Tribet

Lesiones y récords de la Semana 10

Lun 16 Nov, 2020 - 16:13hs
Los Dolphins ganaron su tercer partido con Tua como quarterback titular./Foto: Associated Press.

Con la semana 10 a punto de terminar, todavía queda por jugarse el MNF entre Minnesota y Chicago, desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos de la fecha.

Lesiones

• El tight end de Baltimore, Nick Boyle, se perderá el resto de la temporada, tras sufrir una lesión severa en la rodilla izquierda en el tercer cuarto del partido frente a New England. Ya en la primera mitad, su compañeros Brandon Williams (tobillo) y Terrell Bonds (rodilla) fueron bajas para el equipo de John Harbaugh.

• Los Rams sufrieron ayer algunas bajas de consideración: el tackle ofensivo, Andrew Whitworth, fue puesto en IR con una lesión en la rodilla. Los estudios confirmaron que se desgarró el ligamento medial colateral (MCL) y se lastimó el ligamento cruzado posterior (PCL). Sin embargo, su ligamento cruzado anterior (ACL) no sufrió daños. Whitworth se someterá a una segunda evaluación, y hay optimismo porque pueda regresar al campo de juego antes de que termine la temporada. Por su parte, el safety Taylor Rapp sufrió, según el periodista Tom Pelissero, un esguince en su ligamento medial colateral. Rapp iba a ser sometido a una resonancia magnética y aún no se tienen más detalles. En el caso de Kai Forbath, sufrió una lesión en el tobillo, y tampoco hay más detalles sobre su situación.

• El mariscal de los Saints, Drew Brees, tuvo que abandonar el juego frente a San Francisco por una dolencia en las costillas. Brees se va a realizar una resonancia para determinar la gravedad de la lesión, pero el equipo ya piensa en que el mariscal va a perderse algún tiempo. También resultaron lesionados sus compañeros Tre’Quan Smith (afuera por conmoción), Josh Hill (también afuera por conmoción) y Malcom Brown (pantorrilla)

• El mariscal de los Panthers, Teddy Bridgewater, salió del campo en el último cuarto con una dolencia en la rodilla, y está a la espera de una resonancia para obtener más detalles. Su compañero, el cornerback Donte Jackson, también se lesionó en el dedo gordo del pie (turf toe).

• El guardia de los Giants, Kevin Zeitler, debió abandonar el juego contra Philadelphia por una conmoción.

• El Edge novato de los Bills, A.J. Epenesa, salió del partido contra Arizona a raíz de una conmoción. También quedaron fuera Dane Jackson (rodilla) y John Brown (tobillo).

• El receptor de Detroit, Danny Amendola, se lastimó la cadera en el partido contra Washington. A su vez, Matthew Stafford se va a someter a una prueba de rayos X en su pulgar.

Récords

• Carrera por el MVP: a estas alturas, parece imposible dejar afuera de la conversación a Kyler Murray. Más allá de que el mariscal fue salvado por DeAndre Hopkins en esa última recepción, que parece provenir de otro mundo, Murray está demostrando por qué fue elegido el año pasado con la primera selección. Para empezar, Murray tiene ya 10 touchdowns terrestres en nueve juegos. Es el segundo mariscal en la historia en tener esa marca en las primeras 10 jornadas de una campaña, junto a Johnny Lujack (1950), y es el cuarto mariscal desde 1977 en conseguir 10 touchdowns terrestres (junto a Kordell Stewart, Daunte Culpepper y Cam Newton). A su vez, el mariscal de Arizona lleva ya cinco partidos consecutivos con una anotación por tierra. Solo otros cuatro mariscales tuvieron una racha así de larga, y el último fue Tobin Rote (1956). Murray se suma a Newton como los únicos mariscales en tener al menos 6000 yardas aéreas y 1000 yardas terrestres en los primeros 25 juegos de su carrera, y, a su vez, gracias a ellos, 2020 es la primera temporada en la historia con dos mariscales que consiguieron al menos 9 touchdowns terrestres. La carrera sigue sumando nombres a tener en cuenta y promete ser aún más frenética…

• El rincón de los novatos: Tua Tagovailoa vino, vio y venció… ya tiene tres partidos ganados en tres intentos en su inicio de carrera, y su juego efectivo es una de las razones por la que Miami se afirma cada vez más como un serio candidato a playoffs. Tagovailoa tiene ahora la tercer mayor cantidad de touchdowns (cinco) sin intercepción para un mariscal en el inicio de su carrera. Solo lo superan Case Keenum (siete) y Kyle Allen (seis). Y el mariscal también es el segundo en la historia en tener al menos un touchdown, cero intercepciones y la victoria en los primeros tres duelos de su carrera (el otro en lograrlo es Carson Wentz). Los Dolphins también se beneficiaron del gran juego del novato Salvon Ahmed, quien consiguió 85 yardas terrestres y una anotación. Del otro lado del mostrador, Justin Herbert se convirtió en el primer novato en la historia en conseguir múltiples pases de touchdown en seis partidos consecutivos.

• El rincón de los novatos, segunda parte: y ya que estamos, recordemos por un momento que los pateadores también son personas… y cuando son novatos, se destacan aún más. Tyler Bass, el pateador de Buffalo, está teniendo una gran temporada. Dejando de lado su porcentaje de aciertos (76%, nada mal considerando que es su primer año), contra Arizona tuvo una brillante actuación. Además de convertir tres puntos extra, también consiguió tres goles de campo. Nada sorprendente por ahí. Ahora bien, el gol más largo de su carrera era de 53 yardas… Bass ayer tuvo goles de 54, 57 y 58 yardas. Es el doceavo pateador en tener tres goles de al menos 50 yardas en un partido, pero el primero en conseguirlos en un solo cuarto.

• Otros récords notables: este de hecho es un récord del jueves por la noche. Nyheim Hines tuvo una actuación memorable frente a los Titans, consiguiendo el primer juego de su carrera con al menos 100 yardas de scrimmage y dos touchdowns combinados. ¿Qué es lo memorable? Hines cumplía años ese día. Es la segunda vez desde 1948 en que un jugador consigue esa marca en su cumpleaños (el otro jugador es Samkon Gado, corredor de Green Bay, quien la consiguió en la semana 10 de 2005, contra los Falcons).

• Otros récords notables, segunda parte: los Bucs tuvieron un juego demoledor contra Carolina, consiguiendo 46 puntos tras haber tenido apenas tres contra Nueva Orleans, la sexta vez que dicha ocurrencia se produce desde 1970. Casualmente, Tampa Bay tiene dos de esos seis partidos (victoria por 48-21 contra los Saints, en 2001). 

• Otros récords notables, tercera parte: paso a hablar ahora de actuaciones individuales de Tampa Bay. Más allá de la excelente performance de Tom Brady (28/39, 341 yardas, tres touchdowns aéreos y uno más por tierra), hubo dos jugadores que dejaron su marca. En primer lugar, Ronald Jones tuvo el mejor partido de su corta carrera, consiguiendo 192 yardas y una anotación en apenas 23 acarreos (promedio de 8,3 yardas por acarreo). La nota la dio con su touchdown de 98 yardas. Jones es ahora uno de apenas cuatro jugadores en la historia en tener un acarreo de al menos 98 yardas, junto a Tony Dorsett (1982), Ahman Green (2003) y Derrick Henry (2019). El otro jugador es Mike Evans, quien tiene ya siete touchdowns en la zona roja en la temporada y lidera dicha categoría. Evans es el tercer receptor que consigue al menos siete touchdowns de zona roja en los primeros 10 partidos de una temporada de parte de Tom Brady. Los otros dos jugadores son Rob Gronkowski (2011 y 2012) y Randy Moss (2007).

• Otros récords notables, cuarta parte: vamos a seguir tirándoles flores a los pateadores. Ya se mencionó antes que Bass tuvo una gran fecha. No fue el único pateador con un partido excelente: Matt Prater le dio la victoria a Detroit con un gol de campo de 59 yardas, mientras que Jason Myers estableció el récord de franquicia para Seattle, con un intento de 61 yardas. En resumen, en la jornada del domingo hubo 10 goles de campo de al menos 50 yardas, y cuatro de al menos 55. Ambas marcas están empatadas como la mayor cantidad en un día, según Elias Sports.

• Otros récords notables, quinta parte: para darle un poco más de contexto a la recepción sensacional de DeAndre Hopkins (razón por la que se gana la foto de portada de esta semana), fue el primer Hail Mary exitoso en el último cuarto desde aquella conexión de Aaron Rodgers para Richard Rodgers contra los Lions en 2015. En las últimas 10 temporadas, apenas el 9,7% de los intentos de Hail Mary fueron exitosos. Y un dato más: antes de la jugada, los Cardinals tenían un 8% de chances de ganar el partido, cifra que pasó a ser de un 99% después de la anotación. Esa diferencia de 91% es la segunda mayor en la temporada, solo por detrás de aquél touchdown de Matt Stafford para ganarle el partido a Atlanta en la semana 7.

• El pozo de la vergüenza: poner a Russell Wilson en esta sección debe ser lo más raro que hayan leído en el año, considerando que está todavía metido en la pelea por el MVP. Bueno, lo cierto es que Wilson está pasando por un bajón estadístico totalmente impensado. Contra los Rams tuvo su segundo partido consecutivo con al menos tres pérdidas de pelota (a los cuatro que tuvo contra Buffalo, se le suman los tres ya mencionados), y ya tiene tres partidos con tres turnovers en cuatro juegos. Sus 13 pérdidas son la mayor cantidad para él en los primeros 10 juegos de una temporada. Cuando Wilson no está en su nivel habitual (generalmente muy bueno), a Seattle le cuesta horrores y queda muy en evidencia.

• El pozo de la vergüenza, segunda parte: notable upset para New England, que le ganó un partido totalmente inesperado a los Ravens de John Harbaugh y Lamar Jackson. A Baltimore se le está haciendo notoriamente difícil conseguir remontadas, lo que puede serles particularmente costoso cuando se encuentren jugando en la postemporada. En la era Jackson, los Ravens están 0-6 (incluyendo partidos de playoffs) cuando tienen un déficit de al menos 10 puntos.

• El pozo de la vergüenza, tercera parte: para hablar un poco de un partido que aún no ocurrió, Kirk Cousins está 0-3 contra Chicago desde que está en Minnesota. Los Bears tienen una racha de cuatro victorias consecutivas contra los Vikings. Y, lo que es aún más insólito, Cousins podría extender su marca de 0-9 en el MNF, la mayor racha negativa para un mariscal en su historia.

• NFC Least: Y como no podía ser de otra forma, esta división no para de acumular récords negativos. Tras 10 semanas, los Eagles aún se mantienen como líderes en la división con un récord de 3-5-1. Es el peor récord para un líder de división en los primeros 10 juegos de una temporada, superando la marca de 4-5 de los Saints de 2014. Otro dato que deja de relieve lo malo que es este grupo: todos los equipos tienen al menos un diferencial de -25. La NFC Este tiene un récord de 2-18-1 contra rivales de otras divisiones, la peor marca para una división en 10 jornadas desde 1970. El récord anterior le pertenecía a la AFC Oeste de 1988. Y acá, lo peor: hasta el momento, los Eagles, Giants, Cowboys y los sin nombre de Washington (dicho con cariño) suman 10 victorias en total. Pittsburgh tiene nueve solo por sí mismo…

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet