Tribet

Kellen Winslow, de TE mejor pago a "deprededador sexual"

15 de Marzo de 2021
Kellen Winslow II, alguna vez el TE mejor pago de la NFL, pasará 14 años en prisión por violación y delitos sexuales / Foto: Brown Nation

En un fallo que despertó mucha controversia, el tribunal superior del condado de San Diego en California condenó el pasado miércoles a Kellen Winslow II a pasar 14 años de prisión por la violación de dos mujeres y delitos sexuales contra otras tres. La condena fue considerada muy leve por muchos, y uno de los aspectos más cuestionados fue el argumento de la defensa.

En su sentencia, el juez Blaine Bowman dijo que "las pruebas presentadas en el juicio nos dejan frente a alguien que solo se puede describir en dos palabras: depredador sexual que elegía mujeres en situación marginal”. También explicó en la sentencia que Winslow seleccionó premeditadamente a sus víctimas, creyendo que no lo denunciarían o que sus testimonios no serían tenidos en cuenta. La vulnerabilidad de ellas (una mujer en situación de calle, otra de edad avanzada, otra menor de edad) es uno de los agravantes, sumado a la premeditación. "Creo que son crímenes descarados y seleccionó a las víctimas más vulnerables que pudo encontrar", declaró el juez Bowman.

Teniendo en cuenta sus delitos y los agravantes, los catorce años a los que fue condenado despertaron no pocas voces críticas, ya que a cambio de evitar una cadena perpetua, Winslow se declaró culpable. Al tribunal se le está cayendo por considerarse poco acorde el castigo con el nivel de aberración de los crímenes.

Un argumento insostenible

Otro de los puntos que causó conmoción en el juicio fue el argumento utilizado por la defensa para intentar justificar al acusado. El abogado Marc Carlos en su alegato quiso convencer al jurado de que Winslow sufría de una enfermedad mental provocada por sus años jugando al fútbol americano, en los que recibió una gran cantidad de golpes en la cabeza, provocándole un trauma profundo.

Hijo del jugador del Salón de la Fama Kellen Winslow, de los San Diego Chargers, Winslow II tuvo una destacadísima actuación en la Universidad de Miami, lo cual hizo que fuera seleccionado en el puesto número seis del draft 2004 por los Cleveland Browns, convirtiéndose en el ala cerrada con la selección más alta de los últimos 30 años. Pero sus primeras temporadas en la NFL estuvieron marcadas por una grave lesión y un accidente de motocicleta. No fue sino hasta la campaña de 2006 que llegó a convertirse en un jugador de impacto para los Browns, estableciendo récords para la franquicia en los siguientes dos años. 

En el 2009 fue contratado por los Tampa Bay Buccanners, firmando el contrato más grande de la historia para un ala cerrada, valuado en 36 millones de dólares por seis años. Allí tuvo tres exitosas temporadas donde estableció varios récords en recepciones. Luego jugó en los Seattle Seahawks, New England Patrios y en los New York Jets, hasta que fue suspendido por la violar la política de sustancias de la liga en el 2013. Sus intentos de regresar no tuvieron éxito.

Al momento de la sentencia, Winslow permaneció en silencio y cuando el jurado le preguntó si tenía algo para decir, solamente mencionó que "espero en un futuro contar la historia desde mi perspectiva". Pero como ocurrió con tantas otras estrellas del deporte que llegaron a lo más alto solo para iniciar su caída, esa historia tendrá para siempre un capítulo negro que será imposible de borrar.


Mariano Ponticelli

Mariano Ponticelli

Soy periodista especializado en publicidad y marketing, pero entre febrero y agosto solo espero una cosa: el día del kickoff. Y entre septiembre y enero mi alma se vuelve green and gold siguiendo a los Packers. Empecé a mirar la NFL a fines de los 80s y tuve la suerte de ver a grandes equipos, jugadores y entrenadores. También a Green Bay dos veces campeón. Me sumo a No Huddle para dar mi aporte al crecimiento de este gran proyecto.


Tribet