Tribet

Lesiones y récords de la Semana 5

Lun 12 Oct, 2020 - 20:20hs
Russell Wilson, en la victoria de Seattle sobre Minnesota por 26 a 25. El mariscal de los Seahawks se vistió una vez más de héroe para darle un triunfo agónico a su equipo. / Foto: Joe Nicholson - USA TODAY Sports via Reuters

A falta de dos partidos que aún deben jugarse (Chargers vs. Saints y Titans vs. Bills), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos de la semana 5

Lesiones

• Ayer tuvimos la desgraciada suerte de ver la lesión de Dak Prescott, quien tuvo una dislocación y fractura expuesta en su tobillo derecho. Prescott fue inmediatamente llevado al hospital y operado por la noche. La operación fue exitosa, y ahora el mariscal de Dallas tendrá un período de recuperación de entre cuatro a seis meses. Eso no fue todo para los Cowboys: el tackle defensivo, Trysten Hill, tuvo una rotura de ligamentos y quedará afuera por el resto de la temporada.

• La estrella de los Cardinals, Chandler Jones, sufrió ayer una lesión en el bíceps. El HC Kliff Kingsbury precisó que, de confirmarse el diagnóstico, Jones se perdería lo que queda del año.

• El guardia de los Chiefs, Kelechi Osemele, salió del encuentro contra Las Vegas con una lesión en la rodilla. Andy Reid confirmó tras el partido que Osemele tuvo desgarro de tendones en ambas rodillas, lo que pone punto final a la temporada para el jugador. En ese mismo encuentro, Sammy Watkins también debió dejar el campo con una lesión en el tendón de la corva que lo dejará al margen por un par de semanas. Por el lado de los Raiders, Lamarcus Joyner se lesionó en el tendón de la corva, y Carl Nassib también quedó sentido con una dolencia en el pie.

• El tackle defensivo de los Bengals, D.J. Reader, se perderá lo que queda de la campaña a raíz de una lesión de cuádriceps. A su vez, sus compañeros Sam Hubbard y A.J. Green quedaron tocados con lesiones en el codo y en el tendón de la corva, respectivamente.

• El linebacker de los Giants, Lorenzo Carter, quedará afuera por el resto del año después de romperse el tendón de Aquiles. El equipo ya confirmó que se someterá a cirugía en los próximos días.

• El corredor de los Vikings, Dalvin Cook, sufrió una lesión en la ingle en la segunda mitad. Pudo volver después de una revisión inicial, pero no tuvo más snaps en el partido. Se le realizará una resonancia para determinar la importancia de la lesión.

• El mariscal de Washington, Kyle Allen, salió del juego contra los Rams con una lesión en el brazo. Aún no se informaron más detalles sobre su situación.

• El guardia David DeCastro y el receptor Diontae Johnson se retiraron en la primera mitad del partido contra Philadelphia con dolencias en el abdomen y en la espalda, respectivamente. Y en el último cuarto, el centro Maurkice Pouncey salió con una dolencia en el pie. Por el lado de los Eagles, Lane Johnson salió en el tercer cuarto con problemas en su tobillo. Doug Pederson no quiso dar detalles, pero mencionó que el equipo estaba buscando una segunda opinión (lo que podría implicar que se trata de algo serio).

• Por último, Carolina perdió a un cuarteto de titulares defensivos con distintas dolencias: Kawann Short (hombro), Brian Burns (conmoción), Donte Jackson (dedo del pie) y Yetur Gross-Matos. Matt Rhule no actualizó la situación de ninguno de los jugadores hasta el momento. En Atlanta, el defensive end Takkarist McKinley sufrió una lesión en la ingle.

Récords

• Vamos a darle un poco de respiro a Atlanta, que acaba de despedir a Dan Quinn, y al gerente general, Thomas Dimitroff. Después de todo, los Falcons no son el único equipo en tener récords infames. Tomemos por caso a los equipos de Nueva York (Jets y Giants) que consiguieron, por primera vez en su historia, empezar sus temporadas con respectivas marcas de 0-5. Los Jets de este año se sumaron a los Bengals del 2000 y a los Jaguars de 2013 como los únicos equipos en perder sus primeros cinco juegos por al menos dos anotaciones. Adam Gase, por su parte, ya tiene tantas victorias (30) como derrotas por al menos 10 puntos en su carrera. Si consideramos que Gase tiene ahora 39 partidos perdidos, contando solo temporada regular, eso quiere decir que, cuando sus equipos pierden, hay más de un 75% de chances de que lo hagan por 10 puntos o más.

• Ya que hablamos de Jacksonville, se acaban de convertir en el primer equipo en perder en tres fechas consecutivas contra equipos que habían estado sin ganar hasta ese momento. Perdieron contra los Dolphins (0-2), en la semana 3, los Bengals (0-3), en la semana 4 y los Texans (0-4), en la semana 5.

• Fea sorpresa para San Francisco, que sufrió una paliza ante los Dolphins. Son el decimosexto equipo desde 1979 en ser favoritos por al menos 7 puntos en casa y luego sufrir una derrota por 26 puntos o más. Uno de los artífices de la victoria para Miami fue Ryan Fitzpatrick, quien tuvo ayer un partido casi perfecto (22/28, 350 yardas, 3 touchdowns y una intercepción, para un passer rating de 154,5). Es el cuarto partido con un passer rating de al menos 150 para el veterano, igualando la marca de Kirk Cousins, Ryan Tannehill y el Hall of Famer Steve Young.

• “Same old Browns”… bueno, no. Estos Browns están dando de qué hablar. Tras su victoria contra Indianápolis, tienen una marca de 4-1, aunque siguen en eel tercer lugar de su divsión, detrás de los Steelers (4-0) y Ravens (4-1), el equipo que los venció en la semana 1. La última vez que llegaron a esta marca fue en 1994, año en donde tuvieron de HC a Bill Belichick y a Nick Saban como coordinador ofensivo , y para los amantes de las sitcoms, en el año del debut de Friends. Además, han marcado al menos 30 puntos en cuatro partidos consecutivos por primera vez desde 1968, en donde consiguieron hacerlo en siete juegos consecutivos.

• Pasamos a los Steelers, que tuvieron que luchar duro para vencer a Philadelphia. Ahora están con una marca de 4-0. Es la cuarta vez en la historia que tienen un inicio semejante, las anteriores fueron en 1973, 1978 y 1979. Y las dos últimas veces en que lo lograron, llegaron al Super Bowl.

• Gran parte del crédito por la victoria se lo lleva el novato Chase Claypool, que tuvo siete recepciones para 110 yardas, tres touchdowns, incluido el que selló la victoria, y consiguió además, otra anotación por tierra. La ex estrella de Notre Dame se convirtió en el primer novato en tener al menos 100 yardas de scrimmage y cuatro touchdowns combinados desde que Reggie Bush lo lograra en 2006, y es el primer novato desde 1950 en tener tres touchdowns aéreos y uno por tierra. Por último, es el primer rookie de Pittsburgh con una recepción de touchdown y un acarreo de touchdown desde Hines Ward en 2004, quien coincidentemente también lo logró contra los Eagles.

• Más récords de rookies: CeeDee Lamb es el primer novato desde 1950 en tener al menos cinco recepciones en cada uno de los primeros cinco juegos de su equipo. 

• Por el lado de Philadelphia, Travis Fulgham se va asentando como un jugador confiable dentro de una ofensiva que vive con lesiones constantes. Después de conseguir sus primeras dos recepciones, y su primera anotación contra San Francisco, el receptor de segundo año tuvo una impresionante línea de 10 recepciones, 152 yardas y un touchdown. Fulgham es el primer jugador en conseguir al menos 10 recepciones y 150 yardas desde que Jeremy Maclin lo lograra en 2014, y es el primer receptor de Philadelphia con 150 yardas desde DeSean Jackson en la semana uno de 2019.

• Partido emotivo ayer para Washington con el regreso de Alex Smith desde su lesión ocurrida el 18 de noviembre de 2018. Sin embargo, Smith no pudo evitar que su equipo perdiera ante los Rams por 30 a 10. Washington tuvo una actuación históricamente mala: sus 108 yardas ofensivas son la tercera menor cantidad conseguida por la franquicia desde 1970. Por su parte, los Rams son el único equipo invicto en la NFL cuando van ganando en el medio tiempo desde que Sean McVay asumió como HC en 2017. Actualmente la racha es de 29 victorias consecutivas. Aaron Donald consiguió ayer su segundo partido con cuatro capturas, y es el quinto jugador en hacerlo desde el 2001 (los otros jugadores son Joey Porter, Cameron Wake, Justin Houston y Chandler Jones); también se convirtió en el tercer jugador desde 1999 con múltiples partidos de cuatro capturas y un fumble forzado, junto a los ya mencionados Houston y Jones.

• Los Chiefs y los Raiders nos regalaron un partidazo ofensivo. Pese a la sorpresiva derrota a manos de Las Vegas, algunos jugadores de Kansas City lograron números impresionantes. Travis Kelce tuvo 53 yardas solamente en el primer cuarto, pero terminaría el encuentro con 108. Kelce tiene al menos 50 yardas en todos los partidos de esta temporada, y desde 2018 es el jugador que más partidos tiene con dicha marca (33). Por su parte, con el touchdown terrestre anotado contra Las Vegas, Tyreek Hill se convirtió en el segundo receptor en conseguir al menos 35 recepciones de touchdown y 5 acarreos de touchdown desde 1970. ¿Quién es el otro? Ni más ni menos que Jerry Rice.

• Para terminar, otra semana se nos va, y otra victoria espectacular de Seattle también, esta vez frente a Minnesota que desperdició una oportunidad de oro con varios errores. Los Seahawks se convirtieron en el único equipo en la era del Super Bowl en empezar 5-0 pese a ser superados por un promedio de 50 yardas combinadas por partido. Russell Wilson, en su “peor” partido de la temporada, consiguió su serie ganadora número 30 desde que debutó en la liga en 2012, la mayor cantidad para un mariscal en este período. Por el lado de los Vikings, Dalvin Cook empató a Mike Evans y a Tyreek Hill como los únicos jugadores en tener touchdowns en los primeros cinco partidos de la temporada. Es el primer Viking en conseguir la marca desde Randy Moss en 2004. Y Adam Thielen empató a Evans en la punta en recepciones de touchdown con seis. Thielen es el tercer jugador de Minnesota en tener seis anotaciones por aire en los primeros cinco partidos de una temporada. Los otros dos son Ahmad Rashad (1979) y Randy Moss, quien lo logró en tres ocasiones.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet