NFL Playoffs 2022: Domingo de Championship

30 de Enero de 2022

Los playoffs van llegando a su fin y el Super Bowl está cada vez más cerca. Tal es así que al finalizar el domingo tendremos definidos los equipos que representarán a cada conferencia en el evento principal del día 13 de febrero. Por el lado de la Americana estarán Cincinnati Bengals que visitará a Kansas City Chiefs y por la Conferencia Nacional estarán San Francisco 49ers y Los Angeles Rams. El último fin de semana vimos cómo los primeros sembrados de ambas conferencias (Tennessee Titans y Green Bay Packers) quedaban fuera de la pelea y cómo los underdogs se encargaban de dar la sorpresa. Así mismo, quedaron en el camino enormes talentos como Josh Allen y el mismísimo Tom Brady. Esto no hace más que demostrar, una vez más, que en esta liga nada está garantizado.


Cuando se conoció el cuadro de playoffs, ni el hincha más optimistas de Cincinnati esperaba verse acá, a un partido de llegar al Super Bowl. Por su parte, Kansas City partía, una vez más, como el máximo favorito a llevarse la conferencia, por más que no fue el sembrado #1. El domingo por la tarde veremos un duelo que puede ser el primero de una naciente rivalidad en los playoffs de la AFC. Junto con Buffalo, Chiefs y Bengals son los equipos con el futuro más próspero dentro de esta conferencia y su techo es ilimitado. 

Proteger a Joey Burrow

La línea ofensiva de Bengals permitió nueve capturas ante Tennessee, un equipo que solo había conseguido 43 en toda la temporada, siendo esta una de las facetas más deficitarias de su juego como unidad. Ahora se enfrentan a un equipo que puso en aprietos en varios momentos a Josh Allen, uno de los QBs más difíciles de capturar de toda la liga. Será muy importante que la unidad de un paso adelante y pueda comprarle tiempo al QB para que pueda desarrollar sus lecturas. Ya vimos lo peligroso que puede ser cuando tiene tiempo dentro del bolsillo, pero si debe andar corriendo por su vida como le ocurrió en el juego divisional, difícil será que pueda hacer algo. La principal faceta del juego de Bengals pasa por el aire, más allá de que Mixon es un excelso corredor. Ante Titans, el RB consiguió tan solo 54 yardas en 14 acarreos, mientras que Burrow logró pasar para casi 350 yardas. Va a ser importante que Bengals no abandone por completo el juego terrestre, aunque a nadie le sorprendería que el play calling incluya un altísimo porcentaje de jugadas por aire, más aún viendo lo débil que fue la secundaria de Chiefs ante Bills, juego en el que permitieron 329 yardas y cuatro TDs. 

Ya es sabido lo aceitado que está el juego entre Burrow y sus receptores Ja’Marr Chase, CJ Uzomah y Tee Higgins. Los 3 jugadores vienen de tener al menos cinco recepciones y más de 70 yardas el fin de semana pasado, siendo Chase el único que superó las 100 yardas, y que además tuvo una recepción determinante en el último drive que desembocó en el FG que les dió la victoria.

Evitar el golpe por golpe

El poderío ofensivo de Kansas no es ninguna novedad, vimos cómo con solo 13 segundos le avanzaron el balón 40 yardas a Bills y empataron el juego, viniendo de anotar 33 puntos en la previa de dicho drive. Si Bengals quiere mantenerse en partido hasta el final, será de vital importancia hacer de este un partido en el que Mahones no esté cómodo y jugar de manera disciplinada. Marcar a Kelce, Hill, Pringle, CEH y McKinnon a la vez, es prácticamente imposible. Vimos como Buffalo debía “decidir” por momentos a quién ponerle doble marca, dejando mano a mano a otro de los talentos. Bengals necesita ejecutar a la perfección su juego defensivo, sobre todo en lo que a cobertura refiere, porque ante la más mínima distracción, Mahones los hará pagar.

No hay que subestimar a la defensa comandada por Hendrickson, Wilson, Hilton y Bell, grandes talentos capaces de poner en aprietos a los dirigidos por Reid. Veremos muchos blitz poco convencionales, presiones desde todos los ángulos y coberturas muy férreas para evitar que los receptores logren separación. Si la secundaria logra estar a la altura, y le da tiempo a la línea defensiva para presionar a Mahones, las chances de ganar aumentarán de manera exponencial. 

La inteligencia es el recurso más importante.

La actuación de Patrick Mahomes la semana pasada fue descollante desde todo punto de vista. Siempre encontró la forma de atacar a su rival sin rifar el ovoide. Cuando todos sus receptores estaban cubiertos, generaba muchas yardas adicionales con sus piernas. Cuando su línea era dominada, buscaba pases de pantalla. Jamás perdió la paciencia ni cuando tenía que recorrer 50 yardas en 13 segundos. Pero no es el único, todos los miembros ofensivos demostraron una inteligencia suprema. Fiel ejemplo es Travis Kelce que en la última serie del último cuarto cambió su ruta de pase. Esta inteligencia, sumada a las cualidades técnicas y un gran play calling desde el sideline hacen que sean una ofensiva imparable por momentos. El domingo buscarán ejecutar una ofensiva muy balanceada similar a la realizada frente a Buffalo en la ronda divisional. Siempre jugando a lo que le permita la defensiva rival. Osea, si los rivales utilizan un sistema cover 2, donde pones dos profundos en el fondo de la cancha, intentarán acarrear el balón en varias oportunidades con Clyde Edwards-Helaire y Jerick Mckinnon para luego pasar a los pases cortos y medios a Tyreek Hill, Travis Kelce y Byron Pringle en las zonas despejadas y que ellos, con sus piernas ganen muchas yardas después de la atrapada. Si los Bengals se forman con un solo profundo, Mahomes encontrará el sector libre y mandará todos los pases por ahí por lo que dudamos que la defensiva rival utilice otra formación que no sea cover 2. Volvemos a recalcar que la paciencia de Mahomes es clave. Si no se desespera por lanzar el balón y espera a la ejecución de la jugada, sería prácticamente indetenible. Y nunca olvidarnos del trabajo de la línea ofensiva. Si bien el QB tiene la capacidad de generar tiempo gracias a su movilidad, cuando se queda en el bolsillo y no se siente presionado, su precisión es excelente y prácticamente indefendible y para que suceda eso la línea debe protegerlo adecuadamente.

Someter con los frontales.

Creemos que estas tareas serán las premisas de los dirigidos por Andy Reid. Si los frontales Melvin Ingram, Frank Clark y Jarrad Reed dominan las trincheras, los dividendos pueden ser inmensos. Joe Burrow no es Josh Allen, no tiene la capacidad física de este último mariscal, por ende, las capturas pueden estar a la vuelta de la esquina. Asimismo, hay que recalcar que la línea ofensiva de Cincinnati es muy floja, por lo tanto, si manejan las trincheras a su antojo, el partido prácticamente está en sus manos. El objetivo crucial es frenar el juego aéreo entre Burrow y Chase. En este año ya se han enfrentado y el receptor les anotó en tres ocasiones y totalizó 266 yardas aéreas. Deben hacer que Bengals gane con otro skill player y no con uno que ya los aplastó en su único duelo.

Efemérides

Es la primera ocasión en la historia que estas franquicias se enfrentan en postemporada. Como se comentó anteriormente, ya se han enfrentado en este año. Fue en la semana 15 y fue triunfo de los Bengals por 36-34 en un partido que se definió sobre el final. 

Además, Kansas City Chiefs es el primer equipo en la historia de la NFL en disputar cuatro finales de conferencia consecutivas, todas en condición de local. Por el lado de los visitantes, es la tercera final de la AFC que van a disputar.

Pronóstico: Cincinnati Bengals  23 - 34 Kansas City Chiefs

Es raro encontrar duelos divisionales a esta altura de los playoffs. Sobre todo teniendo en cuenta que la última semana de la temporada regular los tuvo como protagonistas en uno de los últimos partidos del segundo turno del domingo, en el que San Francisco se jugaba la clasificación a playoffs con una victoria. Por el lugar en el que ingresó 49ers y la imagen que dejó Rams, era complicado encontrarlos nuevamente en esta instancia, sin embargo acá están. El ganador humillará a su rival divisional al clasificar al partido más importante y dejando fuera a su acérrimo rival.

Concentrarse, ganar por la vía terrestre y limitar errores por aire

La actuación ofensiva de San Francisco en la ronda Divisional, especialmente en la primera parte, fue de las peores de la temporada y no pueden dejar que algo así se repita. La defensa mantuvo el resultado parejo, pero no es algo que se pueda sostener a largo plazo. La concentración es clave y 49ers debe salir al campo como lo hizo ante Cowboys, a ganar cada punto de contacto desde el primer momento y no ceder ni una jugada grande al rival.

En los dos partidos en los que se enfrentaron Niners y Rams -especialmente el primero-, el conjunto de la Bahía sometió al equipo de Los Angeles por la vía terrestre y se apoyó en eso durante todo el cotejo. Entrará en juego la creatividad de Shanahan y McDaniel para seguir encontrando los espacios de la mano de Elijah Mitchell y Deebo Samuel, este último aún en duda. Jimmy Garoppolo, pese a haber tenido una mala actuación frente a Packers, ha probado estar a la altura cuando el equipo lo necesitó en los momentos cruciales. Aun así, debe cuidarse un poco más de los envíos forzados, que últimamente le han causado problemas de pérdidas de balón, al menos una vez por partido. Aprovechando su rápido release, debe ejecutar de manera veloz buscando pequeñas ventanas para que sus receptores reciban pases cortos o intermedios y luego ellos sean los que generen las yardas extra. La presencia o no del tackle izquierdo Trent Williams será clave en este sentido.

Fiereza defensiva, una constante que buscarán repetir

La defensiva de 49ers ya ha dado pruebas suficientes de la capacidad que tiene tanto para presionar al mariscal rival como para recuperar el ovoide. Bosa, Armstead y toda la línea defensiva otra vez tendrán la gran responsabilidad de no dejar que Stafford haga pie en el bolsillo. Se sabe que el mariscal tiene un brazo prolífico, pero si es presionado correctamente es capaz de cometer errores, y allí deben apuntar. 

La solidez del front seven frente al juego terrestre es otro aspecto que querrán mantener para así lograr que el ataque rival no mueva las cadenas fácilmente, se desbalancee y McVay no pueda utilizar el play action. La secundaria estuvo a la altura en los últimos encuentros cuando el resto de la unidad ayudó, y la posible vuelta de Ambry Thomas es una buena noticia para la profundidad de la posición de cornerback, donde más problemas tuvo el equipo a lo largo del año.

¿Innovar? No, seguir con el libreto

Sean McVay es sumamente condecorado por ser una de las mentes ofensivas más prolíferas de toda la liga, y bien lo tiene ganado. Sin embargo, nadie le va a quitar ese mote si este domingo se abstiene a hacer las cosas sencillas para Stafford y su ofensiva. Es sumamente importante que en estas instancias definitivas, no pretendan ser precursores, sino dar pasos sólidos, tener consistencia. La ofensiva necesita ganar confianza para los momentos en los que el partido requiera concentración y sangre fría

La defensiva de San Francisco puede poner presión con tan solo cuatro jugadores y liberar los LBs a cubrir la zona media del campo, por eso será importante que McVay y sobre todo Stafford puedan marcar el ritmo del juego con el play action. Cam Akers parece estar fresco y no tener problemas de sobrecargas después de no haber jugado en toda la temporada regular y será un factor clave para engañar a la defensiva rival. Si Akers genera yardas por tierra, provocará que el cuerpo de LBs liderado por Fred Warner ponga su atención en el juego terrestre y deje mano a mano a la secundaria, que ya sabemos que puede sufrir y mucho frente a un ataque aéreo como el de Rams.

Por último, pero no menos importante, algo que deberá tener Los Angeles es paciencia, templanza y cuando huela sangre, hurgar en la herida. No pueden darse el lujo de pasar nuevamente por la situación vivida en ronda Divisional que tenían todo para ganarlo cómodamente y se dejaron estar. McVay no debe perdonar a las defensivas rivales. Cuando el rival esté contra las cuerdas, deben atacar con fiereza. 

Nivelar y no perder la cabeza

La defensiva de Los Angeles está dentro de las mejores de toda la liga, no solo por los nombres de Jalen Ramsey, Von Miller y Aaron Donald, sino también y, fundamentalmente, por sus números. Sin ir más lejos, el último domingo tuvieron tres capturas, permitieron solo 50 yardas por tierra y generaron una INT. Es más sencillo decirlo que hacerlo pero Rams necesitará simplemente esto, repetir lo realizado el último domingo si quieren llevarse la victoria.

Si bien el partido llevó a que Tampa tuviera que pasar más el balón, es probable que aún en esa situación, Kyle Shanahan prime la carrera con Elijah Mitchell y Deebo Samuel. Ambos son fundamentales para el éxito de los 49ers hasta el momento. Cuando San Francisco logra establecer la carrera, es difícil frenarlo. Los linieros ejecutan muy bien sus bloqueos y quien acarrea el balón, suele ser muy explosivo. Es por esto que la línea de golpeo será fundamental y tiene que cerrar rápidamente los huecos para que estos elusivos jugadores no exploten una vez que encuentren el gap. 

Suena obvio decir que deben estar concentrados pero eso aplica también para los castigos. Pueden tener un partido perfecto en cuanto a coberturas, cierre de huecos, responsabilidades, etc., pero eso puede quedar completamente opacado por penalidades que generen jugadas gratis o yardas inmerecidas al rival. Los grandes equipos se distinguen por no cometer errores y eso será fundamental.

Efemérides

Sólo una vez se vieron las caras en playoffs, en 1990. En aquella ocasión, también en Finales de Conferencia, 49ers se impuso 30-3 como local. En temporada regular, este año se han enfrentado dos veces por ser rivales divisionales de la NFC Oeste. Ambos fueron triunfos para el equipo de la Bahía; 31-10 en San Francisco en la Semana 9 y 27-24 en Los Ángeles en la Semana 18, que le permitió acceder a playoffs.

Pronostico: San Francisco 49ers 17 - 23 Los Angeles Rams 


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.


Nicolás Trimboli

Nicolás Trimboli

Dentro de No Huddle integro el equipo de Football de Primera, donde les vamos a traer la actualidad de las ligas locales, y participo en Desde el Pocket como columnista. Haber vivido en Estados Unidos me hizo dar cuenta del fanatismo que se vive por la NFL, del cual me contagié de inmediato. Jugador en FAARG y coach en Aztecas (juveniles). Comencé a ver football de casualidad, con un Super Bowl entre Steelers y Bears, y fue Drew Brees, el QB del equipo del que soy hincha, los New Orleans Saints, quien me hizo enamorar del deporte.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Juan Vecchi

Juan Vecchi

Todavía no recuerdo el día que empecé a ver football americano, solo sé que me hice simpatizante de los 49ers porque me gustaba el nombre. Hoy me considero un fanático y todavía me cuesta superar el Super Bowl LIV. Este deporte lo tiene todo: estrategia, intensidad, técnica y jugadas espectaculares. Cualquier amante del deporte debería darle una oportunidad.