Tribet

Fantasy: ganadores y perdedores del Draft

10 de Mayo de 2021
¿Qué rol tendrá James Robinson tras la llegada de Travis Etienne? Foto: ESPN

Para muchos fanáticos del Fantasy Football, el Draft de la NFL es el momento donde se vuelve a activar eso que estaba dormido desde el cierre de la temporada regular del año pasado. Los equipos seleccionan a las futuras estrellas de la liga y eso tiene un impacto inmediato en los rankings que se vienen. 

En esta nota, analizaremos algunos de los ganadores y perdedores más destacados para este 2021, divididos en jugadores novatos y veteranos que han visto sus acciones subir o bajar tras la ceremonia realizada en Cleveland algunos días atrás.

INICIO DE SOLAPA "Ganadores"
Rookies

Francisco Freidenberg: Najee Harris (RB) - PIT 

Aterrizó en el lugar soñado para los running backs novatos. Cayó en una de las franquicias más tradicionales, con muy poca competencia en el puesto y al lado de un histórico QB. Pittsburgh lo trajo para que cambie el rumbo de un juego terrestre que fue muy pobre en 2020. La línea ofensiva de los Steelers necesita refuerzos y, considerando las tendencias de los últimos años, puede que tarde unas semanas en quedarse con ese backfield full-time, pero no debería tener problemas para desplazar a Snell y McFarland. Es candidato a ser el rookie del año en Fantasy.

Christian Torres: Ja’Marr Chase (WR) - CIN

Reunirse con Joe Burrow es definitivamente algo ideal para Chase. Entre varias razones, poseen una química que los hizo un dúo letal en la NCAA. Vale recordar que él era el WR1 cuando ganaron el Campeonato Nacional con LSU en el 2019. Este conocimiento entre ambos hace que el receptor pueda tener una rápida adaptación al nivel profesional, que lo lleve a poner grandes estadísticas desde el día uno. 

Si bien uno puede tener algún interrogante porque en ese equipo se encuentran Tee Higgins y Tyler Boyd, quienes merecen varios targets, no tengo ningún temor que los puntos de Chase van a estar ahí. Es más, en una NFL tan orientada al juego aéreo, sin dudas los números de los tres van a estar a la vuelta de la esquina. El año pasado ya tuvimos una situación similar en Dallas con CeeDee Lamb, Amari Cooper y Michael. Como diría el gran Guillermo Nimo: “Sic sic a que Chase será una estrella de Fantasy durante mucho tiempo”.

Gastón Suiffet: Jaylen Waddle (WR) – MIA

No es una sorpresa que el sexto pick del draft de este año sea un ganador, pero podría haberle tocado un destino mucho peor. Como Detroit por ejemplo. Waddle entra perfecto en una ofensiva que el año pasado sufrió la falta de un verdadero WR1. Además de que ya se conoce con Tua de cuando coincidieron en Alabama, es importante recordar que Will Fuller, alguien que puede quitarle targets, corre de atrás no solo por su historial de lesiones sino por estar suspendido para las dos primeras semanas.

Nicolás Pérez: Mac Jones (QB) – NE

Antes de empezar, quiero aclarar esto: no, no les estoy diciendo que lo drafteen. Cam Newton es el mariscal titular, aunque eso no significa que Jones no pueda competir por el puesto. Personalmente, me mantengo optimista gracias a los movimientos hechos en ataque. Si Cam consigue enhebrar una buena actuación en el training camp y la pretemporada (cosa que no tuvo oportunidad de hacer el año pasado), creo que su segunda temporada va a generar resultados más positivos para el equipo. No obstante, si las cosas no resultan como se espera, el mariscal de Alabama tendrá vía libre para tomar las riendas del ataque, una unidad que posee la mejor dupla de alas cerradas de la liga, un grupo de receptores adecuado, una de las líneas más sólidas (aún con la baja de Joe Thuney, ahora en Kansas City), y un establo profundo de corredores. Sin temor a equivocarme, creo que Jones cayó en el mejor lugar al que podía aspirar.

Lucas Parnes: Michael Carter (RB) – NYJ

Los Jets utilizaron sus cuatro primeros picks del Draft para reconstruir su ofensiva y Carter es parte de ese plan. En la competencia interna solo tiene a Lamical Perine y Tevin Coleman, jugadores que podría superar para adueñarse de un backfield que está desesperado por un corredor que dé el paso al frente. Con este potencial, el ex North Carolina se presenta como una opción interesante en las rondas bajas del 2021.

Veteranos

Francisco Freidenberg: Mike Davis (RB) - ATL

Lo que benefició al ex Panthers fue justamente la inacción de los Falcons en el draft. Quizás, si Etienne llegaba al inicio de la segunda ronda, la historia hubiese sido diferente. Sin embargo, Atlanta decidió no buscar otro RB, dejando a Davis como el líder del grupo que también integran Cordarrelle Patterson y Qadree Ollison, entre otros. Cuesta imaginarlo como uno de los corredores top de la liga, pero debería tener el volumen para asentarse como un RB2 útil.

Christian Torres: Matt Ryan (QB) - ATL

Si bien hay un 50% de probabilidades de que Julio Jones emigre hacia otra franquicia en junio, mi fundamento se basará en el roster actual y no contemplando una situación hipotética. Previo al draft, había mucha incertidumbre sobre los si los Falcons debían seleccionar o no un QB. No solo no draftearon un mariscal sino que le agregaron un arma más a Ryan que podría tener un impacto inmediato en el ataque. Para hablar en criollo, con la llegada de Kyle Pitts, “Matty Ice” podría hacerse un festín dentro del campo de juego. Con su nuevo TE, Jones y Calvin Ridley en el juego aéreo, y sin un gran ataque terrestre (si tu RB1 es Mike Davis no podés tener una sólida ofensiva por tierra), Ryan podría obtener varios partidos de más 350 yardas y 3 TD. En terreno de Fantasy, son prácticamente 25 puntos o más todas las fechas. Números que jamás podemos despreciar.

Gastón Suiffet: Ryan Fitzpatrick (QB) – WAS

Fitzmagic terminó un muy buen año en Miami. Tan bueno fue que le dio esta oportunidad de ser el QB1 del Football Team. Su posición se consolidó luego de que Washington decidiera no seleccionar ningún mariscar en el draft. Eso, sumado a la cantidad de armas ofensivas que tiene a su disposición, lo hacen un candidato interesante para el Fantasy por encima de otros como Teddy Bridgewater, Drew Lock o Jared Goff por ejemplo. Si Trey Lance o Justin Fields comienzan como suplentes en sus equipos, Fitz vale el pick en las últimas rondas si nos llevamos a alguno de esos rookies promediando el draft.

Nicolás Pérez: Allen Robinson (WR) – CHI

¿Por qué lo pongo como ganador? Si miramos los números, Robinson viene de menos a más desde su llegada a Chicago en 2018. Y esto pese a que se encuentra en una franquicia con una ofensiva disfuncional, y que en 2020 no sabía si decidirse por Nick Foles o Mitch Trubisky como el mariscal titular. Bueno, esos interrogantes quedaron (creo) despejados con la selección de Justin Fields en la primera ronda del Draft, un jugador más talentoso y probado de lo que era Trubisky, elegido en la segunda selección global de 2017. Fields tiene todas las armas para triunfar, siempre que el coacheo lo ayude. Y si el QB brilla, Robinson seguramente lo hará y quizás aún más que hasta ahora… y todos nosotros estaremos contentos.

Lucas Parnes: Myles Gaskin (RB) – MIA

Los Dolphins tenían cuatro picks en el top 50 y no utilizaron ninguno de esos para draftear un RB. Fue recién en la séptima ronda cando eligieron a Gerrid Doaks de Cincinnati. Esto demuestra que aún confían en su cuerpo de corredores que, en condiciones óptimas de salud, está liderado por Gaskin. Además, la llegada de receptores como Jaylen Waddle y Will Fuller hará que las defensas rivales tengan que estar muy atentas al fuerte juego aéreo que puede tener Miami si Tua Tagovailoa explota.

FIN DE SOLAPA "Ganadores"
INICIO DE SOLAPA "Perdedores"
Rookies

Francisco Freidenberg: Rondale Moore (WR) - ARI

Lo que está en discusión no es el talento del ex Purdue. El problema es el volumen que pueda llegar a tener el pick de segunda ronda en una ofensiva que gira en torno a las piernas de Kyler Murray y en la que DeAndre Hopkins se lleva todas las miradas en el juego aéreo. Moore es capaz de superar a jugadores como Kirk, Isabella y hasta AJ Green en el depth chart. Pero, incluso si lo logra rápido, ¿será suficiente un rol a la sombra de Nuk para tener impacto en este juego?

Christian Torres: Travis Etienne (RB) - JAC

Nadie puede dudar de la calidad que tiene que egresado de Clemson. Era uno de los mejores prospectos elegibles de la posición. Entonces, ¿Por qué fue un perdedor luego del Draft? El tema es que fue a un equipo que, si bien fue el peor de todos en el 2020 y que tiene muchas debilidades en distintos sectores del campo, el backfield no era ni es un problema. James Robinson había ejecutado un gran trabajo en su año de rookie y es posiblemente será quien lidere el ataque terrestre en este 2021. Es más, Urban Meyer, el entrenador en jefe de los Jaguars, le comentó a la prensa que imaginaba a Etienne como el corredor en tercer intento. Todo esto provoca que su valor de Fantasy sea bajo y sus oportunidades para brillar sean escasas, por lo menos en el comienzo del año. 

Gastón Suiffet: Amon-Ra St. Brown (WR) – DET

Un breve repaso por el cuerpo de receptores de Detroit nos va a deprimir, pero va a mostrarlo a St. Brown como el único con potencial en el Fantasy (más allá de Hockenson). El asunto es que los Lions apuntan a atacar mayormente por tierra. Amon-Ra tal vez tenga un gran número de targets, útil para las ligas PPR, pero difícilmente eso se traduzca en puntos significativos en el Fantasy.

Nicolás Pérez: Kadarius Toney (WR) – NYG

Creo que a más de uno le llamó la atención que los Giants eligieran a Toney tan alto en el Draft. No hago comentario alguno sobre eso, pero sí voy a señalar que el novato la tiene muy complicada de entrada. Primero que nada, Daniel Jones todavía no da pie con bola en cuanto a producción: si el mariscal anda mal, la ofensiva se resiente. Segundo: vuelve Saquon Barkley, de modo que el mundo ofensivo va a girar en torno a él, que incluso se va a llevar una buena dosis de recepciones. Y tercero: Toney va a tener que competir con otros mil jugadores por targets. Golladay es el WR1 automático, y detrás de él están Darius Slayton (excelente temporada de novato, algo deslucido en la segunda), Sterling Shepard (jugador de rendimiento generalmente aceptable, pero que tampoco es wow), Evan Engram (la eterna promesa que hasta ahora cumple con dejarnos en la ruta cual auto descompuesto) y otros receptores (John Ross, Dante Pettis, etc) que vienen a pelear por un lugar en el roster. Como van las cosas, el futuro para Toney no parece demasiado prometedor.

Lucas Parnes: Tylan Wallace (WR) – BAL

El explosivo egresado de Oklahoma State era un prospecto que me interesaba mucho de cara al draft, pero su llegada a los Ravens resulta, en los papeles, poco prometedora. Baltimore es uno de los equipos que menos utilizó a sus WR en la temporada pasada y encima seleccionaron a otro receptor, Rashod Bateman, tres rondas antes que a Wallace. Tendrá que hacer uso de su habilidad para las jugadas grandes para aprovechar al máximo cada oportunidad que tenga.

Veteranos

Francisco Freidenberg: DeVante Parker (WR) - MIA

Miami está decidido a darle a Tua las armas para pegar el estirón en su segundo año en la liga. Para eso le trajeron a Will Fuller, de excelente 2020 en Houston previo a su suspensión, y draftearon a Jaylen Waddle, uno de los mejores WR de esta camada. El novato fue compañero del QB en Alabama, así que la conexión debería ser instantánea. Parker, que ya había bajado su producción con Tagovailoa, tendrá demasiada competencia y podrá quedar relegado en los rejuvenecidos Dolphins, lo cual hundiría su valor en Fantasy.

Christian Torres: Melvin Gordon (RB) - DEN

Con la elección de Javonte Willams en segunda ronda por parte de los Broncos, las acciones de Melvin Gordon, en cuanto al juego y al Fantasy, cayeron estrepitosamente. Pasó de ser un caballito de batalla indiscutible y alguien que te aseguraba muchos a toques, a ser un miembro de un ataque terrestre por comité. Si bien en los primeros partidos tendrá la ventaja sobre el novato y sus acarreos podrían llegar a los dos dígitos, a medida que se desarrolle la campaña, y que Williams conozca mejor el playbook y sistema de bloqueos, irá cediendo terreno al egresado de North Carolina. En un año de Fantasy que tendrá una fecha más de temporada regular, elegirlo en las primeras rondas es un riesgo que recomiendo no tomar.

Gastón Suiffet: Marquise Brown (WR) – BAL

Se apaga la estrella de Hollywood Brown en el Fantasy. Si bien siempre fue un candidato a boom or bust, la presencia de Rashod Bateman y Tylan Wallace amenaza con sacarle sus targets. Sobre todo, porque son jugadores que se ajustan mejor al juego aéreo que ofrece Lamar Jackson. Además, la de Baltimore es una ofensiva enfocada principalmente en el juego terrestre.

Nicolás Pérez: James Robinson (RB) – JAC

Era muy tentador ir por el camino fácil y mencionar en esta sección a Andy Dalton, quien es la víctima directa de la selección de Fields. Pero no podía dejar pasar lo del otro célebre Robinson, que acaba de sufrir una “muerte” totalmente evitable. El corredor novato fue la sensación del Fantasy el año pasado (aún más que Jonathan Taylor y J.K. Dobbins. Y sí, definitivamente más que Clyde Edwards-Helaire), sencillamente porque nadie se lo vio venir. Y apenas una temporada después, Jacksonville elige a Travis Etienne (suponemos que para poner contento a Trevor Lawrence, su compañero en Clemson). Ojo, esto no quiere decir que, a los ojos de Urban Meyer, Robinson deje de ser el RB1. Pero gastar una selección de primera ronda en un corredor para usarlo poco o nada desde el inicio no suena lógico. Así las cosas, no me sorprendería que los usen a ambos en tándem desde temprano. Vayan monitoreando el ranking y el ADP de Robinson a medida que avance la pretemporada.

Lucas Parnes: Robby Anderson (WR) – CAR

En su primera temporada en Carolina, el receptor completó una excelente campaña de 95 recepciones para 1096 yardas. Por lejos, la mejor de su carrera en la NFL. Sin embargo, cuando entra al último año de su contrato con los Panthers, tendrá que lidiar con la llegada de Terrace Marshall Jr. El egresado de LSU fue seleccionado en la segunda ronda y sin dudas se llevará muchos de esos targets que le permitieron a Anderson lucirse en el 2020.

FIN DE SOLAPA "Perdedores"

Redacción No Huddle

Redacción No Huddle

Nota realizada por la redacción de No Huddle.


Lucas Parnes

Lucas Parnes

No sé desde cuando veo NFL, pero desde 2013 es solo un mal necesario para poder jugar al Fantasy Football, la razón de mi vida, el motor de mi existencia. De la mano de la Superliga, nos vamos a encargar de demostrar en No Huddle que todo es Fantasy.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Gastón Suiffet

Gastón Suiffet

Colaborador. Veo NFL desde mediados de los 90 por los Cowboys de Aikman, Irvin y Smith. Llegué por el equipo, me quedé por el deporte. Fanático del fantasy pero siempre tengo en el banco al que más puntos hace.


Francisco Freidenberg

Francisco Freidenberg

Dicen que sé de fantasy, pero es mentira, porque nadie sabe de fantasy. Nosotros no lo jugamos, él juega con nosotros. Empecé a mirar NFL cuando Gramatica trajo la gloria a nuestra tierra. Me subí al caballo patriota y no me bajé más. Mi camino lo ilumina Julian Edelman.


Tribet