Tribet

Lesiones y récords de la Semana 13

Lun 7 Dic, 2020 - 17:51hs
El tight end de los Raiders, Darren Waller, quien fue la estrella de los Raiders en su victoria frente a los Jets por 31 a 28. / Foto: Danielle Parhizkaran/NorthJersey.com

Con la semana 13 a punto de terminar, aún faltan jugarse tres partidos, como resultado del reacomodamiento de horarios luego de las postergaciones de la semana previa: Washington-Pittsburgh, Buffalo-San Francisco y Baltimore-Dallas, desde No Huddle te traemos el resumen de las lesiones más importantes y los datos y récords más curiosos que nos dejó la jornada.

Lesiones

  1. Malas noticias para los Colts: Ian Rapoport confirmó que el tackle ofensivo Le’Raven Clark se desgarró el tendón de Aquiles y se perderá lo que queda de la temporada. Clark jugaba en reemplazo de Anthony Castonzo, también ausente por lesión.
  2. Hubo varias lesiones en el partido entre los Bengals y los Dolphins. Por el lado de Cincinnati, Ryan Finley reemplazó a Brandon Allen, que abandonó el juego por una dolencia en el pecho. El tackle izquierdo, Jonah Williams, también se fue con una lesión en la rodilla derecha. El corner Mackensie Alexander fue evaluado por una conmoción. En los Dolphins, fueron bajas Ereck Flowers (tobillo) y Elandon Roberts (pecho).
  3. El cornerback de Nueva Orleans, Patrick Robinson, salió del partido frente a Atlanta a raíz de un golpe en la pierna.
  4. Los Lions sufrieron algunas bajas temprano en el partido contra Chicago: Tyrell Crosby (tobillo), Mike Ford (espalda) y C.J. Moore (tobillo) abandonaron el juego.
  5. El cornerback novato de los Raiders, Damon Arnette, sufrió una conmoción que lo marginó del partido contra los Jets. Es su segundo partido consecutivo en donde sufre dicha lesión. En esa misma jugada, Frank Gore también quedó con una conmoción y no regresó al juego. También fueron bajas para los Jets Greg Van Roten (pie), Bennett Jackson (isquiotibial) y Ashtyn Davis (pie).
  6. Los Eagles no pueden tener un partido sin sufrir bajas: en este caso, los jugadores Davion Taylor (rodilla), T.J. Edwards (isquiotibial), Darius Slay (rodilla) y Jason Peters (pie) se lesionaron. Doug Pederson aseguró que Taylor se perdería algunas semanas. Asimismo, la lesión de Slay no fue seria y podría estar disponible para jugar frente a los Saints. 
  7. Por el lado de los Packers, Jace Sternberger (conmoción), Tyler Ervin (tobillo) y Raven Greene (hombro) debieron salir del partido. Equanimeous St. Brown también fue evaluado por una conmoción.
  8. Por último, los cornerbacks de los Patriots, Jonathan Jones (cuello) y J.C. Jackson (rodilla) abandonaron el partido frente a los Chargers, con lo cual habrá que evaluar su estatus de cara al juego del próximo jueves por la noche frente a los Rams. Por el lado de los Chargers, Joshua Kelley (rodilla) también fue baja.

Récords

Carrera por el MVP

Esta sección hoy va a ser relativamente corta. En un día en donde Russell Wilson (27/43, 263 yardas, touchdown e interepción) tuvo un mal partido y sufrió una derrota a manos de los Giants, y Patrick Mahomes (25/40, 318 yardas, touchdown) jugó de manera discreta y eficiente, quien más terreno ganó fue Aaron Rodgers. Rodgers tuvo otra gran actuación (25/34, 295 yardas, tres touchdowns), y durante el juego alcanzó los 400 pases de anotación. Los consiguió en sus primeros 193 partidos: ningún otro mariscal tiene más touchdowns que él en esa cantidad de juegos. Ah, y ahora Rodgers tiene cinco temporadas de 35 touchdowns, con lo cual es el mariscal con la mayor cantidad de temporadas con 35 anotaciones aéreas en la historia, rompiendo el empate que tenía con Tom Brady, Drew Brees y Peyton Manning, quienes tenían cuatro cada uno. El 1-2 de esta carrera parece definido, salvo que alguno de los otros candidatos tenga un cierre realmente encendido.

El rincón de los novatos

  1. Justin Jefferson sigue marcando récords: junto a Randy Moss, son los únicos novatos en la historia de la franquicia de Minnesota con una temporada debut de 1000 yardas aéreas. Además, Jefferson tiene la segunda mayor cantidad de yardas para un novato en sus primeros 12 juegos (con 1039, solo por detrás de las 1305 de Odell Beckham Jr. en 2014). El receptor de los Vikings superó por poco a Anquan Boldin (1032 yardas en 2003) y a Moss (1014 en 1998). OBJ, Boldin y Moss fueron Novatos Ofensivos del Año, y creo que Jefferson tiene una chance importante para coronarse, al menos si consigue ser mejor que Justin Herbert, Antonio Gibson y Chase Claypool en este último trecho de la temporada. 
  2. Henry Ruggs III venía teniendo un año bastante discreto, y el partido contra los Jets hubiera sido otro más del montón, de no ser por la última jugada. Ruggs consiguió un touchdown de 46 yardas sobre el final para dar vuelta el resultado y brindarle la victoria a los Raiders, que necesitaban ganar para no perder pisada en la carrera por los playoffs.
  3. Pese a la derrota contra New England, Kenneth Murray tuvo una muy buena actuación. El linebacker de los Chargers tuvo 14 tackles totales (12 sin asistencia), dos tackles para pérdida de yardas, una captura (su primera en la liga) y un golpe al mariscal. Murray ya es el líder en tackles de su equipo. Si Los Ángeles hubiera tenido una mejor performance en la temporada, el joven jugador seguramente tendría más oportunidades para ganar el premio al Novato Ofensivo del Año.
  4. Acá hago un mea culpa. Debería haber cubierto en la sección a Jeremy Chinn, quien tuvo un partido superlativo la semana pasada contra Minnesota y se encuentra como uno de los favoritos para ser el Novato Defensivo del Año.

Otros récords notables

  1. Monstruoso partido de Darren Waller, y eso le vale la portada de la semana. El tight end de Las Vegas tuvo 13 recepciones, 200 yardas y dos touchdowns, y fue la principal razón por la que los Raiders ganaron. Waller es el cuarto tight end en la historia en conseguir un partido de 200 yardas y dos touchdowns, junto a Jackie Smith, Rich Caster y Shannon Sharpe. Ah, y ahora Waller y Sharpe son los únicos TEs en las últimas 30 temporadas en conseguir al menos ocho recepciones, 120 yardas y dos touchdowns en la primera mitad de un partido. Le falta un poco más de consistencia, pero ya está ahí entre los mejores en su posición.
  2. Si Waller no hubiera tenido tan destacada performance, la portada habría sido para Davante Adams, quien no para de sumar yardas y touchdowns y consiguió 10 recepciones, 121 yardas y dos touchdowns contra los Eagles. Adams es ahora el noveno jugador en la base de datos de Pro Football Reference en conseguir al menos 75 recepciones y 12 touchdowns en los primeros 12 partidos de una temporada. Además, el receptor de Green Bay se convirtió en el quinto jugador en conseguir al menos 1000 yardas y 12 touchdowns en sus primeros 10 partidos de una campaña. ¿Quiénes son los otros jugadores? Solamente HOFers: Jerry Rice (1986 y 1989), Marvin Harrison (1999), Terrell Owens (2007) y Randy Moss (2007).
  3. Cam Newton está siendo un desastre por aire, pero por tierra la historia es bien diferente. Contra los Chargers consiguió 48 yardas terrestres y otras dos anotaciones, y ya suma 11 touchdowns por tierra en la temporada. Newton ya tiene tres temporadas con 10 anotaciones por tierra, la misma cantidad que todos los demás mariscales desde 1980. Además, este fue el cuarto partido con múltiples touchdowns terrestres en la temporada para Newton. Es el primer mariscal en la historia en conseguir esta marca. Por último, es el primer mariscal, al menos en la base de datos de Pro Football Reference, en conseguir 10 partidos con múltiples touchdowns por tierra.
  4. La victoria de los Patriots también le dejó un par de estadísticas a Bill Belichick: para empezar, es ahora el único HC en la historia en conseguir victorias en 50 estadios distintos (contando playoffs). Además, con el partido contra los Chargers, Belichick ya suma cuatro triunfos de al menos 45 puntos en su haber, la mayor cantidad para un HC en la era del Super Bowl, empatando la marca de Tom Landry, otro legendario entrenador en jefe.
  5. La temporada de los Browns, pase lo que pase al final, no deja de ser brillante. Pasaron por arriba a los Titans y completaron la barrida a la AFC Sur. Es la primera vez que barren a una división desde 1988 (en aquella oportunidad fue la NFC Este). Cleveland anotó ayer 38 puntos en la primera mitad, la mayor cantidad de puntos en una primera mitad en la historia de la franquicia. Baker Mayfield consiguió su segundo partido del año con cuatro touchdowns en una mitad, mientras que nadie consiguió tener aunque sea un solo partido de dichas características en esta temporada. Mayfield es ahora el único mariscal activo en no lanzar una intercepción en sus últimos 150 intentos de pase. Ah, y por si fuera poco, Cleveland aseguró su primera temporada ganadora desde 2007, cuando terminaron con marca de 10-6.
  6. Muchos pensaban que Taysom Hill no sería un mariscal a la altura de los demás titulares de la liga. Sin embargo, después de otra buena actuación (27/37, 232 yardas, dos touchdowns; 83 yardas terrestres). En tres inicios de Hill en el equipo, los Saints ganaron los tres partidos. Sin embargo, eso dice mucho más de lo bueno que es el plantel: desde el inicio de 2019, los Saints están 15-5 con Brees al mando, mientras que, cuando Brees no está, Nueva Orleans tiene un perfecto 8-0.
  7. Kickers are people too: Younghoe Koo, el mejor pateador de esta temporada, tiene ya siete juegos con al menos tres goles de campo. Ninguno de los otros pateadores tiene más de cinco. Atlanta parece haber encontrado oro con este jugador.

El pozo de la vergüenza

  1. Los Jets volvieron a perder de la forma más Jets que podían encontrar: ganándolo y luego siendo quemados en la última jugada del partido (de manera totalmente alevosa, dicen las malas lenguas) para un touchdown largo del ya mencionado Henry Ruggs III. El equipo de Nueva York ahora está 0-12, y mantiene el liderato en la carrera por Trevor Lawrence. Ahora, ¿cuán malos son estos Jets, comparados con otros grandes equipos malos de la historia? Deberemos esperar al final de la temporada para hacer el análisis fino. La franquicia incluso tiene otro equipo casi tan perdedor en su historia, el de 1996, que terminó 1-15. Sin embargo, creo que el plantel de esta temporada los supera por lejos. Tomemos estos dos datos: para empezar, el plantel de 1996 perdió 8 juegos antes de ganar su primero (y único de la temporada), lo que muestra que estos Jets están batiendo récords de mediocridad semana a semana. Además, el diferencial de los Jets del 2020 (-173) es igual de malo que el diferencial combinado de los Jaguars (-101) y de los Lions (-72), y, a falta de cuatro fechas, puede ser aún peor que el diferencial del equipo de 1996 (-175).
  2. Los Chargers finalmente quedaron eliminados de la postemporada. Fue un partido plagado de errores por doquier, en donde Bill Belichick terminó con su sufrimiento, aunque de la peor manera posible: sus Patriots les propinaron una paliza (con blanqueada incluida) por 45 a 0. Fue la peor derrota de la historia de la franquicia, superando al 49-6 conseguido por los Chiefs allá por 1964 (cuando ambos equipos formaban parte de la AFL). Y no solo eso: la blanqueada a los Chargers es la peor sufrida por un equipo local desde que los Browns le ganaron a los Steelers 51-0 en el viejo Three Rivers Stadium (antecesor del Heinz Field), en 1989. Imagino que lo único bueno que trae la derrota es que debería asegurar la salida de Anthony Lynn del equipo, aún si no se termina de materializar en los próximos días
  3. Cuando un candidato a playoffs pierde, suele generar algo de ruido en el ambiente. Sin embargo, cuando pierde contra un equipo con récord negativo, es algo aún mayor, y esto le acaba de pasar a los Seahawks. El caso de los Giants es algo anecdótico, porque tienen récord negativo, y aun así están en carrera para clasificar a playoffs, cortesía de la célebre NFC Este. En un duelo de punteros, el equipo de Joe Judge prevaleció sobre Seattle por 17 a 12. Antes de la fecha, la NFC Este estaba 1-15 en partidos jugados contra rivales con récord positivo (la única victoria había sido la de los Eagles contra los Niners en la semana 4). Pero lo realmente insólito es que los Giants ganaron con Colt McCoy de mariscal. La última vez que un equipo había vencido en un juego con McCoy al mando fue el 27 de octubre de 2014, cuando Washington le ganó de visitante a los Cowboys de Tony Romo. Ese partido se jugó un lunes. La última victoria de McCoy en un domingo había sido el 20 de noviembre de 2011… hace ya más de 9 años.

NFC Least

Ya cubrimos a los Giants en la sección anterior, y resta hablar un poco de los Eagles. Contra los Packers vimos por primera vez a Jalen Hurts con tiempo extendido. Sus estadísticas no fueron las mejores (5/14, 109 yardas, touchdown e intercepción), mientras que Carson Wentz (6/15, 79 yardas) no tuvo mejor suerte… aunque al menos no regaló la pelota. Philadelphia tiene ahora marca de 3-8-1, y sus oportunidades de clasificar se van acabando. Es la primera vez que los Eagles ganan apenas 3 partidos en 12 fechas desde 2012, la última temporada con Andy Reid al mando del equipo. Washington y Dallas aún tienen sus partidos pendientes, así que se salvan… al menos por ahora.

La información estadística fue extraída de NFL Research, Elias Sports Bureau, ESPN Stats & Info, Pro Football Reference y CBS Sports.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet