Tribet

Lesiones y récords de la Semana 7

Lun 26 Oct, 2020 - 20:42hs
El mariscal de los Browns, Baker Mayfield. Mayfield tuvo una actuación casi perfecta para conseguir una victoria importantísima frente a los Bengals. / Foto: Sam Greene via Imagn Content Services, LLC

Con la semana 7 a punto de concluir (falta jugarse el partido entre los Bears y los Rams), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos dejó esta pasada fecha.

Lesiones

• Terrible noticia para los Browns, que perdieron a Odell Beckham Jr. por el resto de la temporada, a raíz de una rotura de ligamentos. OBJ era el mejor receptor de Cleveland en lo que iba de la temporada, y estaba recuperando su nivel después de un 2019 en el que puso sus peores números para una temporada en la que estuvo sano. En el mismo enfrentamiento, los tackles ofensivos de Cincinnati Bobby Hart, Jonah Williams (cuello), al igual que el centro Trey Hopkins (conmoción), tuvieron que salir del partido con distintas molestias.

• El safety de Washington, Landon Collins, salió del campo en el partido frente a Dallas con una lesión en el tobillo. Posteriormente se reveló que Collins podría haber sufrido una lesión severa en el tendón de Aquiles. Aún no hay mayor información al respecto. Por otro lado, Andy Dalton, quien sufrió una conmoción tras una jugada ilegal de Jon Bostic, se encuentra mejor, pero aún está en el protocolo.

• El receptor de los Jaguars, Dede Westbrook, también se perderá lo que queda del año con una rotura de ligamentos. En el mismo partido, su compañero Sidney Jones tuvo que salir del juego con una lesión de espalda, mientras que Devin Ozigbo se lastimó en el tendón de la corva.

• Más lesiones para San Francisco: Jeff Wilson sufrió un aparente esguince de tobillo después de anotar su tercer touchdown contra los Patriots, mientras que Deebo Samuel se lesionó en el tendón de la corva, y ya se dice que probablemente se pierda algunos partidos.

• Denver también tuvo un partido muy accidentado: Mike Purcell sufrió una fractura de Lisfranc que lo marginará por el resto de la campaña, mientras que Phillip Lindsay tuvo una conmoción. En el caso de Tim Patrick, Derrek Tuszka (ambos afectados en el tendón de la corva), y Diontae Spencer, Vic Fangio ya indicó que se evaluará su situación semana a semana.

Chris Carson tuvo un esguince en el pie, y se estima que se perderá algunas semanas, mientras que Shaquill Griffin tuvo una conmoción y una lesión en el tendón de la corva. Pete Carroll ya informó que no se sabrá más acerca de su situación hasta el jueves. Por el lado de Arizona, Kenyan Drake sufrió un esguince de tobillo que le hará perderse algunos partidos.

• El receptor de New England, N’Keal Harry, sufrió un golpe en la cabeza que lo sacó del partido frente a San Francisco, mientras que Joe Thuney también quedó tocado con una molestia en el tobillo.

Récords

• Para cerrar la noche del domingo, los Seahawks y los Cardinals nos regalaron un espectáculo ofensivo y varias estadísticas interesantes. DK Metcalf tuvo un partido bastante tranquilo en cuanto a números (aunque podría haber anotado el touchdown de la victoria de no haber existido un holding ofensivo que anuló todo). Sin embargo, su jugada clave fue esa recuperación sensacional para evitar el pick-six por parte de Budda Baker. Metcalf llegó a alcanzar una velocidad máxima de 22,64 mph, la segunda mayor para una jugada de tackleo en la temporada, solo por detrás de las 22,75 de su compañero Shaquill Griffin en la semana 3. Y para aquellos que se lo estén preguntando… sí, desde luego que habría alcanzado a Daniel Jones (que alcanzó una velocidad máxima de 21,23 mph antes de su eventual tropiezo). Por su parte, quien sí tuvo una noche bestial fue Tyler Lockett, quien consiguió 15 recepciones para 200 yardas y tres touchdowns. Lockett es el tercer jugador desde 1970 en alcanzar la marca (después de Steve Largent en 1987 y Jimmy Smith en el 2000). Además, el joven receptor de Seattle es el primero en conseguir al menos 500 yardas aéreas y siete anotaciones en las primeras seis semanas de una temporada desde Megatron en 2011. Por último, Lockett ya tiene dos juegos con tres touchdowns, y es el primero en lograrlo desde 2015, cuando su compañero Doug Baldwin llegó a esa marca. 

• Por el lado de los Cardinals, Kyler Murray fue imprescindible para conseguir una victoria de oro contra un rival divisional. Murray tuvo su primera remontada de al menos 10 puntos en el último cuarto en su carrera. Y es el único mariscal en lanzar tres touchdowns y remontar una desventaja de 10 puntos para ganarle a Russell Wilson… desde que Tom Brady lo hiciera en el mismo estadio, en el Super Bowl 49. Por último, Murray es el primer jugador en la historia con seis juegos con touchdowns por aire y por tierra en los siete primeros partidos de una temporada. Desde su llegada a la liga, tiene ya siete juegos con un touchdown por aire y otro por tierra: solo Josh Allen lo supera, con nueve.

• Carrera por el MVP: Russell Wilson no tuvo su mejor partido contra los Cardinals. Tras tener apenas tres intercepciones en la temporada, lanzó tres más, incluyendo la que sería crucial para la victoria de Arizona. De todos modos, Wilson alcanzó ya 20 touchdowns en la temporada, y es uno de apenas tres mariscales en tener 9 temporadas consecutivas con al menos 20 anotaciones (los otros son Dan Marino y Peyton Manning). Wilson empató a Peyton Manning con 22 touchdowns, la mayor cantidad para un mariscal en los primeros seis partidos de una temporada. Y otro dato de color: los mariscales que consiguieron al menos 20 anotaciones en seis partidos (Brett Favre en 1996, Tom Brady en 2007 y Manning en 2013) ganaron el MVP.

• Sin embargo, hay otros dos mariscales que están peleando para entrar en la consideración por el premio. Aaron Rodgers tuvo un partido desastroso en la semana 6, y naturalmente que iba a rebotar. Bueno, lo hizo a lo grande, tirando cuatro touchdowns sin intercepciones contra los Texans, con un passer rating de 132,4. Fue su cuarto partido con un rating de al menos 130, empatando la marca de Philip Rivers. Ya tiene 21 juegos con al menos cuatro anotaciones sin intercepción, y los únicos que lo superan de momento son Drew Brees (25) y Tom Brady (23). Desde 2016, tiene 10 juegos así (los que están en segundo lugar son los ya mencionados Brees y Wilson, con siete cada uno). Y ya que hablamos de Brady, tiene 18 touchdowns y apenas cuatro intercepciones en lo que va de la temporada (mientras que New England, por su parte, tiene apenas tres touchdowns y 11 intercepciones entre Cam Newton, Brian Hoyer y Jarrett Stidham). Además, con el touchdown de ayer, Brady y Gronk ya igualaron a la dupla de Joe Montana y Jerry Rice, con 92 anotaciones (sumando temporada regular y postemporada). La dupla con mayor cantidad de conexiones de seis puntos es la de Peyton Manning y Marvin Harrison (114). Ahora que Antonio Brown se sumó a los Buccaneers, Brady tiene aún más armas a su disposición…

• Hablábamos antes de lo bien que le fue a Rodgers, y eso en gran parte lo consiguió gracias a Davante Adams, quien tuvo unos impresionantes números (13 recepciones, 196 yardas y dos anotaciones). Adams es el primer Packer en conseguir al menos 196 yardas y dos touchdowns desde Javon Walker (11 recepciones, 200 yardas y tres touchdowns en 2004). Y no solo eso, es el tercer jugador en tener múltiples partidos de 13 recepciones, 150 yardas y dos touchdowns en una temporada, y el único en hacerlo en una mitad de temporada. Para quitarse el sombrero.

• El rincón de los novatos: Joe Burrow y Justin Herbert continúan impresionando en su primera temporada, y ambos pican en punta para llevarse el premio al Novato Ofensivo del Año. En el caso de Burrow, es el primer mariscal en la historia en tener un partido de al menos 400 yardas y tres touchdowns combinados en sus primeros ocho inicios desde Deshaun Watson en 2016. Además, es el primer novato en la historia en lanzar para al menos 350 yardas (terminó con 406) y anotar tres touchdowns aéreos y otro por tierra. Burrow ya lleva cinco juegos con al menos 300 yardas, igualando a Kyler Murray (2019) y Daniel Jones (2019). El único novato en tener una mayor cantidad en su primera temporada es Andrew Luck (seis en 2012). En cuanto a Herbert, que consiguió su primera victoria como titular en la NFL, es ahora el quinto novato en tener un juego de tres touchdowns aéreos y otro terrestre en sus primeros cinco inicios desde 1970 (los otros mariscales son Mark Rypien, Kurt Warner, Marc Bulger y Deshaun Watson), y es el primer Charger en lograrlo desde Dan Fouts en 1983. Y esto es lo más increíble: Herbert es el único mariscal desde 1970 en tener más de 1500 yardas aéreas y un passer rating superior a 100 en sus primeros cinco inicios. Realmente impresionante. Y no me quería olvidar de D’Andre Swift, quien tuvo ayer una anotación, y ya consiguió touchdowns en tres juegos consecutivos. Es ahora el tercer novato de Detroit en conseguir la marca en las últimas 40 temporadas – los otros dos son Barry Sanders (1989) y Kevin Jones (2004).

• Sensacional partido de Baker Mayfield, y por eso le damos la foto de portada. Inició el partido con cinco pases incompletos y una intercepción, y después completó 22 pases en 23 intentos (el único “incompleto” fue un spike para detener el reloj), 297 yardas y cinco touchdowns. Mayfield estableció un nuevo récord de franquicia, con 21 pases completos de manera consecutiva. El mariscal de Cleveland se convirtió en el quinto mariscal en la historia en tener cinco touchdowns y una remontada en el último cuarto (junto a Tom Brady, Drew Brees, Cam Newton y Russell Wilson). Y, entre Mayfield (tres) y Burrow (dos), ambos mariscales lanzaron cinco touchdowns para poner a su equipo en ventaja en el último cuarto, la mayor cantidad en la historia. Gracias a la actuación de Mayfield, Cleveland está ahora con marca de 5-2 y se asienta como un serio candidato a playoffs.

• CBS Sports publicó en un tweet que Buffalo ganó su partido sin tener un touchdown o un despeje en el juego. La última vez que eso había ocurrido fue en 1941, cuando Washington venció a los Dodgers de Brooklyn (sí, también hubo una franquicia de NFL con el mismo nombre que los más célebres Dodgers, que ahora están en Los Ángeles).

• Récords mediocres: Los Cowboys se convirtieron en el primer equipo en la historia en permitir al menos 20 puntos en la primera mitad de seis partidos consecutivos. Los Jaguars no quisieron ser menos, y se unieron a los Broncos de 1968 y los Vikings de 1984 como los únicos equipos en permitir al menos 30 puntos en seis partidos consecutivos. Y, tristemente, los Patriots se unen a esta sección: después del partido frente a los Niners, New England tuvo su primera racha de tres derrotas desde la temporada de 2002. Entre esas rachas negativas, pasaron 286 juegos consecutivos. Jimmy Garoppolo volvió a su antigua casa y le propinó a su viejo equipo la segunda peor derrota en la era de Bill Belichick (empatada por la derrota 41-14 frente a los Chiefs en 2014, y solo superada por la paliza por 31-0 frente a los Bills en la semana 1 de 2002, que tenían como mariscal a otro viejo conocido… Drew Bledsoe). Y para cerrar, la NFC Least sigue con sus marcas negativas: es la primera división en la historia en donde ninguno de sus equipos tiene al menos tres victorias en las primeras siete semanas de una temporada completa.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet