Tribet

Premios Antonio Brown: Semana 13

9 de Diciembre de 2020
Como en los Raiders, esta semana Antonio descansó.../Fuente: Rick Scutteri - Associated Press

Jornada a jornada, la NFL nos regala ganadores y perdedores, héroes y villanos, el cielo y el infierno. Es por esto que, en No Huddle, pensamos que cada semana merecíamos premiar el esfuerzo y la dedicación que le pusieron tanto los jugadores como los equipos para sobresalir. Para lo bueno y para lo malo. No discriminamos.

¿Cuáles son estos premios?

"Se puso la 10": Jugadores con rendimientos individuales destacados.

"Correte que están jugando": Jugadores (o unidades) con rendimientos para el olvido. 

"Football Champagne": Si tu equipo está en esta categoría, alegrate porque vienen bien. Tiene bebida alcohólica, no Gatorei.

"Estamos en la B": Rememorando al simpático Tano Pasman, estos son los equipos que se arrastraron por el campo.

"Parece de College": Partidos que fueron intensos hasta el final o que también tuvieron un ganador inesperado (el famoso "upset").

Sin más preámbulos, aquí están, estos son los premios de la semana.

Baker Mayfield, QB, Cleveland Browns: 25/33 pases completos, 334 yardas y cuatro touchdowns

Finalmente, Baker Mayfield tuvo el partido que necesitaba para entrar en confianza y salir un poco del radar de las críticas que lo tenían en la mira las últimas semanas. Lanzó 33 pases y completó 25 de ellos, logrando cuatro touchdowns y ninguna intercepción. Esa agresividad en la ofensiva de parte de los Browns, que hasta tuvieron una anotación en pase a manos de Kendall Lamm, un liniero ofensivo, hizo que los Titans tuvieran que cambiar su estilo de juego para venir de atrás. Así, Cleveland logró su novena victoria del año y por fin terminará la temporada con récord positivo después de mucho tiempo.

Darren Waller, TE, Las Vegas Raiders: 13 recepciones, 200 yardas y dos touchdowns.

Si bien el rival no era de gran talla cuando los Raiders se enfrentaron a los Jets y los vencieron transpirando más de la cuenta, Darren Waller tuvo una actuación digna para ser el mejor jugador de la fecha. Con 13 recepciones para 200 yardas y dos touchdowns, fue de gran importancia para ganar el partido y ser de los destacados de la semana.

Davante Adams, WR, Green Bay Packers: 10 recepciones, 121 yardas y dos touchdowns.

Davante Adams es probablemente el mejor, o uno de los mejores receptores, que tiene toda la NFL en la actualidad y nos volvió a dar una muestra de lo que puede hacer. Tuvo 10 recepciones para 121 yardas y dos touchdowns en la comoda victoria de los Packers ante los Eagles. Adams ya suma siete partidos con al menos una anotación y, con las dos de ayer, ya igualó su mejor marca de touchdowns en una temporada.

Josh Allen, QB, Buffalo Bills: 32/40 pases completos, 375 yardas y cuatro touchdowns.

Allen sigue demostrando partido tras partido que, aunque con sus errores, es un mariscal que podría considerarse franquicia para los Bills. La victoria ante los 49ers fue la primera en Monday Night para Buffalo desde 1999 y Josh lanzó 375 yardas en 32 envíos y cuatro touchdowns. Se convirtió en el primer quarterback en la historia del equipo en completar al menos el 80% de sus pases en un juego con al menos 40 intentos, y el primero en la NFL en hacerlo un lunes por la noche desde Matt Ryan en 2013. Además, Allen culminó con su tercer juego de la temporada con al menos 375 yardas, tres touchdowns y 130 puntos de rating, uniéndose a Drew Brees en 2013 como los únicos en hacerlo desde 1950. Buffalo ha rebasado los 30 puntos en seis juegos esta campaña incluyendo tres de los últimos cuatro.

Alex Smith, QB, Washington Football Team: 31/46 pases completos, 296 yardas y un touchdown.

Tenía que ser Alex Smith el hombre que acabase con el invicto de los Steelers. Y es que este 2020 lleno de historias fascinantes y cosas raras no podía continuar de otra forma. Smith casi pierde una pierna hace unos años en una brutal lesión, sufrió 17 operaciones y hasta una infección intrahospitalaria. Pocos pensaban que podría volver a caminar y ni por asomo volver a jugar en la NFL, pero al veterano mariscal lo que le sobra es valentía y resiliencia. Para sumarle aún más dramatismo al partido, al quarterback lo cortó su propio tackle en la otra pierna, suceso que lo dejó con una herida sangrante al punto de traspasar la media y los vendajes. Cuando entraron a asistirlo no pensó en salir del campo. “Solo limpiame”, dijo. Terminó lanzando para casi 300 yardas y un touchdown en el juego.

Ganador de la Semana: Josh Allen

Carson Wentz - QB - Philadelphia Eagles

Qué año está teniendo Carson Wentz. Su nivel es bajísimo pero por alguna razón, muchos siguen con la esperanza de que vuelva ese Wentz de 2017 en modo MVP, o al menos el de 2019, que sacaba todo el jugo de una ofensiva diezmada. El domingo fue otro indicador de que eso no está cerca de suceder. Carson lanzó para 79 yardas con seis pases completos de 15 intentados, sin touchdowns ni anotaciones. Además, entre la floja línea ofensiva y su indecisión para lanzar o escapar del pocket, fue capturado cuatro veces. Fue reemplazado por Jalen Hurts y en el próximo partido, el rookie será el titular. ¿Tiempos de cambio en Philly?

Equipos especiales - Los Angeles Chargers

¿Equipos especiales? ¡Sí! Los Chargers pueden haber perdido 45-0 y todo el equipo merece estar en esta sección, incluso Justin Herbert, quien lanzó dos intercepciones y ningún touchdown, pero lo de los equipos especiales fue algo, valga la redundancia, especial. Además de permitir una anotación en una devolución de patada de despeje, y otro retorno largo que casi termina igual, a la hora de devolver ellos mismos los cuatro punts de New England, hicieron un completo ridículo: en el primero pusieron 11 jugadores en cancha (¡bien!), pero en los próximos tres, 10, 12 y 10. Algo insólito e inaceptable. 

Gregg Williams (coordinador defensivo) y Adam Gase (head coach) - New York Jets

Los Jets jugaron uno de sus mejores partidos de la temporada, al menos hasta el último snap. Estos dos entrenadores ingresan al ranking exclusivamente por la última jugada del encuentro. Arriba por cuatro puntos y en mitad de cancha, la situación era tercera oportunidad, quedaban diez segundos en el reloj y Las Vegas Raiders no tenía tiempos fuera. Es decir que era o un hail mary o algo rápido hacia alguna banda para frenar el reloj. ¿La jugada que llamó Williams y aceptó Gase? Un Cover-0 Blitz, que consiste en jugar hombre a hombre sin un safety y que el resto de los jugadores presionen al mariscal (ocho en total). ¿El resultado? Henry Ruggs, uno de los hombres más veloces de la NFL, superó al esquinero novato no drafteado Lamar Jackson (no, no es Lamaravilla) con una finta y ruta profunda, y sin ayuda de ningún profundo porque habían ido a presionar a Derek Carr, el QB lanzó un pase que el novato atrapó sin problemas ni oposición alguna para darle la victoria al equipo de Jon Gruden. Gregg Williams fue despedido el lunes y esta jugada tiene mucho que ver. 

Russell Wilson - QB - Seattle Seahawks

Russell Wilson y “Correte que están jugando” es una combinación rara y decepcionante. Los Seahawks fueron superados por la gran defensa de los Giants, pero Wilson estuvo impreciso, incómodo y poco inteligente. Terminó con un touchdown y una intercepción que fue culpa de Chris Carson, quien no pudo atrapar la pelota. Pero lo duro fue que nunca pudo lastimar en serio a la defensa, lanzó muchos pases afuera para evitar capturas y aún así fue sackeado cinco veces. 27 pases completos de 43 intentados no son números típicos de Russ, y menos esta temporada. La campaña de Wilson para MVP está cada vez más lejos de suceder…

Ganador de la Semana:  Gregg Williams y Adam Gase, New York Jets.

Buffalo Bills (9-3)

Los comandados por Josh Allen están punteros en su división faltando cuatro jornadas para el cierre de la temporada regular y todo indica que podrían conseguir ese título por primera vez desde 1995. Un equipo que ha lucido irregular en la campaña, el domingo tuvo quizás su pico más alto de rendimiento. La ofensiva funcionó a la perfección, sin cometer errores, y su defensa se ocupó con solvencia de contener el ataque de unos 49ers que se caracterizan por la gran preparación previa de Kyle Shanahan.

Cleveland Browns (9-3)

Si fuéramos justos con los Browns por el partido, les correspondería media nominación. Su primera mitad de juego fue sobresaliente y la segunda, quitando a un lado la remontada de Titans, pareció estar de más. Porque un parcial de 38-7 en dos cuartos debería definir todo. Baker Mayfield mostró que el ataque aéreo puede ser tan temible como ese back de corredores que componen Nick Chubb y Kareem Hunt. Cleveland está muy cerca de llegar a playoffs después de 18 años y, por la forma en que vencieron a Tennessee, quizás puedan ilusionarse también con un poco más. 

New England Patriots (6-6)

El equipo de Cam Newton aplastó por 45-0 a los Chargers de Justin Herbert y Bill Belichick conserva su eterno dominio sobre mariscales novatos. Fue una sorprendente demostración de consistencia y eficacia. Los Pats convirtieron en puntos todas las oportunidades que tuvieron, no sólo al ataque con sendos touchdowns por tierra de su propio mariscal, sino también por parte de los equipos especiales que devolvieron un despeje y bloquearon un intento de gol de campo para también anotarse en el marcador. 

Washington Football Team (5-7)

El último boleto del Football Champagne de la semana tenía su dueño habitual en los Packers de Aaron Rodgers, pero en el primer turno del lunes, Washington dio la sorpresa de la temporada y le quitó con autoridad el invicto a los Pittsburgh Steelers. Fue un juego muy sobrio de los de Ron Rivera, que sufrieron la temprana salida por lesión de su corredor estelar Antonio Gibson y, sin embargo, pudieron sacar una gran victoria que respalda sus aspiraciones de título divisional. Alex Smith tiró casi 300 yardas y en la defensiva, Jon Bostic consiguió diez tackles y una intercepción. Seguramente Pittsburgh colaboró mucho en su derrota, pero siempre es difícil ganar en la NFL y Washington supo tomar su oportunidad.

Ganador de la semana: Buffalo Bills

New York Jets (0-12)

Sí, los Jets otra vez. En esta oportunidad, hay que decirlo, estuvieron muchísimo más cerca de ganar, pero parece que simplemente no quieren hacerlo. No es menos cierto que el equipo estuvo casi todo el partido en desventaja, salvo en el último cuarto, donde llegaron a estar ganando por tres puntos faltando 13 segundos. Pero el staff técnico tenía otros planes y mandó una jugada con carga, que no se había repetido en ninguna de las más de 250 veces anteriores que hubo una jugada similar. El resultado fue peor: Derek Carr encontró completamente solo a Ruggs y los Raiders terminaron ganando el encuentro. Al menos se llevaron consigo la cabeza de Gregg Williams, pero Adam Gase, por milagroso que parezca, sigue en su puesto de head coach.

Los Angeles Chargers (3-9)

No hace falta decir demasiado más de un equipo que dejó entrar 45 puntos y produjo la para nada envidiable cantidad de 0 (cero). Eran los Patriots, sí, pero también eran un equipo que ahora está 6-6, así que no es válida esa excusa. Justin Herbert tuvo una de sus peores tardes como profesional, lanzando un par de intercepciones, y hasta los equipos especiales hicieron su parte para hacer de la tarde en Los Angeles, una película de terror

Chicago Bears (5-7)

Parece engañoso que un equipo con este récord pueda entrar en esta sección, pero verdaderamente, Chicago hizo todos los méritos. Perdieron desperdiciando una ventaja de diez puntos en el último cuarto frente a un equipo de peor récord y sin entrenador (hablamos de los Lions, obviamente). Por si esto fuera poco, su entrenador Matt Nagy vuelve a estar en duda, y encima el puesto de QB es toda una incógnita. Bear down… Bien abajo.

Ganadores de la semana: Los Angeles Chargers

New England Patriots 45 - Los Angeles Chargers 0

Un partido en el que uno de los dos equipos no anotó puntos es entendible a nivel colegial. Suele pasar cuando uno rankeado se enfrenta a una universidad chica, que suele implosionar ante un rival que no le da chances y le gana por amplio margen. Pero a nivel NFL esto es inaceptable, más si tu rival anotó 45 puntos. No hay mucho más que decir. El domingo, los Chargers parecieron un equipo semiprofesional.

Indianapolis Colts 26 - Houston Texans 20

Si sos de Houston, seguramente estés leyendo esto apretando los dientes y con algo de lágrimas en los ojos. Pero para el seguidor neutral, este fue un gran partido que puso sobre el campo a dos franquicias de realidades dispares y, como suele tenernos acostumbrados la NFL, terminó siendo muy igualado. Cuando parecía que los Colts se lo llevaban sin demasiado sobresalto, la ofensiva de Houston empezó a engranar, llegaron a la última jugada en la yarda 1 rival y con la posibilidad de pasar al frente en el último cuarto, pero un mal snap del centro Nick Martin le dio la chance a Indianapolis de recuperar la posesión y bajarle la persiana al encuentro.

Jacksonville Jaguars 24 - Minnesota Vikings 27 (OT)

Un duelo en el que las dos defensas fueron prácticamente inexistentes y entre ambas ofensivas sumaron más de 800 yardas, no podía quedarse afuera de esta sección. Jacksonville pudo hacer fuerza hasta el final de la mano de Mike Glennon y terminó forzando un tiempo suplementario en el que hubo tres drives en total. El último fue para Minnesota, que con un gol de campo de Dan Bailey terminó llevándose el triunfo que los deja con récord igualado y, de yapa, en la última plaza de Wild Card.

Tennessee Titans 35 - Cleveland Browns 41

Cleveland se fue al descanso ganando 38-7 y eso podría ser más que mérito suficiente para ubicarlos en esta sección por la abultada diferencia que sacaron en el primer período. La segunda mitad fue totalmente favorable a Titans, que sin embargo nunca parecieron ser una real amenaza para la diferencia que había obtenido Cleveland. De todas maneras, pudimos ver a dos entretenidas ofensivas sobre el campo y defensas que flaquearon.

Ganador de la semana: Indianapolis Colts - Houston Texans

Estos ganadores suman puntos para que al final de la temporada se haga un conteo y haya un equipo o jugador victorioso por sección. Les deseamos suerte a todos los participantes, y que gane el mejor (o peor).


Gonzalo Fabbri

Gonzalo Fabbri

Empecé a conocer el fútbol americano en el año 2015, en un partido de jueves por la noche entre Packers y Lions que terminó con un hail mary de Rodgers. No entendía nada del deporte, pero igual terminé gritando en la cocina a la 1 de la mañana. Soy redactor de la web, seguidor de los Houston Texans y tertuliano en Desde el Pocket y Redshirt Podcast.


Martín Wizenberg

Martín Wizenberg

Comencé con el football en la temporada 2010/11, viendo a Aaron Rodgers y sus Packers dominar y enamorarme. Me quedé por la técnica individual y la inteligencia del deporte. En No Huddle escribo notas y participo en podcasts sobre la NFL y un poco de College. Brindo mi análisis exhaustivo sobre el juego, sus jugadores y el funcionamiento dentro de los partidos.


Leonardo Larruse

Leonardo Larruse

Empecé a seguir la NFL allá por 1989, y por el encanto que tiene la ciudad de Seattle de inmediato me convertí en fanático de los Seahawks. Escribo crónicas periodísticas y participo de los podcasts. Me obsesiona la estrategia que domina al football americano tanto dentro como fuera del campo de juego. Creo que la NFL representa al deporte del futuro en su combinación exacta de fuerza, habilidad e inteligencia.


Alain Álvarez

Alain Álvarez

El SuperBowl XLII me hizo amar este deporte, y a los Patriots. Periodista en construcción y Belichista de la primera hora. Redactor con una misión: que no se le diga rugby al football americano. Amante de los QBs veteranos.


Tribet