¿Que le faltó a Kansas City Chiefs para llegar al Super Bowl LVI?

4 de Febrero de 2022
Patrick Mahomes fue uno de los grandes responsables de que los Chiefs no llegaran al proximo Super Bowl. Foto: marca.com

El domingo pasado se disputaron las finales de Conferencia. En el primer juego de la tarde, Cincinnati Bengals sorprendió a propios y extraños derrotando a Kansas City Chiefs en Arrowhead por 27-24 en overtime y se consagró campeón de la AFC. En el segundo cotejo, Los Ángeles Rams le ganaron a San Francisco 49ers por 20-17 y levantaron el trofeo de la NFC.  En ambos juegos se dio la misma particularidad pero con diferentes matices, los ganadores que disputarán el próximo Súper Bowl el 13 de febrero, se encontraron muy cuesta abajo en el marcador y por momentos parecía muy difícil que revirtieran el resultado.

Pero en esta columna, no hablaremos de los equipos victoriosos ni de lo que ejecutaron para llegar al partido final, sino de lo que les faltó a la franquicias perdedoras, más precisamente de Kansas City Chiefs, que desperdició una ventaja de 18 puntos y se quedó con las manos vacías.

Exceso de confianza

La ofensiva de Andy Reid, en la primera mitad, fue una orquesta. Todo le salía excelente. Parecía la continuación del partido con Bills. Sus primeras tres series terminaron en 21 puntos y nadie podía presagiar la debacle que podía venir luego. Jerick McKinnon y Clyde Edwards-Helaire movían las cadenas por tierra y Patrick Mahomes siempre encontraba a Travis Kelce y Tyreek Hill desmarcado para que ellos ganen las yardas luego de atrapar el balón.

Hasta que llegó una marcha que fue el punto de inflexión: En la última de la primera mitad y con el resultado 21-3 a favor, estando en la yarda 2 rival, sin ningún time-out y con el tiempo que los apremiaba fueron a buscar otro TD en lugar de buscar un gol de campo que los dejaba tres anotaciones arriba. Ese exceso de riesgo y confianza de sus entrenadores en su ataque fue su peor enemigo porque se fueron al descanso sin agregar puntos, le propinaron una motivación extra a la defensiva Bengals que venía con la moral por el piso y se fueron al entretiempo con una mala sensación en la boca, situación que se vio reflejada en la segunda mitad, donde no realizaron nada positivo.

Paupérrima segunda mitad de Mahomes.

En muchas ocasiones hablamos maravillas de este gran QB. Hoy debemos decir todo lo contrario. Su segundo tiempo fue muy malo y fue uno de los grandes responsables por el cual Kansas City no está en el próximo Super Bowl. Pareció que no pudo salir de ese TD no anotado en la primera parte. Todas malas decisiones que terminaron en pérdidas de balón o capturas que pudo haber evitado. No encontró a Hill, su mejor WR, que culminó la segunda mitad y overtime con cero recepciones. Una de las grandes cualidades de este mariscal es poder visualizar el hombre libre y atacar ahí. En este segmento jamás pudo lograr esto y en muchas ocasiones había receptores con una separación suficiente para poder atrapar el balón. Un partido malo lo puede tener cualquiera, lastimosamente para los Chiefs fue en la final de Conferencia y tuvo las peores consecuencias previstas. También hay que comentar que el sideline no lo ayudó. EL playcalling en esta segunda mitad fue bastante flojo y tampoco encontraban el lugar por donde atacar.

Perdieron la batalla de las trincheras.

La línea defensiva de los Chiefs se enfrentaba a una línea mediocre que en el juego anterior había permitido 9 sacks. Era imprescindible que sometan a Joe Burrow y que lo hagan dudar en sus decisiones. Pero si bien, en algunos momentos sobrepasaron la línea de golpeo, casi nunca le llegaron el egresado de LSU. En este juego solo sufrió una sola captura. La línea visitante pudo contener de manera efectiva al front seven del equipo local, permitiendo que Burrow pueda encontrarse con sus receptores y que Mixon pueda correr con el balón.

Ajuste de Cincinnati Bengals

Lo último, pero con un alto de grado de preponderancia, fue que entrenador en jefe de los Bengals, Zach Taylor y su staff de coordinadores, realizaron grandes ajustes especialmente en la defensiva durante el entretiempo, que propiciaron que puedan revertir el resultado. Si no cambiaban su forma de jugar no iban a salir ganadores. Con tres jugadores en carga y ocho en la secundaria ahogaron todo ataque rival. Y en ofensiva buscaron en todo momento a Tee Higgins que era el wide receiver que tenía enfrentamiento más favorable.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.