Tribet

Draft Recap 2020: Tampa Bay Buccaneers

Vie 24 Abr, 2020 - 18:36hs
Wirfs aportará protección para Brady. Foto: Sports Illustrated.

Tampa Bay fue la franquicia sensación de la offseason gracias a la contratación de Tom Brady y posteriormente al trade con New England que marcó el regreso de Rob Gronkowski a la NFL tras una temporada fuera de las canchas. Con muchas armas a disposición de su nueva estrella, los Buccaneers llegaron al draft 2020 con la clara necesidad de aprovechar una clase muy cargada de tackles ofensivos para darle protección a TB12.

Sin embargo, desde el pick 14, vieron como los mejores prospectos en esa posición se les iban escapando de las manos y decidieron actuar antes de que sea tarde. En un trade con San Francisco, los Bucs entregaron dicha elección y su cuarta ronda (#117) a cambio de una séptima (#245) y escalar una posición para asegurarse que nadie se les adelante y llevarse el jugador que querían.

Todas las selecciones y sus análisis a continuación:

#13: Tristan Wirfs - OT - Iowa

Vía San Francisco 49ers

Wirfs es un tackle muy versátil que puede jugar en distintos puestos de la línea ofensiva si así lo requiere el equipo. Se destaca por sus capacidades atléticas ya que se trata de un jugador muy ágil y explosivo, pero que aún debe continuar puliendo su técnica en el máximo nivel. No obstante, su experiencia lo presenta como un prospecto preparado para aportar de inmediato, algo muy necesario en la nueva ofensiva de Tampa Bay.

El ex Hawkeye tendrá el honor y la responsabilidad de proteger a Tom Brady en esta nueva etapa de su carrera y eso no es poca cosa. Los Buccaneers tuvieron que moverse para apostar por él y seguro confían que con trabajo pueden transformarlo en el mejor liniero de una muy buena camada y contar con su aporte durante años y, aún más importante, en este momento donde están dispuestos a ir por todo. 

#45 Antoine Winfield Jr. – S – Minnesota

Se podría decir que este jugador lleva el football en la sangre, dado que se trata del hijo de Antoine Winfield, ex cornerback de Bills y Vikings con tres convocatorias al Pro Bowl. Sin embargo, el hombre de los Gophers es más que eso.

Se trata de un defensivo muy inteligente cuya lectura del juego le permite estar siempre bien ubicado y anticiparse a los movimientos rivales. Esto es importante ya que tiene que compensar su baja estatura (1,75m) y alcance para balones altos, especialmente en el fondo del campo. Su última temporada en la NCAA fue excelente, pero es la única que pudo completar porque en las anteriores las lesiones lo terminaron dejando afuera antes de tiempo.

#76 Ke’Shawn Vaughn – RB – Vanderbilt

Luego de darle protección a Brady con Wirfs en la ronda 1 y de sumar a Winfield Jr. para reforzar el único punto flojo de su defensa en la 2, Tampa Bay utilizó la tercera para cubrir otra de sus necesidades: el juego terrestre.

Vaughn es un corredor más bien fuerte, con un físico que se destaca y lo hace difícil de tacklear. No obstante, la falta de agilidad y explosión puede transformarlo en un jugador un tanto limitado en el siguiente nivel, pero que implicará no solo un complemento sino también una sana competencia para Ronald Jones en el puesto de RB.

#161 Tyler Johnson – WR – Minnesota

Luego de escribir su nombre varias veces en el libro de récords de los Golden Gophers, Johnson partió al Draft de la NFL y buscará un lugar en el equipo de Tampa Bay para recibir pases de Tom Brady. Su imponente fuerza e instinto le dan una ventaja para quedarse con balones disputados y ser una amenaza en zona roja, aunque la falta de aceleración y velocidad final pueden limitarlo en coberturas de hombre a hombre. Con la pelota en sus manos, no será el más rápido, pero tacklearlo no será una tarea fácil.

#194 Khalil Davis – DT – Nebraska

Su tamaño y alcance estarán por debajo de la media en el máximo nivel, pero Davis intentará compensarlo con una agilidad considerable para su posición. Esto lo ha llevado a colaborar tanto en contra de la carrera como llegando al mariscal rival en su etapa con los Huskers. Tiene talento para los tres downs y se perfila como un buen backup para una defensiva de los Bucs que se está volviendo cada vez interesante.

#241 Chapelle Russell – LB – Temple

Vía New England Patriots

Russell se rompió dos veces la misma rodilla en sus dos primeras temporadas en el football colegial y demostró una resiliencia envidiable para continuar su carrera y no perderse ningún partido en los años siguientes. Se lleva el premio de ser drafteado por los Buccaneers, cuando muchos esperaban que su nombre ni siquiera sea mencionado. Tiene mucho por mejorar y ya sabemos que posee la mentalidad para hacerlo.

#245 Raymond Calais – RB – Louisiana-Lafayette

Vía San Francisco 49ers

Calais quizás sea el extremo opuesto a Vaughn, el otro corredor drafteado por Tampa Bay en 2020. Cuenta con un excelente cambio de ritmo y una muy buena velocidad final. Si supera el segundo nivel, no van a poder pararlo. No teme a correr entre los tackles, pero su físico difícilmente se lo permita en la NFL. Tampoco demostró cualidades en el juego aéreo y su protección de pase dejó mucho que desear. Puede aportar en equipos especiales y en jugadas diseñadas para explotar su rapidez en campo abierto.


Lucas Parnes

Lucas Parnes

No sé desde cuando veo NFL, pero desde 2013 es solo un mal necesario para poder jugar al Fantasy Football, la razón de mi vida, el motor de mi existencia. De la mano de la Superliga, nos vamos a encargar de demostrar en No Huddle que todo es Fantasy.


Tribet