Tribet

Lo mejor, lo peor y la sorpresa: Super Bowl

12 de Febrero de 2021
Tampa Bay ganó su segundo título. / Foto: AP

Se terminó: Tampa Bay Buccaneers dio por finalizada la temporada el pasado domingo, en la victoria 31-9 ante Kansas City Chiefs en el Super Bowl LV.

Es hora de apretar el botón de rewind y ver qué fue lo mejor, lo peor y la sorpresa de las dos franquicias que chocaron en la cita máxima del football americano.

Kansas City Chiefs

Por Francisco Freidenberg
Mahomes se quedó en las puertas del segundo título de su carrera. / Foto: Patrick Smith (AFP)
LO BUENO:

La base está. Kansas City fue un equipo demoledor durante la temporada regular y los playoffs hasta que saltó a la cancha el domingo pasado. Con Reid al mando desde afuera y Mahomes en los controles detrás del centro, los Chiefs serán candidatos perennes. El QB está asegurado por una millonada y una eternidad. Kelce y Hill son dos pilares que no se van a ningún lado. El bicampeón de la AFC debería reaccionar al golpazo que le dio Tampa Bay, pero tiene las armas para competir. Sigue siendo la franquicia con más probabilidades de convertirse en la próxima dinastía.

LO MALO:

El colapso de línea ofensiva en el Super Bowl fue lo suficientemente grosero como para destruir un año en el que Kansas City pareció desfilar hacia el título. Eric Fisher, el tackle izquierdo estrella de los Chiefs, se lesionó en la final de conferencia y, combinado con la baja del otro tackle Mitchell Schwartz (out desde la semana 6), sentenció el futuro de un equipo que tuvo a Mahomes corriendo por su vida al mejor estilo Deshaun Watson. Fisher se rompió el tendón de Aquiles y ya es duda para el inicio de la próxima temporada. Con o sin él, Reid deberá pensar en mejorar esa trinchera que lo dejó sin bicampeonato.

Te puede interesar: Houston dejó libre a J.J. Watt

LA SORPRESA:

¿Hubo sorpresas? Los Chiefs fueron lo que todos creímos que eran hasta el colapso del Super Bowl. Lo que no vio venir nadie fue la paliza que recibió de Tampa Bay. La defensiva dio lo de siempre, con un nivel presentable ante un Tom Brady que se transforma en el escenario principal, pero incapaz de ganar un campeonato por sí misma. La sorpresa, entonces, fue en cierta medida la falta de adaptación de una ofensiva que sabía que llegaba a la gran final con problemas en su línea. No hubo ajustes para que Mahomes soltara más rápido el balón, ni antes ni durante el partido. Para 2021, sin embargo, tampoco imaginamos una cara muy diferente para el equipo.

Tampa Bay Buccaneers

Por Agustín Esposito
Brady llevó a Tampa al Super Bowl. / Foto: AP
LO BUENO:

Es difícil no quedarse con otra cosa que no sea la obtención del título, el segundo en la historia de la franquicia. Sería un análisis vago decir que Tom Brady, dentro y fuera de la cancha, fue lo mejor de este equipo. Tampoco completaría argumentar que Tampa conformó una de las mejores cinco defensas de la liga de cara a la temporada.

Los equipos campeones, particularmente en la NFL, son conjuntos completos, capaces de hacer las jugadas necesarias para ganar el partido de varias maneras, con o sin el balón. Los Bucs fueron eso y más, y su mejora paulatina, yendo de menor a mayor, se premió con la victoria en el Super Bowl LV.

LO MALO:

¿Hay algo malo? Existen varios puntos bajos, sobre todo durante la temporada regular, donde el equipo dirigido por Bruce Arians no supo encontrarle la vuelta a algunos encuentros. Pero en cuanto a funcionamiento, lo más flojo fue su grupo de corredores: Ronald Jones fue intermitente, Leonard Fournette no está a la altura de su selección de draft y LeSean McCoy brilló por su ausencia.

LA SORPRESA:

Sabíamos de las armas que iba a tener Tom Brady a su disposición, pero nada de lo que logró hubiese sido posible sin la OL. Todos y cada uno de los que tuvieron snaps en la trinchera ofensiva rindieron y eso, pensando en lo que pasó el año pasado, es todo un logro. Había dudas sobre esta unidad antes del arranque de la campaña, pero sorprendieron a todos con su nivel.


Agustín Esposito

Agustín Esposito

Tardé en encontrarle la vuelta, pero la NFL me dió su primer bosquejo en el Super Bowl XLV, allá por 2011. De ahí en más, mi fascinación y conocimiento por este deporte han ido en ascenso y desde el 2017 cubro lo que me gusta llamar como la liga más bonita del mundo. Periodista creyente de que hay una mejor manera de informar. Scout aficionado. Mis compañeros me dicen que soy el “CEO”. Acerero.


Francisco Freidenberg

Francisco Freidenberg

Dicen que sé de fantasy, pero es mentira, porque nadie sabe de fantasy. Nosotros no lo jugamos, él juega con nosotros. Empecé a mirar NFL cuando Gramatica trajo la gloria a nuestra tierra. Me subí al caballo patriota y no me bajé más. Mi camino lo ilumina Julian Edelman.


Tribet