Tribet

Perdedores de la Semana 12

30 de Noviembre de 2020
Los Patriots controlaron el juego por tierra de Kyler Murray y allí estuvo una de las claves. Foto: AP/Elise Amendola

Habiéndose disputado la mayoría de los encuentros de la Semana 12 (queda pendiente el choque de Monday Night entre Eagles y Seahawks además del Steelers-Ravens, aplazado al ¿martes? por casos positivos de COVID), en No Huddle te traemos aquellos equipos que, para nosotros, fueron los grandes perdedores de esta jornada.

En esta nota, la otra cara de la moneda: los ganadores de la semana.

Las Vegas Raiders

Los Raiders llegaron al Mercedes-Benz Stadium de Atlanta pensando en reponerse de la caída ante Chiefs para volver a enfocarse en los playoffs, pero se fueron apaleados, derrotados en todas las facetas del juego y con más dudas que nunca. Y claro, es que perder 43-6 ante un rival que, en la teoría, era menos que vos y que no contó con sus dos principales armas ofensivas (Julio Jones y Todd Gurley), duele aun más. ¿Derek Carr? Tres fumbles, tres capturas, un pick-six, 22 de 34 y reemplazado por Nathan Peterman. ¿Disciplina? Terminaron el día con 11 castigos para 141 yardas. Fue la derrota más abultada en las últimas tres temporadas de Jon Gruden como entrenador.

Arizona Cardinals

Kyler Murray es la principal carta ofensiva de los Cardinals y, si lográs que no pueda lastimar por tierra con su combo de velocidad y elusividad, este equipo de Arizona se vuelve mucho más vulnerable. Prueba de eso fue lo que hizo New England, que acotó a apenas 31 yardas terrestres a quien fuera elegido con la novena selección global en el draft 2018 de MLB por Oakland Athletics (nunca llegó a jugar) y lo ganó sobre el final con un gol de campo de Nick Folk, en un apretadísimo 20 a 17.

Pero a pesar de que Foxboro siempre es y será un recinto difícil al que ir a ganar, los perdedores resultaron ser los de Kliff Kingsbury. ¿Por qué? Porque a pesar de todo, estuvieron a nada de ganarlo: cerrando el último cuarto, Dre Kirkpatrick interceptó a Cam Newton y lograrían avanzar hasta rango de FG, pero Zane González falló en su envío de 45 yardas y le dio una vida más a Bill Belichick. Allí, el ex Carolina Panthers lideró el drive y, ayudado por un innecesario y costosísimo castigo del rookie Isaiah Simmons, quien arremetió casco contra casco al mariscal cuando ya estaba abandonando el terreno, el gol de campo quedó al alcance y el veteranísimo Folk liquidó el asunto.

Detroit Lions

En uno de los duelos del jueves de Acción de Gracias, Detroit se comió 41 en su casa frente a Houston Texans y a los que terminaron agradeciéndoles por todo y mostrándoles la puerta (?) fue al entrenador Matt Patricia y al GM, Bob Quinn, quienes fueron despedidos por la dueña de la franquicia, Sheila Ford Hamp. En la última función del excoordinador defensivo de los multicampeones New England Patriots, los Lions le permitieron cuatro pases de touchdown a Deshaun Watson, sufrieron tres entregas de balón y no pudieron hacer demasiada fuerza a pesar de terminar anotando 25 puntos. La era de Patricia, quien, recordemos, salió de Massachusetts con la promesa de ser el alumno más aplicado de Belichick (hoy Brian Flores lo pasó en esa posta), terminó con un agrio balance final de 13-29-1 y con el lastre de nunca haber podido conseguir dos triunfos seguidos. 


Redacción No Huddle

Redacción No Huddle

Nota realizada por la redacción de No Huddle.


Tribet