Tribet

Fantasy Waivers: Semana 6

Mar 13 Oct, 2020 - 15:34hs
Chase Claypool anotó cuatro touchdowns ante Philadelphia y es uno de los adds prioritarios. Foto: Don Wright / AP

Las cosas se van a pique y necesitás un volantazo. Venís bien, pero siempre se puede mejorar. Los waivers pueden crear un equipo ganador o hundirte por completo. Sin embargo, no solo es cuestión de agregar al jugador que viene de sumar o al suplente del que se lesionó. A veces hay que mirar más allá de un partido o jugada puntual, y tener en cuenta los contextos y las situaciones de cada uno. Ese tipo que parece venir a salvar a tu equipo tal vez no sea la solución. ¿Ty Johnson? ¿Brian Hill? ¿Mike Boone? ¿Te traen malos recuerdos? Por eso, acá vas a encontrar recomendaciones sobre quiénes parecen valer la pena para tu roster y quiénes pueden no estar a la altura del hype. Al mismo tiempo, la decisión de levantar un jugador implica pensar a quién dejar ir, así que también hay consejos sobre qué nombres son descartables y a cuáles es mejor esperar. Por último, es probable que haya jugadores que serán muy populares en los waivers esta semana y que no estén listados abajo. La omisión no (siempre) es por distracción: tal vez se trate de alguien que no considero prioritario, pero tampoco necesariamente a evitar.

Aclaración: para que un jugador sea elegible para agregar, debe estar en un roster en no más del 40% de las ligas de Yahoo (es decir, libre en al menos un 60%). El porcentaje exacto de cada jugador se exhibe al lado del nombre. Los análisis están basados en ligas con puntajes estándar, a menos que en el texto se aclare lo contrario.

Shut up and take my money

Chase Claypool – WR, PIT (16%): Antes de la semana 3, recomendé alejarse de Claypool. Ups. La realidad es que en las dos primeras jornadas no había tenido un volumen significativo, pero el rookie de los Steelers irrumpió con todo en la fecha pasada: los cuatro TDs son lo que atrae, pero los 11 targets ilusionan a futuro. Si está libre y tenés la prioridad, es un add obligatorio.

Irv Smith – TE, MIN (6%): Todavía no es una apuesta segura, pero con tanto tight end decepcionante dando vueltas, vale probar a Smith, que vio cinco targets en la derrota ante Seattle. Superó las 60 yardas, mucho más de lo que hizo su compañero Kyle Rudolph, el otro TE de Minnesota. Es una opción ante la desesperación.

Travis Fulgham – WR, PHI (3%): Un semidesconocido de Old Dominion, Fulgham, se convirtió en un WR absolutamente viable en una ofensiva que se cae a pedazos. Ante Pittsburgh, consiguió 152 yardas y un TD en ¡13 targets! Con las ausencias de Goedert más la mayoría de los receptores, tuvo su oportunidad. Cumplió y puede conservar un rol importante incluso si se recuperan los lesionados.

Andy Dalton – QB, DAL (3%): ¿Y por qué no? Dalton no tiene el nivel de Prescott, pero es un tipo con vasta experiencia como titular con un cuerpo de receptores espectacular a disposición. Si la defensa de Dallas sigue haciendo papelones, los Cowboys seguirán sin poder establecer el juego terrestre y dependerán del brazo del Colo.

It’s a trap

Nelson Agholor – WR, LV (2%): Tres TDs en cinco fechas hacen parecer a Agholor una opción viable. A-gho-lor. El ex soltador profesional de pases de los Eagles arrancó bien en los Raiders pero siempre será un arma secundaria. Cuando regrese Edwards, volverá a ser el tercer WR de Las Vegas. No caigas en lo malo que ya conocés.

Darren Fells – TE. HOU (2%): Un touchdown largo en una baja cantidad de targets (dos ante Jacksonville) suele ser un espejismo. Ni hablar en un tight end. Fells tuvo una anotación de 44 yardas pero no tiene el volumen para dar resultado todas las semanas. Encima, lo hizo ante la ausencia del titular Akins.

Kendrick Bourne – WR, SF (5%): El receptor fue una opción popular cuando los Niners arrancaron el año sin Samuel ni Aiyuk. El finde pasado atrapó su primer TD de la temporada, pero con la presencia del rookie y de Deebo, más la recuperación de Kittle y el pobre nivel de los quarterbacks, las oportunidades serán escasas.

Mike Boone – RB, MIN (0%): No de nuevo decía. Imagino que serán pocos los que saldrán a buscar a Boone ante la lesión de Dalvin Cook. Todo tan 2019, cuando Boone destrozó los sueños de miles de jugadores de Fantasy. Si Cook se pierde partidos, el heredero será Mattison. Incluso si no lo fuera, ¿cómo volver a confiar en Boone?

#Soltar

Mo-Alie Cox – TE, IND: La moda más pasajera de la historia. Cox tuvo dos semanas muy buenas y una que zafó con un TD. Ante Cleveland, tuvo un target y no lo atrapó. El TE preferido en Indianapolis es Burton y Doyle todavía está dando vueltas. Si Mo-Alie vuelve a producir, será un hecho aislado. Es un clavo en el roster.

Tyler Higbee – TE, LAR: Es momento de dejar ir a una de las grandes decepciones del año. Higbee proyectaba como candidato a TE top tras su explosión en 2019. Sin embargo, en 2020 solo demuestra que es lo que parecía antes de que se destapara: un jugador con apariciones esporádicas. Los tres TD contra Philadelphia fueron un espejismo y es hora de buscar otra opción.

Jimmy Garoppolo – QB, SF: JimmyG volvió a la cancha. Su nivel, no. El talento lo tiene, mucho más que Mullens y Beathard sin dudas. Pero la ofensiva de San Francisco pocas veces tendrá el volumen suficiente. Primero tiene que recuperar el nivel y recién después podemos empezar a pensar en él como alternativa.

#Guardar

Zach Ertz – TE, PHI: Algún día se tiene que terminar esta pesadilla. Menos de un punto en cada uno de los últimos dos partidos. Ertz tiene el talento y no está destruido físicamente. Quizás apariciones como la de Fulgham obliguen a las defensivas a mirar también a otros jugadores y le den un poco de aire a Ertz. Tampoco hay tantos TEs como para tirar a Ertz.

Deebo Samuel – WR, SF: Desde que volvió, Samuel no demostró la explosividad que tuvo en su año de rookie. Hay que tenerle paciencia. Lo drafteaste sabiendo que lo ibas a esperar y aguantarlo un poco más no lastima a nadie, a menos que estés desesperado. Los targets y las performances ya van a llegar.


Francisco Freidenberg

Francisco Freidenberg

Dicen que sé de fantasy, pero es mentira, porque nadie sabe de fantasy. Nosotros no lo jugamos, él juega con nosotros. Empecé a mirar NFL cuando Gramatica trajo la gloria a nuestra tierra. Me subí al caballo patriota y no me bajé más. Mi camino lo ilumina Julian Edelman.


Tribet