NFL Playoffs 2022: Domingo de Super Bowl

12 de Febrero de 2022

¡La espera se terminó! El domingo 13 de febrero en el Sofi Stadium de la ciudad de Los Angeles se desarrollará el Super Bowl LVI entre Cincinnati Bengals y Los Angeles Rams. Esta final es el evento deportivo más importante de Estados Unidos y el suceso de mayor audiencia de esa nación. Prácticamente se parará el país para poder ver este encuentro. 

Cincinnati se convirtió en la cenicienta de esta postemporada. Nadie imaginaba que podían llegar a esta instancia pero gracias un gran temple en situaciones desfavorables, pudieron revertir resultados adversos y derrotar a los mejores sembrados de su conferencia y en condición de visitante. Vale mencionar que antes de estos playoffs, Bengals jamás había ganado un partido en postemporada fuera de casa.

Por el lado de Los Angeles Rams, con la llegada de Matt Stafford, Von Miller y Odell Beckham Jr. cedieron todo su capital de draft a futuro, para llegar a la final en este año y la estrategia, por el momento, les resultó perfecto, ya que nuevamente están en el último juego. Tienen un equipo muy completo en todas sus líneas y son el máximo candidato para alzarse con el trofeo Vince Lombardi. Esta será su segunda final en cuatro años. Veremos si lo hacen mejor que la última vez donde fueron sometidos por los Patriots de Bill Belichick y Tom Brady.

Este Super Bowl tiene la particularidad de que se juega en el estadio de uno de los participantes de la final. Hasta el año pasado, en 54 finales pasadas, jamás había ocurrido este hecho. Pero hace apenas un año cuando Tampa Bay Buccaneers jugó este partido en su casa, se convirtió en el primero en la historia, y ésta será la segunda vez que ocurre y de manera consecutiva.

¿Dónde se ganan los partidos? En las trincheras

Todos los reflectores estarán puestos en este duelo: Bengals OL vs DL Rams. Y lo bien que estarán apuntando. Estas dos unidades serán las protagonistas del partido y probablemente definan el ganador. No solo porque conforman casi el 50% de la ofensiva/defensiva por la cantidad de jugadores que conforman cada una, sino porque además marcarán el ritmo de juego. 

Toda OL tiene como objetivo primordial cuidar a su QB y la línea de Cincinnati sabe que, tratándose de Joe Burrow y lo fundamental que es este último para la ofensiva, su labor será la más importante de todas las facetas del juego. Al fin y al cabo gana quien convierte más puntos y los de Ohio tienen muchísimas más chances de convertirlos cuando Burrow tiene tiempo en el bolsillo para encontrar a sus receptores. Si a esto le sumamos el factor del juego terrestre comandado por Joe Mixon, la responsabilidad que recae sobre estos linieros es casi que absoluta. Pero para ello deberán enfrentar y dominar o al menos aguantar los embistes de una de las líneas defensivas más prolíferas de toda la NFL. En frente tendrán nada más y nada menos que al tres veces ganador del jugador defensivo del año, Aaron Donald, Von Miller, Leonard Floyd y tantos otros jugadores serviciales a la rotación. 

Desde la óptica de Rams la tarea parece ser un poco más sencilla, tienen el personal necesario y suficiente para dominar la OL de Bengals pero es un partido especial e independientemente de lo que digan los papeles los nervios pueden ser un factor determinante y también es probable que el rival se prepare de una manera mucho más intensa que en un duelo de temporada regular. Aún así, las expectativas y la sensación del aficionado es que Donald, Miller y Floyd pasarán buena parte de la noche en el backfield rival sofocando a Joe Burrow. Por tanto será fundamental que una vez allí, le lleguen efectivamente al egresado de LSU y terminen la jugada con un sack, strip-sack o deflecten algún que otro pase. Esto no solo podría generar intercambios de balón o pérdida de yardas, sino que además pondría en posición a Cincinnati, de ser mucho más conservador con su playcalling, lo que los llevaría a ser más predecibles y más sencillos de defender para el coordinador defensivo Raheem Morris.

Versatilidad en la ofensiva.

Esta faceta de Rams podría ser la clave principal para que esta franquicia pueda conseguir el tan ansiado triunfo. La gran variedad de recursos, encabezados por el mejor receptor de la liga Cooper Kupp, hace que por momentos sean un ofensiva casi indetenible. Kupp es un jugador que puede hacer absolutamente todo, corre muy bien las rutas, tiene manos seguras, aparece en momentos claves y además es un muy buen bloqueador. Con Stafford, con solo un año de jugando juntos, consiguieron una química temible. Además, en el juego aéreo lo acompañan Odell Beckham Jr, un talento que puede ganar el partido por sí solo,  y que también suele aparecer en momentos claves, y Vance Jefferson es un especialista en rutas largas, que si lo marcan hombre a hombre, con su velocidad los va a derrotar. La llegada de Matt Stafford a la institución le generó una verticalidad necesaria para que las ofensivas no sean predecibles. Con su fuerza de brazo puede destruirte con bombas. Además, es el mejor QB cuando recibe presión, por lo que la defensiva de Bengals va a pensar mucho si le manda cargas o no, dado que lo podrían pagar muy caro.

Por tierra tiene un trío de corredores que dadas las características de cada uno se complementan de gran manera y pueden ganar de diferentes maneras. Cam Akers es sumamente elusivo y si corta por las esquinas puede realizar jugadas grandes. Asimismo tiene buen juego aéreo y en diseños de screen puede sacar mucha ventaja. Sony Michel tiene experiencia jugando este tipo de partidos y es más bien un RB norte-sur, sabe leer los huecos y es bueno protegiendo al QB. Darrell Henderson es una mezcla de ambos, si bien no tiene tanto juego por tierra, es el mejor en el ataque aéreo y seguramente lo veamos en los terceros intentos del equipo. Por último, pero no menos importante, tienen al cráneo de este ataque y uno de los mejores coaches de la actualidad, Sean McVay.  El joven entrenador tiene un playcalling exquisito y siempre modifica su ataque según lo que le permita el rival. Si las defensivas se forman para defender el pase, te machaca por tierra, y viceversa si la defensa se centra en defender el ataque terrestre. Obviamente, esto lo puede hacer por la cantidad de herramientos que posee en su roster. Es muy posible que el domingo plantee una estrategia donde predominen los acarreos y los pases cortos a Kupp y OBJ, que es la mayor debilidad de su rival. De esta forma manejarán el reloj y el ritmo del partido. Pero si ve que Cincinnati acerca sus jugadores a la caja, no tendrá titubeos para ataque con pases profundos al perímetro rival.

Dominar el juego aéreo

Bengals llega a este encuentro con 5,453 yardas por aire en la temporada, un número que debe ser tomado por la magnitud de sí mismo, mostrando a las claras cuál es el punto fuerte de esta ofensiva. En la postemporada, Burrow pasó para casi 300 yardas por encuentro, aunque solo encontró cuatro veces la zona de anotación. El domingo se enfrentará a una defensa que cuenta con la mejor línea defensiva de toda la NFL, así como con una secundaria plagada de talento, por lo que las decisiones que tome el ex LSU serán determinantes para el desarrollo del encuentro. 

La baja de CJ Uzomah casi confirmada para el juego será importante para los Bengals, ya que el TE acumuló 13 recepciones para 135 yardas y un TD en los dos partidos que jugó, antes de salir lesionado ante Chiefs en el comienzo del cotejo. Con respecto a cómo se verá afectado el plan de juego, pudimos consultar a Jamaar Chase quien nos dijo: “Drew tiene que estar a la altura del desafío, siempre es el próximo hombre, por lo que seguramente estará a la altura.” Hablando del novato de LSU, es sabida su importancia para este equipo de Bengals, ya que desde el primer día con la franquicia tomó por asalto a la liga demostrando todo su potencial. “Es algo en lo que no piensas en tu año de novato pero una vez que ves el resultado, no tienes más remedio que sentarte y divertirte mientras juegas”, declaró el jugador seleccionado para el Pro Bowl así como el primer equipo All-Pro cuando se le preguntó por la brillante temporada que viene teniendo. En esta postemporada cosecha 20 recepciones para 279 yardas y un TD. El domingo enfrentará una de sus mayores pruebas como jugador profesional cuando se mida con Jalen Ramsey y la muy talentosa secundaria de Rams. Tanto él como Tee Higgins deben estar al tope de su juego si quieren mantener vivas las ilusiones del equipo, a sabiendas de que su tarea será muy difícil pero también de vital importancia si quieren alzar el trofeo Lombardi.

Contener a Stafford

Será esencial incomodar a Matthew Stafford, teniendo en cuenta las armas ofensivas que tiene el rival y lo atareada que estará la secundaria de Cincinnati -una unidad que ha tenido un buen desempeño este año-. En ese sentido, son los cuatro frontales, liderados por Sam Hubbard y Trey Hendrickson, quienes tendrán la gran responsabilidad de generar presión desde las trincheras. El objetivo final será causar que el mariscal cometa imprecisiones, algo que se le ha visto bastante seguido en ciertos lapsos de esta temporada, y muchas veces en momentos importantes del partido. Es un matchup clave y para nada sencillo porque la OL de Rams es de las mejores de la liga. Pero no por esto deben caer en la tentación de mandar constantemente jugadores extras en cargas: el QB de Los Angeles es estadísticamente el mejor de la liga contra el blitz, y ya se lo ha hecho pagar a varios equipos que lo intentaron presionar de esa manera. 

Por tierra deberán contener un ataque que si bien no ha mostrado su mejor versión durante los playoffs, ha sabido golpear por momentos –como contra Arizona- y le puede dar un peligroso balance a la ofensiva. Michel y Akers han alternado buenas y malas, pero son sin dudas un dúo a no pasar por alto. Además, para este partido volvería Darrell Henderson y eso hace que deban tener que cuidarse de tres corredores. Bengals es, contra la carrera, una defensiva promedio, pero tiene jugadores interesantes en su línea interior como DJ Reader que pueden ayudar a ganar esta batalla. La idea será parar esta faceta del ataque de Los Angeles, para así desequilibrarlo, volverlo predecible e impedir que controlen el reloj de posesión. Si en cambio Rams impone el juego terrestre, entonces generará más espacios por fuera y será una noche larga para Cincinnati intentando contener a Kupp, Beckham Jr. y Jefferson.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.


Nicolás Trimboli

Nicolás Trimboli

Dentro de No Huddle integro el equipo de Football de Primera, donde les vamos a traer la actualidad de las ligas locales, y participo en Desde el Pocket como columnista. Haber vivido en Estados Unidos me hizo dar cuenta del fanatismo que se vive por la NFL, del cual me contagié de inmediato. Jugador en FAARG y coach en Aztecas (juveniles). Comencé a ver football de casualidad, con un Super Bowl entre Steelers y Bears, y fue Drew Brees, el QB del equipo del que soy hincha, los New Orleans Saints, quien me hizo enamorar del deporte.


Juan Vecchi

Juan Vecchi

Todavía no recuerdo el día que empecé a ver football americano, solo sé que me hice simpatizante de los 49ers porque me gustaba el nombre. Hoy me considero un fanático y todavía me cuesta superar el Super Bowl LIV. Este deporte lo tiene todo: estrategia, intensidad, técnica y jugadas espectaculares. Cualquier amante del deporte debería darle una oportunidad.