Tribet

Playoffs de la NFL: los cambios para 2020

25 de Diciembre de 2020

Terminó la temporada regular de la NFL, pero nos consuela el hecho de tener la mejor parte por delante. Así es, porque se viene un enero a puros playoffs, en los que los mejores equipos se enfrentarán cara a cara a eliminación directa y que culminarán con la coronación del ganador del Super Bowl, el próximo 7 de febrero en Tampa Bay.

En esta última temporada baja, la NFL y la NFLPA llegaron a un nuevo acuerdo respecto de la relación contractual entre las franquicias, la liga y los jugadores y uno de los cambios consensuados fue el de incorporar un séptimo equipo por cada conferencia, totalizando 14 franquicias en postemporada en lugar de las clásicas 12. De hecho, se llegó a evaluar la posibilidad de incluir a un octavo participante, pero por el momento no prosperó.

En esta nota les proponemos repasar el sistema actual de clasificación y disputa, comparándolo con el que veníamos teniendo hasta la temporada pasada y algunos ayudamemorias para sus agendas.

Algunas cosas siguen igual...

Una vez concluída la temporada regular los equipos se rankean del #1 a #16 en función de su porcentaje de victorias. Del #1 al #4 estarán los campeones de cada una de las divisiones y una aclaración importante: no importa cuán malo sea tu récord, si resultás ganador de tu división, automáticamente estarás rankeado entre los cuatro primeros. El ejemplo de este año es el Washington Football Team, que con un récord negativo, de todas maneras fue el mejor de la NFC Este. 

Algunas cosas son más divertidas...

Hasta el año pasado, sólo seis equipos por conferencia accedían a los playoffs. Los dos primeros tenían byes de primera ronda, lo que equivale a una semana de descanso, y la ronda de comodines (wild card) tenía sólo dos partidos por conferencia, en los que jugaban el #3 contra #6 y el #4 contra el #5. Para este año, la NFL añadió dos duelos más para esa instancia, aunque luego el mecanismo de disputa de la ronda divisional y del campeonato seguirán exactamente igual.

Ahora que solamente el primer rankeado de cada conferencia tendrá al bye, del #2 al #7 jugarán la ronda de comodines, ejerciendo como local el equipo de mejor sembrado. De estos tres choques resultarán tres ganadores, que sumados a la franquicia que viene de la semana de descanso conformarán los cuatro equipos de la ronda divisional. 

Vale la pena remarcar la importancia de ser el #1 de la conferencia, dado que eso se traduce en jugar un partido menos en playoffs (con todo lo que eso significa para los cuerpos de los atletas a esa altura del año) al tener una semana adicional de descanso y de preparación para el duelo divisional, y porque se garantizan el derecho de disputar todos los encuentros en condición de local. Es cierto, este año sin público en las tribunas puede resultar menos condicionante, pero algunos equipos tienen histórica ventaja jugando en su casa, esto sin mencionar aquellos estadios en los que climas extremos puede influir.

Armate tu calendario

Bueno, ya entendiste cómo se juega y por qué, ahora agarrate la agenda y anotate estas fechas.

Los partidos de wild card se jugarán el sábado 9 y domingo 10 de enero, en los horarios de las 15.05, 18.40 y 22.15 (andá avisando en casa que ese fin de semana no vas a estar disponible). Luego, el sábado 16 y domingo 17 tendrán lugar los cruces divisionales, con dos juegos por día y aún con los horarios sin confirmarse.

Siete días más tarde, el domingo 24, se disputarán las finales de conferencia que enviarán a los representantes de la AFC y la NFC al partido más importante del año. El fin de semana del 31 de enero habrá descanso porque tradicionalmente era la fecha del Pro Bowl, que este año, por motivos de la pandemia, no se realizará (al menos no como se hizo siempre). Y luego sí, el 7 de febrero encontrate todas las excusas que tengas a mano porque en el Raymond James Stadium de Tampa Bay tendremos una nueva edición del Super Bowl.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet