Tribet

Aaron Rodgers gana su tercer MVP

9 de Febrero de 2021
Rodgers, festejando la victoria tras el triunfo en ronda divisional ante Los Angeles Rams (Foto: NFL.com)

Aaron Rodgers recibió el pasado sábado el premio al jugador más valioso por tercera ocasión en su carrera, uniéndose así a su excompañero de equipo Brett Favre, Tom Brady, Johnny Unitas y a Peyton Manning, un selecto grupo de mariscales con al menos tres galardones de MVP.

El premio, tal vez, toma más valor por las temporadas marcadas por lesiones que sufrió el QB de Green Bay en los últimos años. Recordemos que en 2017 se fracturó la clavícula en Semana 6 enfrentando a Minnesota Vikings, lesión que lo marginó por casi toda la campaña. Luego, en el primer Sunday Night Football de 2018 y ante Chicago Bears, sufrió un traumatismo en una rodilla en el recordado one leg comeback. Aaron arrastró esa molestia por todo el año y pudo jugar la mayoría de los encuentros, aunque se notaba que estaba lastimado y cojeando en cada partido.

Ahora, Rodgers, a sus 37 años, regresó a su mejor nivel en una nueva era y un nuevo sistema ofensivo comandado por el HC Matt LaFleur, quien ha sido una inyección de rejuvenecimiento en su carrera de 15 años en la NFL. Este año lideró la liga en pases de TD con 48 y solamente lanzó cinco intercepciones, además de alcanzar un porcentaje de pases completos de 70,7% y 4.299 yardas aéreas.

De manera similar a sus anteriores galardones de MVP conseguidos en las temporadas 2011 y 2014, su ofensiva fue de las más espectaculares a lo largo del año: la misma se ubicó como la primera en la NFL en puntos y también la primera en efectividad de anotaciones en la zona roja, con un 80%. 

Rodgers y Adamas festejando el touchdown 200 en la carrera del QB, en la temporada 2014 (Foto: Packerswire.com)

Como si todos estos logros fueran pocos, en esta temporada alcanzó el récord de los 400 pases de anotación en tan solo 193 partidos, convirtiéndose así en el QB más rápido en llegar a dicha marca. El hito se dio en la Semana 13, contra Philadelphia Eagles. El dato curioso es que el pase de touchdown número 400 de su carrera lo atrapó Davante Adams, mismo receptor que recibió su envío de anotación número 200, pero en la temporada 2014, mismo año en el que Rodgers también fue elegido MVP.

En su discurso Rodgers agradeció a todo su equipo, tanto a entrenadores como a compañeros, realizó una reflexión sobre las dificultades de la temporada 2020 por la emergencia sanitaria mundial y culminó con un mensaje de amor y optimismo para todas las personas que lo escuchen.

Es una constante que los QBs sean los favoritos para ganar el MVP del año, tendencia que se viene repitiendo en las últimas temporadas. Desde el 2013 hasta la actualidad, los ganadores del premio más importante entregado en los NFL Honors fueron mariscales de campo. Aunque nos parezca una tendencia algo aburrida, la realidad es que nadie puede dudar del talento, la eficiencia y la demostración dominante a través de su juego de nombres como Peyton Manning, ganador del MVP en 2013, el mismo Rodgers en 2014, Cam Newton en 2015 o Matt Ryan en 2016.

Aun cuando la NFL es un juego de equipo, no nos queda ninguna duda en que la posición de mariscal es y seguirá siendo la más importante dentro de un campo de juego, por lo que tiene lógica que la liga siga reconociendo el talento en dicho puesto.


Mauricio Jiménez

Mauricio Jiménez

Colaborador, analista y redactor. Antes participé en NFL Vavel y como invitado en los podcast Frozen Tundra y GoPackGoMx. En 1996, por pura casualidad, sintonicé el Super Bowl XXXI. Los Green Bay Packers levantaban el Vince Lombardi de la mano de Reggie White, Brett Favre y Mike Holmgren contra New England Patriots. A partir de allí, nunca más quise alejarme del football americano y es todo un privilegio para mí contribuir en la cobertura en español de este hermoso deporte.


Tribet