Tribet

Premios Antonio Brown: Semana 6

Mie 21 Oct, 2020 - 04:09hs
Ni los Oscars ni los Martín Fierro. Antonio Brown es la cara de estos premios que realmente dan para todo./Imagen: Associated Press.

Jornada a jornada, la NFL nos regala ganadores y perdedores, héroes y villanos, el cielo y el infierno. Es por esto que, en No Huddle, pensamos que cada semana merecíamos premiar el esfuerzo y la dedicación que le pusieron tanto los jugadores como los equipos para sobresalir. Para lo bueno y para lo malo. No discriminamos.

¿Cuáles son estos premios?

"Se puso la 10": Jugadores con rendimientos individuales destacados.

"Correte que están jugando": Jugadores (o unidades) con rendimientos para el olvido. 

"Football Champagne": Si tu equipo está en esta categoría, alegrate porque vienen bien. Tiene bebida alcohólica, no Gatorei.

"Estamos en la B": Rememorando al simpático Tano Pasman, estos son los equipos que se arrastraron por el campo.

"Parece de College": Partidos que fueron intensos hasta el final o que también tuvieron un ganador inesperado (el famoso "upset").

Sin más preámbulos, aquí están, estos son los premios de la semana.

Derrick Henry: 212 yardas terrestres, 52 yardas aéreas, dos touchdowns por tierra

El corredor con cuerpo de linebacker hizo de todo en el partido de los Titans frente a Houston, que nunca encontró la forma de pararlo. El touchdown de 94 yardas que anotó en el último cuarto fue una piña al mentón para su rival y un delirio para el seguidor neutral. Como si fuera poco, su equipo le dejó terminar el partido anotando el TD definitivo en la prórroga. Básicamente, le dijo “Tomá, terminalo vos”.

Philip Rivers: 29/44 pases completos, 371 yardas, tres touchdowns, una intercepción

El exmariscal de Chargers es una montaña rusa de emociones. De un partido horrible en Cleveland a una remontada brillante frente a los Bengals. Ese es el arco narrativo que nos puede ofrecer Rivers, quien redondeó una jornada casi perfecta a partir del segundo cuarto para permitirle a los Colts llevarse una victoria que los mantiene cerca de Tennessee.

Kenyan Drake: 164 yardas terrestres, dos touchdowns

Arizona ganó un partido en Dallas prácticamente caminando. O corriendo, mejor dicho. Y eso se dio en parte gracias a la gran actuación de uno de sus corredores (el otro es su mariscal y se llama Kyler Murray), que llevó en sus hombros a una ofensiva que no tuvo el éxito aéreo que se esperaba frente a una de las defensas más débiles de la liga como es la de Cowboys.

Matt Ryan: 30/40 pases completos, 371 yardas, cuatro touchdowns

Parece que los aires renovados en Atlanta impactaron de la mejor manera a un Matty Ice que jugó con mucha soltura y fue uno de los grandes responsables de la victoria de su equipo. La conexión con Julio Jones y Calvin Ridley fue muy fructífera y, además, tuvo un touchdown en una cuarta oportunidad que seguramente será uno de los highlights de la semana.

Ganador de la semana: Derrick Henry

Ezekiel Elliott - RB - Dallas Cowboys

Dallas esperaba el resurgir de su juego terrestre de la mano de su corredor estrella. Sin embargo, nada parecido sucedió y la Semana 6 fue otro juego de pasadilla para los Cowboys. Dos balones sueltos y apenas 49 yardas en 12 acarreos son números más que preocupantes para el futuro de la temporada. En sus declaraciones post-partido, Zeke agradeció la nominación y ya avisó que si gana el premio de la semana, lo quiere compartir con su nuevo mariscal Andy Dalton.

Kirk Cousins - QB - Minnesota Vikings

Hay que ser realmente agradecido para tirar tres intercepciones en el primer cuarto y terminar el partido dentro del campo de juego. El quarterback, egresado de Michigan State, está jugando a tono con la pésima temporada de su equipo. Un resultado parcial de 23-0, aunque luego dibujes alguna remontada, habla muy mal de tu gestión a la ofensiva. Cousins y los Vikings ya le dijeron adiós a los playoffs.

Baker Mayfield - QB - Cleveland Browns

El head coach Kevin Stefansky le hizo honor a nuestra sección y, luego de ver cómo su mariscal era apaleado por la defensiva de Pittsburgh y tirara un par de intercepciones, lo llamó al costado y le dijo “Baker, correte que están jugando”. Así, el bueno de Mayfield terminó viendo el partido sentado y pensando que quizás aún tiene mucho por demostrar si quiere seguir en NFL por largo tiempo.

Cam Newton - QB - New England Patriots

Discutible nominación. Hay atenuantes, señor juez. Cam Newton volvió a liderar la ofensiva de New England después de perderse dos semanas por contagio de COVID, pero pocos días de entrenamiento y una movilidad reducida mostraron de Super Cam una pobre versión que hizo recordar a sus peores días antes de irse de Carolina. Dos intercepciones y la derrota sorpresiva ante Denver Broncos complicaron el panorama a futuro de los Pats.

Ganador de la semana: Zeke Elliott - Dallas Cowboys

Tampa Bay Buccaneers

El equipo de Tom Brady llegaba de punto a uno de los partidos de la jornada dominguera: muchos de los pronósticos daban a Green Bay como claro ganador. De hecho, el inicio del partido parecía que confirmaba esa tónica. Pero la defensa de los Bucs tuvo otros planes para el encuentro, y para el mismo Aaron Rodgers, que venía de cuatro jornadas sin ser interceptado. El equipo del sur de la Florida interceptó dos veces a la estrella de los Packers (un pick six y otra dejando el balón en la yarda dos) y generó cinco capturas, además de limitar a esos únicos 10 puntos que Green Bay había hecho hasta ese momento. Si el hockey sobre hielo y el béisbol pueden triunfar en esa ciudad, ¿por qué no confiar en que un equipo con semejante defensa y Tom Brady al mando no pueda ilusionarse con otro anillo?

Tennessee Titans

Tennessee, el equipo que se dobla pero no se rompe. Titans, que tuvo un Derrick Henry imparable, parecía que en la primera mitad se llevaba fácil el partido. Pero en la segunda, Houston apareció para complicarle las cosas, a tal punto que el equipo de Nashville llegó al último drive obligado a remontar una desventaja de siete puntos. Y lo hizo, dando la sensación de que tienen una respuesta para cualquier situación adversa que se le presenta. Los de Mike Vrabel demostraron que tienen pasta de campeón, ganaron en overtime y siguen invictos.

Pittsburgh Steelers

El equipo acerero bajó de una piña a unos Browns que llegaban con un envión que no habían conocido en 25 años. Y lo hizo airadamente, en un partido en el que la defensa volvió loco a Baker Mayfield mediante intercepciones (dos) y capturas (cuatro). Luego, entre Big Ben, Chase Claypool y James Conner completaron la faena a la ofensiva y confirmaron que los Steelers, punteros e invictos, están jugando para ganar su división. La única mala noticia de cara al futuro: la lesión de Devin Bush, que lo dejará marginado por el resto de la temporada.

Atlanta Falcons

No, acá no hay error, al menos por esta fecha. Los Falcons se deshicieron de Dan Quinn y fueron a Minnesota con la confianza renovada. Y no defraudaron, porque anotaron 40 puntos como visitantes, en un partido en el que Matt Ryan repartió pases a diestra y siniestra. La defensa siguió siendo la misma que la de las cinco fechas anteriores, pero quién le quita lo bailado a este Atlanta, que consiguió su primera victoria de la temporada. 

Ganador de la semana: Tampa Bay Buccaneers

New York Jets (0-6)

Parece que el equipo verde de la gran manzana no va a salir nunca de esta sección. Y está perfecto que así sea, siempre y cuando su rendimiento sea como el del domingo contra los Dolphins y que su head coach se llame Adam Gase. Esta vez lograron superarse a sí mismos y no anotaron ningún punto. Miami marcó 24 y jugó a media máquina. A pesar de no ser un mal equipo, contra los Jets parecieron los Chiefs, y es totalmente razonable. Trevor Lawrence y el pick 1 del draft de 2021 están cada vez más cerca… 

New England Patriots (2-3)

Primera vez que aparece New England en esta sección, y lo tienen merecido. Partido pésimo de la ofensiva en el regreso de Cam, y en defensa, ante unos Broncos de flojo papel, lograron evitar que les conviertan touchdowns pero aun así permitieron seis goles de campo. Los Pats están por primera vez debajo del .500 desde 2002 y las dudas comienzan a aparecer

Minnesota Vikings (1-5)

Otro equipo que, para sorpresa de muchos, ya es un abonado. A esta altura, una derrota de Minnesota no debería sorprender a nadie, pero que sea contra unos Falcons que venían realmente mal, es preocupante. Cousins lanzó tres intercepciones y lograron anotar sólo 23 puntos a una de las peores defensivas de la liga. Los Vikings son un claro ejemplo de autosuperación, en el mal sentido de la frase. 

Washington Football Team (1-5)

En un choque de equipos malos, Washington logró algo difícil: le sacó el invicto de derrotas a los Giants y perdió contra un rival de la NFC Este. Esas son razones suficientes para que estén nominados para el premio. Ni siquiera Chase Young pudo tener un buen día. Esta franquicia sin nombre sigue mostrando que tampoco tiene identidad. 

Dallas Cowboys (2-4)

La mala suerte con las lesiones no puede ser pasada por alto, pero el rendimiento paupérrimo del equipo tampoco. Dallas parece una larva arrastrándose por el campo de juego. Zeke tuvo dos fumbles seguidos, Andy Dalton no pudo jugar peor y la defensa sigue siendo la peor de la liga. La temporada se hace cuesta arriba para los Cowboys y la presión externa empieza a sentirse. McCarthy no va ni media temporada y ya parece estar en la cuerda floja. 

Ganador de la semana: New York Jets

Baltimore Ravens 30 vs Philadelphia Eagles 28 (OT)

A priori, parecía un partido fácil para Baltimore. Philadelphia llegaba con la ofensiva más lesionada de la liga y con una defensa no necesariamente preparada para frenar el poderío terrestre de los Ravens. Por suerte para los espectadores, nos regalaron un gran duelo. Carson Wentz jugó bien y sus estadísticas pudieron haber sido mejores, de no ser por varios pases soltados por sus receptores. Finalmente, Baltimore logró imponerse al defender el último drive de Philly, pero el equipo de la NFC Este dejó impresiones muy positivas. 

Houston Texans 36 vs Tennessee Titans 42 (OT)

El duelo divisional de la AFC Sur estuvo lleno de emociones y jugadas grandes, un verdadero partido de college. Los Texans se mantuvieron siempre cerca, hasta lograron darlo vuelta y tener la victoria casi en sus manos. Lamentablemente para ellos, el último drive le perteneció a los Titans y Ryan Tannehill lo lideró de manera increíble para lograr el touchdown que llevaría el duelo a overtime. Allí lo terminó ganando Tennessee porque tienen al corredor más poderoso de toda la liga en Derrick Henry, quien logró la anotación definitoria en un acarreo de 94 yardas, donde se pudo apreciar todo su poderío físico y velocidad, algo aterrador teniendo en cuenta que mide 1.92m y pesa 113kg. 

Cincinnati Bengals 27 vs Indianapolis Colts 31

Sorpresivo por donde se lo mire, el encuentro arrancó con unos Bengals encendidos que se pusieron 21 a 0 rápidamente. Tan cambiante fue el partido, que los Colts se repusieron y la primera mitad terminó 24 a 21 a favor de Cincy. En el último cuarto, Philip Rivers se despertó y puso arriba a los Colts por cuatro. Burrow pudo tener una tarde heroica en el último drive, pero terminó siendo interceptado por el safety Julian Blackmon, quien puso punto final a un encuentro muy entretenido. 

Ganador de la semana: Houston Texans vs Tennessee Titans

Estos ganadores suman puntos para que al final de la temporada se haga un conteo y haya un equipo o jugador victorioso por sección, la deseamos suerte a todos los participantes, y que gane el mejor (o peor).


Gonzalo Fabbri

Gonzalo Fabbri

Empecé a conocer el fútbol americano en el año 2015, en un partido de jueves por la noche entre Packers y Lions que terminó con un hail mary de Rodgers. No entendía nada del deporte, pero igual terminé gritando en la cocina a la 1 de la mañana. Soy redactor de la web, seguidor de los Houston Texans y tertuliano en Desde el Pocket y Redshirt Podcast.


Martín Wizenberg

Martín Wizenberg

Comencé con el football en la temporada 2010/11, viendo a Aaron Rodgers y sus Packers dominar y enamorarme. Me quedé por la técnica individual y la inteligencia del deporte. En No Huddle escribo notas y participo en podcasts sobre la NFL y un poco de College. Brindo mi análisis exhaustivo sobre el juego, sus jugadores y el funcionamiento dentro de los partidos.


Leonardo Larruse

Leonardo Larruse

Empecé a seguir la NFL allá por 1989, y por el encanto que tiene la ciudad de Seattle de inmediato me convertí en fanático de los Seahawks. Escribo crónicas periodísticas y participo de los podcasts. Me obsesiona la estrategia que domina al football americano tanto dentro como fuera del campo de juego. Creo que la NFL representa al deporte del futuro en su combinación exacta de fuerza, habilidad e inteligencia.


Tribet