Tribet

Hall of Very Good: Ed "Too Tall" Jones

7 de Junio de 2021
El DE Ed "Too Tall" Jones en acción para los Cowboys. / Foto: Getty Images

En esta sección nos toca rendirle homenaje a aquellos jugadores que no lograron ingresar al salón de la fama, pero que tuvieron una distinguida carrera en la liga y cuya historia vale la pena repasar. En esta oportunidad visitaremos el caso de Ed “Too Tall” (demasiado alto) Jones, liniero defensivo de los Dallas Cowboys en la década de los 70s y 80s, que supo tener un físico y una trayectoria que lo distinguieron de muchos otros jugadores de aquella época.

Sus inicios

Su carrera colegial la llevó adelante en Tennessee State, miembro del HBCU (Historically Black College Univeristies), es decir, aquellas universidades de tradición negra en los Estados Unidos. Jones llegaría a esa universidad en 1970 con una beca para jugar al basquet, pero luego de un par de años sería convencido por el entrenador John Merritt para dedicarse de forma exclusiva al football americano.

Sería en Tennessee State que nacería su apodo de “Too Tall”, ya que el equipo no contaba con indumentaria lo suficientemente grande para vestir a este liniero, que medía 2.06 metros. En ese sentido debió utilizar equipamiento que le quedaba chico, y sus colegas hacían bromas respecto de que era demasiado alto para jugar ese deporte.

Jones en Tennessee. / Fuente: HBCU gameday

Poco de eso importó, ya que en sus años universitarios llegó a consagrarse como un All-American, y contribuyó para que su equipo terminara con récord ganador en cada una de las temporadas que participó, obteniendo en 1971 y 1973 el título nacional de las universidades negras.

Primera etapa como profesional y ¿retiro?

En el Draft de 1974 los Dallas Cowboys seleccionaron a Jones con el primer pick global, algo histórico para las universidades del HBCU. No sólo ello, sino que los Cowboys subieron en aquel draft a la posición de los Houston Oilers para asegurarse a este defensor en su equipo. Comenzó algo lento su carrera, pero para 1975 se convirtió en el Edge izquierdo titular y alcanzó el anillo de Super Bowl en 1978 frente a los Denver Broncos.

La productividad de su carrera es difícil de medir, ya que por aquel entonces la liga no contabilizaba capturas, pero lo cierto es que todo su potencial se llegaría a ver recién en la segunda etapa con los Cowboys.

Hablamos de primera etapa porque tras obtener el Super Bowl decidió poner un alto a su carrera como jugador de Football para dedicarse al boxeo profesional, deporte en el cual se había destacado durante la escuela secundaria. Fue así que Jones participó en 6 peleas en la categoría de peso completo, con un récord perfecto de 6-0, aunque frente a rivales de categoría intermedia. En 1980 anunciaría su retorno a la NFL, y aunque alguno pensará que perdió el tiempo, en una entrevista Jones declaró que lo mejor que hizo fue ser un peleador profesional, ya que le permitió mejorar su nivel en la segunda mitad de su carrera

Segundo tramo

El regreso fue a pura energía, y Jones sería seleccionado como Pro Bowler entre el 81 y el 83 y First Team All-Pro en 1982. Jugaría hasta 1989 sin perderse un sólo un partido, y sostuvo por muchos años el récord de más partidos y temporadas jugadas para la franquicia de Texas (232 partidos en 15 temporadas).

Una de las curiosidades de su carrera es que la NFL debió incorporar debido a su rendimiento una estadística, la de pase interrumpidos en la línea de scrimmage (Batted down). Jones siempre aprovechó de su altura y de su largo para generar presión en los mariscales rivales, y luego dificultar los envíos aprovechando su altura.

Como se mencionó antes Jones llegó al final de su productiva carrera en 1989, y si bien no entró en Canton como un Hall of Famer, sin duda sus partidos quedaron grabados en la retina de los hinchas de los Cowboys.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet