chris Grier está implementando un buen trabajo desde el front-office y Brian Flores parece ser el entrenador elegido de esta franquicia que carecía de rumbo. A partir de esta temporada baja ya se verá en el terreno el producto terminado luego del desarme en 2019, y por ahora todo va en la dirección correcta.

LO MALO:

No encontraron la forma de darle dinamismo a la ofensiva cuando Tua estuvo como mariscal. Buscaron jugadas que explotaran horizontalmente el campo, pero de muy poca explosividad, algo que sí se veía con Fitzpatrick en cancha. Parte del defecto fue no identificar las armas que tenía Miami, ya que el perímetro careció de jugadores que generaran yardas después de tocar el balón, tanto por lesiones como por limitaciones del roster. Esta temporada baja, y con un OC nuevo, Miami deberá jugar un futbol más complementario en donde el ataque sea una parte clave.

LA SORPRESA:

La defensa se convirtió de la peor en la liga en 2019 a una de las mejores rankeadas en 2020 dependiendo la estadística que se mire. Si bien es cierto que en temporada baja la franquicia había invertido fuertemente del lado defensivo del balón, pocos esperaban que el nivel creciera tan abruptamente. Turnovers, puntos, detenciones en cuarto down, sacks, buenas posiciones de campo, esta defensa es ahora de las mejores de la liga, y la mayoría de los jugadores tienen contrato por los próximos años.

Denver Broncos

Por Martín Wizenberg 
Los Broncos estuvieron lejos de la temporada que esperaban. / Foto: USA Today Sports
LO BUENO: 

En una temporada para el olvido, si hay que destacar algo sin duda que es el funcionamiento de la defensa. Desde el safety Justin Simmons hasta Bradley Chubb el rendimiento fue muy positivo, e incluso rookies como el CB Michael Ojemudia mostraron cosas interesantes. Ese costado no debería ser un gran foco en la offseason. 

LO MALO: 

Creo que es bastante obvio que es el mariscal. Drew Lock no se vio nada prometedor salvo uno o dos partidos. Vic Fangio y John Elway tendrán que decidir si siguen dándole oportunidades o buscarán a alguien para que le haga competencia o lo remplace. Lo seguro es que esta ofensiva tenía mucho potencial, el cual no pude ser explotado por culpa del nivel en la posición de QB

LA SORPRESA:

Sin Courtland Sutton, y con un receptor novato como principal arma, la ofensiva parecía destinada a ser un ataque mayormente terrestre como otros años. Finalmente, lo sorpresivo fue el mal rendimiento de esa faceta y el surgimiento de otro receptor que será clave en el futuro de la franquicia: Tim Patrick. Con él, Jeudy, Sutton y el TE Noah Fant, Denver tiene armas suficientes para ser una de las mejores ofensivas de la liga.

Las Vegas Raiders

Por Tomás Dinoia
Las Vegas quedo en las puertas de playoffs. / Foto: USA Sports Today
LO BUENO:

En este caso la ofensiva se mantuvo en un buen nivel a lo largo de la temporada. Sin dudas la mejor temporada profesional de Carr, con la mayor cantidad de yardas a nivel personal, QBR y passer rating. En su segunda temporada, es la segunda vez que Jacobs supera las mil yardas terrestres, a pesar de que la linea ofensiva fue inconsistente. Por su parte, Waller se confirmó como uno de los mejores TE de la liga. Todos ayudaron a poner a Las Vegas en el top 10 de ofensiva total, consiguiendo la ofensiva nº7 con respecto al pase.

LO MALO:

Esta temporada la defensiva fue la tercera peor de toda la NFL. En defensa terrestre estuvo Nº24, en defensa aérea, nº26, y en puntos en contra, nº29, con casi 30 puntos por partido en contra. El experimento Paul Guenther no funcionó, y Gruden deberá hacer profundos cambios en el roster, así como elegir a un coordinador defensivo adecuado si quieren competir el año que viene por un lugar en playoffs.

LA SORPRESA:

Antes de la temporada, algunos ponían a Las Vegas en playoffs, y otros no, asi que no sorprende que hayan terminado 8-8. Los que sí sorprendieron fueron un par de jugadores, como Nelson Agholor, quien luego de ser el blanco de críticas en Philadelphia, rebotó con su mejor temporada como profesional. Con casi 900 yardas y 8 TDs, se convirtió en una de las armas favoritas de Carr. Ahora estará en manos de los Raiders decidir qué hacer con él ya que entrará a la agencia libre para la temporada 2021

Los Angeles Chargers

Por Gastón Suiffet
Herbert fue una de las revelaciones de la campaña. / Foto: USA Sports Today
LO BUENO:

Sin lugar a dudas lo mejor de la temporada para los Chargers fue el rendimiento de Justin Herbert. Con una temporada espectacular, el ex Oregon rompió varios récords para un rookie QB y dejó en claro que el futuro de la franquicia gira alrededor de él. Otro dato positivo fue el nivel de Austin Ekeler, cuando pudo jugar, confirmando que tiene lo necesario para ser el RB1 del equipo. En el aspecto defensivo, si bien fue intermitente dentro mismo de los partidos, esa unidad por momentos mostró solidez anulando a las ofensivas rivales.

LO MALO:

Como parece ser una costumbre en los últimos años, las lesiones se ensañaron con el equipo de Los Ángeles. Antes del comienzo de la temporada un problema en la rodilla dejó a Derwin James fuera por todo el año. Luego Ekeler, Joey Bosa, Keenan Allen y Melvin Ingram, entre otros, se perdieron partidos a causa de distintas molestias, por lo que Lynn nunca pudo contar con el plantel completo. Los equipos especiales y el manejo del reloj por parte del HC también fueron puntos críticos a lo largo de la temporada, lo que le costó la derrota en varios juegos. La falta de efectividad de los RBs Joshua Kelley y Justin Jackson fue otro motivo de preocupación, tanto que fueron relegados por Kalen Ballage, quien llegó en plena temporada como agente libre.

LA SORPRESA:

Como lo mencionamos anteriormente, el rendimiento de Justin Herbert fue la principal sorpresa. Si bien el QB fue elegido en la primera ronda y se esperaba que se pusiera al frente del equipo en algún momento, la facilidad con la que lo hizo fue realmente llamativa. Los WRs Jaylon Guyton y Tyron Johnson también sorprendieron con un buen nivel cuando les tocó participar, sobre todo con Allen y Mike Williams tocados físicamente sobre el final del año.


Redacción No Huddle

Redacción No Huddle

Nota realizada por la redacción de No Huddle.


Tribet