Tribet

Lesiones y récords de la Semana 4

Lun 5 Oct, 2020 - 19:52hs
Dak Prescott, siendo capturado por Myles Garrett, en la derrota contra Cleveland por 49 a 38. Prescott hace de todo para ganar, pero su defensa simplemente no acompaña. / Foto: Ron Jenkins - Associated Press.

A punto de finalizar la cuarta jornada de la liga (restan jugarse New England-Kansas City y Atlanta-Green Bay), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos dejó esta semana.

Lesiones

• Otra semana más, otra baja importante en San Francisco: esta vez se trata de Ezekiel Ansah, un jugador firmado recientemente por los Niners, quien sufrió ayer un desgarro en el bíceps. Se teme que Ansah se pueda perder el resto de la temporada. A su vez, el cornerback K’Wuan Williams salió del enfrentamiento frente a Philadelphia a raíz de una dolencia en la pierna.

• Austin Ekeler tuvo una lesión en el tendón de la corva y también acusó una hiperextensión en su rodilla. Se determinó que Ekeler se perderá de cuatro a seis semanas. En el mismo partido, O.J. Howard sufrió la rotura del tendón de Aquiles, y se perderá lo que queda de la campaña, mientras que los corredores LeSean McCoy (tobillo) y Kenjon Barner (conmoción) debieron abandonar el juego.

• Por su parte, Nick Chubb se esguinzó el ligamento medial colateral en la victoria frente a los Cowboys. Si bien ya se concluyó que la lesión no terminará con su temporada, el jugador fue puesto en IR, y se estima que volverá a jugar en seis semanas (mediados de noviembre). Al mismo tiempo, el centro de Dallas Joe Looney, se retiró con una lesión en el tobillo.

• Darius Leonard, linebacker de Indianapolis, salió del campo en medio del partido contra Chicago con una dolencia en la ingle. El cornerback Rock Ya-Sin también salió hacia el final del encuentro, pero el HC Frank Reich, confirmó que el jugador está bien.

• El tackle ofensivo de los Saints, Ryan Ramczyk, debió salir del juego contra Detroit a raíz de una conmoción. Igual suerte sufrió el tight end de los Texans, Jordan Akins, quien recibió un golpe durísimo del safety de Minnesota, Harrison Smith (que, a su vez, fue expulsado).

• El cornerback de Buffalo, Levi Wallace, se esguinzó el tobillo contra los Raiders. Su lesión no es grave, y ya Sean McDermott dijo que se evaluará su disponibilidad semana a semana. A su vez, el linebacker Matt Milano tiene una dolencia en el pectoral, y también se considerará su situación de manera semanal.

• Por último, los Jaguars sufrieron varias bajas en la derrota contra Cincinnati: el cornerback C.J. Henderson salió con una lesión en el hombro, y su compañero de posición, D.J. Hayden, también debió abandonar por una lesión en el tendón de la corva. Por su parte, el linebacker Myles Jack dejó el campo con un problema en el tobillo. El tight end Tyler Eifert sufrió una conmoción, y el tackle izquierdo, Greg Robinson, tuvo un golpe en su rodilla.

Récords

• Creo no equivocarme si digo que George Kittle tuvo el mejor partido de su corta carrera. En la derrota contra Philadelphia, consiguió 15 recepciones (en 15 targets), 183 yardas (más ocho por tierra) y un touchdown. Es ahora uno de apenas 10 receptores en conseguir esta línea estadística, y Kittle es el único tight end del grupo. Y no solo eso, su eficiencia perfecta empató la marca de Christian McCaffrey, quien consiguió 15 recepciones en 15 targets en la semana 16 de 2019. Por último, Kittle consiguió su noveno juego de más de 100 yardas en 47 partidos. Los únicos jugadores de su posición en superarlo en igual cantidad de juegos son Kellen Winslow (14) y Rob Gronkowski (12).

• Los Eagles, por su parte, consiguieron una victoria totalmente improbable. Tienen un récord de 1-2-1, pero lograron ubicarse en la cima de su división. Eso se debe fundamentalmente a la mediocridad de sus rivales. La NFC East (o Least, como también se la suele llamar) tiene un récord combinado de 3-12-1, la tercer peor marca para una división en las primeras cuatro semanas de temporada, por detrás de la entonces AFC Central de 1984 (3-13) y la NFC Norte de 2005 (3-11).

• Cleveland está disfrutando de este buen momento ofensivo: viene de marcarle 49 puntos a Dallas, la tercera mayor cantidad de puntos anotados por el equipo desde la fusión de la AFL y la NFL (1970). Y esto se debe en gran medida a Odell Beckham Jr., quien tuvo 154 yardas combinadas y tres touchdowns (dos por aire y el restante por tierra). OBJ se convirtió en el décimo jugador en la historia de la franquicia en tener un partido de tres anotaciones, y ya tiene tres juegos así en su carrera. Los Browns están con marca de 3-1 por primera vez desde 2001, y se ilusionan gracias a un dato particular: el equipo que le anota al menos 49 puntos a los Cowboys en su casa llega al Super Bowl (Eagles de 2004 y Broncos de 2013)

• Dak Prescott sigue haciendo de todo para que su equipo gane, pero simplemente parece que no es suficiente. Con la derrota frente a Cleveland, se convirtió en el décimo mariscal en lanzar para más de 500 yardas en una derrota, y ya es el primero en la historia en tener derrotas consecutivas con al menos 450 yardas por aire. Aún más, Prescott es uno de apenas dos mariscales con 500 yardas, cuatro touchdowns, una intercepción y una derrota. ¿El otro mariscal? Tony Romo, quien consiguió la triste marca en un célebre duelo ofensivo contra los Broncos de Peyton Manning en 2013. El mariscal de Dallas tiene también 1657 yardas en sus primeros cuatro partidos de la temporada, superando las 1557 de Kurt Warner en igual período de tiempo. Y, si sigue jugando así, pulverizará sin problemas el récord de yardas aéreas en una temporada (5477, conseguidas por Manning en 2013).

• Dallas no ayuda (o no quiere ayudar) a su mariscal: la defensa ha permitido 38 puntos en tres cotejos consecutivos. Es la segunda vez en la historia que les ocurre. La primera fue en la temporada debut en la liga (1960), en donde los Cowboys terminaron 0-11-1. Además, al finalizar el tercer cuarto, iban abajo 41-14. Ningún equipo en la historia logró remontar un déficit de 27 puntos en el último cuarto, y apenas 6 equipos se quedaron a una anotación de distancia.

• Los Lions también se anotan un récord infame: son el segundo equipo en la historia (después de los Vikings de 2011) en perder tres de los primeros cuatro partidos de temporada en donde tenían una ventaja de 10 puntos o más. Y ojo, que los Falcons podrían sumarse hoy a esta triste lista…

• Tom Brady tuvo ayer su segundo pick-six en la temporada, empatando a la de 2015 con la mayor cantidad de pases interceptados para un touchdown. Sin embargo, el mariscal de 43 años terminó teniendo una actuación sensacional. Se convirtió en el jugador más viejo de la historia en lanzar cinco pases de anotación en un juego, rompiendo la marca alcanzada por Warren Moon (quien tenía casi 41 años, en 1997). Tiene ya siete partidos con 300 yardas y cinco touchdowns, empatado con Manning y solo por detrás de los nueve de Drew Brees. Además, es el jugador de mayor edad en conseguir partidos consecutivos con tres anotaciones. ¿Quién fue el anterior? Ni más ni menos que Brady, a sus 41 años (semanas 4 y 5 de 2018).

• Justin Herbert tuvo un muy buen encuentro ayer, pero eso no le bastó contra un Brady que ahora tiene una marca de 15-2 contra novatos de primera ronda en su carrera. Herbert es el segundo mariscal en lanzar para 900 yardas en sus primeros tres inicios (después de Cam Newton) y es el quinto en la historia en tener 900 yardas y cinco anotaciones en igual período.

• Otro novato que está disfrutando de un buen presente es Joe Burrow. El mariscal de Cincinnati consiguió su primera victoria como profesional contra los Jaguars, y se convirtió en el primer novato en la historia en tener tres partidos consecutivos con al menos 300 yardas.

• Novatos y más novatos: Justin Jefferson demostró que su brillante actuación contra Tennessee no fue casualidad. Contra los Texans consiguió 103 yardas en apenas cuatro recepciones, y ya tiene un total de 348 yardas en sus primeros cuatro juegos, un récord de franquicia. ¿Quién ostentaba el récord anterior? Una leyenda, Randy Moss (275 yardas, 1998).

• Carrera al MVP: Russell Wilson tuvo un partido bastante tranquilo contra Miami, con dos anotaciones y una intercepción. Sin embargo, le bastó para empatar el récord de más touchdowns en los primeros cuatro partidos de una temporada, con 16 (Manning, 2013).

• Carrera al MVP parte 2: Josh Allen consiguió ayer su decimotercer partido con al menos un touchdown por aire y otro por tierra, igualando el récord de franquicia de Jack Kemp. En esos 13 juegos, Buffalo tiene una marca de 10-0.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet