Tribet

Necesidades de cara al Draft 2020: Miami Dolphins

Jue 16 Abr, 2020 - 21:18hs
Ryan Fitzpatrick, QB titular en 2019. Pese a tener un año relativamente sólido, los Dolphins elegirán a un QB franquicia en la primera ronda del Draft. (Foto: NBC Miami - Rich Graessle/Icon Sportswire via Getty Images)
Ryan Fitzpatrick, QB titular en 2019. Pese a tener un año relativamente sólido, Miami elegirá a un QB franquicia en la primera ronda del Draft. (Foto: NBC Miami - Rich Graessle/Icon Sportswire via Getty Sports)

 

La reconstrucción ya está en marcha para los Dolphins. En la agencia libre, los Dolphins aprovecharon su nómina salarial reducida para realizar un número de adquisiciones: en particular, se destacan las llegadas de Byron Jones (5 años y $82,5 millones y de Kyle Van Noy y Elandon Roberts (piezas clave de la defensiva de New England). Sin embargo, quedan varias necesidades clave que los Dolphins intentarán cubrir con sus 14 selecciones, la mayor cantidad para un equipo en este Draft.

¿Un QB franquicia? Elemental: QB

El experimento con Ryan Fitzpatrick no funcionó muy bien durante la temporada pasada e incluso peor fue el caso de Josh Rosen, traído por Miami para ser suplente del veterano. Tras un récord de 5-11, los Dolphins poseen la quinta selección en el draft y es muy probable que lo utilicen para conseguir a su mariscal del futuro.

Desde que terminó la campaña, la gran mayoría de los mock drafts veía a los Dolphins elegir a Tua Tagovailoa (Alabama). No hay duda alguna sobre su talento, pero muchas personas están preocupadas sobre su salud a largo plazo tras sufrir una dislocación en su cadera, una lesión lo suficientemente grave como para costarle la posibilidad de ser elegido con la primera selección. Si bien los médicos han determinado que el joven prospecto está sano, la incógnita aún persiste.

Una solución más audaz sería conseguir la primera selección de Cincinnati para hacerse de Joe Burrow y el general manager Chris Grier está en una posición como para ejecutar la operación: Miami cuenta con tres selecciones en la primera ronda (5, 18 y 26) y cinco de las primeras 56. No obstante, es una cuestión de cuánto pidan los Bengals y cuánto estén dispuestos los Dolphins a ceder, considerando también que tienen otras necesidades para cubrir.

Nutrir las trincheras: OL

 

La linea ofensiva de Miami en acción contra los Patriots, en la victoria por 27 a 24, en la semana 17. La unidad es otro de los puntos débiles a reforzar en el Draft. (Foto: Bob DeChiara - USA TODAY Sports)

 

Según el ranking de fin de año hecho por Pro Football Focus, la línea ofensiva de Miami fue la peor de toda la liga por cierto margen y eso contribuyó a la debacle del juego terrestre (que cubriremos más adelante). Tampoco les fue mucho mejor en la faceta aérea, en donde fueron presionados más rápido que cualquier otro equipo y permitieron 56 capturas. Lo único “positivo” es que Laremy Tunsil, su mejor liniero, fue parte de un intercambio que les consiguió dos picks de primera ronda y otro de segunda, y que ahora van a aprovechar…

Grier tampoco se quedó de brazos cruzados. Sin descuidar sus otras necesidades, y gracias a un tope salarial bien holgado, los Dolphins contrataron a Ted Karras (guardia de los Patriots que tuvo que jugar en 2019 como centro) y a Ereck Flowers, por tres años y $30 millones. Sin embargo, y salvo que la performance del grupo mejore notablemente, el rebote de la línea ofensiva dependerá también de lo que agreguen en el Draft.

Con la selección dieciocho, están en una buena posición para draftear linieros. Es muy probable que los cuatro mejores (Mekhi Becton, Jedrick Wills Jr., Tristan Wirfs y Andrew Thomas) no estén disponibles a esa altura, pero siguen teniendo opciones interesantes, como Josh Jones (Houston). Incluso en la selección 26 podrían ir por Austin Jackson (USC) y Ezra Cleveland (Boise State). Lo que es seguro es que cualquier selección que hagan supondrá, creo yo, una mejora que beneficiará al equipo de manera inmediata.

Alguien para suplir a Drake: RB

Esta es una necesidad casi tan urgente como la de un mariscal nuevo, si tenemos en cuenta que Miami tuvo el peor ataque terrestre de toda la liga (aunque la culpa principal fue, a mi juicio, de la línea ofensiva). De hecho, el líder terrestre del equipo fue Ryan Fitzpatrick, con unas magras 243 yardas. La ida de Kenyan Drake a Arizona a mitad de temporada tampoco contribuyó al bajo nivel de la posición.

Para este año, trajeron a Jordan Howard (por dos años y $9,75 millones). Detrás de él hay varios corredores, como Kalen Ballage, Patrick Laird, Samaje Perine y Myles Gaskin, ninguno de los cuales corrió efectivamente en las oportunidades que tuvieron. Si la línea ofensiva mejora su actuación este año, quizás alguno de ellos pueda tener un mejor desempeño. Sin embargo, el Draft ofrecerá una buena camada de corredores y Miami tiene la posibilidad de conseguir a un digno sucesor para Drake.

Afortunadamente para Grier, Miami tiene los recursos como para elegir un buen corredor. Con la selección 26, su última en la primera ronda, algunos mock drafts proyectan que los Dolphins elegirían a D’Andre Swift (Georgia). Otras posibles opciones, aunque en picks posteriores (y en la medida en que estén disponibles) son Jonathan Taylor (Wisconsin) y J.K. Dobbins (Ohio State).

 

En suma, los Dolphins todavía no son un equipo que tenga posibilidades de llegar a playoffs, aún si los Patriots cayeran finalmente en la mediocridad que muchos ya le auguraban desde hace un tiempo. Sin embargo, con un núcleo de jugadores jóvenes, más lo que puedan conseguir en este Draft y a lo largo de la offseason, pueden ponerse en una posición ideal para pegar el zarpazo en un futuro no tan lejano.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet