Tribet

Lesiones y récords de la Semana 14

Lun 14 Dic, 2020 - 18:33hs
El corredor de Tennessee, Derrick Henry. Henry fue el principal responsable de la paliza de su equipo a los Jaguars, con 215 yardas y dos touchdowns por tierra. / Foto: Stephen B. Morton - AP

A falta de un partido por jugarse (Cleveland-Baltimore), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos dejó la semana 14.

Lesiones

  1. Los Broncos acaban de perder a otro jugador por el resto de la temporada. Se trata del CB Duke Dawson, quien se desgarró el ligamento cruzado anterior (ACL) y el ligamento lateral colateral (LCL), y se esguinzó el ligamento medial colateral (MCL) durante el juego contra Carolina. Su compañero, Noah Fant, también debió salir a raíz de una enfermedad.
  2. Mala noticia para Washington: el mariscal Alex Smith se lesionó en la pierna en la primera mitad del partido contra San Francisco y no volvió. Ian Rapoport posteriormente informó que se trató de un tirón en el muslo y que una revisión con rayos X salió negativa. Sin embargo, Smith se sometería a algunas pruebas adicionales.
  3. Por el lado de los Niners, Deebo Samuel tuvo que abandonar el campo de juego temprano en la primera mitad por una lesión en el isquiotibial. A su vez, Fred Warner sufrió primero un golpe en la cabeza, del cual fue examinado y pudo regresar. Posteriormente recibió una punzada en un nervio (o "stinger", como se lo conoce habitualmente) y se retiró del partido.
  4. El liniero defensivo de los Raiders, Clelin Ferrell, salió del campo a raíz de una lesión en el hombro. Sus compañeros Nicholas Morrow y Johnathan Abram fueron evaluados por conmociones.
  5. Los Dolphins sufrieron varias bajas en su partido contra Kansas City: DeVante Parker y Jakeem Grant salieron temprano a raíz de sendas lesiones en la pierna, mientras que Mike Gesicki se retiró en el último cuarto por un golpe en el hombro. El estatus actual de Grant es “semana a semana”. Del lado de los Chiefs, el tackle ofensivo, Mike Remmers, también abandonó el juego temprano con una dolencia en la espalda. Charvarius Ward entró al protocolo de conmoción, pero pudo regresar al cotejo.
  6. Más bajas importantes para Philadelphia. Durante el partido contra los Saints, Avonte Maddox (rodilla), Darius Slay (cabeza) y Rodney McLeod (rodilla) tuvieron que abandonar el campo de juego, mientras que Malik Jackson fue evaluado por una lesión en la cabeza. Posteriormente se confirmó que McLeod se rompió los ligamentos, lo que pone fin a su temporada.
  7. El mariscal de Cincinnati, Brandon Allen, sufrió un hematoma óseo en su rodilla. Allen debía someterse a más pruebas, y la impresión del equipo es que no se trata de algo significativo. Recordemos que ex Jaguars y Rams fue reemplazado por Ryan Finley la semana pasada por otra dolencia.
  8. El tackle ofensivo de los Chargers, Bryan Bulaga, sufrió un golpe en la cabeza y se retiró del juego contra Atlanta, mientras que su compañero, Trai Turner, fue evaluado por una conmoción. Por el lado de los Falcons, Marlon Davidson también abandonó anticipadamente el juego con una dolencia en la rodilla.
  9. Por último, el mariscal de los Lions, Matthew Stafford, se perdió la última serie ofensiva del partido contra Green Bay tras sufrir una lesión en las costillas. Igual suerte tuvo Darryl Roberts (cadera), quien se retiró temprano en el partido.

Récords

Carrera por el MVP

  1. Esta carrera no puede ponerse mejor. Aaron Rodgers nos brindó otra actuación superlativa. Contra los Lions, el mariscal de Green Bay lanzó 26 pases en 33 intentos para 290 yardas y tres touchdowns (passer rating de 133,5). La victoria ante los Lions por 34 a 27 no solo selló el segundo título divisional consecutivo para Green Bay, sino que también los catapultó al primer lugar en la NFC, a raíz de la derrota de Nueva Orleans ante Philadelphia. La opinión va a estar fuertemente dividida, pero creo que Rodgers es ahora el líder en las consideraciones por el MVP, aunque por un pequeño margen.
  2. Patrick Mahomes tuvo un partido bastante agridulce. Su equipo ganó, sí, pero tuvo dos touchdowns y tres intercepciones (sumados a 393 yardas en 33 intentos de pase) contra la dura defensa de Miami. Este fue el primer partido de tres intercepciones para Mahomes desde aquél épico enfrentamiento contra los Rams en la semana 11 de 2018, y recordemos que, hasta el momento, el mariscal de Kansas City tenía apenas dos intercepciones (ambas fueron contra los Raiders, en sus dos duelos divisionales). Además, Mahomes fue capturado para una pérdida de 30 yardas, la segunda peor captura en los últimos 20 años (solo por detrás de una captura de 38 yardas contra Ryan Tannehill en 2015), y la captura más larga que no termina en fumble desde que los Bucs lo consiguieran contra Phil Simms en 1979. Con todo, Mahomes consiguió 2309 yardas en sus últimos seis juegos. Es la mayor cantidad de yardas en un trecho de seis partidos en toda la historia, superando la marca de 2276, conseguida por Drew Brees entre las temporadas de 2012 y 2013.
  3. Rezagado, pero todavía en carrera, se encuentra Russell Wilson que consiguió 206 yardas, cuatro touchdowns (y una intercepción) contra los Jets. Wilson ya tiene 15 juegos con al menos cuatro touchdowns, empatado con Peyton Manning por la segunda mayor cantidad de juegos con cuatro touchdowns en sus primeras nueve temporadas. Solamente son superados por Dan Marino, con 16. Además, Wilson ya llegó a 36 touchdowns en la temporada, la mejor marca de su carrera.

El rincón de los novatos

  1. Jalen Hurts no pudo haber tenido un mejor partido. En su primera aparición como titular, consiguió 167 yardas y un touchdown por aire, y 106 yardas adicionales por tierra en 18 acarreos. Hurts se convirtió en el segundo mariscal en la historia en tener al menos 100 yardas terrestres en su primer inicio (el primero en lograrlo fue Lamar Jackson en 2018), y es el primero en tener 100 yardas terrestres y un pase de touchdown. Hurts logró infundirle vida a un equipo totalmente alicaído y afectado por lesiones. De momento, el novato se ganó la titularidad.
  2. La competencia por el Novato Defensivo del Año se está calentando. Chase Young, uno de los candidatos firmes, fue clave para que Washington le ganara a San Francisco. Young consiguió seis tackles (dos en solitario), una captura, dos tackles para pérdida de yardas, dos pases defendidos, dos golpes al mariscal y un fumble forzado y recuperado para touchdown.
  3. El otro candidato al Novato Defensivo del Año, Jeremy Chinn, se convirtió en el primer defensive back novato desde Keanu Neal y apenas el sexto desde 1999 en tener al menos 90 tackles y dos fumbles forzados en una temporada. Recordemos además que Chinn tiene dos touchdowns defensivos. 

Otros récords notables

  1. Derrick Henry es el mejor corredor de la liga, y no parece haber forma de discutirlo. Su performance sensacional contra Jacksonville, que lo hace acreedor de la portada de la semana, así lo indica. Contra los Jaguars, Henry corrió para 215 yardas en 26 acarreos (8,3 yardas por acarreo) y dos touchdowns. Se convirtió así en el primer jugador en la historia en tener cuatro partidos de 200 yardas terrestres y dos anotaciones, rompiendo el empate que ostentaba junto a Jim Brown, Barry Sanders y LaDainian Tomlinson, con tres juegos cada uno. Además, Henry prolongó su racha a nueve juegos consecutivos de visitante con 100 yardas, la segunda más larga (solamente por detrás de los 10 de Sanders en 1996-97). Por último, el corredor de Tennessee se convirtió en el séptimo jugador en tener al menos 1500 yardas terrestres y 14 touchdowns en 13 partidos, junto a Brown (1958), O.J. Simpson (1975), Walter Payton (1977), Eric Dickerson (1983), Terrell Davis (1998) y Ricky Williams (2002). 
  2. Los Steelers consiguieron contra Buffalo su septuagésimo partido consecutivo con al menos una captura. Leyeron bien, 70 partidos al hilo. Esta marca es ahora la mejor en la historia, superando el récord anterior de 69 partidos, ostentado por Tampa Bay (1999-03). Coincidentemente, Mike Tomlin fue parte de esa racha, como entrenador de defensive backs entre 2001 y 2005.
  3. Hurts no fue el único jugador productivo para Philadelphia. Miles Sanders anotó su primer touchdown desde la semana 4. Su anotación vino en un acarreo de 82 yardas. Es la cuarta anotación terrestre más larga en la historia de la franquicia, y Sanders es ahora el primer jugador de Philadelphia con dos touchdowns terrestres de al menos 70 yardas en una temporada (tuvo uno de 74 yardas en la semana 5 contra Pittsburgh).
  4. Jamal Adams es uno de los mejores safeties de la liga. Y si no me creen, esto debería convencerlos: en la victoria contra los Jets, su antiguo equipo, Adams llegó a las 8,5 capturas. Es la mayor cantidad de capturas en toda la historia para un defensive back en una temporada.
  5. Travis Kelce está haciendo historia. El jugador de Kansas City consiguió su quinto partido de la temporada con al menos siete recepciones, 100 yardas y un touchdown. Es la mayor cantidad para un tight end desde al menos 1950. Ah, y Kelce es el primer tight end en la historia en conseguir tres temporadas de al menos 1200 yardas. Ahora tiene otra marca en la mira: la de la mayor cantidad de yardas en una temporada para un ala cerrada, que actualmente ostenta George Kittle, con 1377 (2018).
  6. Tanto Davante Adams como Tyreek Hill se sumaron a Jerry Rice (1986 y 1989), Randy Moss (1998 y 2007) y Terrell Owens (2004 y 2007) como los únicos receptores con más de 1100 yardas y 14 touchdowns en los primeros 13 partidos de una temporada. Además, Adams tiene ahora ocho partidos consecutivos con anotación, empatado por la tercera racha más larga en la era del Super Bowl (solo por detrás de los 12 juegos de Rice y los nueve de A.J. Green). A esta altura, nos quedamos cortos si solamente los llamamos cracks.

El pozo de la vergüenza

  1. Los Saints hicieron lo imposible: perdieron su racha de nueve victorias consecutivas y el primer sembrado de la NFC ante Philadelphia, un equipo plagado por lesiones y de nivel totalmente irregular. Una pequeña muestra de este descalabro: Nueva Orleans llevaba 50 partidos sin permitir un corredor de 100 yardas… hasta que contra los Eagles permitieron a dos de ellos (y uno de hecho juega de mariscal). Esta derrota les puede costar muchísimo de cara a lo que queda de la temporada y los playoffs.
  2. El final del partido entre los Falcons y los Chargers es la perfecta evidencia de por qué están actualmente donde están (ambos con marca de 4-9 y eliminados de postemporada). Con el partido empatado a 17, y a falta de casi cuatro minutos, Matt Ryan fue interceptado tras una serie de 11 jugadas, 33 yardas y poco más de cinco minutos. Justin Herbert conseguiría avanzar 30 yardas en casi tres minutos antes de devolver gentilezas y ser interceptado. Pero Ryan no quiso ser menos y fue interceptado por segunda vez en dos series (y fue su tercera intercepción del partido). Finalmente, Herbert consiguió avanzar lo suficiente como para que Michael Badgley anotara el gol de la victoria.
  3. Los Giants sufrieron una regresión y se vieron aplastados por los Cardinals. El marcador quizás no lo refleje tanto, pero Arizona consiguió 390 yardas ofensivas, contra apenas 159 de los Giants. A su vez, la defensa de los Cardinals capturó ocho veces a los mariscales rivales. Es la segunda vez en cinco temporadas que la defensa de Arizona consigue ocho capturas en un partido. A que no adivinan quién fue su primera víctima… sí, fueron también los Giants, en la semana 7 del año pasado. Y nadie sufrió más que Daniel Jones, quien tuvo sufrió seis capturas para una pérdida de 52 yardas además de tener tres fumbles. Es el primer mariscal con al menos 50 yardas de captura y tres fumbles desde… el mismo Jones, en 2019. Y es también el primer jugador desde 1994 en registrar tres juegos con esta lamentable marca. Ouch.

NFC Least

Bueno, así como los periodistas ya no pueden reírse más de Cleveland (al menos por esta temporada), vamos a tener que dejar un poco en paz a la NFC Este. Hoy por hoy lidera Washington (6-7), gracias a su triunfo sobre San Francisco y la derrota de los Giants (5-8) ante Arizona. Por su parte, ya hablamos de la enorme victoria de Philadelphia (4-8-1) ante los Saints, y Dallas (4-9) también ganó su partido contra Cincinnati. De todos modos, la división sigue abierta para el que quiera agarrarla.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet