Top 5 histórico: Houston Texans

18 de Junio de 2021
JJ Watt ha sido un líder en el campo y fuera de él para Houston./ Imagen: Thomas Shea (Getty Images)

Las franquicias de la NFL han tenido a lo largo de la historia gran cantidad de jugadores destacados de los pueden sentirse orgullosos, tanto por su rendimiento dentro del campo de juego como su liderazgo fuera de él. En No Huddle les traemos a aquellos que de gran manera han representado los colores de su equipo. Hoy, los cinco mejores de Houston Texans en la historia.

Habiendo jugado su primer partido en la liga en el año 2002, la franquicia del Estado de Texas no cuenta con una historia tan rica como todas las demás. Aún tiene en el casillero del deber avanzar a una final de conferencia y, obviamente, llegar al Super Bowl. De todas maneras, ha podido asentarse en una de las divisiones más parejas de los últimos años en la NFL, la AFC Sur.

Por otro lado, las tribunas del NRG Stadium (antes Reliant) han visto pasar excelentes jugadores por su campo de juego. Si bien, por una cuestión de elegibilidad, ninguno de ellos son actualmente Salón de la Fama, muchos de ellos seguramente tendrán su busto en Canton, Ohio ni bien se abra la posibilidad.

Andre Johnson, WR

Seleccionado con el tercer pick general del Draft 2003, este receptor egresado de Miami se acopló al equipo casi desde el comienzo. Siendo pilar en una ofensiva que todavía estaba asentándose para poder competir, rápidamente se coló en el corazón de los seguidores houstonianos.

Fueron 12 años en la franquicia, donde cosechó 1.012 recepciones para 13.597 yardas y 64 anotaciones por vía aérea. Fue seleccionado siete veces para el Pro Bowl y dos veces para el primer equipo All-Pro. Luego de un par de pasos breves por Colts y Titans, se retiró en 2017 luego de firmar un contrato de un día en Houston y dejando atrás una carrera de 14 años en el máximo nivel.

Es el undécimo jugador con más recepciones en toda la historia, también undécimo en yardas de recepción y el 47° en touchdowns de recepción. Si bien tendrá su primer año de elegibilidad para el Salón de la Fama en 2022, fue el primer inducido en el Anillo de Honor de los Texans en 2017, además de recibir numerosos premios del ámbito deportivo tanto en Houston como en el estado de Texas. 

JJ Watt, DE

Con el undécimo pick del draft del año 2011, unos Texans que venían de ser la defensiva rankeada N°29 y N°30 en puntos y yardas concedidos en defensa respectivamente, tomaron a un liniero defensivo de Wisconsin. Esa temporada, Houston se metió en playoffs por primera vez en su historia, rankeando en el cuarto lugar en puntos y en el segundo en yardas defensivas.

El impacto de Watt en Houston fue inmediato y su producción en sus 10 años en la franquicia son un fiel reflejo de eso: 409 tackles, 101 capturas, 25 fumbles forzados y dos intercepciones. Es el único jugador en conseguir más de 20 capturas en dos temporadas distintas. Estos números le valieron asistir cinco veces al Pro Bowl, e integrar igual cantidad de ocasiones el primer equipo All-Pro. También integra el equipo All-Decade del 2010.

En 2017, el huracán Harvey azotó a la ciudad de Houston entre otras localidades del sur de los Estados Unidos. El oriundo de Wisconsin se propuso encabezar la campaña de reconstrucción y ayuda para los damnificados por el cataclismo: para 2019 su fundación había recaudado más de 37 millones de dólares que ayudaron a 1183 hogares de la zona.

Tras la temporada 2020, la gerencia de Houston decidió no renovarle contrato y en 2021 desembarcó en los Arizona Cardinals, donde se prepara para debutar esta temporada.

DeAndre Hopkins, WR

Houston se puede dar el lujo de haber tenido a dos de los grandes receptores de la última década en sus filas. Y es que ya habiendo mencionado a Andre Johnson, nos queda hablar de DeAndre Hopkins ("Nuk", para muchos).

Fue seleccionado en primera ronda (pick 27) por los Texans en el año 2013 desde la Universidad de Clemson. En esa franquicia jugó durante siete años donde produjo 632 recepciones, 8.602 yardas aéreas y 54 anotaciones. En ese lapso accedió cuatro veces al Pro Bowl y fue elegido tres veces consecutivas entre 2017 y 2019 al primer equipo All-Pro.

En marzo de 2020, la franquicia texana decidió intercambiarlo a los Arizona Cardinals, donde actualmente milita y viene de una temporada de 1.407 yardas y 6 touchdowns.

Hopkins ha tenido grandes atrapadas y ha recibido pases de mariscales muy diversos./Imagen: Sports Illustrated

Arian Foster, RB

Si de corredores hablamos, en Houston nunca sobraron. Pero hay uno que sí ha podido destacarse a pesar de haber sido subestimado. En 2009 los Texans firmaron a como UDFA a Arian Foster, proveniente de la universidad de Tennessee. Así comenzaba una muy buena (y fugaz) carrera en la NFL.

Su paso de siete años por la franquicia texana dejó 6.472 yardas terrestres en 1.454 acarreos y 54 touchdowns. Su aporte aéreo también fue importante, con 249 recepciones para 2.268 yardas y 14 anotaciones por esa vía. Fue cuatro veces Pro Bowler y formó parte en 2010 del primer equipo All-Pro.

Tras un muy breve paso por Miami en 2016, se retiró. En 2018 incursionó como rapero sacando su álbum "Flamingo & Koval" y actualmente tiene un podcast en Barstool.

Johnathan Joseph, CB

Podría parecer extraño que este jugador apareciera acá, pero la realidad es que Joseph ha sido uno de los defensive backs más sólidos a lo largo de la historia de los Houston Texans y eso es mérito suficiente.

Llegó a la franquicia tras haber jugado cinco años en los Cincinnati Bengals (equipo que lo drafteó en 2006). Formó parte de la defensiva del primer equipo de los Texans que logró meterse en postemporada. En sus 9 años en el equipo del sur jugó 133 partidos, tuvo 17 intercepciones, 118 pases defendidos y forzó cinco fumbles. Además, fue seleccionado al Pro Bowl en 2011 y 2012. Se retiró luego de la temporada 2020 a los 36 años tras breves pasos por Titans y Cardinals.

Menciones honorables: Matt Schaub (QB), Duane Brown (OT), Chester Pitts (OG), Brian Cushing (LB)


Gonzalo Fabbri

Gonzalo Fabbri

Empecé a conocer el fútbol americano en el año 2015, en un partido de jueves por la noche entre Packers y Lions que terminó con un hail mary de Rodgers. No entendía nada del deporte, pero igual terminé gritando en la cocina a la 1 de la mañana. Soy redactor de la web, seguidor de los Houston Texans y tertuliano en Desde el Pocket y Redshirt Podcast.