Tribet

Draft Recap 2021: Tennessee Titans

30 de Abril de 2021
Caleb Farley, el esquinero de Virginia Tech, lidera la lista de jugadores seleccionados por Tennessee en este Draft. / Foto: Lynne Sladky - Associated Press

Tennessee viene de una temporada en donde se dio el lujo de mirar cómo Derrick Henry logró alcanzar las 2000 yardas terrestres. Sin embargo, no pudo avanzar más allá de la ronda de comodines: Baltimore se encargaría de eliminarlos, vengando así una derrota propinada en la temporada regular. Para colmo de males, Arthur Smith, el coordinador ofensivo, se fue para asumir como HC en Atlanta

Para esta offseason, los Titans se enfrentan a la baja de algunas piezas importantes, como Corey Davis, Jonnu Smith, Malcolm Butler y Kenny Vaccaro. Jon Robinson, el gerente general, estuvo activo y se movió para conseguir refuerzos en la agencia libre. No obstante, Tennessee tiene nueve selecciones en este draft, y sin dudas buscará usarlas para reforzar las debilidades de su plantel. El nucleo del equipo se mantiene en su mayor parte intacto: es cuestión de reforzarlo con los jugadores indicados.

#22 Caleb Farley, CB, Virginia Tech

Como mencionamos más arriba, cornerback es una posición de necesidad: los Titans perdieron allí a Butler y a Adoree' Jackson, quien también se desempeñaba en equipos especiales. Robinson contrató a Janoris Jenkins, proveniente de New Orleans, para ganar peso en la posición. Sin embargo, detrás de Jenkins y Kristian Fulton, la profundidad no era óptima, y por esa razón el equipo decidió buscar a Farley con su selección de primera ronda.

Los expertos discuten el orden de los tres mejores esquineros del draft, puesto que se peleaban Jaycee Horn, Patrick Surtain II y Farley. En cambio, lo que no se discute es el talento que tiene este: es un CB con el portento físico ideal para buscar el contacto y unas habilidades envidiables (rapidez, lectura de jugadas), particularmente en cobertura personal. Sin embargo, muchos equipos estaban preocupados por su durabilidad, lo que explica que haya caído hasta la selección de Tennessee. En suma, Farley es un caso típico de un jugador "high-risk/high-reward".

#53: Dillon Radunz, OT, North Dakota State

Nunca está de más pensar en reforzar la línea ofensiva. Y Tennessee, que tiene en cuenta la posibilidad de ayudar aún más a su ya potente juego terrestre, decide ir por Radunz, un tackle que viene con dos años de titularidad y tres campeonatos de FCS bajo el brazo. El jugador de North Dakota State se destaca en un esquema para corredores de poder y tiene la versatilidad como para iniciar en ambos costados de la linea.

#92: Monty Rice, ILB, Georgia

Los Titans se mantienen comprometidos con su tarea de reforzar la defensa y para ello deciden seleccionar a Rice, quien fue uno de los jugadores más importantes dentro de la talentosa defensa de Georgia. El jugador de los Bulldogs no tendrá el tamaño prototípico para la posición (que puede ponerlo en problemas en ocasiones), pero aún así tiene la explosividad y rapidez como para llegar a la pelota y ejecutar la jugada. Sin embargo, por su falta de producción en los tres downs, Rice debería tener tiempo para poder desarrollarse, especialmente en situaciones de acarreo. Puede contribuir también en equipos especiales.

#100: Elijah Molden, CB, Washington

Hijo de un cornerback elegido con la undécima selección del draft de 1996, Molden es uno de los esquineros más destacados de la Pac-12. Es inteligente y posee buenos instintos. Jugador capaz tanto contra el pase como contra la carrera, su falta de tamaño puede jugarle en contra frente a receptores más grandes y corpulentos. Sin embargo, tiene las herramientas como para contribuir como titular en el slot. Será cuestión de que los Titans sean creativos con su utilización, ya que el grupo de esquineros es bastante nutrido.

#109: Dez Fitzpatrick, WR, Louisville

Los Titans tenían que buscar un WR ante la salida de Corey Davis, y Fitzpatrick es su elegido para intentar reemplazarlo. El jugador de los Cardinals es un velocista capaz de encontrar la pelota en profundidad, pero no sobresale por su capacidad de ganar yardas tras la recepción. Tiene un tamaño adecuado para la NFL, pero no se destaca particularmente en esa faceta, de modo que depende de su corrido de rutas, que necesita pulir un poco más. Pese a su capacidad de jugadas explosivas, tiene varios drops por concentración, y puede también perder consistencia a lo largo de una temporada. Necesita tiempo para convertirse en un jugador de impacto.

#135: Rashad Weaver, EDGE, Pittsburgh

Weaver es capaz de jugar tanto en la linea como de linebacker. Es un jugador grande, fuerte y con buenas manos. Es inteligente y diagnostica bien la jugada. Sin embargo, no sobresale por su atleticismo y le falta explosividad y flexibilidad. Sería un buen refuerzo situacional para los Titans, que solamente cuentan con Denico Autry como su único rusher confiable en la linea, y puede convertirse en titular en unos años.

#205: Racey McMath, WR, LSU

McMath es una apuesta para Tennessee. El jugador de LSU corrió las 40 yardas en apenas 4.34 segundos, de modo que la velocidad se encuentra presente. El problema está en que tiene muy poco volumen de trabajo para mostrar. Siempre corrió detrás de estrellas como Justin Jefferson, Ja'Marr Chase y Terrace Marshall. En 2020, cuando tuvo su oportunidad, las lesiones lo limitaron a apenas cinco partidos. Le falta demostrar más en cuanto a rutas y habilidades con la pelota, pero su buen tamaño y su participación en equipos especiales debería ayudarlo a mantenerse en el roster.

#215: Brady Breeze, S, Oregon

El profundo de los Ducks viene de decidir no jugar en 2020 a raíz de la pandemia. Como parte de una de las secundarias más talentosas del colegial, Breeze posee un muy buen alcance y una reacción rápida. En cobertura de pase, tiene buenos instintos pero a veces sufre en cobertura personal. Se destaca más contra la carrera, juega muy bien en la caja, es capaz de ubicar la pelota en medio del tráfico y, aunque tacklea muy bien y no falla mucho, le falta algo de consistencia para envolver al rival. De momento, provee profundidad en su posición para Tennessee y también figura ser un integrante de equipos especiales.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet