Top 5 histórico: Los Angeles Chargers

4 de Julio de 2021
LOS MEJORES DE LA HISTORIA
Los mejores jugadores de la historia de los Chargers / FOTO: Clutch Points

Las franquicias de la NFL han tenido a lo largo de la historia gran cantidad de jugadores destacados de los pueden sentirse orgullosos, tanto por su rendimiento dentro del campo de juego como su liderazgo fuera de él. En No Huddle les traemos a aquellos que de gran manera han representado los colores de su equipo. Hoy, los cinco mejores de Los Angeles Chargers en la historia.

En su época en San Diego, donde la franquicia fundó las bases de lo que es hoy, los Chargers tuvieron muy buenos equipos con grandes jugadores, pero aun así nunca pudieron alcanzar un título de Super Bowl. Mudados recientemente a Los Angeles, tanto el dueño de la franquicia como la liga esperan que el cambio de aire le pueda dar un renacer a uno de los equipos que más se merecen, por lo hecho a lo largo de la historia, levantar un trofeo Lombardi.

Todos los jugadores de esta lista están o fuera de la liga, ya retirados, o en otra franquicia, por lo que se espera que la nueva generación de jugadores se alcen con la bandera de los Chargers y la lleven a lo más alto.

Junior Seau, LB

Si hablamos de la historia de los Chargers, sorprendentemente tenemos que arrancar por la defensa, porque no hay jugador más representativo que Tiaina Baul "Junior" Seau Jr. Tras 13 años como líder de la unidad defensiva, luego de ser seleccionado en el puesto n°5 del draft de 1990, Seau tardó nada en adaptarse a la NFL y en demostrar toda su capacidad. El producto de USC pudo hacer la transición rápidamente, jugando 15 de sus 16 juegos como novato, registrando 85 tackles.

Junior Seau con la icónica #55 de los Chargers, retirada en la franquicia / Foto: Bleacher Report

Durante su carrera en Chargers, Seau solo se perdió 8 partidos, y logró la marca de 1478 tackles, 47 capturas y 15 intercepciones. Y no solo se destacó adentro de la cancha; en 2004 obtuvo el premio Walter Payton Man of the Year, que para varios deportistas vale tanto como un MVP. A su vez, coronó la carrera siendo elegido al mejor equipo de la década de 1990.

Desafortunadamente, Junior se quitó la vida en el año 2012, y su muerte desató una investigación sobre los problemas de las conmociones cerebrales en los jugadores de football y cómo afectan su vida a largo plazo. Para peor, este trágico hecho le impidió a Seau poder estar vivo en 2015, cuando la NFL lo introdujo al salón de la fama en Canton, Ohio.

LaDanian Tomlinson, RB

El pick 5 a los Chargers le sienta bien, porque acá tenemos otro ejemplo de talento que revolucionó no solo su posición, sino la liga entera. Viniendo de una universidad "pequeña" como TCU, hace que su impacto haya sido aún mayor. Desde su año de novato, Tomlinson ya dio muestras de grandeza corriendo para 1236 yardas y 10 anotaciones. 

La mejor temporada de Tomlinson con los Chargers fue la 2006, en la que consiguió números estrafalarios: 1815 yardas por tierra con 28 anotaciones, a las que le sumó 508 yardas por aire y 3 anotaciones más. La marca de 31 conquistas se mantiene al día de hoy como la máxima por un jugador de campo en la historia de la liga. Estas estadísticas le valieron el premio de MVP en la campaña, así como el del jugador ofensivo. Para colmo, compartió el premio Walter Payton con su amigo y ex compañero Drew Brees.

Su carrera ya fue buena en el football colegial, y lo trasladó a la NFL, siendo elegido tres veces al equipo All Pro, para el mejor equipo de la década del 2000 y teniendo su camiseta n°21 retirada en la franquicia. En TCU también retiraron su camiseta n°5. Fue introducido al Salón de la Fama del football colegial así como al de la NFL, como para ponerle un moño a una de las mejores carreras de los últimos años.

Dan Fouts, QB

En la historia de la liga hubo muchos mariscales que se destacaron, y los Chargers tuvieron a uno de los mejores de su época. Por los años en los que jugó, Fouts fue un revolucionario de la posición. 

Fouts en su campaña MVP
Fouts manejando los hilos de Chargers por muchos años / FOTO: Britannica

Seleccionado en el puesto 64 del draft de 1973 proveniente de Oregon, Fouts jugó sus 15 temporadas para el equipo de los Chargers, y su impacto fue tal que los hinchas, en una encuesta realizada en 2009, lo votaron como el mejor jugador de la historia de la franquicia. 

La mejor temporada de Dan en la liga fue en 1981, cuando tiró para 4802 yardas y 33 anotaciones, números que estaban muy por encima del promedio. Llevó a la franquicia a dos campeonatos de la AFC consecutivos, en 1980 y 1981, pero le quedó como cuenta pendiente poder hacerse con un trofeo de Super Bowl. 

En cuanto a los récords personales, Fouts fue elegido dos veces al primer equipo All Pro, dos veces al segundo equipo All Pro. Fue el primer jugador en tener temporadas consecutivas con más de 4000 yardas -lo hizo tres veces- y se retiró habiendo lanzado para más de 43000 yardas en su carrera. Estos galardones le valieron ser elegido para el mejor equipo de la década de 1980, así como su posterior introducción al Salón de la Fama en 1993.

Antonio Gates, TE

Una de las historias de cenicienta de las que tanto nos gustan en la NFL. Gates llegó a la liga en 2003 como un agente libre no drafteado luego de no haber jugado football durante su etapa en la universidad. Llegó a Kent State con una beca para jugar baloncesto, y fue este el deporte al que quería dedicarse, pero su camino se vio alterado y cuando termino su época colegial, los Chargers lo estaban esperando con un contrato.

https://www.youtube.com/watch?v=M3N1lt275IA

Para tomar magnitud de lo que estamos hablando, Gates es hoy en día el lider en yardas (11841), recepciones (955) y anotaciones (116) de la franquicia, jugando en la posición de ala cerrada, lo que magnifica su tarea todavía aún más. Jugó sus 16 temporadas en la NFL con los Chargers, siendo elegido tres veces al mejor equipo All Pro, y  para el mejor equipo de la década del 2000, donde comparte con Tomlinson, ex compañero de Chargers. Muy probablemente, cuando cumpla con los años necesarios va a ser introducido en el Salón de la Fama y su camiseta número 85 quede retirada. 

Phillip Rivers, QB

De haber conseguido un anillo de Super Bowl con la franquicia, sería probablemente el jugador más destacado de la historia, porque ha hecho los méritos suficientes para entrar en esa conversación.

Seleccionado en la primera ronda del Draft 2004, Rivers llega a la franquicia luego de que Eli Manning desistiera de jugar para los Chargers y fuera intercambiado el mismo día del draft a los Giants, en lo que fue uno de los momentos más icónicos de la liga. Pero creo que, con el diario del lunes, ambas franquicias salieron ganando. 

Rivers
Phillip Rivers, máximo ídolo moderno de la franquicia / FOTO: Getty Images

Rivers supo esperar su chance en el equipo, ya que cuando llegó el titular era ni más ni menos que Drew Brees, uno de los mejores de la historia en jugar la posición, pero cuando tuvo que reemplazarlo en el 2006, no le tembló el pulso. Al día de hoy, Phillip Rivers posee casi todos los récords habidos y por haber de la franquicia, en la que se destacó desde el día uno. Lanzó para 59271 yardas, consiguió 397 anotaciones y 123 victorias en 224 partidos. 

Seis veces llevó al equipo a la postemporada, aunque acá sus números no son tan buenos, y le quedó esa cuota pendiente, la de poder rendir más en enero. Pero así y todo, nadie puede discutir lo importante que fue Rivers para la franquicia en estos últimos 16 años. Una carrera digna de un jugador del Salón de la Fama, al que le falta un anillo en su dedo como coronación. 


Nicolás Trimboli

Nicolás Trimboli

Dentro de No Huddle integro el equipo de Football de Primera, donde les vamos a traer la actualidad de las ligas locales, y participo en Desde el Pocket como columnista. Haber vivido en Estados Unidos me hizo dar cuenta del fanatismo que se vive por la NFL, del cual me contagié de inmediato. Jugador en FAARG y coach en Aztecas (juveniles). Comencé a ver football de casualidad, con un Super Bowl entre Steelers y Bears, y fue Drew Brees, el QB del equipo del que soy hincha, los New Orleans Saints, quien me hizo enamorar del deporte.