Tribet

Lesiones y récords de la Semana 3

Mar 29 Set, 2020 - 10:08hs
Russell Wilson, en medio de su brillante partido contra los Cowboys. Tras tres semanas superlativas, Wilson lidera la carrera temprana por el MVP. / Foto: Elaine Thompson - Associated Press

Con la tercera jornada de la temporada ya finalizada, desde No Huddle te traemos el resumen semanal de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos dejó la semana 3.

Lesiones

  • El corredor de los Bears, Tarik Cohen, sufrió una rotura de ligamentos en el partido de ayer contra Atlanta. Cohen, quien venía de firmar una extensión por tres temporadas y 17,25 millones de dólares hace apenas una semana, se perderá el resto de la temporada. Por su parte, el receptor de Atlanta, Russell Gage, sufrió una conmoción que lo dejó fuera del juego.
  • Más malas noticias en Denver: a las bajas de Courtland Sutton y Von Miller, se suma la de Jurrell Casey. El liniero defensivo sufrió un desgarro de biceps contra los Buccaneers que lo marginará por el resto del año. Por el lado de Tampa Bay, el receptor Chris Godwin tuvo que abandonar el terreno de juego con una lesión en el tendón de la corva. Aún se desconoce su gravedad.
  • Seattle esquivó una lesión importante, al menos por ahora: una resonancia confirmó que el corredor Chris Carson solo tuvo un esguince de rodilla, que lo deja incluso con la posibilidad de jugar contra Miami en la próxima fecha. Por su parte, Jamal Adams salió en la segunda mitad de la victoria contra Dallas debido a un tirón en la ingle.
  • San Francisco sigue atravesando bajas. Tanto Jordan Reed (tobillo y rodilla), quien reemplaza a George Kittle (también lesionado), como Emmanuel Moseley (conmoción), tuvieron que dejar el campo en la victoria frente a los Giants. Se confirmó que Reed se perderá de seis a ocho semanas con un esguince de rodilla.
  • Philadelphia no puede tener aún peor suerte. Ayer sumó tres lesionados más: Dallas Goedert, con una dolencia en el tobillo, al igual que el cornerback Avonte Maddox, y DeSean Jackson, con una lesión en el tendón de la corva (de la cual el receptor ya es un desafortunado habitué).
  • El novato de Washington, Chase Young, se vio obligado a dejar el encuentro frente a los Browns con una lesión en la ingle, al igual que su compañero, Matt Ioannidis.
  • El fullback de los Steelers, Derek Watt, sufrió un tirón en el tendón de la corva de segundo grado en la victoria de su equipo frente a Houston. Watt se perderá algunos partidos. Por su parte, su compañero, Diontae Johnson, salió del campo por conmoción.
  • En el enfrentamiento entre Nueva Orleans y Green Bay, el guardia de los Saints, Andrus Peat tuvo un esguince de tobillo que lo forzó a salir del campo. Por su parte, Christian Kirksey, linebacker de los Packers, también dejó el juego a raíz de una lesión en el hombro. El equipo ya anunció que Kirksey no necesitará cirugía, pero se perderá varios partidos.
  • El receptor de Indianapolis, Michael Pittman Jr., se sometió a cirugía, a raíz de sufrir de sindrome compartimental en la pierna. Ian Rapoport informó que debería estar listo para después de la fecha de descanso, posiblemente en la semana 8.
  • Más lesiones de linieros: tanto el tackle novato de los Jets, Mekhi Becton, como el tackle de Tennessee, Taylor Lewan, se lesionaron en el hombro, y se vieron forzados a salir de sus respectivos partidos. Adam Gase ya confirmó que los resultados de la resonancia de Becton fueron positivos, y que había una posibilidad de que jugara el jueves contra Denver.
  • Por último, otra dura baja para la defensa, y especialmente la secundaria, de los Chargers: se supo que Chris Harris Jr. tuvo una lesión en el pie que lo marginará al menos un mes y posiblemente seis semanas, según Rapoport.

Récords

  • Russell Wilson está jugando bien... a niveles históricos, y eso se ve reflejado en numerosos récords. Con sus cinco pases de touchdown contra Dallas, Wilson ahora tiene 14 en total. Es la mayor cantidad de touchdowns aéreos para un mariscal, a lo largo de tres partidos, en la historia, superando la marca conseguida por Patrick Mahomes en 2018. A su vez, es el primer mariscal en la historia en tener al menos cuatro pases de touchdown en los primeros tres juegos de una campaña. Wilson es el primer mariscal de Seattle en conseguir cinco touchdowns aéreos en partidos consecutivos, y el primero en lograrlo desde Ben Roethlisberger en 2014. El mariscal consiguió empatar a Tom Brady con la segunda mayor cantidad de juegos con múltiples touchdowns, cero intercepciones y una serie ganadora de partido. Son 12 para cada uno, y el primero es Drew Brees, con 15. Una última estadística y los dejo descansar: Wilson tiene ahora tres partidos con cinco o más touchdowns, cero intercepciones y una serie ganadora de partido, uno más que Brady, Brees, Brett Favre, Joe Montana y Peyton Manning juntos
  • Pese a la derrota, Dak Prescott también dejó su huella. Ayer se convirtió en el tercer mariscal en la historia en tener múltiples partidos de 450 yardas en una temporada (junto a Jameis Winston en 2019 y a Roethlisberger en 2018).
  • Sin embargo, Wilson no está solo en la carrera por el MVP. Lo persigue el mariscal de Buffalo, Josh Allen. Allen consiguió ayer su decimonoveno touchdown terrestre. Es la segunda mayor cantidad para un mariscal en sus primeras tres temporadas, solo por detrás de los 27 de Cam Newton (quien superó a Randall Cunningham y es ahora el segundo mariscal en yardas terrestres, después de Michael Vick). El joven mariscal tiene ahora 12 touchdowns combinados en los primeros tres partidos, rompiendo el récord de franquicia de 10, conseguido por Jim Kelly en 1991. Para cerrar, Allen ayer consiguió su partido número 12 con touchdowns por aire y por tierra. Le queda uno más para igualar el récord de franquicia ostentado por Jack Kemp. La pelea por el MVP promete ser apasionante.
  • Monstruoso lo de Justin Jefferson, quien consiguió 175 yardas y un touchdown en apenas siete recepciones. Jefferson se convirtió en el cuarto jugador en la historia en tener un juego de 175 yardas en los primeros cuatro partidos de su carrera, sumandose a Anquan Boldin (2003), Louis Lipps (1984) y Ken Burrow (1971). Por su parte, Dalvin Cook estableció su marca personal, con 181 yardas terrestres. Es el tercer Viking, después de Chuck Foreman y Adrian Peterson, en llegar a esta cifra. Y así los Vikings se convirtieron en el primer equipo en la historia en tener un jugador con 175 yardas por recepción y otro con 175 yardas terrestres en el mismo partido.
  • Desafortunadamente, las brillantes actuaciones de Jefferson y Cook no le bastaron a Minnesota para ganar frente a Tennessee, y eso se debe en gran parte a Stephen Gostkowski. El pateador acertó seis goles de campo, incluido el intento de 55 yardas para ganarlo. Así, Gostkowski ya tiene tres partidos en esta temporada en donde consiguió los goles de campo ganadores dentro de los dos minutos. Es el segundo pateador en lograr esta marca en las últimas 20 temporadas: el otro fue Chris Boswell (Steelers, 2018).
  • Atlanta continúa haciendo historia... pero de la mala. Con la derrota frente a los Cowboys, se convirtieron en el primer equipo en perder dos partidos en una temporada pese a tener una ventaja de al menos 15 puntos en el último cuarto de dichos juegos... ¡y hasta lo lograron en semanas consecutivas! Esta fue la quinta derrota de los Falcons en donde habían tenido una ventaja de al menos 16 puntos desde 2016 (contando temporada regular y playoffs). Ningún otro equipo tuvo más de dos derrotas en el mismo período. Por último, Atlanta se convirtió en el equipo con la segunda mayor cantidad de puntos anotados en un inicio 0-3 (90). Solo son superados por los Bengals de 1985, con 92 puntos.
  • Y la contracara de Atlanta es Chicago, que se convirtió en el primer equipo en la historia en ganar dos juegos en una temporada en donde iban perdiendo por al menos 16 puntos al iniciar el primer cuarto. Y la victoria de ayer se la deben a Nick Foles, quien entró desde la banca y se convirtió en el primer mariscal desde Joe Montana (1989) en conseguir tres pases de touchdown en los últimos 7 minutos de tiempo regular en una victoria.
  • Tom Brady sigue desafiando con éxito al tiempo y a la edad. Se convirtió en el jugador más viejo de la historia en lanzar tres touchdowns, rompiendo la marca que tenía el ilustre HOFer, George Blanda. Con el pase de anotación a Godwin, Brady también extendió su propio récord: le ha tirado touchdowns a 80 jugadores. Por último, Mike Evans consiguió un récord muy particular: se convirtió en el tercer jugador en la historia en tener dos recepciones, para exactamente dos yardas, y con dos anotaciones. Los otros dos fueron Howard Cross (Giants, 1994) y Lee Folkins (Cowboys, 1963).
  • Drew Brees tuvo una buena performance pese a perder con Green Bay. Gracias a sus tres pases de touchdown, rompió el empate que tenía con Peyton Manning y es ahora el mariscal con la mayor cantidad de partidos con tres anotaciones por aire, con 94. Alvin Kamara también disfruta de un buen presente: es el primer corredor en la historia en tener un juego con al menos 13 recepciones y 139 yardas, según la base de datos de Pro Football Reference. Además, ya lleva una racha de 5 partidos con al menos dos touchdowns, la racha más larga desde los ocho consecutivos de LaDainian Tomlinson, en su temporada récord de 2006.
  • Por el lado de Green Bay, Allen Lazard demostró que no tendría problemas en reemplazar a Davante Adams. Lazard ya estaba entre los 16 receptores en conseguir 100 yardas de parte de Rodgers en un partido. Y con las 146 yardas conseguidas, ahora es uno de apenas 10 con dos juegos de 100 yardas.
  • Se habló mucho de Philip Rivers, que se convirtió en el sexto jugador en entrar al club de los 400 touchdowns aéreos (los otros cinco integrantes son Drew Brees, Tom Brady, Peyton Manning, Brett Favre y Dan Marino). Sin embargo, la defensa de los Colts también merece mención: se convirtió en la primera desde la defensa de los Rams en 2017 en conseguir dos pick-6 y un safety en un mismo partido. Indianapolis no tenía un partido con dos touchdowns defensivos desde 2015, y en las últimas cuatro temporadas, apenas había podido generar dos pick-6.
  • Acá se viene una estadística familiar: el duelo entre Houston y Pittsburgh tuvo un enfrentamiento entre hermanos (JJ Watt por los Texans y TJ y Derek Watt por los Steelers). Es la segunda vez en la historia en donde esto ocurre: la anterior fue en 2019, en donde se midieron Terrell y Trey Edmunds por los Steelers y Tremaine Edmunds por los Bills).
  • Brillante actuación de Kansas City como visitantes frente a los Ravens. De sus últimos 10 encuentros con Baltimore, en seis había llegado con ventaja al medio tiempo... y ganó los seis. Y todo eso se lo deben principalmente a Patrick Mahomes, que consiguió algunas marcas importantes: para empezar, es el mariscal que más rápido llegó a las 10.000 yardas aéreas. Lo hizo en tan solo 34 juegos, rompiendo la marca de Kurt Warner (36). Con los pases de touchdown para Mecole Hardman, Anthony Sherman, Tyreek Hill (y luego Eric Fisher), Mahomes ayudó a los Chiefs a romper el empate con Nueva Orleans para convertirse en el equipo con la mayor cantidad de partidos desde 2018 en donde tres receptores consiguieron touchdowns por aire, con 13. Y no solo eso, ahora Mahomes y Brees son los únicos jugadores en la historia del MNF con múltiples partidos  con 5 o más touchdowns combinados. Pero la mejor estadística de Mahomes aún está por venir: en lo que va de su carrera, el mariscal está 10-0 en septiembre, con 32 pases de touchdown, cero intercepciones y un rating de 124,4. Nunca más vuelvan a ir en contra de los Chiefs en el prode durante este mes...
  • Amarga derrota para los Ravens, aunque era totalmente lógica y esperable. Desde que draftearon a Lamar Jackson en 2018, Baltimore está ahora 0-10 en los duelos en donde llegaron al medio tiempo con desventaja. Además, el déficit de 17 puntos al medio tiempo empató la mayor diferencia en contra desde que Jackson es el titular de Baltimore. ¿Quieren saber cuál fue el otro partido? Contra los Chiefs, en la semana 3 de 2019, hace poquito más de un año. Por el lado positivo, Jackson tiene ahora 13 juegos con más de 75 yardas por tierra, superando a Russell Wilson. Es la segunda mayor cantidad para un mariscal, únicamente detrás de los 20 de Michael Vick. Y ahora Lamar tiene 2085 yardas por tierra, la mayor cantidad para un mariscal en sus primeras tres temporadas, superando la marca de Cam Newton (2032). Para cerrar, Devin Duvernay tuvo el primer touchdown de su carrera. El novato consiguió anotar tras una devolución de patada de salida de 93 yardas. Fue la primera anotación de este tipo en la temporada, y la primera para Baltimore desde que Bobby Rainey tuviera una devolución de 97 yardas en la semana 6 de 2017.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet