Tribet

Lesiones y récords de la ronda divisional

Mar 19 Ene, 2021 - 13:13hs
Green Bay pudo vencer a Rams y peleará por un lugar en el Super Bowl. Foto: AP.

Como todas las semanas, desde No Huddle te traemos las lesiones más importantes y los datos y récords más interesantes de la última jornada. En este caso, la ronda divisional.

Lesiones

  1. Todas las miradas estarán centradas en la situación de Patrick Mahomes, quien debió abandonar el campo de juego en el tercer cuarto del encuentro contra Cleveland a raíz de una conmoción. Idéntica suerte tuvo su compañero de equipo, Bashaud Breeland. Mahomes ya está adentro del protocolo, tal como indica el reglamento. Hay una serie de pasos que el jugador debe cumplir antes de que un consultor independiente lo declare apto para jugar, y no todos consiguen regresar tras apenas una semana. Si ese termina siendo el caso con el mariscal, Chad Henne sería el titular para el juego de campeonato contra Buffalo. 
  2. Por el lado de Cleveland, Jedrick Wills se lesionó el tobillo en la primera serie ofensiva de su equipo y fue reemplazado por Kendall Lamm, quien también sufrió un golpe en su codo en la segunda mitad y debió salir. Su lugar fue ocupado por Blake Hance.
  3. Lamentablemente, Mahomes y Breeland no fueron los únicos en sufrir una conmoción: Lamar Jackson también se vio afectado con esta dolencia y debió retirarse al final del tercer cuarto del enfrentamiento ante los Bills. El mariscal suplente, Tyler Huntley, se hizo cargo de las riendas del ataque por el resto del juego.
  4. El receptor y devolvedor de patadas de los Saints, Deonte Harris, fue declarado como out tras lastimarse el cuello durante la primera mitad del cotejo frente a los Buccaneers. Por el lado de los Bucs, el linebacker Jack Cichy (codo) también fue baja para su equipo en la primera mitad.

Récords

Marcas importantes

  1. Tom Brady sigue demostrando por qué es uno de los mejores de todos los tiempos. Y no necesitó tener una actuación superlativa (18/33, 199 yardas y dos touchdowns) para vencer a los Saints. Pese a enfrentarse a una defensa que intentó complicarlo en todo momento, el mariscal hizo las jugadas clave en los momentos decisivos y fue más cuidadoso con la pelota. De esta forma, Brady mejoró su récord en partidos de ronda divisional a 14-2, y se convierte en el cuarto mariscal en llegar a juegos de campeonato en las dos conferencias, siguiendo los pasos de Craig Morton, Jay Schroeder y Joe Montana. Ah, y el jugador de Tampa Bay aparecerá en su decimocuarto juego de campeonato, el doble de juegos que el segundo en la lista, Joe Montana. Además, tiene la mayor cantidad de victorias en esta instancia (nueve), y seguramente se unirá a Johnny Unitas como los únicos mariscales en ser titulares en juegos de campeonato de tres décadas distintas (Unitas lo logró en las décadas de 1950, 1960 y 1970). GOAT.
  2. Pero si hay alguien a quien Brady también tiene que agradecer por ayudarlo a ganar un partido complicadísimo es a todos los integrantes de la defensa de Tampa Bay. Tras ser derrotados dos veces en temporada regular (y la segunda, por una contundente paliza), la unidad elevó su nivel al máximo y consiguió cuatro turnovers (tres intercepciones y un fumble recuperado) que fueron claves. Tampa Bay capitalizó los primeros tres para anotar 21 puntos, y el último sirvió para sellar el resultado final. Toda la defensa merece llevarse el reconocimiento, pero el honor va a ir, en mayor medida, al defensivo más desequilibrante, Devin White (11 tackles combinados, 10 solitarios, tackle para pérdida, un pase defendido, una intercepción y un fumble recuperado).
  3. Tremenda actuación de Kansas City, que se tuvo que sobreponer a la baja de Patrick Mahomes para aferrarse a una victoria cerrada. Con este triunfo, Mahomes se convierte en el primer mariscal desde 1950 en tener una marca de 24-1 en un trecho de 25 juegos. A su vez, el mariscal de los Chiefs es apenas el segundo en la historia (junto a Steve Young) en tener tres juegos consecutivos de playoffs con un touchdown por tierra y otro por aire. Tyreek Hill (ocho recepciones, 110 yardas) y Travis Kelce (ocho recepciones, 109 yardas y una anotación) son la primera dupla de los Chiefs en alcanzar juegos de 100 yardas desde Ed Podolak (111) y Elmo Wright (104) contra Miami en la ronda divisional de los playoffs de 1971. Y los Chiefs ahora son el primer equipo en tener tres apariciones consecutivas como anfitriones en un juego de campeonato desde los Eagles (en 2002-2004), quienes eran dirigidos en aquél entonces por Andy Reid.
  4. Los Packers no pudieron haber tenido un mejor juego contra los Rams, dominando a la mejor defensa de la liga y asegurando su pase al juego de campeonato por tercera vez en cinco temporadas con una convincente victoria por 32-18. Green Bay anotó por decimotercera vez en su primera serie ofensiva en esta temporada, más que ningún otro equipo, y ahora tienen una marca de 11-0 en postemporada cuando anotan en la primera serie como locales. Davante Adams se convirtió en el primer líder de temporada regular en recepciones de touchdown en anotar por esa vía desde que Jordy Nelson lo lograra en el juego de campeonato de la NFC de 2016. Y Aaron Rodgers consiguió su decimosegundo juego con al menos 250 yardas y dos anotaciones. Los otros jugadores con 10 partidos de dichas características son Tom Brady (su próximo rival, con 17), Joe Montana (12) y Drew Brees (a quien se hubiera enfrentado si los Saints le ganaban a los Bucs, con 10).

El rincón de los novatos

  1. Los Rams no pudieron avanzar al juego de campeonato de la NFC gracias a unos Packers inspiradísimos. Pese a ello, Cam Akers (19 toques, 96 yardas, touchdown) y Van Jefferson (seis recepciones, 46 yardas y una anotación) dieron la cara. Jefferson se sumó a Torry Holt (en 1999) y a Cooper Kupp (en 2017) como los únicos novatos de los Rams en tener una recepción de touchdown en la postemporada. Seguramente Akers y Jefferson tendrán un rol más importante en la ofensiva para la próxima temporada.
  2. Antoine Winfield Jr. tuvo una buena performance ayer y fue una de las piezas que ayudó a los Bucs a vencer a New Orleans. Su línea estadística final es de seis tackles combinados (cinco en solitario) y un fumble forzado que su equipo posteriormente capitalizaría para empatar el partido. Winfield Jr. es apenas el séptimo defensive back desde 1999 en forzar un fumble en un partido de postemporada (los otros fueron Alvin Porter, Tank Williams, Chris Harris, Sam Shields, Alfonzo Dennard y Jahleel Addae). ¿Quieren otro dato loco? Su padre, Antoine Winfield, es cinco semanas mayor que Brady, y mientras Winfield estaba en Ohio State, el mariscal se encontraba en Michigan, su eterno rival.

El pozo de la vergüenza

  1. Feo final para Baltimore, que pasó de tener una victoria convincente ante los Titans a cosechar apenas tres puntos en la derrota y eliminación frente a Buffalo. Y esto va más allá de Justin Tucker, quien tuvo su primer partido de postemporada con dos goles de campo errados. Los Ravens no estuvieron eficientes para anotar puntos cuando tuvieron posibilidades de llegar cerca de la zona de anotación rival, y el pick-six lanzado por Lamar Jackson complicó todo. Así Baltimore es el primer equipo en la historia en perder un partido de playoffs pese a tener una diferencia de más de 100 yardas terrestres respecto de su rival y también pese a tener más yardas aéreas. Para la próxima temporada, deberán reforzar el juego aéreo, el único punto débil de un plantel nutrido y talentoso.
  2. Si le queremos encontrar algo positivo al lamentable cierre de año de Drew Brees, el jugador todavía no tomó la decisión de retirarse. Eso no quiere decir que no decida colgar los botines más adelante, pero esta revelación aún le da esperanzas a aquellos hinchas que desean ver a uno de sus ídolos retirarse en lo más alto. En ese caso, que parece improbable, sobresale la duda de cómo va a hacer Sean Payton para intentar enmascarar el declive físico de Brees. Contra Tampa Bay, el veterano mariscal tuvo su peor actuación en postemporada (19/34, 134 yardas, touchdown y tres intercepciones). Su passer rating fue de 38.1, superando por lejos su anterior registro más bajo (de 75.7, obtenido en un juego contra Philadelphia en enero de 2014). Además, fue la primera vez que Brees tuvo tres intercepciones en estas instancias. No es el final que Payton, Brees y los hinchas de los Saints tenían en mente, pero así de cruel puede ser el destino en este deporte. 
  3. La mala suerte volvió a atacar a los Browns. Cleveland se quedó a apenas cinco puntos de vencer a los Chiefs y alcanzar un juego de campeonato por primera vez desde la temporada de 1989. Sin lugar a dudas, los fanáticos deben haber revivido su peor pesadilla cuando Rashard Higgins tuvo ese fatídico fumble en la yarda 1, que terminaría siendo touchback para los Chiefs. Y no es para menos. Esa jugada se produjo exactamente 33 años después del fumble de Earnest Byner en el juego de campeonato de la AFC de 1988. Esa jugada (también conocida simplemente como “The Fumble”) acabaría con la posibilidad de Cleveland de empatar el partido sobre el final frente a unos Broncos que posteriormente irían al Super Bowl XXII, en donde serían vapuleados por los Redskins de Joe Gibbs. ¿Quieren más coincidencias? El fumble de Byner también ocurrió en la yarda uno. Y el resultado final también fue por una diferencia de cinco puntos (Denver ganó 38-33). El fumble de Higgins ciertamente no fue la razón de la derrota (aunque mucho hay que decir de la falta no cobrada de Daniel Sorensen, que llevó directamente al desenlace fatal), pero fue un evento desafortunado que ayudó a terminar con lo que venía siendo una temporada impresionante para Cleveland.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet