Tribet

Ganadores de la Semana 9

Lun 9 Nov, 2020 - 10:34hs
Josh Allen tuvo una de esas tardes en las que es imparable. Foto: Democrat and Chronicle.

Habiéndose disputado la mayoría de los encuentros de la Semana 9 (queda pendiente el choque de Monday Night entre Jets y Patriots), en No Huddle te traemos aquellos equipos que, para nosotros, fueron los grandes ganadores de esta jornada.

Buffalo Bills

Los Buffalo Bills están prendidos fuego. Y claro, en el mejor de los sentidos. En un duelo marcado por el alto vuelo de ambas ofensivas, el equipo de Sean McDermott terminó imponiéndose ante los Seattle Seahawks de Russell Wilson, uno de los serios candidatos para ser MVP de la NFL. A pesar de haber tenido que soportar siete sacks (la cantidad más elevada en lo que lleva de carrera), Josh Allen tuvo una tarde magistral y pasó para 415 yardas y tres touchdowns, suma a la que le agregaría un cuarto por la vía terrestre. Buffalo, que supo capitalizar los cuatro turnovers realizados por Seattle, se afianza como único líder de su división (récord de 7-2) y los próximos partidos prometen darnos una mejor noción para saber en dónde se encuentra este equipo. Ah, me olvidaba: es el mejor arranque para la franquicia desde 1993.

Miami Dolphins

Los Dolphins son otros de los que vienen con envión. Esta vez les ganaron a los Cardinals en Arizona para conseguir su cuarto triunfo consecutivo y continuar dando razones para creer que los playoffs en 2020 pueden (y deben) ser algo muy real. La batalla de mariscales pequeños, ágiles y que pueden lastimar tanto por aire como por tierra (ambos usan el #1 como dorsal, también), esta vez fue para Tua Tagovailoa, quien en su segundo arranque como titular empezó a justificar todo el hype que supo generarse a su alrededor meses atrás cuando fue drafteado. Su producción, en cuanto a lo numérico, no fue descollante, pero sí apareció cuando las papas les quemaban a los de Brian Flores.

New Orleans Saints

En el encuentro que cerró el domingo, New Orleans destrozó total y completamente por 38 a 3 a unos Tampa Bay Buccaneers que, prácticamente, ni se presentaron a jugar. El ya clásico duelo entre Drew Brees y Tom Brady fue una paliza en casi todas las fases del juego: Saints permitió sólo 194 yardas totales con apenas ocho llegando por el juego terrestre, se aprovechó de las tres intercepciones lanzadas por Brady y Brees, por su lado, tuvo una excelente jornada con 222 yardas y cuatro pases de TD para conseguir así su quinta victoria en fila. ¿Cómo sabés si realmente fue un festín santo? Sean Payton hizo debutar a Jameis Winston en el último cuarto...


Redacción No Huddle

Redacción No Huddle

Nota realizada por la redacción de No Huddle.


Tribet