Top 5 histórico: Baltimore Ravens

7 de Junio de 2021
El LB Ray Lewis es el mejor jugador de la historia de Baltimore Ravens. / Foto: usatoday.com

Las franquicias de la NFL han tenido a lo largo de la historia gran cantidad de jugadores destacados de los pueden sentirse orgullosos, tanto por su rendimiento dentro del campo de juego como su liderazgo fuera de él. En No Huddle les traemos a aquellos que de gran manera han representado los colores de su equipo. Hoy, los cinco mejores de Baltimore Ravens en la historia.

Los Baltimore Ravens son una de las franquicias más jóvenes que existen en la NFL. Fueron creados en 1996 como equipo de expansión. En esta corta trayectoria, han logrado ser una franquicia muy exitosa obteniendo dos Súper Bowls y seis títulos de división. Su filosofía es clara y muy efectiva: someterte con defensivas asfixiantes y ejecutar ofensivas con predominio del ataque terrestre.

En esta lista hay tres jugadores defensivos que han compartido el mismo emparrillado y que han conformado defensivas estupendas, de las mejores de la NFL históricamente, que marcaron una época a principios del siglo XXI y fueron los grandes responsables de la obtención de los campeonatos.  

Ray Lewis, LB

Sin lugar a dudas, es el jugador más sobresaliente de la historia de Ravens y uno de los linebackers más dominantes que tuvo la NFL desde su creación hasta la actualidad. El producto de la Universidad de Miami fue seleccionado por Baltimore en el Draft 1996 en la posición veintiséis de la primera ronda, y permaneció diecisiete temporadas hasta su posterior retiro luego de la temporada 2012. 

Desde su año de novato se convirtió en el rostro de Baltimore. A lo largo de su carrera, Lewis se ganó la reputación de líder y fuerza intimidante como LB central. Lideró a su equipo en tackleadas en 13 de sus 17 campañas. Los Ravens no permitieron un solo corredor de 100 yardas en 51 juegos consecutivos desde las temporadas 1998 hasta 2001. Además de su defensa terrestre, Lewis también se ganó una reputación como un defensor completo. Sus 31 intercepciones lo ubican en el quinto lugar de todos los tiempos entre los linebackers de la NFL. 

Sus números reflejan su preponderancia dentro de la franquicia y porque es considerado el mejor Raven de la historia. Es el lider tackleador del equipo y de toda la NFL con 2.059 tackles. Asimismo, posee 41.5 capturas, las ya mencionadas 31 intercepciones, forzó 17 balones perdidos y realizó 3 anotaciones defensivas. Fue elegido trece veces al Pro Bowl u nombrado en siete ocasiones al primer equipo All-Pro. Dos veces fue jugador defensivo del año (2000 y 2003) y ganó dos Súper Bowls con distintas particularidades en estos juegos. Su primer anillo lo logró en la temporada del año 2000 en el SB XXXV disputado el 28 de enero del 2001 cuando su defensiva dominó a los Giants de New Yok. Fue tal la implicancia de este jugador en este match que nombrado como el jugador más valioso del partido. Su segundo trofeo Vince Lombardi fue levantado en el SB XLVII, cuando en el 3 de febrero del 2013, sus Ravens derrotaron de manera ajustada a los San Francisco 49ers. La peculiaridad de este partido es que fue su último partido como profesional. En otras palabras, se retiró como campeón.

La cantidad de logros que consiguió en 17 temporadas es tan impresionante como el hueco que dejó en el equipo tras su retiro, pues además de su labor defensiva, ningún otro ha podido emular su liderazgo imprimía dentro y fuera del campo.  Su inducción al Hall Of Fame fue en año 2018, en su primer llamado para tener su busto en Canton, Ohio.

Por ultimo vale comentar que es miembro del “Anillo de Honor de los Ravens”. Esta exhibición, que rodea el campo de juego del estadio M&T Bank, rinde homenaje a jugadores que han cumplido de excelente forma los siete rasgos fundamentales de la franquicia: carácter, gratitud, visión, pasión, valor, espíritu competitivo y humildad.

Ed Reed, S

El S Ed Reed fue otro de grandes baluartes de la franquicia de Baltimore. / Foto: baltimoreravens.com

Al igual que Ray Lewis, Ed Reed vino procedente de la Universidad de Miami y seleccionado en la primera ronda del draft. En esta ocasión, fue en el pick veinticuatro en el Draft 2002. Durante once temporadas, Reed fue el amo y señor del perímetro de Baltimore. En sus primeros años gracias a su versatilidad podía jugar en equipos especiales, safety y cornerback. Luego, con el paso de los años, su posición definitiva fue la de profundo y durante muchos periodos fue clasificado como el mejor safety de toda la liga.  

Tal era la excelencia de este jugador, que en el 2004 fue nombrado como el defensivo del año. En cuanto a los Ravens, es el líder histórico en intercepciones con 64 y además deflectó 139 balones. Dueño de una velocidad suprema, año tras año superaba su propio record en longitud de devoluciones de intercepción para anotación. La más larga de su carreraa, y de la historia de la NFL, fue de 108 yardas, cuando contra los Eagles en el 2008 la devolvió TD desde su propia zona de goal. Asimismo, tiene otro record histórico: tres TDs despejes bloqueados. 

En su palmarés también se encuentra que fue seleccionado en nueve ocasiones para el Pro Bowl, cinco veces integro el equipo ideal de la NFL y fue líder en intercepciones tres temporadas en toda la liga.

Si bien su último año en la NFL (2013) no fue en los Ravens, sino que participó en los Texans y Jets, luego de culminada la misma, Baltimore le firmó un contrato por un día para poder retirarse en el equipo que lo vio brillar. Al igual que Ray Lewis es un miembro del “Anillo de Honor” de los Ravens y  su inducción al Salón de la Fama fue en el 2019, un año posterior al del LB.

Terrell Suggs, OLB

El pass rusher Terrell Suggs jugó 16 años en la franquicia. Foto: si.com

Suggs, proveniente de Arizona State, fue seleccionado por los Baltimore Ravens en la primera ronda con la décima selección general en el Draft de la NFL 2003, convirtiéndose en uno de los jugadores defensivos más jóvenes jamás reclutados, con solo veinte años.

El impacto de “T-Sizzle” fue  inmediato. Como novato en el 2003 empató un récord de la NFL al ejecutar una captura en cada uno de sus primeros cuatro juegos. Esa temporada inicial terminó con 27 tackles, 12 capturas (un récord de novato de la franquicia de los Ravens), 6 balones sueltos forzados, 2 desvíos de pase y 1 intercepción, lo que le valió los honores de Novato Defensivo del Año.

Su juego parecía no tener techo y cada año mejoraba aún más su desempeño. Era el caza mariscales más importante de un equipo donde la defensiva sometía juego tras juego a los rivales de turno. Fue tanta la supremacía, por momentos, que tenía sobre los rivales que produjo que en el 2011 fuese nombrado con el galardón del defensivo del año.  Jugó en los Ravens desde el año 2003 hasta el año 2018, donde obtuvo 132.5 capturas y forzó 35 fumbles, ambos récords históricos en la institución. Asimismo, obtuvo el Trofeo Vince Lomardi en el año 2013 junto a Reed y Lewis. Su nombre sonará fuerte cuando pueda elegido para ser un miembro del Salón de la Fama.

Jonathan Odgen, OT

El jugador Jonathan Odgen fue uno de los mejores OT izquierdo de la NFL. / Foto: usatoday.com

Es el primer ofensivo dentro del top cinco y, tal vez, el más importante de la historia de los Ravens. El egresado de UCLA fue seleccionado por los Ravens en el año 1996 con la cuarta elección general. Jugó doce temporadas en la NFL, todas con Baltimore, y su retiro se produjo una vez finalizada la campaña del 2007. Formado del lado izquierdo de la linea, Odgen es catalogado como unos de los mejores que linieros ofensivo que tuvo el futbol americano profesional. Era un atleta sumamente ágil y habilidoso para su tamaño (medía 2,03 metros y pesaba alrededor de 150 kilos).

Fue nombrado cuatro veces All Pro y once veces Pro Bowler. Durante su carrera, atrapó dos pases, ambos para una yarda y ambos para TD. Además, fue parte del equipo de la década del 2000 de la NFL. Junto a Ray Lewis consiguieron el Súper Bowl XXXV. Es uno de los miembros del “Anillo de Honor” de los Ravens y fue el primer jugador de la franquicia, en el año 2013, en ser inducido para ser inmortalizado en Canton, Ohio.

Joe Flacco, QB

El QB Joe Flacco es el mejor QB que tuvieron los Ravens desde su nacimiento. / Foto: Baltimoreravens.com

Si bien esta elección puede ser bastante controvertida, sus estadísticas dentro de la institución avalan para que este dentro del top 5 de los mejores jugadores de la historia en la franquicia de Maryland. 

Producto de la Universidad de Delaware, fue reclutado por los Ravens en la décima octava elección global del draft 2008. A partir de ese año, fue el QB de titular de Baltimore en los 168 juegos que disputó en los once años que permaneció dentro de la institución. Sus números alcanzan las 38.245 yardas aéreas y 212 anotaciones, ambas estadísticas record del equipo.

Si bien su mejor campaña en cuanto a yardas totales fue la campaña de 2016, siempre será recordado por su tremenda labor en los playoffs del año 2012, donde fueron campeones y él fue elegido como el jugador más valioso de la final. En esa postemporada jugó cuatro partidos y culminó con once anotaciones y ninguna intercepción. Números similares al que obtuvo Joe Montana, uno de los mejores QB de la historia del deporte, en año 1989 cuando sus 49ers también ganaron el Super Bowl. 

Actualmente es un mariscal sustituto de los Eagles de Philadelphia, pero no dudamos que cuando se retire del deporte, será otro de los homenajeados dentro del estadio. 

También debemos hacer una mención de honor al LB Peter Boulware, al CB Chris McAlister y al K Matt Stover como grandes participes dentro la franquicia liderada por el empresario Steve Bisciotti.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.