Tribet

El Rincón del Profe: Falcons y Jets, el desastre

Lun 28 Set, 2020 - 19:58hs
Adam Gase y Sam Darnold, en la derrota contra los Colts del domingo pasado. Foto: The State Indianapolis

Ambas franquicias pasan por momentos oscuros en la NFL, dos realidades distintas que podrían terminar en un mismo fin.

Atlanta Falcons

En febrero del 2015, Dan Quinn aceptó el cargo de entrenador en jefe de los Atlanta Falcons. Por otra parte, la franquicia prescindía tras siete años de los servicios de Mike Smith, quien en dicha temporada tuvo su segunda consecutiva con record perdedor. Quinn llegaba con la fama de gurú defensivo, fama que se ganó gracias a su paso por los Seahawks como coordinador de la mítica Legion of Boom, ganadora del Super Bowl XLVIII.

En su temporada de HC novato ganó las cinco primeras semanas, aunque terminaría con un record de 8-8, mismo que no le permitió entrar a playoffs. En esta misma campaña se unió a su staff de coacheo Kyle Shanahan, quien se convertiría en pieza fundamental para el futuro próximo de la franquicia.

En 2016, la ofensiva de los Falcons sorprendió a la liga llegando a ser la mejor en puntos anotados, con Matt Ryan ganando un MVP y Devonta Freeman despuntando con un año soberbio. El record 11-5 en temporada regular y sus victorias en postemporada lo llevaron al Super Bowl LI.

El partido más importante para los Falcons en su historia y para Dan Quinn, como entrenador, estaría marcado por el desastre. Tras irse al medio tiempo con ventaja de 21 puntos sobre 3, los Patriots de Bill Belichick terminarían dando la vuelta el marcador adverso y levantando el trofeo Vince Lombardi. Este hecho marcaría a la franquicia y a la carrera de Quinn al mando de los Falcons. Y no es casualidad que con cada derrota, como las que vimos en las Semanas 2 y 3, recordemos aquel Super Bowl.

Quinn viene de una temporada 2019 desastrosa: hasta la bye week en la semana 9, el equipo contaba con record 1-7. Se rumoreaba sobre su despido, sin embargo el equipo dio muestras de carácter y ganó seis de sus últimos ocho encuentros para terminar el año 7-9 y ratificar a Quinn en el puesto otra temporada más.

En el 2020 las reminiscencias del pasado de Quinn regresan con más fuerza, perdiendo dos partidos con ventaja de 15 o más puntos en el último cuarto, convirtiéndose así en el primer equipo en la historia de la NFL en perder dos encuentros con tal ventaja en una misma temporada. Primero fue contra los Cowboys, con 2:52 minutos por jugar y una probabilidad de 99.9% de llevarse la victoria. ¡Sí, 99.9%!

A la semana siguiente, esta última que pasó, los Falcons fueron derrotados por los Bears, nuevamente remontando el marcador en el último cuarto y echando abajo una ventaja de 16 puntos. Ahora los Falcons acumulan un record de 0-3, y aún no conocen la victoria en el 2020.

La fama de mente defensiva privilegiada de Quinn se ha esfumado, paradójicamente, desde que él mismo tomó las responsabilidades de coordinador defensivo del equipo, quizá tener a Pete Carroll en Seattle ayudaba. Sea de una manera u otra, esto da mucho que pensar sobre la capacidad de Quinn a cargo de la defensa, y sobre todo en la gestión de los partidos.

Quinn parece estar cada vez más lejos de los planes a futuro de la franquicia ¿Será momento de reconstrucción en Atlanta?

New York Jets

La última temporada ganadora de los Jets se remonta al 2015. Tras el despido de Rex Ryan y la contratación de Todd Bowles al mando de la franquicia, los de New York terminaron con record 10-6, aun así no fue suficiente para avanzar a postemporada. Los Chiefs, con mejor record (11-5), aseguraron el primer puesto de wildcard; y los Steelers, con igual record que los Jets, se impusieron por criterio de más partidos ganados versus rivales en común entre ambas franquicias.  

A partir de allí la franquicia ha deambulado por la AFC Este sin pena ni gloria. Ryan Fitzpatrick, Bryce Petty, Geno Smith, Josh McCown forman parte del "selecto" grupo de mariscales de campo que los Jets han utilizado en las últimas cinco temporadas.

En el draft del 2018 las esperanzas se renovaban con el QB de USC, Sam Darnold, quien fue la tercera selección global. Sin embargo, en su año de novato consiguieron solamente cuatro victorias. A la postre le costaría el puesto a Bowles, que sería reemplazado por Adam Gase, proveniente de los Miami Dolphins, en una de las decisiones más cuestionadas, y ahora sabemos por qué, de la temporada baja del año pasado.

Bajo el mando de Gase los Jets han conseguido siete victorias en 19 partidos disputados y este año arrancan la temporada con un 0-3 lapidario, fueron derrotados por Bills, 49ers y Colts. Nada pinta bien en el lado verde de la Gran Manzana y ya existen rumores de que Gase puede dejar el cargo antes, incluso, de la mitad de la temporada.

La gestión deportiva de los Jets en los últimos años ha sido nefasta y aunque el talento de Darnold es innegable, New York no cuenta ni con un staff, ni con los jugadores necesarios para maximizar sus capacidades.

El futuro de la franquicia sigue siendo incierto, se espera que estén cerca de obtener el pick 1 del próximo draft y la decisión de, una vez más, reconstruir el equipo toma fuerza. Lo que tenemos claro es que Gase no entra en los planes de dicha reconstrucción, pero ¿y Darnold?


Mauricio Jiménez

Mauricio Jiménez

Colaborador, analista y redactor. Antes participé en NFL Vavel y como invitado en los podcast Frozen Tundra y GoPackGoMx. En 1996, con apenas 10 años y por pura casualidad, sintonicé el Super Bowl XXXI. Los Green Bay Packers levantando el trofeo Vince Lombardi de la mano de Reggie White, Brett Favre y Mike Holmgren contra unos New England Patriots encabezados por Drew Bledsoe. A partir de ese momento, nunca más quise alejarme del football americano y es todo un privilegio para mí contribuir en la cobertura en español de este hermoso deporte.


Tribet