Top 5 histórico: New York Giants

16 de Junio de 2021
El LB, Lawrence Taylor es la maxima figura de los Giants y es considerado como el mejor defensivo de la historia. Foto: giants.com

Las franquicias de la NFL han tenido a lo largo de la historia gran cantidad de jugadores destacados de los pueden sentirse orgullosos, tanto por su rendimiento dentro del campo de juego como su liderazgo fuera de él. En No Huddle les traemos a aquellos que de gran manera han representado los colores de su equipo. Hoy, los cinco mejores de los New York Giants en la historia.

La franquicia azul de New York es una de las más antiguas del deporte. Con más de 95 años de vida, los Giants han pasados períodos de grandes temporadas con excelentes jugadores y campañas para el olvido con pocas cosas para recordar. Durante su existencia han obtenido cuatro títulos de la NFL, cuatro Súper Bowls y dieciséis títulos divisionales que muestran el éxito obtenido a lo largo de su trayectoria.

Tan diversificada y rica es la historia de los Giants, que de los cinco nombres que hemos seleccionado para que integren el ranking histórico, solo dos han compartido el plantel (nunca el emparrillado, porque uno es defensivo y el otro ofensivo). Los demás jugadores se han destacado en distintas décadas y épocas del football americano profesional. Lo que sí tienen en común es que a todos ellos los Giants les ha retirado su número gracias a como se han comportado dentro del campo de juego.

Lawrence Taylor, LB

Para la gran mayoría, incluido No Huddle, el egresado de North Carolina en el año 1981 es el mejor defensivo de toda la NFL, desde su nacimiento hasta la actualidad. Jugó football americano por trece campañas, todas con “el big blue”. En estos años obtuvo innumerables premios entre los que podemos destacar la obtención del trofeo Vince Lombardi en dos ocasiones, fue novato defensivo del año, tres veces se llevó el galardón del defensivo del año, ocho veces integró el equipo ideal de la NFL. Pero sin lugar a dudas el premio más importante y el que marca cuán grande y preponderante era, fue cuando en el año 1986,  en uno de las campañas donde los Giants fueron campeones, fue consagrado como el jugador más valioso de la temporada. Este título siempre suele ser para los ofensivos y en especial los quarterbacks, pero fue tan sobresaliente su tarea que se lo adjudicó al LB. Solo dos jugadores defensivos obtuvieron este lauro y uno ellos fue el oriundo del estado de Virginia.

Con Taylor en su defensiva, los Giants estuvieron en el Top 10 de puntos permitidos en ocho ocasiones, dos de ellas en el primer lugar, convirtiéndose en una de las unidades más temidas de la NFL en la década de 1980 y principios de 1990.

Alteró los esquemas defensivos y creó la figura, primero, de “blitzing” linebacker y posteriormente de lo que actualmente se conoce como “pass rusher”, lo que le produjo 132.5 sacks a lo largo de su carrera y le abrió la puerta a los grandes linebackers que le precedieron, desde Derrick Thomas a Von Miller. Asimismo, se debe mencionar que convirtió a millonarios a innumerables tackles izquierdos, quienes se volvieron parte fundamental de cualquier ofensiva gracias a la presencia de tipos como Taylor.

Su número 56 ha sido retirado por los Giants y fue inducido al Salón de la Fama en 1999. Sin lugar a dudas, Lawrence Taylor es sinónimo de excelencia y de predominio defensivo en el deporte.

Frank Gifford, RB/DB

Frank Gifford fue una leyenda de los Giant en la decada del 50. / Foto: giants.com

Si bien muchos asociamos a Gifford con la trasmisión de los partidos de “Monday Night Football” para la cadena ABC, antes de eso, en la década de los 50 y principios de los 60, fue un jugador sumamente versátil.

Frank Gifford, egresado de USC, fue seleccionado el en pick once de la primera ronda del draft del año 1952. Participó en doce temporadas, todas los con Giants. Era polifuncional, jugaba de corredor, receptor, en la secundaria, e incluso lanzando algunos pases de vez en cuando.

Entre sus logros más importantes podemos indicar fue miembro de equipo ideal de la década del 50, seis veces fue nombrado para el All-Pro y en ocho veces fue seleccionado para el Pro Bowl. La particularidad de esta situación es que fue votado para ese juego en tres posiciones distintas, una situación única y atípica en el deporte. Por último, su galardón mas importe es que fue elegido MVP en la campaña 1956, donde gracias a su trabajo dentro de la cancha, los Giants fueron campeones de la NFL. 

En 136 partidos disputados en su carrera, el llamado “Golden Boy” totalizó 3.609 yardas terrestres, 5.434 aéreas, y 77 anotaciones y en cuanto a la defensa forzó 48 pérdidas de balón y consiguió dos intercepciones. Además, lanzó 14 anotaciones, un record que aún se mantiene para un jugador que no es QB.

Fue el mejor ofensivo de la historia de Giants y su número 16 quedara siempre en los corazones de los fanáticos. 1977 fue su año de inmortalización en Canton, Ohio. 

Eli Manning, QB

Eli Manning fue en MVP en los dos Super Bowl que disputo. / Foto: Giants.com

Si bien cuando se habla Eli Manning, siempre surgen conflictos sobre su calidad de juego; si merece estar dentro de este ranking o si debe ser o no introducido al Hall of Fame es un debate en el que creemos que fue uno de los mejores jugadores que vistieron esa camiseta.

El producto de Ole Miss fue seleccionado en el pick uno global del draft 2004 por los, en ese entonces, San Diego Chargers. Pero inmediatamente a esa elección, la franquicia de California lo intercambio a los Giants por Philip Rivers, A partir de ahí, el hermano menor de Peyton, participó en la institución neoyorquina por dieciséis temporadas. En esas campañas, solo en sus primeros dos partidos como profesional no fue el abridor. A partir de la semana tres de ese año, se ganó el puesto de QB titular, que jamás entrego hasta el año 2019, año de su retiro. En total, disputó 234 cotejos  de manera consecutiva, un record absoluto para el “Big Blue”. Si un jugador no hubiese rendido de gran manera, no hubiese sido titular tanto tiempo en una franquicia histórica como la de Giants y en una ciudad como New York, donde la prensa puede destruirte. Y para mantener esta constancia por más de una década debes tener mucho talento. 

Es el líder de la franquicia en yardas aéreas y anotaciones por esa vía, con 57.023 y 244 respectivamente. Además, con él manejando los hilos ofensivos, los Giants fueron campeones de los Súper Bowl 2007 y 2011 derrotando en ambas oportunidades a los New England Patriots de Tom Brady, y siendo una verdadera sorpresa, ya que se enfrentaban contra el mejor equipo y ellos venían como un conjunto comodín. En ambos juegos fue jugador más valioso de la final y ejecutó la marcha ganadora en el último cuarto. Vale recordar que en ese 2007, con este triunfo en la final, dejaron sin temporada perfecta a los dirigidos por Bill Belichick. Por otra parte, los playoffs del 2011, marcaron un record para Manning. En sus cuatro partidos disputados, incluido la final, sumó 1.219 yardas en 106 lanzamientos. Ambos números son una marca historica para la NFL.

Si bien siempre estuvo acompañado de grandes defensivas, cuando el partido estaba por finalizar y su equipo estaba abajo en el marcador, Eli siempre aparecía, acrecentaba su juego y realizaba la ofensiva triunfadora. Su número 10 ya quedó inmortalizada en el MetLife Stadium y es cuestión de que pasen cinco años desde su retiro para que sea un miembro de la Salón de la Fama y tenga su busto junto a su hermano mayor.

Mel Hein, C/LB

Mel Heim jugo 14 campañas en los Giants tanto en defensiva como en ataque. / Foto: Giants.com

Melvin Jack Hein jugó quince temporadas en la NFL como centro y linebacker de los New York Giants, desde 1931 hasta el 1945. Gracias a su atletisismo y fortaleza, pudo dominar dos posiciones totalmente opuestas en un gran nivel. En ataque, como centro, podía abrir muchos huecos y proteger a su QB, y en defensiva esa misma fuerza y velocidad le posibilitaba ser un LB con mucha fiereza en el tackle, y asimismo muy útil en la cobertura contra el pase. 

El “viejo indestructible”, como era conocido en esos años, provenía de la Universidad de Washington State y durante su larga estadía en New York fue seleccionado en ocho ocasiones consecutivas para ser All-Pro, fue nombrado dentro equipo ideal de la década del 30 y obtuvo los campeonatos de la NFL en 1934 y 1938. En este último año, además fue nombrado como el MVP de la campaña. Su número 7 fue retirado y en 1963, fue uno de los diecisiete jugadores, entrenadores y fundadores que fueron incluidos en el Salón de la Fama de la NFL, en lo que fue la primera clase en quedar inmortalizada. 

Michael Strahan, DE

El DE Michael Strahan tiene el record historico en la NFL con 22,5 capturas en una temporada. / Foto: giants.com

El egresado de Texas Southern fue elegido en la segunda de ronda del draft 1993 (pick 40 global) por los Giants. En este equipo estuvo quince años, desde la campaña 1993 hasta la 2007 cuando se retiró. Strahan tenía la durísima tarea de suplantar el juego y liderazgo de Lawrence Taylor y para suerte de la fanaticada azul, pudo llenar de gran forma esos zapatos vacíos y cargar el lado defensivo por mucho tiempo. 

El rendimiento del liniero defensivo crecio año tras año y tuvo su momento su pico más alto en el año 2001 cuando fue nombrado como Defensivo del Año. En esa campaña realizo 22,5 sacks, número record en la NFL. El portador del número 92 (retirado por la franquicia), fue elegido en cuatro ocasiones dentro del equipo ideal, siete veces considerado para el Pro Bowl, y es miembro del Equipo de la Década de los 2000. En cuanto a sus estadísticas, capturó al mariscal 141 veces, forzando 24 balones perdidos.

Strahan se retiró como campeón en New York. En su última campaña, y gracias a una excelente labor suya y de toda la defensa en general, lograron someter al mejor ataque de la liga como era el del Tom Brady y compañía, y pudieron levantar el Trofeo Lombardi. Un excelente y merecido final para el mejor DL de la historia que tuvieron los Giants. Su inducción al Salón de la Fama en 2014.

Menciones honrables: Phill Simms (QB), Rosey Brown (OT) y Sam Huff (LB).


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.