Los MVPs silenciosos: Las grandes temporadas de Jonathan Taylor y Cooper Kupp

30 de Diciembre de 2021
Taylor y Kupp han sido las grandes revelaciones y figuras destacadas del 2021. Foto: PlayBookLife

Antes de comenzar la temporada de la NFL en 2021 sus nombres no figuraban en muchos análisis sobre quienes serían los mejores jugadores, pero ahora nadie podría dejarlos afuera. Se trata del corredor de los Indianapolis Colts, Jonathan Taylor, y el receptor de Los Angeles Rams, Cooper Kupp. Ambos han sido eficientes piezas ofensivas para sus equipos y una razón por la que estén peleando por la clasificación a los playoffs. Son parte de una camada que está llena de aspirantes a ser las estrellas de la liga en los años por venir.

Cooper Kupp, en busca del primer MVP para un receptor.

Kupp está en camino a romper todos los récords de receptores en la liga. / Foto: FanSided

Cooper Kupp está en camino de ganar la triple corona de receptor, liderando la NFL en recepciones, yardas y recepciones de touchdown. La estrella de Los Angeles Rams masacró a la defensiva de Seattle el martes por la noche, logrando nueve recepciones en 13 intentos de pase para 136 yardas y los únicos dos touchdowns de los Rams del juego en una victoria 20-10 sobre los Seahawks. Ningún otro receptor tuvo más de 42 yardas en recepción y todos los demás se combinaron para 108 yardas.

En el proceso de destruir a Seattle, Kupp estableció el récord de los Rams en una sola temporada con 122 recepciones en solo 14 juegos, superando al miembro del Salón de la Fama Isaac Bruce (119). Hacerlo en dos juegos menos es una locura. El martes por la noche, Kupp también quebró el empate con Michael Irvin y su compañero de equipo Odell Beckham Jr por la racha más larga de juegos con más de 90 yardas en recepción desde 1950. Kupp ahora ha roto la marca en 10 juegos consecutivos.

También tuvo su cuarto juego esta temporada con más de 100 yardas y dos TD. Únicamente Randy Moss (2007), Terrell Owens (2005) y Lance Alworth (1966) tuvieron más en una temporada. Ahora debemos decir que un premio que Kupp probablemente no ganará es el de Jugador Más Valioso. Ningún WR en la historia de la NFL se ha llevado galardón. Solo 19 que no son mariscales de campo han sido tan honrados, la mayoría de ellos corredores. Lawrence Taylor y Alan Page en defensa ganaron el premio y el pateador Mark Moseley fue homenajeado en la huelga acortada de 1982. (Si, un pateador fue MVP pero un receptor no...)

Pero tal vez, solo tal vez, en un año en el que ningún mariscal de campo ha jugado consistentemente en otro mundo, Kupp tiene una oportunidad. Lidera a todos los receptores con 122 recepciones (el siguiente más cercano es Tyreek Hill  con 102), 1,625 yardas (el siguiente más cercano es Justin Jefferson  con 1,335) y 14 TDs (el siguiente más cercano es Mike Evans con 11).

Para tener alguna consideración por el Jugador Más Valioso, Kupp seguramente necesitaría romper el récord de recepciones de una temporada de Calvin Johnson, que se ubica en 1,964 yardas. Kupp necesita 339 yardas más durante las últimas tres semanas. Si continúa con su promedio de 116.1 yardas por juego, superará el récord de Johnson con nueve yardas de sobra en la Semana 18. 

No sorprende que Stafford fuera el mariscal de campo en la temporada récord de Johnson y ahora tenga a Kupp en una posición con la oportunidad de superar a su ex compañero de equipo. El mariscal de campo de grandes brazos siempre cree que puede colocar la pelota en ventanas estrechas para los WR en los que confía. La fusión mental entre Stafford y Kupp ha sido evidente desde el día uno. 

Jonathan Taylor, la esperanza de Indianapolis

Taylor es la principal razón por la que los Colts están pensando en los playoffs. Foto: Pio Deportes.

El desempeño de Jonathan Taylor es una confirmación de que la posición de quarterback no debe ser la única a considerar cuando se habla de las candidaturas para el premio como Jugador Más Valioso de la NFL. Al convertirse en el principal responsable de que los Indianapolis Colts estén firmes en la pelea por un boleto a Playoffs y controlen su destino, Taylor también irrumpió en la conversación sobre los candidatos al MVP y que parecía exclusiva para Aaron Rodgers y Tom Brady en 2021. De hecho, el último corredor en ganar el galardón fue Adrian Peterson en 2012 y en las últimas 21 campañas, sólo tres lo han ganado.

En 2020, quien parecía que rompería con la costumbre de darle el MVP a un quarterback fue Derrick Henry, quien tuvo una sólida actuación al llegar a las 2,027 yardas por tierra y siguió con su buen desempeño al sumar más de 900 en ocho juegos en la actual temporada, hasta que sufrió una lesión que lo hizo perder varias semanas. En términos sencillos: sin Taylor, los Colts probablemente estarían en riesgo de quedar fuera de la Postemporada o quizá ya estarían eliminados. De allí el valor que el corredor tiene para Indianapolis.

De cara al duelo de los Colts en la Semana 16 ante los Arizona Cardinals, Taylor es el líder de la NFL en yardas por tierra (1,518), anotaciones por esa vía (17) y touchdowns totales (19). Los últimos tres corredores en ganar el MVP (Peterson, Tomlinson en 2006 y Shaun Alexander en 2005) sumaron al menos 1,800 yardas por tierra y el corredor de Indianapolis proyecta terminar esta temporada con 1,843. Taylor suma 11 juegos consecutivos con al menos un touchdown por carrera, la racha más larga desde que Tomlinson impuso una marca de la NFL con 18 partidos en fila entre 2004 y 2005, pero, quizá lo más importante es que el hecho de que Taylor entre a la zona final es fundamental para los Colts, que han perdido los tres duelos en los que el número 28 no lo ha logrado.

En la racha de 11 juegos con al menos un touchdown por tierra, Taylor ha anotado al menos dos veces en cuatro ocasiones, incluido el duelo en el que tuvo cuatro touchdowns por tierra y en el que los Colts dominaron a los Buffalo Bills en la Semana 11. Las 17 anotaciones por tierra que suma Taylor en 2021 empatan el total más alto para cualquier corredor luego de 14 juegos en las últimas 15 campañas.

El desempeño de Taylor también ha ayudado al coach de los Colts, Frank Reich, a hacer un buen uso de su ofensiva, principalmente, de minimizar el riesgo de error que conlleva el tener a Carson Wentz como quarterback. Los Colts tienen marca de 5-0 cuando Wentz lanza para 180 o menos yardas, incluso, sumó sólo 57 yardas por aire en el triunfo sobre los New England Patriots, datos que revelan que la intención de Reich no es poner el peso de su ataque en los hombros de su quarterback sino de su corredor.


Alain Álvarez

Alain Álvarez

El SuperBowl XLII me hizo amar este deporte, y a los Patriots. Periodista en construcción y Belichista de la primera hora. Redactor con una misión: que no se le diga rugby al football americano. Amante de los QBs veteranos.