Tribet

Lesiones y récords de la Semana 12

30 de Noviembre de 2020
Tyreek Hill, siendo perseguido por Antoine Winfield Jr., defensivo de los Bucs. Hill tuvo un partido histórico y fue clave para la victoria de su equipo por 27 a 24. / Foto: Mark LoMoglio - Associated Press.

Con la semana 12 a punto de terminar (todavía queda por jugarse el MNF entre Minnesota y Chicago y el partido postergado entre Pittsburgh y Baltimore), desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos de la fecha

Lesiones

  • El corredor de los Raiders, Josh Jacobs, sufrió un esguince de tobillo que lo sacó del partido frente a Atlanta, según Ian Rapoport. Las pruebas confirmaron efectivamente que se trata de un esguince, y que Jacobs tiene aún chances de jugar en el próximo partido, contra los Jets. Su compañero, Damon Arnette, también quedó afuera por una conmoción. Por el lado de los Falcons, también quedaron tocados Olamide Zacchaeus (dedo del pie) y James Carpenter (ingle)
  • El mariscal de los Giants, Daniel Jones, se lesionó el isquiotibial en su pierna derecha y tuvo que salir del juego contra Cincinnati. Jones tenía pendiente una resonancia magnética para conocer la gravedad de su dolencia, aunque se espera que esté afuera por algunos partidos. También quedaron afuera sus compañeros Nate Ebner (rodilla) y Kyler Fackrell (muslo).
  • El receptor de los Panthers, D.J. Moore, se lastimó el tobillo en el duelo contra Minnesota.
  • El tackle ofensivo de los Colts, Anthony Castonzo, sufrió un golpe en la rodilla durante el partido con Tennessee. Sin embargo, la lesión, que se temía grave, resultaría ser apenas un esguince del ligamento medial colateral (MCL). Castonzo se debía someter a una resonancia, de la que aún no se conocen novedades.
  • El safety de los Browns, Ronnie Harrison, se lastimó el hombro en la primera jugada del partido y debió salir. Todavía no se conocen más detalles del resultado de una evaluación a la que el jugador se sometió.
  • Los Chargers siguen sufriendo lesiones importantes: en este caso, tanto Bryan Bulaga (enfermedad) como Denzel Perryman (espalda) fueron baja durante el partido ante Buffalo.
  • El corredor de Denver, Phillip Lindsay, salió del partido contra Nueva Orleans a raíz de un golpe en la rodilla. Su compañero, el cornerback Bryce Callahan (pie) también fue baja, al igual que el cornerback de Nueva Orleans, Janoris Jenkins (rodilla). 
  • Continúan las malas noticias en San Francisco: Jamar Taylor sufrió una lesión en la rodilla, y Kyle Shanahan dijo que se temía que fuera una rotura de ligamentos. Su compañero, Ken Webster, quedó tocado en el isquiotibial y también debió abandonar el campo de juego.
  • Por último, el centro de Green Bay, Corey Linsley, abandonó el partido frente a Chicago en carrito por una lesión en la rodilla. Una resonancia confirmó que no se trata de una lesión grave. Linsley se podría perder un par de partidos en el peor de los casos.

Récords

Carrera por el MVP

  1. Patrick Mahomes está haciendo todo bien como para llevarse el MVP por un buen trecho. Su performance de ayer fue sencillamente sensacional: 37/49, 462 yardas y tres touchdowns. Realmente llegué a pensar que el legendario récord de Norm Van Brocklin (554 yardas) finalmente caería, pero la defensa de Tampa Bay jugó bastante mejor en la segunda mitad. Mahomes consiguió 359 yardas en la primera mitad, la mayor cantidad en los primeros 30 minutos de un partido desde que Drew Brees consiguiera 346 yardas contra los Jaguars en 2007. A su vez, su performance de ayer fue la quinta vez en la historia en que un mariscal consiguió al menos 450 yardas aéreas y 25 yardas terrestres. De esos cinco juegos, Mahomes tiene dos, y es el único en lograrlo sin tirar una intercepción. Y lo mejor de todo: Mahomes alcanzó ayer los 1500 intentos de pase, de modo que sus estadísticas se vuelven oficiales: el mariscal de los Chiefs tiene ahora el mejor passer rating general de la historia (110,7), el mejor diferencial de touchdowns e intercepciones (5,3-1), la mayor cantidad de yardas aéreas por partido (303,6), y la segunda mayor cantidad de yardas por intentos de pase (8,5).
  2. Aaron Rodgers no pierde pisada y se mantiene en la conversación por el máximo premio de la temporada regular. En la paliza propinada a Chicago, Rodgers tuvo números “normales” (es decir, normales para él): 21/29, 211 yardas, cuatro touchdowns y un passer rating de 132,3. El mariscal de Green Bay consiguió llegar a las 50.000 yardas por aire, el onceavo mariscal en conseguirlo, y el cuarto jugador más rápido en lograrlo (en 192 partidos, solo uno más que Peyton Manning, y a 9 de Drew Brees, el más rápido). Rodgers tiene ya 51 touchdowns y un passer rating de 105,3 contra los Bears, al igual que 50 anotaciones y un passer rating de 108,5 contra los Vikings. Ninguno otro tiene estos números contra una sola franquicia, mucho menos dos. Por último, Rodgers consiguió ayer su cuarto partido con al menos tres touchdowns sin intercepción en la primera mitad. Ningún otro mariscal tiene más de dos en esta temporada.

El rincón de los novatos

  1. Antonio Gibson brilló en su primer partido en la jornada de Acción de Gracias. El novato de Washington consiguió 115 yardas terrestres y tres touchdowns, más otras 20 yardas por aire. Gibson es el primer novato en la historia con tres touchdowns en el Día de Acción de Gracias, y el cuarto jugador en conseguir dicha marca en los últimos 40 años (junto a DeMarco Murray, Emmitt Smith, quien lo hizo en dos ocasiones, y Barry Sanders).
  2. Justin Jefferson continúa teniendo una temporada brillante. Contra Carolina consiguió siete recepciones, 70 yardas y dos touchdowns, y fue clave para la remontada de último minuto. Jefferson ya tiene la tercera mayor cantidad de yardas para un novato en su temporada debut (918, solo por detrás de las 1120 de Odell Beckham Jr. y las 999 de Anquan Boldin). Además, es el sexto novato en conseguir al menos 850 yardas y cinco touchdowns (junto a Randy Moss, Beckham Jr. Mike Evans, Boldin, y Marques Colston).

Otros récords notables

  1. Si Mahomes tuvo una actuación extraordinaria, es en gran medida gracias a Tyreek Hill, y es por eso que se gana la foto de portada de esta semana. El receptor tuvo un partido monstruoso, con una línea final de 13 recepciones, 269 yardas y tres touchdowns. Solo en la primera mitad, consiguió siete recepciones, 203 yardas y dos anotaciones. Esas 203 yardas son la segunda mayor cantidad en un primer cuarto en la historia, desde que Lee Evans consiguió 206 en el primer cuarto del partido de la semana 11 de 2006. Además, Hill es el tercer jugador en los últimos 40 años con al menos 200 yardas y dos touchdowns en un cuarto, junto a Evans y a Qadry Ismail, quien consiguió la marca en 1999. También se convirtió en el onceavo jugador en anotar al menos nueve touchdowns de 75 yardas o más.
  2. ¡Los Browns no son perdedores! No, this is not a typo. Cleveland consiguió frente a los Jaguars su octava victoria de la temporada. Eso le asegura al equipo terminar el año con un mínimo de .500, lo que rompe con una marca de 12 temporadas perdedoras de manera consecutiva, empatada como la segunda racha más larga de la historia (y solamente por detrás de Tampa Bay, que tuvo temporadas perdedoras entre 1983 y 1996). A su vez, es la primera vez que Cleveland tiene un récord de 8-3 desde 1994, cuando Bill Belichick estaba al mando (ese equipo terminaría con marca de 11-5).
  3. Si sacamos del medio a Christian McCaffrey, cuya temporada se vio desgraciadamente afectada por varias lesiones, Derrick Henry es, sin lugar a dudas, el mejor corredor de la NFL. Henry, quien brilló en la paliza sobre Indianápolis (27 acarreos, 178 yardas, tres touchdowns), tiene ya tres juegos de al menos 100 yardas terrestres contra los Colts desde 2018. Henry ya tiene 5000 yardas terrestres en su carrera. El corredor de los Titans tiene ya ocho juegos consecutivos con 100 yardas de visitante, empatado con Chris Johnson por la segunda racha más larga en la historia (y solo por detrás de los 10 de Barry Sanders en 1996-97). Además, durante el partido superó la marca de Eddie George y ahora tiene 53 touchdowns en sus primeras cinco temporadas, la segunda mayor cantidad, solo por detrás de los 57 de Earl Campbell. Para finalizar, Henry ahora tiene tres temporadas con al menos 10 anotaciones por tierra. Solamente Campbell lo supera, con cinco.
  4. Además de Rodgers, otra pieza que viene siendo fundamental en el ataque de Green Bay es Davante Adams (seis recepciones, 61 yardas y un touchdown frente a Chicago). Adams tiene ahora una anotación en seis partidos consecutivos, la tercera racha más larga en la historia de la franquicia (solo por detrás de Don Hutson, quien tuvo dos rachas separadas de siete juegos, la primera en 1941-42 y la segunda en 1943-44), y es la racha más larga actualmente en vigencia en toda la liga. Sin embargo, aún no les dije los datos más impresionantes: es el único jugador en la historia que promedia (de momento) ocho recepciones y un touchdown por partido en una temporada y el único jugador en la era del Super Bowl con al menos 70 recepciones, 900 yardas y 10 touchdowns en sus primeros nueve partidos de la temporada. Adams está en carrera para sumarse a Randy Moss (2003) y Calvin Johnson (2011) como los únicos jugadores en tener al menos 16 touchdowns y 100 yardas por partido en una temporada. Y la última: con sus 505 recepciones, Adams se suma a DeAndre Hopkins, Mike Evans y Antonio Brown como los únicos jugadores en conseguir 500 recepciones y 50 touchdowns desde 2014.

El pozo de la vergüenza

  1. Uno podía esperar que el juego ofensivo de Chicago mejorara con Mitch Trubisky reemplazando a Foles… dijo nadie nunca. El partido ya estaba cuesta arriba en el segundo cuarto, cuando los Packers se pusieron arriba 27-3, y se definió en el tercer cuarto. Con esta última derrota, los Bears perdieron cinco juegos al hilo. Son el segundo equipo en la historia (junto a los Niners de 1967) con cinco derrotas consecutivas después de empezar una temporada ganando cinco de sus primeros seis juegos.
  2. La defensa de Dallas no repunta bajo ningún concepto. Contra Washington, sumó su onceavo partido consecutivo en el que permitió al menos 20 puntos. Es la racha más larga en su historia (antes tenía dos rachas de 10 partidos en 1962-63 y 2013-14). ¿Quieren más? Bueno, resulta que Washington apenas tuvo dos partidos en la temporada en donde consiguió al menos 20 puntos en la primera mitad. ¿Quiénes fueron sus víctimas? Adivinaron: los Cowboys.
  3. Más allá de las penurias defensivas de Dallas, el ataque también tiene sus problemas, y en particular quien debería ser su mejor jugador. Ezekiel Elliott se convirtió en el tercer Cowboy en perder cinco fumbles en una temporada desde 2010. Los otros dos son Dak Prescott (quien tuvo seis en 2018) y DeMarco Murray (con cinco en 2014).

NFC Least

Hoy voy a ser breve y darles algo de respiro a los integrantes de esta división, que, además de mala, ahora está totalmente alocada. Con las victorias de Washington y los Giants, ambos se encuentran en la punta con un récord de 4-7. Sin embargo, Philadelphia (3-7-1) todavía tiene que medirse ante Seattle (7-3), y si los Eagles ganan, se subirán nuevamente a la punta.

Bonus

Quería hablar un poco de Kendall Hinton, el WR de la escuadra de prácticas de Denver que tuvo que hacerse cargo del desastre producido por la ausencia forzada de todos los mariscales del equipo y hacer su debut como mariscal frente a Nueva Orleans. Tuvo estos números: 1/9, 13 yardas, dos intercepciones y un passer rating de 0,0. Sin embargo, no se pueden leer e interpretar estos datos sin conocer el contexto: este muchacho tuvo el coraje de aceptar un desafío sin precedentes, un desafío que nadie podría superar. El de salir a jugar totalmente a oscuras, sin siquiera haber tenido una sola jornada de prácticas para familiarizarse con el playbook ofensivo e intentar ensayar alguna jugada. En una NFL que suele exudar un altísimo nivel de hipercompetitividad, estas actuaciones, valerosas como pocas, pueden y deben ser reconocidas.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet