Top 5 histórico: Pittsburgh Steelers

17 de Junio de 2021
Los Steelers tuvieron su época dorada en los 70´, ganando cuatro anillos. / Foto: Pittsburgh Steelers

Las franquicias de la NFL han tenido a lo largo de la historia gran cantidad de jugadores destacados de los pueden sentirse orgullosos, tanto por su rendimiento dentro del campo de juego como su liderazgo fuera de él. En No Huddle les traemos a aquellos que de gran manera han representado los colores de su equipo. Hoy, los cinco mejores de Pittsburgh Steelers en la historia.

Los seis veces campeones de la NFL tienen una rica trayectoria a lo largo de la era moderna, tras ser uno de los equipos más flojos de la era pre Super Bowl. La filosofía de los Steelers es clara: respetar los proyectos del entrenador de turno, castigarte con una defensa férrea que meta presión constante y ganarte el partido corriendo lo más posible en el ataque.

Es así como en esta lista solo dos jugadores ofensivos, ya que Pittsburgh es, a pesar del talento acumulado en ofensiva durante años es, defensivamente hablando, una dinastía. La época dorada en los 70s y el éxito en los primeros años de este milenio son la base de una franquicia que está entre las más destacadas de la liga en cuanto a éxito deportivo.

“Mean” Joe Greene, DT

Greene es uno de los mejores defensivos de todos los tiempos. / Foto: NFL.com

La primera selección que hizo Chuck Noll, histórico entrenador en jefe de la franquicia, cuando tomó el mando del equipo en 1969 fue, tal vez, el mejor jugador que alguna vez se puso la negro y oro. Greene demostró durante 13 temporadas por qué fue el primer elegido por Noll en un draft, en lo que sería la antesala de una de las décadas más exitosas de la historia de los deportes.

El producto de North Texas culminaría con una envidiable carrera, incluyendo dos premios al Jugador Defensivo del Año (sin sumarle su DROY de 1969), 10 selecciones al Pro Bowl, 4 al primer equipo All-Pro y, lo más importante, levantando los cuatro trofeos Vince Lombardi que los Steelers consiguieron con una de las defensivas más destacadas de la historia de la liga: la Steel Curtain.

Greene fue parte del cambio en la mentalidad del equipo acerero, quienes rondaban la mediocridad durante los comienzos del deporte. Pittsburgh le reconoció sus logros retirando su emblemático dorsal 75 y el football americano no se quedó atrás, introduciendo al Salón de la Fama a tal vez el mejor tackle defensivo del siglo pasado en el año 1987.

Jack Lambert, LB

Lambert es uno de los iconos de la "Steel Curtain". / Foto: NFL.com

Otra de las piezas defensivas clave de la Steel Curtain. Lambert estaba llamado a ser un OLB de rotación en Pittsburgh, pero las lesiones en el plantel previo a la temporada de 1974 hicieron que el producto de Kent State sea el MLB de emergencia.

¿Los resultados? Fue el novato defensivo del año esa temporada ganándose un puesto que mantendría hasta 1984. Fueron 146 partidos donde Lambert demostró cómo jugaba esa defensiva acerera, incluso inmortalizando la frase “los QBs deberían jugar con un vestido”. Reconocido en el Salón de la Fama en 1990 como el mejor LB de su era, Lambert cosechó los cuatro títulos de Super Bowl que Pittsburgh logró en esa época, además de ser seleccionado en nueve oportunidades al Pro Bowl y otras seis al All-Pro.

Es posible que quede algo atrás en la conversación ante algunas otras bestias que jugaron la posición, pero la influencia y personalidad de Lambert es para considerarlo dentro del selecto grupo de mejores apoyadores que la NFL ha tenido.

Mike Webster, C

Webster fue líder total en Pittsburgh. / Foto: Steelers.com

Si hay algo con lo que la ciudad de Pittsburgh se representa es con la icónica “Cortina de Acero”, pero en esa época se difundió en la liga una manera de jugar al football americano que no solo incluía una defensiva férrea, sino también una línea ofensiva dura y capaz de abrir cualquier espacio.

Si bien fue suplente en las temporadas 1974 y 1975, Mike Webster se convirtió en uno de los OL más destacados de la historia de la NFL en su tiempo de juego como titular. Miembro de la época dorada que le dio a los Steelers cuatro trofeos Vince Lombardi, el producto de la Universidad de Wisconsin-Madison fue apodado como “Iron Mike” debido a su durabilidad, llegando a tener una racha de 150 encuentros consecutivos como titular.

La línea final marca que Webster jugó 220 partidos con Pittsburgh en 15 temporadas, y acumuló 9 Pro Bowls y 5 selecciones al primer equipo All-Pro. Su legado fue más allá de sus destacadas estadísticas, ya que marcó una era para aquellos que conocieron la manera de hacer las cosas de los Steelers en los 70´.

El ex C fue inducido al Salón de la Fama en 1997, un par de años antes de su trágica muerte en 2002, relacionada a su batalla con problemas físicos y mentales que le dejaron sus años en la NFL.

Jack Ham, OLB

Ham fue sinónimo de buenos rendimientos con los Steelers. / Foto: NFL.com

Uno de los mejores OLBs que la NFL ha visto. Ham arribó a Pittsburgh en 1971 y enseguida comenzó a colaborar en la construcción de una de las mejores defensivas de la historia. El esquema que los Steelers tenían requería de apoyadores externos capaces de cubrir mucho terreno y aportar desde la versatilidad, y él no tuvo problemas en hacer esto.

Fueron 12 las temporadas (162 partidos) que tuvo con Pittsburgh, fue obviamente campeón de los cuatro Super Bowls que ganó el equipo de Pennsylvania en esa década dorada, siendo una parte clave en la obtención de los mismos, y consiguió ocho selecciones al Pro Bowl y seis al primer equipo de All-Pro.

Ham interceptó 32 pases en su carrera, un número muy alto para un apoyador, y recuperó 21 fumbles. La planilla oficial solo marca dos capturas, estadística que la NFL comenzó a contabilizar a partir de la temporada de 1982, la última de Ham como jugador, pero su presencia en el pocket rival fue determinante durante sus años con Pittsburgh. Fue inducido al Salón de la Fama en 1988.

Dermontti Dawson, C

Dawson fue uno de los mejores linieros de los 90'. / Foto: Steelers.com

El único jugador de esta lista que no tiene un anillo de Super Bowl. Dawson fue parte de la reconstrucción de los Steelers en los 90´, donde la franquicia acerera intentó volver a sus fundamentos de la época dorada con Bill Cowher como entrenador en jefe.

Entre 1988 y 2000, Dawson fue el líder de una línea ofensiva dominante. Jugó como C titular en dos de las mejores campañas en ataque terrestre de los Steelers: las 1.690 yardas de Barry Foster en 1992 y las 1.665 de Jerome Bettis en 1997. Además, fue quien abrió los caminos de la ofensiva de Pittsburgh en 1995, campaña en que los de Pennsylvania perdieron el Super Bowl ante Dallas Cowboys.

Dawson jugó 184 partidos como acerero, recibió siete invitaciones al Pro Bowl y fue seleccionado seis consecutivas al primer equipo de All-Pro, una marca poco común entre los linieros ofensivos. Ingresó merecidamente al Salón de la Fama en la clase 2012.

Menciones honorables: Rod Woodson (CB), Troy Polamalu (S), Terry Bradshaw (QB), Franco Harris (RB) y Mel Blount (CB) 


Agustín Esposito

Agustín Esposito

Tardé en encontrarle la vuelta, pero la NFL me dió su primer bosquejo en el Super Bowl XLV, allá por 2011. De ahí en más, mi fascinación y conocimiento por este deporte han ido en ascenso y desde el 2017 cubro lo que me gusta llamar como la liga más bonita del mundo. Periodista creyente de que hay una mejor manera de informar. Scout aficionado. Mis compañeros me dicen que soy el “CEO”. Acerero.