Tribet

Antonio Brown vuelve a la NFL para sumarse a Buccaneers

Sab 24 Oct, 2020 - 17:28hs
Tras un breve tiempo en New England, Brady y Brown volverán a compartir equipo en Tampa. Foto: Boston Globe

Hace pocos días se confirmó que Antonio Brown podía volver a jugar en la NFL luego de cumplir su suspensión de ocho semanas por incumplimiento al código de conducta de la liga, y varias franquicias no tardaron en expresar interés para que se sumara a sus filas. Los Bucs finalmente ganaron la pulseada e incorporarán al receptor a un roster de excelente profundidad y que tiene intenciones de llegar lejos.

Brown viene de dos años muy malos, en el que los conflictos con sus exequipos, sumado a problemas y acusaciones por acoso fuera del campo de juego lo mantuvieron lejos de los estadios, lo que lo llevaría a dos retiros de los que finalmente se arrepentiría. Tampa Bay espera que, a sus 32 años el jugador haya dejado sus problemas en el pasado y pueda aportar dentro del campo de juego al objetivo último, el anillo de Super Bowl. ¿El debut? Se especula con que sería en Semana 9 frente a los Saints.

El dato más curioso es que Bruce Arians, entrenador en jefe de la franquicia, había declarado en una conferencia de prensa durante la temporada baja que no estaba dispuesto a incorporar AB, pero aparentemente Brady lo habría convencido de lo contrario. Recordemos que el receptor y el mariscal habían compartido un paso muy breve en New England, donde habrían tenido una muy buena conexión, pero no podrían jugar juntos más que un partido. Adicionalmente, Brady habría estado dando mucho input sobre el playbook de Arians, que busca ofensivas verticales que no encajan a la perfección con su estilo, por lo que una de las preguntas que queda en el aire es cuánto control tendrá hoy el head coach sobre las decisiones de sus jugadores. Por el momento, y con los resultados a favor, todo estaría funcionando bien.

Brown, quien todavía debe cerrar los detalles de su contrato y pasar las pruebas de COVID-19 para poder sumarse al equipo, llegaría a unos Bucs que lideran 4-2 en el sur de la nacional, con nivel de juego en ascenso y aspiraciones de llegar lejos en playoffs. La flamante incorporación se añadiría a un cuerpo de receptores integrado por Mike Evans y Chris Godwin, dos que terminaron el 2019 con más de mil yardas cada uno. En temporada baja llegaron, además, Gronk y Fournette, por lo que armas en el perímetro no le faltarán al experimentado mariscal. La defensa se muestra dominante, sobre todo en su front seven, y viene de una gran actuación frente a los siempre difíciles Packers. Con los Saints y Brees en un inicio lento, pareciera que la división está más cerca de lo que algunos imaginaban en la previa.

Un poco de historia

Antonio Brown fue posiblemente el receptor más dominante de la última década junto a los Steelers, pero en 2018 habrían surgido diferencias con Ben Roethlisberger y Mike Tomlin que lo llevaron a perderse el último partido, y eventualmente a requerir un trade para cambiar de aires. Eso se materializaría, ya que los Oakland (hoy Las Vegas) Raiders enviarían una selección de tercera y quinta ronda a cambio de los servicios del receptor. Pero durante la temporada baja, donde lo pudimos ver en el Hard Knocks de 2019, estalló un escándalo bajo el pretexto del uso del casco que lo haría faltar a los entrenamientos, discusiones con entrenador y GM, multas, problemas contractuales, todo lo cual lo haría finalmente reclamar que lo liberaran. Como para sumar a la indigestión de los Raiders, ese mismo día firmaría con los Patriots.

El paso por los Patriots estaría libre de problemas con la franquicia, y llegaría a disputar un partido frente a Miami donde conseguiría una recepción de anotación. Sin embargo, las acusaciones por acoso cobrarían fuerza y los de New England se verían forzados a cortarlo. El 22 de septiembre de 2019 informaría a través de las redes sociales su retiro, pero tan solo cuatro días después se arrepentiría. En julio de 2020, y luego de no encontrar franquicia para jugar, daría nuevamente por entendido su retiro, pero se arrepentiría unos días más tarde.

Esperemos que AB se encuentre bien en lo personal, y que luego de más de un año de parate pueda volver a jugar en su más alto nivel, aunque podemos suponer que el tiempo le empezará a pesar en su rendimiento. Por otro lado, la justicia deberá seguir su curso y determinar la inocencia o culpabilidad de las denuncias que pesan en su contra.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet