Tribet

Draft Recap 2020: San Francisco 49ers

Dom 26 Abr, 2020 - 14:34hs
Javon Kinlaw fue la decimocuarta selección general del Draft 2020. / Foto: Jacob Kupferman (Getty Images)

Con dos picks en la primera ronda del Draft 2020, y sin más hasta el último día, se especulaba con que San Francisco 49ers podía llegar a vender alguno de estos picks para tener obtener más selecciones o, quizás, alguna más alta en el draft. Y eso fue justamente lo que ocurrió, ya que sus elecciones 1° y 13° globales, sumadas a su 245, fueron cedidas a Tampa Bay a cambio de la posición 14 del mismo turno y la 11° de la cuarta, que luego fue cedida a los Minnesota Vikings

Los jugadores escogidos por que la franquicia comandada por Kyle Shanahan fueron los siguientes:

#14: Javon Kinlaw – DT – South Carolina

Vía Tampa Bay Buccaneers

Si bien considero que Javon Kinlaw es un gran jugador y puede aportar mucho a la defensiva coordinada por Robert Saleh, creo que esta selección fue un gran error. Estando todavía disponibles los mejores receptores de la camada, como lo eran CeeDee Lamb y Jerry Jeudy, y teniendo como necesidad primordial obtener un WR1, John Lynch debería haber ido por alguno de estos jugadores que le hubiesen brindado soluciones inmediatas. Además, si bien Kinlay llena el gran agujero que dejo Deforest Buckner al irse a Colts, este puesto podía ser suplantado tranquilamente por Solomon Thomas y Arik Armstead.

Ahora bien, yendo al jugador finalmente drafteado, me parece que San Francisco adquiere un joven linero, muy corpulento, que puede tapar bien los huecos, sabe plantar los pies y que posee una buena técnica de manos que le permite penetrar la línea ofensiva rival en el sector interno. Con Bosa y Dee Ford por fuera y Kinlay por dentro, nuevamente el eje de la defensiva minera pasará por ejercer una presión continua y forzar perdidas en los ataques contrincantes.

#25: Brandon Aiyuk – WR – Arizona State

Vía Minnesota Vikings

Con este pick, para mí, los 49ers subsanaron el error cometido en su primera opción. Por temor a que este jugador (seguramente tenían información de algún equipo quería llevárselo) no llegase a la posición 31, que era su puesto al comienzo del draft, San Francisco negoció con Minnesota Vikings para adquirir este turno y a cambio le transfirió sus posiciones 31, 117 (adquirida por el trade con Tampa) y 176.

Brandon Aiyuk es un muy buen receptor, que si bien no el más alto (mide 1,85), tiene un amplio alcance y es súper elástico para subir por encima del esquinero y atrapar la pelota con autoridad. Tiene la capacidad de ajustar su cuerpo y posicionarse de forma tal que pueda estar siempre en situación de conseguir el balón. Asimismo, es un WR con una gran aceleración y corre las rutas de gran forma, tiene gran técnica de pies y ahí es donde lograr la mayor separación con su esquinero. En su debe se encuentra el mejorar su técnica de manos, ya que a veces deja caer ovoides relativamente accesibles.

Brandon Aiyuk, 25° de la primera ronda del Draft 2020. / Foto: Rick Scutery (Colts.com)

#153: Colton McKivitz – T – West Virginia

Vía Miami Dolphins

San Francisco accedió a este pick gracias un intercambio con Miami, en el que para recibir esta elección debieron mandaron al corredor Matt Breida. Es un trade con el que ambas franquicias ganan, ya que por un lado Miami obtuvo un buen RB, algo que necesitaba, y 49ers sacaba una selección más para reforzar sectores donde estaban débiles, cediendo un jugador que, quedó claro al final de la temporada, no estaba en los planes de Kyle Shanahan.

McKivitz aporta buen tamaño y longitud a la posición de tackle ofensivo. En el juego de carrera tiene muy buena agresión natural y temperamento. Es fuerte en el punto de ataque. Con respecto a la protección al mariscal alterna buenas y malas: si bien cuando se posiciona es muy difícil que le ganen, tiene problemas en los movimientos laterales y es ahí cuando puede ser derrotado por el defensive end de turno.

#190: Charlie Woerner – TE – Georgia

Vía Philadelphia Eagles

Al igual que en su pick anterior, para poder elegir en esta posición el finalista del ultimo Súper Bowl realizó un intercambio con otra franquicia. En este caso fueron los Eagles de Philadelphia y el jugador cedido fue el receptor abierto, y del que se esperaba mucho y realizó realmente poco, Marquise Goodwin.

Rara elección de John Lynch, que sube para traerle un compañero de puesto al ala cerrada estrella George Kittle. Woerner es un jugador que no es explosivo en sus rutas, pero sí sumamente seguro de manos. Si bien tiene un radio de captura corto, todo target que va hacia sus él es atrapado. Es un buen bloqueador y seguramente esa su función cuando esté dentro del campo de juego. Igualmente, no es una opción que hubiese elegido y menos adelantarme por él.

#217: Jauan Jennings – WR –Tennessee

Vía Detroit Lions

Con su último pick, y para contrarrestar la perdida de Goodwin, los 49ers fueron por el receptor de la Universidad de Tennessee. Jennings tiene una gran capacidad para arrebatar el balón a los defensores y, si bien no posee una velocidad elite, ostenta un buen movimiento de caderas que le permitiría ser un WR de slot. Además, sabe ajustar sus rutas para poder recibir el balón en espacios libres. Al decir que no tiene una marcha más en su velocidad, digo que no es un peligro en jugadas verticales, por lo tanto los esquineros podrían llegar a estar muy pegado a él porque seguramente realizará una jugada corta.

Vale comentar que durante el transcurso del draft 2020 se retiró el legendario tackle izquierdo de la franquicia a lo largo de 12 temporadas, Joe Staley, y para suplantar este daño adquirieron al ex Redskins de Washington, Trent Williams. Para llegar a este jugador, San Francisco le entregó al equipo de la capital de los Estados Unidos una quinta ronda de este draft y la tercera del 2021.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.


Tribet