Tribet

Fantasy Waivers: Semana 14

Mie 9 Dic, 2020 - 12:27hs
Con 141 yardas, Coutee se convirtió en una arma importante para Watson en Houston. Foto: John Glaser/USA Today

A menos que seas un bicho raro que juega con reglas poco sensatas, acaba de terminar la temporada regular de tu liga. Si estás en playoffs, primero te felicito y después te recomiendo que sigas leyendo, algo de esto te puede ayudar. Si te quedaste afuera, una de dos: o ya no jugás por nada y estás acá porque ganó el aburrimiento, o todavía tenés algo en juego, como nuestra Superliga. Si es el último caso, también te sugiero que no te vayas. Los waivers en playoffs son un procedimiento totalmente diferente. Ya no apostás a la profundidad sino a parar el mejor equipo posible. El banco ahora tiene dos finalidades: o guardar jugadores que pueden explotar las últimas fechas o bloqueárselos a tu rival. Sí, bloquear vale. Quizás es poco ético, pero en el Fantasy el fair play es una cuestión a tomar con pinzas. Mi primera sugerencia es ir a buscar a los suplentes de los tipos con mucho volumen: si les pasa algo a Derrick Henry, Dalvin Cook o Alvin Kamara, podés ligar un RB1 en un momento decisivo. No están listados abajo para evitar caer en la fácil, pero hablamos de gente como Mattison (si vuelve), Latavius Murray, tal vez D'Onta Foreman o Jamaal Williams. Pero tampoco es agarrar suplentes porque sí: mirá lo que pasó el año pasado con gente como Ty Johnson en Detroit. ¿Por qué te traigo a Ty Johnson puntualmente? Seguí leyendo y ya vas a ver... Ojo con lo que agarrás y ojo con lo que tirás. No querés clavarte con ese fiasco de waivers ni regalarle un jugador clave a alguien que está en la misma lucha que vos.

Aclaración: para que un jugador sea elegible para agregar, debe estar en un roster en no más del 40% de las ligas de Yahoo (es decir, libre en al menos un 60%). El porcentaje exacto de cada jugador se exhibe al lado del nombre. Los análisis están basados en ligas con puntajes estándar, a menos que en el texto se aclare lo contrario.

Shut up and take my money!

Keke Coutee - WR, HOU (27%): Reconozco que, ante la lesión de Will Fuller, dudé de la capacidad de Coutee de reemplazarlo. Un par de años de fracasos y lesiones me habían hecho perder toda la esperanza. Pero después de los nueve targets, ocho recepciones y 141 yardas contra Indianapolis, el receptor de Houston se convirtió automáticamente en prioridad absoluta. Es inevitable que el rendimiento decaiga simplemente porque semejante producción no es sostenible para ningún mortal, pero el piso que puede ofrecer parece suficiente para quien todavía necesite cubrir huecos en las últimas semanas de este Fantasy 2020.

Tim Patrick - WR, DEN (21%): No es que sus cuatro targets me vuelen la cabeza ni mucho menos. Tampoco necesariamente me dejo llevar por sus dos TD contra Kansas City, porque las anotaciones van y vienen, en especial en jugadores que no son superestrellas. La realidad es que Patrick siempre tuvo un rendimiento de relativa estabilidad con Drew Lock al mando. La ofensiva de Denver es de a ratos (y casi siempre) ofensiva a los ojos. Sin embargo, incluso compartiendo puesto con uno de los mejores proyectos del último draft como Jeudy, se ganó la confianza de todos en Mile High. Tim es una de esas piezas que es mejor tenerla vos antes que tu rival.

Jeff Wilson - RB, SF (6%): El backfield de San Francisco fue una pesadilla toda la temporada, pero ahora es momento de creer que encontramos cierta estabilidad. La situación no es perfecta porque el 1 todavía es Raheem Mostert. Sin embargo, Wilson vio un buen volumen en la derrota contra Buffalo y hasta fue un poco más eficiente, con más yardas en menos toques que su compañero. Lo más importante fue el papelón de Tevin Coleman (¡-11 yardas!) y la inexistencia de McKinnon. En una ofensiva como la de los Niners, Wilson puede encontrarse tranquilamente con chances para anotar. El piso es bajo, pero sirve para cubrir un hueco.

It's a trap!

Cordarrelle Patterson - WR/RB, CHI (7%): La gran ventaja del ex Vikings y Patriots es que funciona básicamente como un flex extra por su doble designación. Patterson viene de tener 10 acarreos contra Detroit, con muy buenas 59 yardas y una anotación. En definitiva, hizo un partido redondo que va a transformarlo en un favorito de esta semana de waivers. Pero tiene toda la pinta de ser un espejismo en un backfield dominado por David Montgomery, quien jugó bárbaro ante los Lions. Lo que resta de la temporada, este último será un RB que puede hacerte ganar una liga. La producción de Patterson no es para nada estable y puede arruinar al que se le atreva...

James Washington - WR, PIT (5%): El touchdown en el partido contra su tocayo (?) Football Team les dio bronca a unos cuantos jugadores de Fantasy. En la dinámica de la ofensiva de los Steelers, hay tres receptores que es muy difícil sentar: JuJu Smith-Schuster, Chase Claypool y Diontae Johnson. Pese a su jugada destacada en el último encuentro, de ninguna manera James Washington se sumó a esa lista. Todavía está muy por debajo en el depth chart. Con todas las opciones que maneja Big Ben, tanto los otros tres WRs como Eric Ebron son opciones más viables.

Ty Johnson - RB, NYJ (2%): Por favor, decime que no estás pensando en esto. Seguro sos el mismo que agarró a Brian Hill cuando se lesionó Gurley. Fija que en algún momento miraste a Mike Boone cuando Dalvin Cook se perdió un partido o amagó con lesionarse de nuevo. Sos ese que no aprende. Si no jugaste al Fantasy en 2019, te perdono, pero te invito a mirar estadísticas. Johnson fue un absoluto fiasco en Detroit. Imaginate en los Jets. Está todo dado para que te rompa el corazón, como viene de hacerlo el año pasado. Y no vas a tener derecho a enojarte con él, porque ya lo sabés. Hay una frase en inglés sin traducción establecida: fool me once, shame on you; fool me twice, shame on me. Es decir, si te clavás, jodete (?).

#Soltar

Gio Bernard - RB, CIN: Los Bengals son el desastre que esperábamos sin Joe Burrow. La línea ofensiva no ayuda y Bernard tampoco. Apenas una vez Gio dio números verdaderamente aceptables desde que se lesionó Mixon y llega a un punto en que se volvió imposible de jugar. Sabiendo que estamos en momentos de matar o morir, guardarlo en el banco no tiene mucho sentido si nunca lo vas a querer jugar.

Benny Snell - RB, PIT: El titular en los últimos dos partidos de los Steelers no entra en la categoría de los suplentes que vale la pena guardar, por el sencillo motivo de que tuvo su chance y no la aprovechó. Además, la de Pittsburgh es una ofensiva que se centra demasiado en el pase como para ir tranquilo con un corredor suplente. Es una situación similar a la de Bernard: a la hora de tener que apostar por un corredor del banco, ¿realmente te vas a sentir cómodo jugando al suplente de Conner?

#Guardar

Jerry Jeudy - WR, DEN: El novato tiene un año lleno de altibajos, por un puñado de errores propios pero en mayor medida por el nefasto año de la ofensiva de Denver, que no tiene un QB decente desde el año anterior al retiro de Peyton Manning. Jeudy cataloga como un jugador capaz de levantar su nivel drásticamente en la recta final, lo que lo convierte en un valor que es preferible no desechar, salvo casos extraordinarios.

Las estrellas que se estrellaron: Son los playoffs o lo que sea que te estés jugando en una consolation. Yo creo que no hace falta que te diga esto, pero nunca se sabe. Te comiste otro garrón con JuJu, te mató lo poco que hizo McLaurin, Kansas City te rompió el corazón con CEH. Mostert, Derrick Henry, Miles Sanders. Ni se te ocurra tirarlos. Pero que no te tiente ni un poco ese botón. Los mejores tienen días malos también. Probablemente alguno de ellos te llevó a triunfos importantes. Incluso si te hicieron perder más que ganar, a esta altura no tiene sentido darle la espalda a algo que tiene un upside muy superior a lo que podés llegar a levantar.


Francisco Freidenberg

Francisco Freidenberg

Dicen que sé de fantasy, pero es mentira, porque nadie sabe de fantasy. Nosotros no lo jugamos, él juega con nosotros. Empecé a mirar NFL cuando Gramatica trajo la gloria a nuestra tierra. Me subí al caballo patriota y no me bajé más. Mi camino lo ilumina Julian Edelman.


Tribet